Netanyahu de Israel entrega al Papa Francisco libro sobre la Inquisición. ¿Viene más persecución?

Netanyahu de Israel entrega al Papa Francisco libro sobre la Inquisición. ¿Viene más persecución?

COGwriter

El Primer Ministro de Israel entregó al Papa Francisco un libro cuando ellos se reunieron el lunes:

El Primer Ministro israelí Benjamin Netanyahu ha entregado al Papa Francisco un libro acerca de la Inquisición en España que fue escrito por su finado padre.

Netanyahu presentó una traducción al español del libro de 1995, “Los Orígenes de la Inquisición”, a Francisco durante su audiencia privada de 25 minutos el lunes.

El padre de Netanyahu, Ben-Zion Netanyahu, fue un historiador israelí quien murió el año pasado. Un activista sionista que se opuso a la división de Palestina entre árabes y judíos, él fue mejor conocido en los círculos académicos por su investigación sobre la inquisición medieval de la Iglesia Católica contra los judíos de España. http://abcnews.go.com/International/wireStory/netanyahu-pope-book-father-inquisition-21067788

Me gustaría agregar aquí que no fue sólo contra los reales judíos en España, sino contra cristianos que tenían prácticas que la Iglesia de Roma consideraba que eran judías. La Inquisición fue también contra todo el que se opusiera a la Iglesia de Roma, lo que incluiría a todos los que verdaderamente estaban en la Iglesia de Dios.

Atrás en 1968, la antigua WCG publicó:

La infame INQUISICIÓN fue establecida entonces para completar el trabajo eliminando las objeciones religiosas. Una bula papal decretó severo castigo contra cualquier persona que se sospechara de simpatizar incluso con los “herejes”. Confiscaciones, encarcelamientos, quemas y toda forma imaginable de persecución continuó por más de cien años. Miles murieron. En la sola ciudad de Montsegur, 200 personas fueron quemadas en un día…

Gregorio IX emitió otra bula contra los Valdenses en 1231. De 1231 a 1233 una persecución general hizo estragos en Alemania, acortando la Obra en Holanda. Para 1235, la persecución a gran escala comenzó en Milán, asiento original de los Valdenses Lombardos. El arzobispo “arrasó su escuela” –aparentemente el Colegio– pero DEJÓ LIBRE AL PUEBLO! En el lado francés de los Alpes, la muerte y las quemas alcanzaron el Valle Louise en 1238. (LECCIÓN 51 (1968) CURSO BÍBLICO POR CORRESPONDENCIA DEL COLEGIO AMBASSADOR. “Y la mujer huyó al desierto, en donde ella tenía un lugar…” Apoc. 12: 6).

Un erudito Protestante anotó:

El siguiente gran paso en el establecimiento de la Inquisición fue tomado por Inocencio III…En el Oeste, el mismo papa lanzó una “Cruzada” contra los Cátaros, Albigenses, del Sur de Francia en 1208…En el siglo segundo de la era cristiana, la mayoría de los cristianos rehusaron tomar las armas por completo…Un milenio más tarde, los cristianos no sólo estaban luchando para la iglesia contra los “infieles” que habían conquistado antiguas tierras bíblics, sino contra otros cristianos, herejes, que sólo pedían poder vivir en paz en su ancestral suelo… No importa qué tan temible fuera el uso de la violencia contra los dualistas Albigenses, debe reconocerse que su herejía es incompatible con el cristianismo, ciertamente con la religión bíblica como tal…Quizás para los papas medievales el factor crucial que hizo que ellos condenaran a los disidentes fue realmente el rechazo de los disidentes de la autoridad papal (Brown HOJ. Herejías: Herejía y Ortodoxia en la Historia de la Iglesia. Hendrickson Publishers, Peabody (MA), 1988, p. 260-261).

Note que el erudito protestante parece sentir que matar Cátaros y Albigenses que simplemente querían vivir en paz (pero no eran trinitarios greco-romanos) es más compatible con el “cristianismo” católico/protestante que ser fieles a las enseñanzas de Cristo y de los primeros cristianos quienes estaban contra la guerra. ¿Fueron los reales herejes quienes eran fieles a las enseñanzas del Nuevo Testamento contra la guerra o aquellos que cambiaron aquellas enseñanzas y mataban?

Y desde el lado católico, note algo de lo que el Canon 3 del Cuarto Concilio Laterano decretó:

Las autoridades seculares, en cualquier oficio en que estén, serán advertidas e inducidas y si fuere necesario obligadas por censura eclesiástica, que en cuanto ellas quieran ser consideradas y contadas entre los fieles, así como para la defensa de la fe ellas deben públicamente tomar un juramento de que se esforzarán de buena fe y con lo mejor de su habilidad para exterminar en los territorios sujetos a su jurisdicción a todos los herejes señalados por la Iglesia; así que dondequiera que alguno haya asumido autoridad, sea espiritual o temporal, esté sujeto a confirmar este decreto por juramento. (Doceavo Concilio Ecuménico: Laterano IV 115, Canon 3. De H.J. Schoreder, Decretos disciplinarios de los Concilios Generales: Texto, Traducción y Comentario, (St. Louis: B. Herder, 1937). pp 236-296, como citado en: Medieval Sourcebook. http://www.fordham.edu/halsall/basis/lateran4.htmlviewed 04/08/10).

Por lo tanto, la persecución ha sido justificada por muchos greco-romanos.

Posteriormente, la famosa inquisición, también en el sur de Francia, comenzó en serio en 1231/1233 cuando el Papa Gregorio IX encargó a la orden de los Dominicos borrar a los Cátaros (significando su nombre Puritanos, y de aquí es de donde se desarrollaron los Puritanos) y otros a quienes ellos consideraban ser herejes.

Profetas ortodoxos y escritores también han tomado posiciones contra aquellos con prácticas originales judeo-cristianas. Un ejemplo sería una visión de 1249 D.C. del “Bendecido Hieronymus Agathaghelos” quien decía que “las blasfemas de los Sabatarios han manchado y ensuciado por muchos siglos” (Citado en Tzima Otto, p. 135; La propia Dra. Otto se refiere a aquellos con creencias Nazarenas/judeo-cristianas como “cristianos traidores” en la p. 240) -Hieronymus Agathaghelos también predijo su ejecución pública (Tzima Otto, 134, 135, 240).

Hay una larga historia de líderes de la iglesia greco-romana intentando eliminar a aquellos que tomaban parte de, o eran simpatizantes de, la Iglesia de Dios.

Los Albigenses fueron condenados por varios concilios. Y uno, el Concilio de Albi (a veces deletreado Alby) en 1254 aparentemente afirmó:

Ellos tienen sabor de judaísmo…ellos observan el sabbath judío, pero dicen que el santo día Domingo no es mejor que ningún otro día; que sean malditos (Citado en Davis, Tamar. Una Historia General de las Iglesias Sabatarias. 1851; reimpreso 1995 por Commonwealth Publishing, Salt Lake City, p 64).

Note lo que un anterior sacerdote Católico Romano informó:

Ha sido reconocido que en la última y más salvaje persecución bajo el Emperador Diocleciano perecieron cerca de dos mil cristianos, en todo el mundo. En el primer incidente de la cruzada del Papa Inocencio fueron asesinadas un número de personas diez veces mayor. No todos eran Albigenses. Causa impresión descubrir que, de golpe, un Papa mató a muchos más cristianos que Diocleciano. (De Rosa, Peter. Vicarios de Cristo. Poolberg Press, Dublin, 2000, pp 160-161).

(Toda la persecución que el Emperador romano Diocleciano desencadenó duró de 303-313 D.C.; la inquisición-persecucin que Inocencio III desencadenó duró cientos de años.)

La Enciclopedia Católica anota esto acerca de sus inquisidores:

Bernard Guidonis

Inquisidor de Tolosa contra los Albigenses y Obispo de Lodève, n. en Royères (Limousin) en 1261, m. en Lauroux (Hérault), diciembre 30, 1331. Él fue uno de los más prolíficos escritores de la Edad Media.

Aquí están algunas de las creencias que él encontró que mantenían aquellos a quienes él persiguió:

No obstante, debería llamar la atención el hecho de que entre los Beguinos se encontraron algunos que conocían, aceptaban y creían muchos o todos los errores listados abajo. Estos están más empapados y endurecidos en ellos. Otros pueden decir menos acerca de estos errores sin embargo a veces se encontró que estaban peor en mantenerlos y en creer en ellos que los otros. Otros todavía han escuchado o recuerdan menos y ponen atención a razones válidas y consejos más sanos. Otros obstinadamente persisten y rehusan retractarse, prefiriendo morir que abjurar de sus errores, diciendo que este asunto que ellos defienden es la verdad del evangelio, la vida de Cristo, y la pobreza evangélica y apostólica…

De nuevo, ellos dicen que los prelados e inquisidores que los juzgaron a ellos y los condenaron a ellos como herejes –y ciertamente todos aquellos que consintieron o ahora consienten a sabiendas en sus condenas–se han hecho por esta acción herejes (si ellos perseveran en eso), y por esta acción han perdido el poder eclesiástico para atar, desatar y administrar los sacramentos eclesiásticos…

De nuevo, ellos dicen que los prelados y miembros de las órdenes religiosas cuyo vestido es demasiado abundante o demasiado costoso viola la perfección del evangelio y el precepto de Cristo, en conformidad más bien con el precepto del Anticristo. Tales clérigos que van por ahí en modas pomposas son de la familia del Anticristo…

De nuevo, ellos dicen que ellos no están obligados a tomar juramentos, ni que ellos deberían revelar bajo juramento los nombres de sus compañeros creyentes, cómplices y asociados, porque, como ellos dicen, esto sería violar el mandamiento de amarse unos a otros y estaría por el contrario dañando al prójimo…

Ellos dicen que la iglesia carnal (por lo cual ellos quieren decir la Iglesia romana como existe, no sólo en la ciudad de Roma, sino por todas partes en toda el área bajo la jurisdicción de Roma) es Babilonia, la gran ramera de la que Juan habló en el Apocalipsis. Así ellos aplican estos pasajes a la Iglesia de Roma y le atribuyen a la iglesia todos las malas cosas escritas allí, tales como que está ebria con la sangre de los mártires de Jesucristo…

De nuevo, ellos distinguen entre dos iglesias, la iglesia carnal que ellos dicen que es la Iglesia de Roma que contiene la multitud de los reprobados, y la iglesia espiritual que contiene aquellas personas descritas como espirituales y evangélicas, quienes emulan la vida de Cristo y los apóstoles. Ellos dicen que esta última es su iglesia…

De nuevo, algunos de ellos dicen que sobre estos individuos espiritual y evangélicamente elegidos a través de quienes una espiritual y benigna iglesia será fundada en el séptimo y último período, será derramado el Espíritu Santo en mayor o al menos igual abundancia que sobre los apóstoles, los discípulos de Jesucristo, en el día de Pentecostés durante el tiempo de la iglesia primitiva. Y ellos dicen que el Espíritu Santo descenderá sobre ellos como llama de fuego en un horno, y ellos tomarán esto como que significa que, no sólo sus almas estarán llenas con el Espíritu Santo, sino que el Espíritu Santo vivirá en sus cuerpos también…

De nuevo, ellos dicen que hay un doble Anticristo, uno espiritual o místico y el otro el real, el mayor Anticristo…

De nuevo, ellos dicen que tanto en el tiempo de persecución por el Anticristo y en ese de la predicha guerra física los cristianos estarán tan afligidos que, desesperando, ellos dirán, “Si Cristo fuera Dios, él no permitiría que los cristianos sufrieran tanto y tan intenso mal”. Desesperando así, ellos apostatarán de la fe y morirán. Pero Dios ocultará a los individuos elegidos espiritualmente de manera que ellos no puedan ser encontrados por el Anticristo y sus ministros. Entonces la iglesia será reducida al mismo tamaño de la iglesia primitiva cuando fue fundada primero…

De nuevo, ellos dicen que después de la muerte del Anticristo estos individuos espirituales convertirán al mundo entero a la fe de Cristo; y todo el mundo será tan bueno y benigno que no habrá malicia o pecado en la gente de ese período, excepto quizás por pecados veniales en unos pocos de ellos; y todas las cosas serán comunes en cuanto concierne a su uso; y no habrá uno que ofenda más a otro o que aliente a otro a pecar. Pues habrá el mayor amor entre ellos, y habrá un rebaño y un pastor.

De acuerdo a algunos de ellos este período y condición durará por mil años. Entonces, cuando falte el amor, la malicia regresará y lentamente se incrementará hasta que Cristo sea, como si fuera, obligado a venir en juicio universal a causa de ello.

De nuevo, estas insanas herejías claman contra el Señor Papa, el vicario de Jesucristo, llamándolo a él Anticristo místico, precursor del mayor Anticristo, preparando el camino para su vida (BERNARD GUIDONIS: MANUAL DEL INQUISIDOR, capítulo 5. Traducido por David Burr, Departamento de Historia, Virgina Tech, Blacksburg, VA. http://phi.kenyon.edu/Projects/Margin/inquisit.htm 04/09/07).

Debería anotarse que los Albigenses y Valdenses fueron arrestados a veces con los Beguinos. Ahora aunque la mayoría de los que fueron muertos en la Inquisición no estaban en la Iglesia de Dios, ni lo estaban los Beguinos Franciscanos, es obvio que doctrinas de la Iglesia de Dios tales como que los ministros no deberían vestirse como los clérigos romanos, que los cristianos no deberían prestar juramentos, y que Dios ofrecerá la salvación a todos, fueron claramente condenadas por los católicos romanos durante el tiempo de Tiátira.

Antes de ir más allá, es raro que Bernard Guidonis considerara a los herejes como insanos por clamar contra el papa por su permisión de la tortura. Él obviamente sabía de las torturas que él y sus compañeros inquisidores infligían a la gente:

Note dos breves relatos de tendencia Protestante sobre la Inquisición:

tortura…Que ella fuera usada por a Inquisición era un asunto de rutina, pues el crimen de la herejía era a menudo peculiarmente difícil de probar; la confesión se buscaba en todos los casos y, desde la mitad del siglo trece, el empleo habitual de la tortura por el Santo Oficio había sido el factor más eficiente en expandir su uso a través de todo el cristianismo…En Aragón, Pefia nos dice que, si bien estaba prohibida en la jurisprudencia secular, era libremente permitida en asuntos de fe (Lea HC. Una historia de la Inquisición en España, volumen 3. The Macmillan company,1922. Original de Harvard University. Digitized, Apr 11, 2008, p. 2).

Ahora cualquiera de los Papas podía haber parado la horrible Inquisición por meramente estampar su nombre y sello en un pedazo de papel. Pero ¿Lo hicieron ellos? No. Algunos de los papas que hoy son aclamados como “grandes” por la Iglesia Romana, vivieron y prosperaron durante aquellos sangrientos días. Ninguno de ellos hizo un serio intento por abrir las puertas de los calabozos, para detener la matanza de las espadas chorreantes, o para apagar los fuegos asesinos que oscurecieron los cielos de Europa por décadas. Y ahora yo le pregunto a usted: ¿Podría tal sistema que instituyó esta horrible Inquisición de las edades oscuras ser la verdadera Iglesia? (Woodrow R. Babylon Mystery Religion. Ralph Woodrow Evangelistic Association, 1998, p. 110)

¿Piensa alguno que la tortura es lo que aconsejaba Jesús?

Note también lo siguiente puesto que señala que la mayoría de los “judíos” que supuestamente mataban no eran judíos reales sino guardadores del sábado:

“De los muchos que fueron quemados y destruidos de otra manera por judaísmo” observa un autor español del siglo dieciséis, “no es probable que una décima parte de ellos fuese de la raza de Israel, sino herejes, quienes, por persistir en decir que la ley de Moisés todavía era vinculante, fueron acusados de prácticas judías, tales como la circuncisión y el sabatizar, todos los cuales fueron encontrados uniformemente culpables de esto último” (Citado en Davis, Tamar. Una Historia General de las Iglesias Sabatarias. 1851; reimpreso 1995 por Commonwealth Publishing, Salt Lake City, p. 88).

Note que era la supuesta práctica judía de guardar el Sabbath, y no la circuncisión, de lo que ellos uniformemente fueron encontrados culpables (los judíos siempre habrían sido encontrados “culpables” de circuncisión, mientras no todos los que profesan a Cristo participarían en esa práctica).

Esto realmente pareció indisponer a un inquisidor llamado Gregorio. Note el siguiente relato:

En el 14 de septiembre, 1492, cerca de treinta personas fueron llevadas a los calabozos de la inquisición de Tolosa bajo un cargo de judaísmo\u2026 Entre ellos estaba Antonio Ferrar, quien había sido un pastor o profesor en la iglesia sabataria de esa ciudad. Después de permanecer en prisión diez días él recibió una visita de un monje italiano llamado Gregorio\u2026

Greg.\u2013Pero Antonio, usted debe ser un mentiroso y engañador, pues yo he sido informado con credibilidad de que usted mismo, y todos sus amigos, eran de la maldita raza de Israel.

An.\u2013Es falso, nosotros somos honestos franceses, y cristianos, seguidores de Jesús.

Greg.\u2013No! sino que ustedes eran judíos, pues en lugar de bautizar a sus niños, ustedes han circuncidado a todos los de sexo masculino.

An.\u2013Usted está muy equivocado de acusarnos de esa práctica; pues es algo de lo que nosotros somos completamente inocentes.

Greg.\u2013Hey! Entonces ustedes bautizan a sus niños?

An.\u2013Nosotros no, ni los circuncidamos.

Greg.\u2013No obstante, ustedes deben ser judíos, puesto que ustedes dicen que la ley de Moisés todavía está en vigencia.

An.\u2013Nosotros decimos que los diez mandamientos todavía están vigentes.

Greg.\u2013Sí, y en lugar de observar los festivales de la Santa Iglesia, y honrar el santo día del Señor, en el cual él se levantó de la muert, ustedes están acostumbrados a reunirse para adorar en el antiguo Sabbath, o sábado.

An.\u2013Nosotros descansamos, de veras, y atendemos la adoración divina en el séptimo día, tal como Dios ordenó\u2026

Antonio, con sus asociados en desgracia, fue subsecuentemente quemado en la plaza de mercado en Tolosa, y todos murieron orando a Dios para que ellos fuesen dignos de sufrir por su nombre (Citado en Davis, Tamar. Una Historia General de las Iglesias Sabatarias, 1851; reimpreso en 1995 por Commonwealth Publishing, Salt Lake City, pp. 87-88).

Las persecuciones no se han acabado. Y van a venir unas más intensas.

El Libro de Daniel muestra que va a venir una persecución en dos partes (yo añadí la a y la b abajo para hacer énfasis):

25 a Él hablará palabras pomposas contra el Más Santo, perseguirá a los santos del Más Santo, e intentará cambiar los tiempos y la ley. Entonces los santos serán entregados en su mano b por un tiempo y tiempos y medio tiempo. (Daniel 7: 25)

Primero que todo (a), él perseguirá a algunos de los santos, lo que es consistente con lo que Jesús dijo que iba a venir:

9 “Entonces ellos los entregarán a ustedes en tribulación y los matarán, y ustedes serán odiados por todas las naciones por causa de Mi nombre. 10 Y entonces muchos estarán ofendidos, se traicionarán unos a otros, y se odiarán unos a otros. 11 Entonces muchos falsos profetas surgirán y engañarán a muchos. 12 Y porque abundará la iniquidad, el amor de muchos se enfriará. 13 Pero el que perdure hasta el fin se salvará. 14 Y este evangelio del reino será predicado en todo el mundo como un testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin. (Mateo 24: 9-14).

Mucho de lo anterior afectará a los cristianos filadelfinos (cf. Apocalipsis 12: 13), pero ellos serán protegidos después (Apocalipsis 3: 8-10) en el desierto por un tiempo, tiempos, y medio tiempo (Apocalipsis 12: 14-16, ver también Hay un lugar de seguridad para los Filadelfinos. ¿Por qué puede ser Petra?). Parte de por qué ellos serán perseguidos es por proclamar el evangelio del reino y probablemente también por identificar al próximo Rey del Norte, quien no deseará ser identificado de esa forma. Esto probablemente resultará en que vengan restricciones de Internet y otras sobre la Iglesia de Dios de parte del mundo (cf. Amós 8: 11-12).

Segundo (b), el remanente de los santos será entregado en su mano por un tiempo, tiempos, y medio tiempo. Esta es la porción de la COG, los no filadelfinos, quienes NO son protegidos en el desierto puesto que Apocalipsis 12: 17 muestra esta separación:

17 Y el dragón se enfureció con la muer, y él fue a hacer guerra con el resto de su descendencia, quienes guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo. (Apocalipsis 12: 17).

Aunque muchos en la Iglesia de Dios han experimentado persecución social y económica en su caminar con Cristo, severa persecución futura, comenzando primero con el remanente de Filadelfia de los Cristianos, se espera. La famosa Inquisición debería servir como una advertencia de lo que aquellos que dicen que apoyan a la Iglesia de Roma harán.

A pesar de que el Primer Ministro Netanyahu le dé al Papa Francisco un libro que escribió su padre acerca de la Inquisición española, esto no cambiará el hecho de que va a venir más persecución.

Posted in Enseñanzas, Español
Acerca de la CCOG
La Continuación de la Iglesia de Dios, que intenta representar al remanente más fiel de la porción de Filadelfia (Apocalipsis 3: 7) de la Iglesia de Dios, basa sus creencias en la Sagrada Biblia. Lea la Declaración de Creencias de la CCOG para más información Declaración de las Doctrinas de la Continuación de la Iglesia de Dios.