Código Da Vinci equivocado acerca de la divinidad de Jesús

Código Da Vinci equivocado acerca de la divinidad de Jesús

COGwriter

Debido al exitoso suceso del best-seller de Dan Brown, El Código Da Vinci, algunos han parecido estar más dispuestos a hacer afirmaciones teológicamente incorrectas acerca de la divinidad de Jesús.

El Código Da Vinci impropiamente sugirió que la idea de que Jesús era divino era esencialmente un nuevo concepto que no fue determinado hasta el Concilio de Nicea (325 D.C.). Note algunas de aquellas afirmaciones:

Constantino…mantuvo una famosa convocación ecuménica conocida como el Concilio de Nicea…

hasta ese momento en la historia, Jesús era visto por Sus seguidores como un profeta mortal…un hombre grande y poderoso, pero no obstante un hombre. Un mortal…

El establecimiento de Jesús como el “Hijo de Dios” fue propuesto oficialmente y votado por el Concilio de Nicea (Brown D. El Código Da Vinci, Doubleday, New York, 2003, pág. 233).

Lo anterior no es verdad y muchos eruditos y teólogos objetaron lo que El Código Da Vinci sostuvo acerca de la divinidad de Jesús.

Puesto que el libro es ficción, ¿Por qué armar este alboroto fuss acerca del mismo?

Principalmente, porque el fue un libro sumamente popular y no se le consideró como puramente ficción.

En la página uno (la página antes de que la porción de la novela comience), que se titula HECHOS, el autor del Código Da Vinci afirmó:

Todas las descripciones de obras de arte, arquitectura, documentos, y rituales secretos en esta novela son exactos (El Código Da Vinci, página 1).

Así, a causa de eso, algunas personas captaron varias afirmaciones en el libro como hechos históricos que están en oposición con un relato embellecido. Pero suficientes quejas acerca de la divinidad de Jesús reclaman que esto deba ser revisado.

Aparentemente a causa de las quejas de los críticos, Christianity Today reportó que la versión en cine cambió esta parte del relato:

Y la versión de la película de Langdon explícitamente dice que Constantino no inventó la divinidad de Jesús –lo cual es casi exactamente lo opuesto a lo que dice la versión del libro de Langdon (El Código Da Vinci. Revisado por Peter T. Chattaway | enviado 05/18/06).

Pero ¿Qué hay acerca de la divinidad de Jesús? ¿Era ella verdaderamente enseñada antes del Concilio de Nicea?

Aunque hay una variedad de grupos unitarios (siendo los Testigos de Jehová probablemente el mayor de ellos) que niegan la deidad de Jesús, la pura verdad es que la divinidad de Jesús fue enseñada desde el comienzo. Está tanto en la Biblia como en los primeros escritos del siglo segundo.

Aquí están tres referencias del Nuevo Testamento del siglo primero sobre este tema:

He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo,Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros. (Mateo 1: 23, NKJV siempre).

Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío!Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron. (Juan 20: 28-29).

Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad,(Colosenses 2: 9).

Aquí está una referencia del siglo segundo sobre el tema de Policarpo quien fue escogido por los apóstoles para conducir las iglesias de Esmirna:

Ahora pueda el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, y el eterno Sumo Sacerdote mismo, el [Hijo de] Dios Jesucristo, edificarlos a ustedes en la fe y en la verdad, y en toda bondad y en toda ausencia de ira y en tolerancia y longanimidad y en perduración de paciencia y en pureza; y pueda Él concederles a ustedes un montón y porción entre Sus santos, y a nosotros con ustedes, y a toos los que están bajo los cielos, que crean en nuestro Señor y Dios Jesucristo y en Su Padre (La Epístola de Policarpo a los Filipenses en PADRES APOSTÓLICOS (según la traducción de J.B. Lightfoot, 12: 6, 7).

Probablemente debería anotarse que el Dr. Lightfoot omitió “Hijo de” en su traducción, que está en el latín. Pero de cualquier forma, este pasaje se refiere a Jesús como Dios.

Tambien,Ignacio, quien fue conocido por Policarpo (y alabado en esta misma epístola de Policarpo) escribió alrededor de 100-110 D.C.:

Pues nuestro Dios, Jesucristo, fue concebido por María de acuerdo con el plan de Dios: De la simiente de David, es verdad, pero también del Espíritu Santo. Él nació y fue bautizado para que Su sumisión pudiera purificar el agua (Ignacio de Antioquía, Cartas a los Efesios 18, 2 -nota esto está traducido de la misma manera por al menos tres traducciones separadas hechas por el Dr. Lightfoot, J.H. Srawley, y Roberts & Donaldson).

Así, hay documentos de los siglos primero y segundo que claramente dicen que Jesús era considerado como Dios y no simplemente como un profeta mortal.

Por lo tanto, tanto la Biblia como los primeros escritos muestran que Jesús era considerado ser divino mucho antes del Concilio de Nicea (325 D.C.).

Lo que puede haber estado confundiendo al auator del Código Da Vinci, como también a otros, es que hubo preguntas planteadas por algunos respecto a la naturaleza de Jesús y Su divinidad que fueron discutidas en el Concilio de Nicea de Constantino. Pero a pesar de todo lo demás que sucedió entonces, ese Concilio estuvo de acuerdo con el Nuevo Testamento y otros escritores cristianos en que Jesús era divino. Y si bien esto no ha sido cambiado en el libro El Codigo Da Vinci, al menos la película no perpetuó el mito de que Jesús no era considerado divino hasta el siglo cuarto.

Posted in Enseñanzas, Letters to the Brethren
Acerca de la CCOG
La Continuación de la Iglesia de Dios, que intenta representar al remanente más fiel de la porción de Filadelfia (Apocalipsis 3: 7) de la Iglesia de Dios, basa sus creencias en la Sagrada Biblia. Lea la Declaración de Creencias de la CCOG para más información Declaración de las Doctrinas de la Continuación de la Iglesia de Dios.