Lección 12c: ¿Puede Dios preservar Su Libro?

CURSO DE ESTUDIO DE LA BIBLIA

 

Lección 12c: ¿Puede Dios preservar Su Libro?

Bob Thiel, Editor en jefe

Publicado 2017 por la Continuación de la Iglesia de Dios

Este curso está altamente basado en el curso de correspondencia personal desarrollado en 1954 bajo la dirección del finado C. Paul Meredith en la antigua Radio Iglesia de dios. Si bien mucho del escrito original ha sido conservado, él ha sido puesto al día para el siglo 21 y contiene más referencias escriturales, como también información y preguntas que no estaban en el curso original. A menos que se anote otra cosa, las referencias escriturales son a la NKJV, copyrigth Thomas Nelson Publishing, usada con permiso. La Versión del Rey Jaime (KJV), a veces referida como la Versión Autorizada, es usada a menudo también. Adicionalmente, traducciones aprobadas por los Católicos, tales como la Nueva Biblia de Jerusalén (NJB) son a veces usadas como también otras traducciones.

Nota: Esta lección en particular era tan larga en el original, que ella requirió ser dividida en cuatro partes puesto que era más larga que dos ediciones de tamaño regular de esta revista. La próxima parte, 12d, está planeada para la siguiente edición de esta revista.

¿Puede Dios preservar Su Libro?

Los críticos hoy cuestionan la exactitud de las copias de la Biblia en sus lenguas originales hebrea y griega. ¿Podemos estar seguros de que la Biblia no ha sido corrompida? ¿Cómo podemos 39 nosotros saber que ella todavía es la REVELACIÓN de Dios para el hombre? ¿Ha sido ella tan cambiada y corrompida por el mito desde el escrito original como para ser altamente dudosa, si no es que completamente alterada?

Nosotros debemos entender las respuestas a estas preguntas antes de que nosotros podamos realmente reconocer a la Biblia como el fundamento de la verdad.

Aquí están los hechos:

por años los críticos dijeron que la Biblia hebrea no tenía ninguna autoridad. “Una última y alterada forma de los primeros escritos hebreos”, decían ellos!

Entonces llegó el año de 1947.

En el verano del ’47 una pura coincidencia llevó al descubrimiento de los más viejos manuscritos de la Biblia conocidos hasta ahora. Entre una colección de obras literarias encontradas en una caverna en Wadi Qumran en el lado norte del Mar Muerto, fue encontrado un rollo de cuero de 23 pies que contenía el texto completo del libro de Isaías en hebreo! El examen por expertos del documento reveló más allá de toda duda que este texto de Isaías databa de alrededor de 100 A.C.

Esta COPIA de Isaías, ahora de casi 2000 años, llamada el Gran rollo de Isaías, es prueba única de la confiabilidad de las Sagradas Escrituras que han sido entregadas a nosotros. El texto en todo lo fundamental ESTÁ DE ACUERDO con lo que nosotros tenemos en nuestras BIBLIAS DE LOS ACTUALES DÍAS! La única diferencia son cambios menores de deletreo y palabras mal colocadas, cambios que representan la falta de cuidado de escribas no oficiales que copiaron el texto del libro de Isaías.

En otras palabras, el presente texto Masorético hebreo, que es una continuación del Antiguo Testamento hebreo oficial, es muy superior en preservación a la copia no oficial de Isaías hecha hace 2000 años. Adicionalmente, nosotros tenemos el maravilloso conocimiento de que el antiguo rollo de Isaías, justo como las copias impresas de Isaías en cualquier Biblia de los días modernos, sea en hebreo, griego, inglés, o alemán, tienen los MISMOS 66 CAPÍTULOS del texto de nuestros presentes días.

Hasta este hallazgo, el Manuscrito más viejo y completo en hebreo era el Codex Petropolitanus, que data de alrededor de 916 A.C. Esto prueba cuán exactos han sido los judíos al copiar, generación tras generación, los libros del Antiguo Testamento. ¿CÓMO PUEDE ALGUIEN NEGAR QUE DIOS ESTÁ DANDO PROTECCIÓN DIVINA AL LIBRO QUE CONTIENE SUS MANDAMIENTOS Y REVELACIONES PARA EL HOMBRE!

Entre 1947 y 1955 manuscritos adicionales fueron localizados en otras cavernas cerca del Mar Muerto. En estos rollos había 19 libros del Antiguo Testamento – todos narrando el mismo relato como el Manuscrito de Isaías! Al menos 10 cavernas con materiales fueron localizadas.

Note lo siguiente que fue encontrado en la Caverna 1 y en la Caverna 2 de acuerdo a BiblicalArchaelogy.org:

Contenidos encontrados en la Caverna 1

1Q1: Génesis

1Q2: Éxodo

1Q3: Paleo-Levítico

1Q4: Deuteronomio

1Q5: Deuteronomio

1Q6: Jueces 1Q7: Samuel

Gran Rollo de Isaías

1QIsa: Rollo de Isaías

1Q8: Isaías

1Q9: Ezequiel

1Q10: Salmos

1Q11: Salmos

1Q12: Salmos

1Q13: Filacteria

1Q14: Pesher Miquea

1QpHab: Pesher Habacuc

1Q15: Pesher Sofonías

1Q16: Pesher Salmos

Contenidos encontrados en la Caverna 2:

2Q1: Génesis

2Q2: Éxodo

2Q3: Éxodo

2Q4: Éxodo

2Q5: Paleo-Levítico

2Q6: Números

2Q7: Números

2Q8: Números

2Q9: Números

2Q10: Deuteronomio

2Q11: Deuteronomio

2Q12: Deuteronomio

2Q13: Jeremías

2Q14: Salmos

2Q15: Job

2Q16: Ruth

2Q16: Ruth

¿Quién ha preservado la Biblia?

¿A través de quién ha preservado Dios Su autorizada Palabra escrita de manera exacta?

Jesús dijo: “el cielo y la tierra pasarán, pero ni una jota ni una tilde de la ley por ningún medio pasará hasta que sea cumplido” (Mateo 5: 18). ¿Ha ocurrido esto? ¿Estaba Jesús en lo correcto? O se ha perdido y corrompido la Ley – el Antiguo Testamento – sin esperanza?

Lucas cita a Jesús diciendo: “Y es más fácil que el cielo y la tierra pasen a que una tilde de la ley falle” (Lucas 16: 17). Los críticos modernos asumen que Jesús estaba equivocado. Ellos piensan que el Antiguo Testamento no ha sido exactamente preservado. Pero ellos están equivocados!

1. ¿Ha sido la Biblia corrompida sin esperanza? ¿Podemos nosotros acaso estar seguros de que las palabras de Jesús fueron realmente? Mateo 24: 35, KJV; Marcos 13: 31, KJV y Lucas 21: 33, KJV.

COMENTARIO: ¡Qué palabras esas! – “Los cielos y la tierra pasarán, pero MIS PALABRAS NO PASARÁN”!

Las palabras de Jesús – las propias palabras registradas por los apóstoles en el Nuevo Testamento – NO pasarán!

Por supuesto los CRÍTICOS MODERNOS prefieren pensar de Jesús como diciendo:

“Los cielos y la tierra NO PUEDEN PASAR, pero mis palabras PASARÁN!”. Pero estos críticos están equivocados! Jesús está en lo correcto. Sus palabras no han pasado. Los críticos meramente no han estado dispuestos a buscar Sus palabras en donde Él dijo que ellas podían ser encontradas! Ellos, en su lugar, han buscado en otra parte de manera que ellos NO encontrarían las palabras de Jesús.

Note dónde debemos buscar por el texto autorizado del Antiguo Testamento. Léalo de la Versión Revisada Estándar que los propios críticos modernos han traducido ellos mismos: “¿Entonces qué ventaja tiene el judío?

Sí, ¿Qué deber especial dio Dios a los judíos? Note:

“Mucho en todas formas. Para comenzar, A LOS JUDÍOS LES ESTÁN CONFIADOS LOS ORÁCULOS DE DIOS. ¿Qué si algunos fueron infieles? ¿Anula su infidelidad la fidelidad de Dios? De ninguna manera! Sea Dios verídico y todo hombre falso, como está escrito, ‘Que Tu puedas ser justificado en Tus PALABRAS …” (Romanos 3: 1-4, RSV)

2. ¿A quiénes fueron encomendados los ORÁCULOS de Dios, el registro escrito de la revelación de Dios entregada a través de Moisés y los profetas – el Antiguo Testamento- ? Romanos 3: 1-2, RSV.

COMENTARIO: Los JUDÍOS han preservado el Antiguo Testamento. Pero ¿Qué pasa si los judíos no creyeron y no practicaron las cosas escritas en la ley, los profetas, y los salmos? ¿Qué pasa si los judíos quedaron divididos entre Ortodoxos y otras sectas? ¿Anula su rechazo de la verdad la fidelidad de la Palabra escrita de Dios que a ellos se les requirió preservar de generación en generación?

“Dios lo prohíbe”, declaraba la Versión del Rey Jaime. “Por ningún medio”, reitera la Versión Revisada Estándar.

Así los judíos – por la propia admisión de estos críticos – HAN preservado el Antiguo Testamento fielmente!

¿Qué hay acerca de los llamados “Libros Deuterocanónicos”?

Aunque la Biblia claramente enseña, “Toda escritura es dada por 43 inspiración de Dios, y es provechosa para doctrina, para reprobación, para corrección, para instrucción en justicia, para que el hombre de Dios pueda estar completo, enteramente equipado para toda buena obra” (2 Timoteo 3: 16-17), aparentemente la Iglesia Ortodoxos (y la Católica Romana) creen que el Antiguo Testamento hebreo necesitaba ser corregido y expandido.

Como lo admite su propia literatura, los Romanos finalmente listaron los que ellos aceptaban en un lugar en 1546 y los Ortodoxos aparentemente no finalizaron su lista oficialmente hasta casi 100 años después!

Y ellos tomaron lo que los judíos que hablaban griego, llamados Helenistas (en oposición a los hebreos de Palestina), preferían. Pero otros escritos de estos grupos admiten que fueron los cristianos palestinos (aquellos inicialmente basados en Jerusalén, y aquellos que habrían confiado en el canon de los judíos palestinos) los que conservaron la fe “en pureza” (Eusebio, Historia de la Iglesia, Libro IV, Capítulo 5). Incluso su santo y doctor Jerónimo se oponía a poner los libros deuterocanónicos en la Biblia Vulgata Latina, pero fue presionado a ello (p. ej. Jerónimo, El Prefacio al Libro de Judith).

Debería anotarse que el Nuevo Testamento hace claro que los discípulos originales fueron hebreos palestinos y no Helenistas (p. ej. Hechos 6: 1-2). Pablo tampoco era un Helenista (Hechos 9: 26- 29).

El Obispo/Pastor de la Iglesia de Dio Melito de Sardis hizo la lista de los libros del Antiguo Testamento (y él parece ser el primero en llamarlo el Antiguo Testamento) en el siglo segundo y él incluyó los libros que nosotros en la Continuación de la Iglesia de Dios consideramos que son parte del Antiguo Testamento y él no incluyó ninguno de los llamados “libros deuterocanónicos” – y esto está admitido por La Enciclopedia Católica.

Lo siguiente es de la Declaración de Creencias de la Continuación de la Iglesia de Dios:

LA SAGRADA BIBLIA

La Sagrada Biblia es la Palabra inspirada de Dios. Como se divide comúnmente, es una colección de 66 libros, con 39 de las escrituras hebreas (el Canon del Antiguo Testamento) y 27 de las escrituras griegas (el Canon del Nuevo Testamento). La Escritura es inspirada en pensamiento y palabra y contiene el conocimiento que se necesita para la salvación (2 Timoteo 3: 15-17; Mateo 4: 4; 2 Pedro 1: 20-21). La Escritura es verdad (Juan 17: 17) y es infalible y sin errores en sus manuscritos originales (Juan 10: 35).

Nosotros en la Continuación de la Iglesia de Dios estamos siguiendo la admonición de Judas de “contender ardientemente por la fe que fue dada de una vez por todas a los santos” (Judas 3). Las iglesias Romana y Ortodoxa Oriental claramente NO están haciendo esto puesto que ellas adoptaron libros que sus primeros líderes sabían que no eran parte del verdadero canon.

Los 39 libros que están en los Antiguos Testamentos que aquellos en las Iglesias Protestantes y COGs usan son los libros correctos del Antiguo Testamento. Sólo el antinomiano Justino Mártir, y aquellos que apoyaron algo de su herejía o las herejías de otros, dijeron que la Iglesia Cristiana usaba libros diferentes de los Judíos Palestinos. Y, por supuesto, aquellos en la verdadera Iglesia de Dios (como también la mayoría de los Protestantes), nunca aceptaron esto.

Ahora considere el Nuevo Testamento. Él fue ofrecido primero a los Judíos. Pero los Judíos rechazaron el Nuevo Testamento – rehusaron aceptar a su Autor. ¿Qué hizo Dios, en Su sabio conocimiento previo? Él reveló Su Nuevo Testamento a los Gentiles y especialmente a los Griegos por un gran propósito.

Quizás debería agregarse que hay un pasaje en el Antiguo Testamento que predice un Nuevo Testamento puesto que él muestra que los discípulos 45 esencialmente finalizarían la Biblia. Note:

16 Ata el testimonio, sella la ley entre mis discípulos (Isaías 8: 16).

Aunque otras porciones de este artículo han mostrado que varios de los discípulos de Cristo estuvieron involucrados, el versículo anterior sugiere que no habría adiciones “a la ley y al testimonio” (una expresión para la Biblia, ver Isaías 8: 20), después de que los discípulos se hubieran ido. Isaías está indicando de esta manera que los discípulos originales habrían finalizado el Nuevo Testamento – lo que incluiría a personas como Pedro, Pablo, y Juan.

Sus sucesores como Policarpo de Esmirna, posteriormente citaron o se refirieron a los libros del Nuevo Testamento que nosotros en la Continuación de la Iglesia de Dios usamos (como hacen los Greco-RomanosProtestantes).

Algunos críticos rechazan algunos o muchos de los textos griegos

Ahora miremos lo que ha sucedido. Nosotros encontramos que algunos críticos modernos rehúsan aceptar los manuscritos válidos que los Griegos han preservado! Ellos han hecho lo mismo con el verdadero texto del Antiguo Testamento! MÁS DEL 95% DE TODOS LOS MANUSCRITOS DEL NUEVO TESTAMENTO HAN SIDO PRESERVADOS EN LENGUA GRIEGA.

Estos fueron los manuscritos básicamente usados por la Versión del Rey Jaime y la Nueva Versión del Rey Jaime, y algunos otros traductores.

Algunos críticos en su PROPIA sabiduría, se apartan de estos en su Versión Revisada Estándar al 5% corrupto de copias griegas encontradas en Egipto y en el mundo latino. Estos manuscritos espurios se originaron bajo influencia Samaritana, Egipcia y Romana en las manos de los conspiradores que secretamente seguían a Simón el Mago (ver Hechos 8). Ellos deseaban decidir por sí mismos cómo debería ser leída la Biblia.

Algunos críticos dicen, en su pomposa sabiduría, que de estos manuscritos corruptos y contradictorios – ninguno de dos de los cuales está de acuerdo cercanamente en muchos versículos importantes – ellos pueden derivar un texto del Nuevo Testamento! Todo lo que ellos han hecho es descubrir cómo el Nuevo Testamento Griego había sido corrompido en Egipto y Roma por los conspiradores de Samaria que seguían a Simón el Mago.

Es tiempo de que nosotros “salgamos de Egipto”! Cuántas veces Dios ha tenido que llamar a Su pueblo fuera de Egipto! Y todavía, como los hijos de Israel, la gente desea “regresar de nuevo a Egipto” (Hechos 7: 39, KJV).

ALGUNOS CRÍTICOS MERAMENTE ESTÁN SIGUIENDO LAS PISADAS DE LOS PRIMEROS CONSPIRADORES, como el “Padre de la Iglesia” Orígenes, quien trató de “corregir” el Nuevo Testamento en su PROPIA “sabiduría”.

Otros críticos dicen que el Nuevo Testamento fue originalmente escrito en hebreo o en arameo. Usualmente, aquellos que insisten sobre esto hacen eso porque ellos creen que los ‘nombres sagrados’ son importantes puesto que mucho de todos los argumentos del ‘nombre sagrado’ están nulificados si el Nuevo Testamento estuviera escrito en Griego. Eruditos lingüistas que han estudiado los escritos Griegos del Nuevo Testamento han concluído básicamente que ellos NO muestran el tipo de signos que una traducción tendría, así el Nuevo Testamento fue originalmente escrito en Griego (si bien algunas notas probablemente vinieron del hebreo y/o el arameo).

Problemas de traducción

Por centurias, durante la Edad Media, la única Biblia prncipalmente accesible para Europa Occidental fue la Biblia Vulgata Latina. Ella fue originalmente el trabajo del erudito Jerónimo, quien la preparó para la Iglesia de Roma.

1. ¿Cómo es llamada la Babilonia moderna – Roma – ? Apocalipsis 17: 5.

COMENTARIO: Roma ha preservado la traducción latina de la Biblia. Italia no es el hogar del Nuevo Testamento Griego inspirado.

Jerónimo atestiguó la corrupción de las traducciones latinas de su día. Note lo que Jerónimo revela:

“Si nosotros fuéramos a averiguar la verdad”, dijo Jerónimo, “de una comparación de muchos, por que no ir de regreso al original Griego y CORREGIR LOS ERRORES introducidos por TRADUCTORES INEXACTOS, y las ALTERACIONES ERRÓNEAS de críticos confiados pero ignorantes, … todo lo que ha SIDO INSERTADO O CAMBIADO por los copistas” en el Latín (Jerónimo, “Prefacio a la Vulgata”, Padres Nicenos y PostNicenos, Vol. 6).

Por casi 14 siglos la traducción de la Vulgata Latina de la Biblia dominó al Mundo Occidental. EN UNAS POCAS INSTANCIAS ALGUNOS TEXTOS GRIEGOS DEL NUEVO TESTAMENTO CONTENÍAN ADICIONES DE LA VULGATA LATINA QUE ESTOS ERUDITOS TRADUJERON AL GRIEGO. Un ejemplo sorprendente es 1 Juan 5: 7 que no ocurre en ningún manuscrito Griego temprano. Ni estaba en la Vulgata Latina original.

Ahora a pesar de que algunos Católicos tienen una opinión diferente, si bien la versión CAMBIADA de la Vulgata Latina contiene una versión de esto, el Codex Amiatinus (Codex Amiatinus. Novum Testamentum Latine interpreter Hieronymo. Epistula Iohannis I V:6-8. Constantinus Tischendorf, Lipsiae. 1854) que se creía ser el documento original más cercano al que Jerónimo originalmente tradujo, tampoco tiene esto como lo afirma La Enciclopedia Católica.

Codex Amiatinus El más celebrado manuscrito de la Biblia Vulgata Latina, notable como el mejor testimonio del verdadero texto de San Jerónimo… (Fenlon, John Francis. “Codex Amiatinus.” The Catholic Encyclopedia. Vol. 4. New York: Robert Appleton Company, 1908. 21 Apr. 2012 <http://www.newadvent.org/cathen/04081a.htm>)

Nota: Sí, yo personalmente leí el Latín en el Codex Amiatinus y lo comparé con la versión cambiada y la versión más moderna de la Vulgata Latina que difiere de la primera versión en que la versión moderna añade “in caelo, Pater, Verbum, et Spiritus Sanctus. Et hi tres unum sunt. Et tres sunt qui testimonium dant in terra:” (Latin Vulgate. com)

Adicionalmente, “El versículo 7 es inexistente en la Peschitta Oriental” (Roth AG, Daniel BB. Aramaic English New Testament, 5th edition. Netazari Press, 2012, p. 658)- en otras palabras, ello tampoco está en la versión primaria aramea del Nuevo Testamento.

Así ¿Cuándo fue puesta la declaración extra? Note lo que parece probablemente ser la opinión más aceptada:

El manuscrito más temprano, codex 221 (siglo 10), incluye la lectura en una nota marginal que fue añadida algún tiempo después de la composición original. Así, no hay evidencia segura de esta lectura en ningún manuscrito Griego hasta los años 1550s. Ciertamente, la lectura no aparece en ningún testimonio Griego de ninguna clase (sea manuscrito, patrístico, o traducción Griega de alguna otra versión), hasta 1215 D.C. (en una traducción griega de los Hechos del Concilio Laterano, una obra originalmente escrita en Latín)…

La fórmula Trinitaria (conocida como la Comma Johanneum) hizo su camino en la tercera edición del NT Griego de Erasmo (1522) a causa de la presión de la Iglesia Católica. Después de que apareció su primera edición (1516), surgió tal furor sobre la ausencia de la Comma que Erasmo necesitó defenderse él mismo. Él argumentó que él no puso la Comma porque él no encontró ningún manuscrito Griego que la incluyera…

En realidad, el problema es historia, no herejía: ¿Cómo 49 puede uno argumentar que la Comma Johanneum debe volver de regreso al texto original cuando ella no apareció hasta el siglo 16 en algunos manuscritos Griegos? (Wallace DB, professor of New Testament Studies at Dallas Theological Seminary. The Textual Problem in 1 John 5:7-8. http://bible.org/article/textual-problem-1-john-57-8 viewed 04/21/12

Básicamente, lo que parece haber ocurrido es que un monje puso una nota personal relacionada con su interpretación de los ‘tres’ mencionados en la primera parte de 1 Juan 5: 7. Uno o más monjes escribas después de él, insertaron su nota realmente en el texto. Él NO fue inspirado por Dios.

Las Biblias Protestantes y Católicas que han añadido palabras se están apoyando en documentos muy tardíos que no fueron considerados ser originales. Algunos, por supuesto, han ignorado la verdad acerca del origen de 1 Juan 5: 7-8 y desean creer que porque los primeros herejes parecen posiblemente haberse referido a él (una fuente popular en línea falsamente dice que Tertuliano, quien seguía al hereje Montanus, citó las palabras omitidas en Contra Praxeas – esto no es verdad puesto que yo he leído ese escrito).

Los textos Griegos de los primeros impresores de la Reforma eran vastamente superiores a las versiones Latinas que circularon previamente. De estos textos Griegos procedieron las primeras traducciones al Inglés incluyendo la reconocida Versión del Rey Jaime de 1611. MUY POCOS ERRORES BÁSICOS APARECEN EN LA VERSIÓN DEL REY JAIME – si bien ella no es por ningún motivo una traducción perfecta o clara.

Pero la obra de los primeros impresores no fue continuada. Los críticos – ingleses y alemanes – gradualmente cesaron de buscar el texto oficial Griego preservado en varias partes de Grecia, PARTICULARMENTE EN EL MONTE ATHOS en donde el grueso de los manuscritos del Nuevo Testamento todavía está localizado. En su lugar, ellos se han apartado del grueso de esos manuscritos exactos del Nuevo Testamento de Grecia a los textos corruptos de Roma y especialmente de Egipto! Estos textos defectuosos han sido usados por muchas traducciones de la Biblia durante décadas – y especialmente en la Versión Estándar Revisada y en la Nueva Traducción Inglesa. También hay ‘traducciones’ más recientes que no intentan traducir literalmente los textos bíblicos al Inglés, sino que en su lugar suministran una versión ‘parafraseada’. Aunque la paráfrasis puede a veces ayudar con el entendimiento conceptual, ellas no son generalmente lo suficientemente confiables cuando se trata de ciertos puntos de doctrina.

Debería anotarse también que la actual Vulgata Latina que muchos usan es la versión Challoner – y esa NO es igual a la versión que Jerónimo escribió. El relato de Jerónimo hace claro que Hebreos 4: 9, por ejemplo, se está refiriendo a la necesidad de que los cristianos guarden el séptimo día, mientras que la cambiada versión Challoner no lo hace.

Un principio a menudo pasado por alto

¿Se da usted cuenta de que Dios establece el patrón para las traducciones en Su propia Palabra?

Pocos han reconocido eso, pero la Biblia nos da los principios de traducción en el Nuevo Testamento especialmente. Notemos cómo:

1. Primero, vaya a los Diez Mandamientos que Dios Mismo pronunció y escribió. Ellos están registrados en Éxodo 20. Note el mandamiento contra el adulterio en Éxodo 20: 14 KJV: “No cometerás adulterio”.

Ahora vaya a Deuteronomio, el capítulo quinto. Cuarenta años han pasado desde que Dios pronunció los Diez Mandamientos. Moisés está ahora repitiendo la Ley de Dios, bajo inspiración, al pueblo. ¿Cómo fue inspirado Moisés para ESCRIBIR este mandamiento? Versículo 18, KJV. Escriba ambas escrituras para hacer una comparación.

COMENTARIO: ¿Lo NOTA usted? LA FORMA DE ESCRITURA ES DIFERENTE, PERO EL SIGNIFICADO ES EL MISMO! El significado no habría sido el mismo, sin embargo, si Moisés hubiera dicho: “Tu no cometerás adulterio a menos que tu pareja sea infiel”!

Aquí tenemos nosotros una prueba en la propia Escritura de que no es erróneo usar diferentes palabras, siempre que el SIGNIFICADO NO sea corrompido. Esa es una razón para los ligeros cambios tanto en los originales hebreos como griegos – cambios que hacen el significado igualmente CLARO!

2. Vayamos ahora rápidamente al NUEVO TESTAMENTO para un ejemplo. ¿Cómo REESCRIBIÓ EL PROPIO JESÚS EL TEXTO HEBREO INSPIRADO ORIGINAL, PERO RETUVO EL MISMO SIGNIFICADO? Escriba completamente los versículos contrastantes de Marcos 7: 6-7 e Isaías 29: 13.

COMENTARIO: Una vez más la palabra inspirada es diferente, pero el SIGNIFICADO sigue siendo idéntico. Jesús no tradujo el hebreo palabra por palabra, no obstante Su significado es el mismo. Por eso por lo que usted encuentra varios escritores en la Biblia – particularmente los escritores del evangelio – expresando los mismos pensamientos con palabras diferentes.

La Biblia es la Revelación de Dios para el hombre, entregada a través de hombres inspirados para la humanidad para preservarlo de manera INTELIGIBLE!

No obstante otro ejemplo es digno de consideración. Abra su Biblia en Romanos 3: 10-12 y compare estos versículos con el Salmo 14: 1-3. Escríbalos. Aquí de nuevo el significado no se pierde no obstante son usadas libremente diferentes palabras.

Ninguna traducción inspirada

Aparte de las traducciones hebreas al Griego en el Nuevo Testamento, no hay traducciones perfectas. Muchas personas, parece, escogen acariciar una particular traducción tanto que ellas asumen que ella debe ser inspirada y sin errores. Toda traducción tiene sus FALENCIAS, sus pobres malas traducciones, y sus malas interpretaciones. Estas faltas son debidas al hecho de que Dios nunca ha usado a traductores eruditos como traductores 52 inspirados desde los días de los apóstoles.

Aquí están dos razones fundamentales para las faltas que usted necesita recordar acerca de las traducciones a cualquier lengua desde el original:

(1) LOS ERUDITOS NO SIEMPRE SON PERFECTOS EN SU ENTENDIMIENTO DE LAS LENGUAS ORIGINALES y (2) la mayoría de los eruditos y ministros en los comités de traducción NO ENTIENDEN EL PLAN Y PROPÓSITO DE DIOS. A ellos les ha sido enseñado que la Escritura no significa COMPLETAMENTE lo que ella dice. Por tanto ellos interpretan y traducen la Biblia de acuerdo a su PROPIO PUNTO DE VISTA. SIGNIFICADOS INCORRECTOS SON LEÍDOS EN el original inspirado.

No obstante, TODA VERSIÓN ES LO SUFICIENTEMENTE EXACTA para ser una rendición razonablemente fiel de la Palabra de Dios.

El escéptico preguntará, por supuesto, acerca de las muchas lecturas dudosas especialmente aquellas que han sido puestas en las NOTAS DE PIE DE PÁGINA de la Versión Estándar Revisada. Los hechos son que muchos versículos INSPIRADOS han sido puestos incorrectamente en las notas de pie de página de esta versión porque los eruditos que trabajaron en esta versión siguieron a antiguos escribas y copistas egipcios que pasaron por alto o dejaron descuidadamente estos frases e incluso frases completas en las copias que ellos estaban reproduciendo. Esta es una de la mayores debilidades de esta versión. Pero sigue siendo un hecho que el 95% de los manuscritos están preservados por los Griegos y retienen cada una de las secciones borradas! Las secciones borradas están preservadas en la Versión del Rey Jaime y a menudo en las versiones Revisadas Americana e Inglesa.

Marcos 16: 9-20 y Juan 7: 53 hasta 8: 11, que están puestas en las notas de pie de página en la Versión Estándar Revisada, deberían estar en el texto. Lea estos versículos cuidadosamente. También Mateo 27: 49 debería haber sido añadido al mismo: “Y otro tomó una lanza y atravesó Su costado, y salió agua y sangre”. Esto se dejó por fuera tanto en las Versiones del Rey Jaime y Estándar Revisada. Está en la traducción de Moffat y en el Griego inspirado original.

No hay espacio suficiente en esta lección para seguir adelante con esto, pero estas ilustraciones nos dan alguna indicación de la ABRUMADORA EXACTITUD de tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento. Ninguna otra obra escrita ha sido jamás preservada tan exactamente como la Biblia – y lo maravilloso es que ella ha sido preservada primariamente por sus enemigos, aquellos que no creen realmente lo que la Biblia dice! Los enemigos de Cristo han sido hechos responsables de preservar el Libro como un testimonio contra ellos!

¿Tenemos TODA la Biblia?

Una pregunta final debería ser contestada con respecto a la preservación de la Escritura. ¿Tenemos nosotros TODA la Biblia?

El propio testimonio de la historia es que NADA del Antiguo Testamento se ha perdido desde los días de Cristo. Por casi dos mil años, a través de la persecución y la guerra, los Judíos han PRESERVADO EL ANTIGUO TESTAMENTO EXACTAMENTE como Dios lo pretendía! Los mismos libros que componían la Biblia en los tiempos de Jesús son usados hoy en las sinagogas y en las iglesias.

Pero ¿Qué hay acerca de los Católicos teniendo siete libros más (los Apócrifos) añadidos al Antiguo Testamento que tienen los Judíos y los Protestantes? ¿Son estos libros añadidos parte de la Biblia – o son ellos espurios?

La autoridad oficial de Dios para el Antiguo Testamento estaba investida en el Sacerdocio y los Escribas oficialmente designados en Palestina (Mateo 23: 2). Este Sacerdocio nunca aceptó los Apócrifos. Los Apócrifos eran libros no inspirados escritos por hombres no convertidos. Estos libros contienen errores definidos, más una porción de verdad – justo como los tienen todos los libros HUMANOS. Los apóstoles nunca citaron los Apócrifos. Ellos nunca se refirieron a estos siete libros añadidos como si fueran inspirados. Incluso la Iglesia Católica no los aceptó 54 hasta cerca de 398 D.C., en el Concilio de Cartago 300 años después de que la Biblia fuera completada en los días del apóstol Juan!

Las Biblias Griegas usadas por la Iglesia inspirada del Nuevo Testamento bajo la guía de los apóstoles no contenían los Apócrifos. Esos libros no inspirados aparentemente no fueron añadidos hasta después de 315 D.C. de acuerdo a la admisión del obispo Católico Cirilo de Jerusalén. Aquí está la prueba de que LOS APÓCRIFOS NUNCA FUERON APROBADOS POR CRISTO O LOS APÓSTOLES. La Biblia ESTABA COMPLETA en los días de los apóstoles!

Ahora, aunque muchos creen que a causa de la Biblia Vulgata Latina de Jerónimo, que la Iglesia Católica dio al mundo la Biblia, aquellos que abrazan esa opinión pasan por alto la cuestión de de dónde consiguió Jerónimo partes de su información.

Basado en registros en Latín y otras lenguas, los Eruditos Ray Pritz y el Sacerdote Católico Bagatti, ambos concluyeron que Jerónimo consiguió algo de su información sobre la Biblia de los Cristianos Nazarenos y de varias sinagogas (Pritz, pp. 49-53; Bagatti, Bellarmino. La Iglesia de la Circuncisión. Nihil Obstat: Marcus Adinolfi, 13 Maii 1970. Imprimi potest: Herminius Roncari, 14 Junii 1970. Imprimatur: +Albertus Gori, die 26 Junii 1970. Impresora Franciscana, Jerusalén, 1971, pp. 84-85).

Es un hecho que Jerónimo trató con “Cristianos Nazarenos” quienes guardaban el Sabbath, etc. (Jerónimo. Carta 111 a Agustín, Capítulo 4). Jerónimo también escribió que él tenía amistad con al menos uno de los Hebreos creyentes que parecía ayudarle a él puesto que él escribió:

Ad quam edomandam, cuidam frati, que ex Hebræis crediderat, me in disciplin dei, ut post Quintiliani acumina, ciceronis fluvios…(Jerome, Epistula CXXV, Chapter 12. Patrologia Latina (22, 1079; alternatively, 22, 941; J. P. Migne, c. 1886, p. 1079)

De esta forma, es lógico concluir que Jerónimo consiguió algo de su información de personas que mantenían las doctrinas de la Iglesia de Dios.

Por lo tanto, entonces parecería que el reclamo de que la “Iglesia [Romana] dio al mundo la Biblia”, como muchos en la Iglesia de Roma creen, descuida mencionar que su iglesia más probablemente consiguió el conocimiento de los libros de la Biblia de aquellos en la verdadera Iglesia de Dios, también conocidos como los Nazarenos en Asia Menor y en Jerusalén!

Esto parece estar indirectamente reconocido por algunos eruditos modernos. Note un relato del siglo 21 por Gerd Theissen:

Por lo tanto nosotros podemos avanzar la hipótesis de que por encima de todo esos escritos entraron el canon sobre el cual las comunidades Cristianas de Asia Menor y Roma pudieron estar de acuerdo. (Theissen, G. Traducido por John Bowden. Introducción de Fortress al Nuevo Testamento. Fortress Press, 2003, p. 178)

Llevando esto un paso más hacia adelante, incluso aquellos que posteriormente hicieron compromisos en Asia Menor aparentemente reconocieron que ellos sabían del canon completo y así ellos (y probablemente otros) influenciaron a la Iglesia de Roma.

Y, la Iglesia Católica Romana sabe que sus líderes tuvieron preocupaciones acerca de estos libros por centurias:

EL CANON DEL ANTIGUO TESTAMENTO DURANTE EL SIGLO CUARTO, Y LA PRIMERA MITAD DEL SIGLO QUINTO

En este período la posición de la literatura deuterocanónica ya no es más segura… Alejandría, con sus Escrituras elásticas, había sido desde el comienzo un campo congenial para la literatura apócrifa, y San Atanasio, el pastor vigilante de ese rebaño, para protegerlo contra la perniciosa influencia, sacó un catálogo de libros 56 con los valores a ser atribuídos a cada uno. Primero, el canon estricto y la fuente de autoridad de la verdad es el Antiguo Testamento Judío, excepto Esther… Siguiendo el precedente de Orígenes y la tradición Alejandrina, el santo doctor no reconocía ningún otro canon formal del Antiguo Testamento fuera del Hebreo; pero también, fieles a la misma tradición, él prácticamente admitía los deutero-libros a una dignidad Escritural, como es evidente de su uso general…

EL CANON DEL ANTIGUO TESTAMENTO DESDE LA MITAD DEL SIGLO QUINTO HASTA EL CIERRE DEL SIGLO SÉPTIMO

Este período exhibe un curioso intercambio de opiniones entre Oriente y Occidente, mientras el uso eclesiástico permaneció invariable, al menos en la Iglesia Latina. Durante esta edad intermedia el uso de la nueva versión de San Jerónimo del Antiguo Testamento (la Vulgata) se hizo extenso en Occidente. Con su texto salieron los prefacios de Jerónimo menospreciando los deuterocanónicos, y bajo la influencia de su autoridad Occidente comenzó a desconfiar de estos y a mostrar los primeros síntomas de una corriente hostil a su canonicidad…

La Iglesia Latina

En la Iglesia Latina, durante toda la Edad Media nosotros encontramos evidencia de vacilación acerca del carácter de los deuterocanónicos. (Reid, El Canon del Antiguo Testamento. La Enciclopedia Católica).

Note también que incluso Atanasio en el siglo cuarto realmente no consideraba que los libros deuterocanónicos fueran realmente Escritura, y que Jerónimo en el siglo quinto hizo comentarios de menosprecio acerca de ellos. E incluso dentro de la Edad Media, la Iglesia Católica Romana no estaba segura de si los libros deuterocanónicos estaban a la par con la Escritura!

Así, aunque la mayoría de las iglesias Greco-Romanas sabía cuáles eran y no eran los verdaderos libros al menos hasta tan tarde como los siglos cuarto y quinto, libros adicionales de alguna manera llegaron a ser aceptados por ellas, que NO eran parte de la fe original, por la que iban a contender seriamente los verdaderos cristianos (Judas 3).

Así, ¿Cuándo fueron adoptados realmente estos libros?

La Enciclopedia Católica afirma:

Los libros protocanónicos del Antiguo Testamento se corresponden con los de la Biblia de los hebreos, y el Antiguo Testamento tal como fue recibido por los Protestantes. Los deuterocanónicos (deuteros, “segundo”) son aquellos cuyo carácter escritural fue discutido en algunas sedes, pero que hace largo tiempo ganaron una base segura en la Biblia de la Iglesia Católica, si bien los del Antiguo Testamento son clasificados por los Protestantes como los “Apócrifos”. Estos consisten en siete libros: Tobías (Tobit), Judith, Sabiduría, Eclesiástico, Baruch, 1 y 2 de Macabeos, y tres documentos añadidos a los libros protocanónicos, p. ej., el suplemento a Esther, desde x, 4, hasta el final, el Cántico de los Tres Jóvenes (Canto de los Tres Niños) en Daniel, iii, y los relatos de Susana y los Ancianos y Bel y el Dragón, formando los capítulos de cierre de la versión católica de ese libro… El antiguo Testamento griego conocido como la Septuáginta fue el vehículo que transmitió estas Escrituras adicionales a la Iglesia Católica. La versión de la Septuáginta era la Biblia de los judíos de habla griega, o Helenistas, cuyo centro intelectual y literario era Alejandría (ver SEPTUÁGINTA). Las copias más viejas que se conservan datan desde los siglos cuarto y quinto de nuestra era… La definición más explícita del Canon Católico es la que fue dada por el Concilio de Trento, Sesión IV, 1546… El orden de los libros copia el del Concilio de Florencia, 1442, y su plan general es el de la Septuáginta (Reid, Canon del Antiguo Testamento).

Así, se necesitó hasta 1546 para que estos libros fueran completamente adoptados por la Iglesia Católica Romana.

¿Pero por qué entonces?

Aquí está la opinión de un escritor:

Hay una creencia errónea entre algunos de que los libros Apócrifos eran parte de la Biblia, y que estos fueron rechazados por los Reformadores Protestantes. Por el contrario, los libros Apócrifos nunca fueron una parte del Canon del Antiguo Testamento. Así no hay ninguna cuestión de los Reformadores dejando por fuera algunos libros del Canon. Más bien, fue la Iglesia Católica Romana la que AÑADIÓ estos libros al Canon por una proclamación hecha en el Concilio de Trento…

Con la Reforma Protestante, muchos de los Reformadores retaron a la Iglesia Católica a probar su doctrina para apoyar esos del Canon. Para su consternación los Católicos Romanos descubrieron que muchas de sus doctrinas no se derivaban de ese Canon. Al mismo tiempo ellos se dieron cuenta de que al menos algunas de estas doctrinas erróneas eran apoyadas por los Apócrifos. Así para su supervivencia se hizo necesario añadir los Apócrifos al Canon.

En 1545 la Iglesia Católica Romana convocó lo que es llamado el Concilio de Trento. Aquí se aprobaron numerosas resoluciones, incluyendo muchas maldiciones contra los Creyentes Protestantes. En abril 1545 el Concilio declaró que los Apócrifos eran también parte de la Biblia. De esta manera por primera vez en la historia los libros Apócrifos fueron AÑADIDOS por la Iglesia Católica Romana a la Biblia. Esto fue hecho en orden a justificar sus errores doctrinales (puesto que su soporte estaba disponible sólo en los Apócrifos), y también para oponerse a los creyentes Protestantes. El primer Concilio Vaticano que se tuvo entre 1869-70 reafirmó la decisión de la Iglesia Católica Romana de añadir los Apócrifos al Canon.

Histórica y teológicamente los Apócrifos nunca fueron parte del Canon (Philip Johnson C. Confiabilidad del Canon. Libro de Texto de la Escuela Indus de Apologética y Teología No – 004A1, versión usada en 2006).

Los Católicos Romanos no fueron los únicos que adoptaron esos libros llamados deuterocanónicos. La Iglesia Ortodoxa lo hizo también. Sin embargo, sus eruditos admiten que ellos no están al mismo nivel que los demás libros que ellos consideran ser Escritura:

La Iglesia Ortodoxa … como … su texto autorizado del Antiguo Testamento, ella usa la antigua Septuáginta Griega. Cuando esta difiere del original hebreo (lo que ocurre demasiado a menudo), los Ortodoxos creen que los cambios en la Septuáginta fueron hechos bajo la inspiración del Espíritu Santo, y han de ser aceptados como parte de la continuación de la revelación de Dios… La versión hebrea del Antiguo Testamento contiene treinta y nueve libros. La Septuáginta contiene 60 en adición diez libros más que no están presentes en el hebreo, que son conocidos en la Iglesia Ortodoxa como los ‘Libros DeuteroCanónicos’. Estos fueron declarados por los Concilios de Jass (1641) y Jerusalén (1672) ser ‘partes genuinas de la Escritura’; la mayoría de los eruditos Ortodoxos … considera que los Libros DeuteroCanónicos, si bien parte de la Biblia, están en una base más baja que el resto de la Escritura (Ware T. La Iglesia Ortodoxa, p. 200). http://www.cogwriter.com/otcanon.htm

Lo mismo puede decirse de los llamados “Libros Perdidos de la Biblia”. Estos libros nunca estuvieron perdidos porque ellos NUNCA FUERON PARTE DE LA BIBLIA. Ellos son abiertos FRAUDES! Ellos son espurios – no inspirados – y están llenos de errores!

Algunos, señalarán al llamado Libro de Enoch. Ellos señalarán una referencia a algo que Enoch dijo que está en Judas 14 que está también en el Libro de Enoch. Bien, Enoch no podría haber sido escrito más que quizás parte del primer capítulo de ese libro (si es que él escribió alguna cosa en absoluto). El Libro de Enoch contiene absurdas afirmaciones, puesto que según el Libro de Enoch, estos gigantes eran de casi 11,000 pies de altura o un poco más de 3 kilómetros de alto! Él nunca fue parte de la Biblia. También hay declaraciones absurdas en muchos otros ‘libros perdidos’. También, el libro llamado 2 Enoch se cree no haber sido escrito hasta después de que Jesús hubiera nacido.

Pero ¿Qué hay acerca del Nuevo Testamento? ¿Está el completo? Aquí de nuevo el testimonio es el mismo – EL NUEVO TESTAMENTO HA SIDO PRESERVADO EXACTAMENTE! Los primeros Griegos no reconocían otros libros del Nuevo Testamento que los que nosotros tenemos hoy. Ningún libro del Nuevo Testamento se ha perdido.

Algunos erróneamente creen que fue la Iglesia de Roma la que impidió que los ‘evangelios Gnósticos’ y otros libros no canónicos llegaran a ser parte del Nuevo Testamento por razones de poder y control. Bien, casi todos los relatos Gnósticos no fueron escritos hasta el siglo segundo, y normalmente con nombres de apóstoles falsamente reclamados como siendo sus escritores. Aunque nosotros tenemos evidencia de que el falso Evangelio de Pedro fue aceptado como legítimo por las iglesias de Roma y Alejandría, nosotros vemos que fue un líder de la Iglesia de Dios, llamado Serapion de Antioquía, el que denunció ese libro en el comienzo del siglo 3o. Por lo tanto, hubo definitivamente influencia de la Iglesia de Dios para que los Greco-Romanos no aceptaran otros libros que no deberían haber sido parte del Nuevo Testamento.

La palabra de Dios no fue destruída y la Biblia que nosotros aceptamos en la Continuación de la Iglesia de Dios con sus 66 libros, es correcta y apropiada.

Si usted desea una ilustración de la intervención de Dios para preservar Su Palabra, vaya a Jeremías 36, comenzando con el versículo 23. El Rey Jehoiakim hizo que todo un rollo de la Palabra de Dios fuera cortado con una navaja y consumido por el fuego. Ciertamente quemar la única copia de la Palabra de Dios la destruiría! – pensaba él. (Escriba estos versículos).

¿Pero qué sucedió? ¿Pereció ella para siempre? No! Lea el relato en Jeremías 36: 32.

Usted puede confiar en la Biblia. ELLA ES LA PALABRA INSPIRADA DE DIOS IMPRESA! Ella porta absoluta autoridad.

Publicado en: Curso de Estudio de la Biblia, Español