‘Siete hábitos que llevan a la felicidad’ ¿Qué hay acerca de la edad antigua?

‘Siete hábitos que llevan a la felicidad’ ¿Qué hay acerca de la edad antigua?

COGwriter

The Atlantic publicó lo siguiente acerca de ser feliz y quién es más feliz:

Febrero 17, 2022

Imagínese a sí mismo a diez años a partir de ahora. ¿Será usted más feliz o menos feliz de lo que usted es hoy? Yo hago a mis estudiantes graduados -promedio de edad, final de los 20s- esta pregunta cada año. La mayoría piensa que ellos serán más felices. Pero cuando yo les pregunto acerca de su predicción para 50 años desde ahora, ello parece de color mucho menos rosado. Estar en el final de sus 70s no suena tan grande para la mayoría de ellos.

Ellos están sorprendidos cuando yo les muestro a ellos los datos sobre lo que sucede a la mayoría de las personas: La felicidad tiende a declinar a través de la juventud adulta y la mitad de la vida, floreciendo alrededor de los 50 años de edad. Después de eso, ella se dirige hacia atrás de nuevo a la mitad de los 60s de uno. Luego sucede algo extraño. Las personas más viejas se dividen en dos grupos en cuanto ellos se hacen viejos: Aquellos que se hacen mucho más felices, y aquellos que se hacen mucho más infelices.

Justo alrededor de este mismo tiempo de vida, muchas personas se dan cuenta de la importancia de haber hecho buenas decisiones financieras en sus décadas anteriores. Aquellos que planearon con anticipación y ahorraron es más probable que puedan apoyarse a sí mismos en confort; muchos de aquellos que no lo hicieron, no pueden. … Cada uno de nosotros tiene algo como un “Felicidad 401(k)” en el que nosotros invertimos cuando estamos jóvenes, y que conseguimos disfrutar cuando estamos viejos. …

Usando datos del estudio de Harvard, dos investigadores mostraron en 2001 que nosotros podemos controlar siete grandes decisiones de inversión casi directamente: Fumar, beber, peso corporal, ejercicio, resiliencia emocional, educación, y relaciones. Aquí está lo que usted puede hacer acerca de cada una de ellas hoy para asegurarse que sus cuentas estén tan llenas como sea posible cuando usted alcance sus años posteriores:

1. No fume – o si usted ya fuma, déjelo por completo ahora. …

2. Vigile su bebida. …

3. Mantenga un peso corporal saludable. Coma una dieta con muchas frutas y vegetales y sírvase cantidades moderadas, …

4. Priorize el movimiento en su vida programando tiempo para ello cada día y aferrándose a eso. …

5. Practique sus mecanismos para hacerle frente a las cosas ahora. Mientras más temprano pueda encontrar usted formas saludables de trtatar con las inevitables perturbaciones de la vida, más preparado estará usted si la mala suerte lo golpea en sus 80s. Esto significa trabajar conscientemente – quizás con la asistencia de prácticas espirituales…

6. Manténgase aprendiendo.

7. Trabaje para cultivar relaciones estables, de largo plazo ahora. Para la mayoría de las personas, esto incluye un matrimonio estable, …

La mejor forma de maximizar sus probabilidades de felicidad en sus 70s es perseguir todas estas siete metas con fervor, tipo de como balancear su 401(k). https://www.theatlantic.com/family/archive/2022/02/happiness-age-investment/622818/?utm_source=pocket-newtab

En cuanto hace a cada una de esas siete metas, nosotros tenemos información relacionada con cada una:

1. Fumar: Aquí está un enlace a un artículo: ¿Deberían los cristianos fumar (o mascar) tabaco o marihuana? https://www.cogwriter.com/smoking-and-christianity.htm y aquí está un enlace a nuestro video: ¿Debería usted fumar? ¿Le gustaría a usted ayudarse a dejarlo? https://www.youtube.com/watch?v=C2r8FKe2Ry4

2. Beber: Aquí está un enlace a un artículo: Alcohol: ¿Bendición o Maldición? https://www.cogwriter.com/alcohol-blessing-or-curse.htm y aquí está un enlace a nuestro video: Beber en exceso y la Biblia https://www.youtube.com/watch?v=5rGuvLJZh9A.

3. Peso y comer saludablemente: Aquí está un enlace al artículo Obesidad, alimentos procesados, riesgos de salud, y la Biblia https://www.cogwriter.com/obesity.htm.

4. Movimiento/Ejercicio. Aquí está un enlace a un artículo: ¿Deberían los cristianos hacer ejercicio? https://www.cogwriter.com/exercise.htm y aquí está un enlace a nuestro video: La Pura Verdad acerca del Ejercicio https://www.youtube.com/watch?v=3z0QI-jGbX8.

5. Perseverar: Aquí está un enlace a dos folletos gratuitos en línea: Oración: ¿Qué enseña la Biblia? https://www.cogwriter.com/Prayer.pdf y El MISTERIO del PLAN DE DIOS: ¿Por qué creó Dios alguna cosa? ¿Por qué lo hizo Dios a usted? https://www.cogwriter.com/mystery-gods-plan-why-did-god-create-anything.pdf y aquí está un enlace a un artículo: ¿Acerca de qué debería orar? https://www.cogwriter.com/prayer.htm y aquí está un enlace a uno de nuestros videos: ‘Cómo cambiar su vida en 5 segundos’ https://www.youtube.com/watch?v=9yg6ELwiXEY.

6. Aprender: Vea 2 Pedro 3: 18; también, aquí está un enlace a nuestro video: Preparándose para instruir a muchos https://www.youtube.com/watch?v=pKfdA0TNS4U.

7. Relaciones y Matrimonio: Aquí está un enlace a un folleto gratuito en línea: Citas: Una clave para el éxito en el matrimonio, una guía práctica de citas para los cristianos https://www.cogwriter.com/dating.pdf y aquí está un enlace a un artículo: Haciendo que funcione su matrimonio y aquí está un enlace a dos videos: Usted puede hacer que SU matrimonio funcione https://www.cogwriter.com/marriage.htm y Honrar a sus padres y gobernar honorablemente https://www.youtube.com/watch?v=Sxt_iIhXK30.

Relacionado con la felicidad, el año pasado Well, Inc. publicó lo siguiente:

¿Desea ser más feliz? …

La clave es saber lo que usted ya desea: Conocer sus metas, sus sueños, sus ambiciones, conocer lo que le suministra a usted con el mayor sentido de cumplimiento y felicidad.

Haga eso, y usted no estará tentado a comparar lo que usted tiene con lo que otras personas tienen. Haga eso, y usted no estará tentado a comparar lo que usted hace con lo que otras personas hacen.

Si usted desea ser feliz, abrace el hecho de que sólo dos comparaciones importan.

Primero, compare quién es usted hoy con quién era usted en el pasado. Eso le recordará a usted … sólo cuán lejos ha llegado usted.

Luego compare quién es usted hoy con quién espera usted llegar a ser un día.

Porque eso lo mantendrá a usted enfocad sobre tener, y hacer, lo que verdaderamente le interesa a usted. 08/04/21 https://www.inc.com/jeff-haden/want-to-be-happier-science-says-avoid-effect-of-relative-deprivation-on-fulfillment-satisfaction.html

Well, Inc. dejó por fuera que lo que importa es Dios, su relaclión con Él, el amor, etc.

Adicionalmente, si bien el artículo tenía un par de puntos decentes, Inc. no entiende El MISTERIO DEL PLAN DE DIOS: ¿Por qué creó Dios alguna cosas? ¿Por qué lo hizo Dios a usted? https://www.cogwriter.com/mystery-gods-plan-why-did-god-create-anything.pdf

Dicho esto, ¿Qué debería desear usted? ¿Cuál debería ser SU enfoque?

Jesús dijo:

33 Más bien, buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. 34 Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su propio afán. Basta a cada día su propio mal. (Mateo 6: 33-34)

Sí, entender y buscar primero el Reino de Dios http://www.cogwriter.com/GospeloftheKingdomofGod.pdf es la clave.

Sí, como Well, Inc. dijo, usted necesita crecer. USTED necesita cambiar. Y como The Atlantic dijo, necesita aprender y esforzarse por vivir en una forma saludable.

Jesús también dijo:

10 El ladrón no viene sino para robar, matar y destruir. Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. (Juan 10: 10)

El apóstol Juan escribió:

2 Amado, mi oración es que seas prosperado en todas las cosas y que tengas salud, así como prospera tu alma. (3 Juan 2)

La miseria no es lo que Dios desea que tenga.

La felicidad que Dios tiene, esa que Él nos ofrece a nosotros, fue concebida para estar con nosotros constantemente. Fue concebida para venir a ser una parte permanente de nosotros – de nuestra personalidad y carácter.

En cuanto hace a la felicidad, la antigua Iglesia de Dios Universal tuvo un artículo acerca de la felicidad por Charles F. Vinson en la edición de enero de 1973 de la antigua revista La Pura Verdad:

¿CUÁNTAS veces ha pensado usted, si yo fuera feliz, si sólo …? El sueño de día usualmente continúa con “Si yo sólo tuviera más dinero”, o “si yo sólo me hubiera casado alguna vez”, o “si yo sólo pudiera cambiar de trabajo”, o “si yo sólo tuviera mejor salud”.

Siempre “si sólo”.

¿Es la felicidad un sueño imposible? ¿Por qué siempre parece estar en alguna parte alrededor de la esquina, afuera en el vago futuro, pero nunca realmente justo ahora?

Ciertamente hay razones suficientes para las enteramente demasiado comunes víctimas del mundo, de la guerra, la enfermedad, el hambre y la pobreza para estar menos que satisfechos con vivir. Pero, ¿Qué hace a la mayoría de los americanos, británicos, japoneses, alemanes – personas que, en la mayoría, disfrutan un más alto grado de confort humano que la mayoría de los demás pueblos del mundo – a menudo tan insatisfechos, desocupados, vacíos y desanimados? ¿Por qué no pueden estas personas ser felices?

La respuesta es decepcionantemente simple. A ninguno se le ha dicho nunca cómo alcanzar la felicidad.

¿Cuál es su concepto?

La mayoría de los seres humanos tiene poca dificultad para conjurar su propia visión púrpura de lo último en la existencia humana – muy a menudo una placentera combinación de riqueza, status y poder, con libertad de la frustración, tanto mental y sexualmente. Si esto vagamente se ajusta a su concepto de felicidad, usted realmente debería considerar si esta “visión de Valhalla” es o no una meta verdaderamente de valor.

Una forma de encontrarlo es examinar las vidas de los hombres que han vivido realmente bajo tales condiciones – y ver a dónde llegaron ellos. Uno de los mejores ejemplos históricamente es el Rey Salomón, una figura de la vida real ampliamente conocida a través del mundo antiguo por su fantástica riqueza y sabiduría.

Salomón tenía todo funcionando para él. Su padre, el Rey David, había con gran esfuerzo y costo subyugado a los peores de sus tribus vecinas hambrientas de guerra y había establecido una medida de paz en el Reino de Israel. Después de la muerte de David, Salomón entró en una situación que pocos hombres habían tenido nunca la oportunidad de experimentar – riqueza sin límite a su disposición personal, una promesa condicional de bendiciones de Dios y el don de una sabiduría sin paralelo, dada también por Dios. Indudablemente circulaban chismes a lo largo y a lo ancho en ese mundo antiguo acerca del fantástico reino de Salomón.

La realeza extranjera le hizo visitas a él para ver si lo que ellos escuchaban era realmente cierto.

Lo era. Lo que ellos encontraron en la Ciudad de David sólo sirvió para reforzar la leyenda salomónica, incluso si bien la verdad no necesitaba embellecimiento. De acuerdo al registro bíblico publicado en Segunda de Crónicas, capítulos seis hasta el nueve, Salomón poseía suficiente riqueza y poder para deleitarse en un estilo de vida haciendo de los notorios apartamentos penthouse de ahora parecer gravemente afectados de pobreza en comparación.

Un catálogo de riqueza

Sobre una base anual, Salomón recibía 666 talentos de oro, o cerca de 960,000 onzas. Eso suma algo como $33,600,000 en oro por año a la antigua tasa de $35 por onza {$1,248,000,000 por año presumiendo un valor del oro de $1300 por onza que que ha sido en el siglo 21°}.

Hay … individuos hoy cuyos valores anuales … eceden esa cifra en el papel, pero esto era una cosa real – oro sólido. Era reputadamente tan común, de hecho, que Salomón no se molestaba en comprar ciertos productos para él mismo. Él hacía que ellos fueran hechos de su oro. Su trono fue hecho de marfil importado recubierto de oro. Ninguno de sus vasos para beber estaba hecho de plata. Ella era simplemente demasiado común, seguramente tan común como la roca ordinaria (1 Reyes 10: 27).

Salomón importaba galas de todas partes del mundo. Su armada naval le reportaba a él cada año, trayéndole a él más oro, plata, marfil y animales raros. En un triunfo de entendimiento, I Reyes 10: 23 dice que Salomón excedía a todos los reyes de la tierra en riquezas y en sabiduría. Las visitas de estado involucraban extravagantes intercambios de regalos. Cuando la famosa Reina de Saba por ejemplo, vino a investigar los fabulosos rumores que ella había escuchado acerca de Salomón, ella trajo consigo 120 talentos de oro, una “muy grande reserva” de especias y piedras preciosas de equipaje. El cercano y amistoso Rey Hiram, quien vivía en la costa del Mediterráneo, usaba sus barcos para traer a Salomón oro de Ofir, como también grandes cantidades de maderas raras y piedras preciosas.

Sin embargo, el dinero realmente no era todo. La Biblia dice que Salomón amó “a muchas mujeres extranjeras” (I Reyes 11: 1). Ese es otro entendimiento de magnificencia. Salomón conservaba setecientas esposas auténticas más trescientas concubinas. Para impresionar a estas esposas, él comandaba un ejército personal de carrozas – 1,400 carrozas, para ser exactos, y doce cientos de jinetes. Él incluso construyó ciudades especiales para estos hombres, e importó sus caballos de Egipto. Para mantener felices a sus esposas, él también ordenó que fueran importados los mejores textiles (I Reyes 10: 28-29).

Pero ¿Era él feliz?

En adición, Salomón, siendo rey y un todo-poderoso, podía por supuesto hacer cualquier coas que él deseara – lo que es precisamente lo que él se propuso hacer. Posteriormente, él escribió un libro acerca de sus hazañas llamado Eclesistés.

En este libro, Salomón relata cómo él experimentó con casi toda cosa bajo el sol para ver lo que podría hacerlo a él feliz. El entretenimiento interminable pronto se volvió aburridor. “Pero yo encontré que esto, también, era inútil. Pues es tonto estar riéndose todo el tiempo; ¿Qué de bueno tiene eso?” (Ecl. 2: 2, The Living Bible). Él menciona comenzar a beber para ver si la felicidad podía encontrarse en una botella. La felicidad no estaba, pero probablemente sí estaban dolores de cabeza a la mañana siguiente. Él construyó monumentos para él mismo en la forma de inmensas y bellas obras públicas. Ellas eran impresionantes e indudablemente suministraban un enorme halago al ego, pero ellas parecen no haberlo hecho a él más feliz. Él construyó elaboradas casas para él mismo y construyó templos para los dioses de sus favoritas esposas paganas. Él cultivó viñas y llevó a cabo experimentos en sus jardines botánicos de toda clase de árboles y plantas raras. Él construyó obras de agua para irrigar las vecinas tierras áridas. La mayoría de esto está descrito en Eclesiastés, capítulo dos.

Él afirmó un tema de hecho, “Yo me hice más grande que cualquiera de los reyes en Jerusalén antes de mí, y con todo ello o permanecí con la vista clara, de manera que yo pudiera evaluar todas estas cosas”. Esto, admitidamente, suena como sombras de Mohamed Alí, el presuntuoso boxeador americano de peso pesado, pero era la verdad literal. Él también confesó que “cualquier cosa que yo deseé, yo la tomé, y no me abstuve a mí mismo de ningún gozo” (Ecl. 2: 9-10, The Living Bible).

En suma, Salomón tenia fama, dinero y sabiduría – todas las bendiciones físicas que se podían tener. Él probó todo lo que se podía probar – al menos, todo en lo que él pensó – y él tuvo cualquier cosa que él deseó cuandoquiera que él la deseó. Todo estaba pagado. Él no carecía absolutamente de nada en la forma del confort humano.

Desafortunadamente, Salomón era miserable. Él admitió eso él mismo. “Así ahora yo odio mi vida porque es todo tan irracional; todo es tontería, cazando el viento” (Ecl. 2: 17; The Living Bible).

¿Por qué sobre la tierra un hombre que lo tenía todo, incluyendo una irrestricta y enormemente variada vida sexual, estar tan aburrido con la vida que él sentía como cometer suicidio?

La verdad es que Salomón sabía lo que lo habría hecho a él feliz – pero él lo ignoró. Si él le hubiera prestado más atención a ello, él podría haber vivido una vida más como la más feliz, llena y recompensante existencia de otro hombre que vivió casi unos mil años después.

De perseguidor a perseguido

Este hombre parecía tener todo el derecho a ser miserable. Él era judío y un miembro de la secta de los Fariseos. Él odiaba a la nueva secta que era llamada “cristiana” después de que un cierto Jesucristo había sido ejecutado públicamente, pero de quien los cristianos decían que todavía estaba vivo. Él los consideraba a ellos una molesta amenaza para el establecimiento religioso judío en el cual él tenía una alta posición. Él persiguió a los cristianos con un vigor que sorprendió a los liberales romanos a cargo de esa parte del Imperio.

Este hombre fue forzado a emprender la conversión a la propia “secta” a la que él había estado persiguiendo tan ávidamente. Sus anteriores compatriotas probablemente lo considerarían a él ligeramente insano para tomar semejante cambio en su pensamiento. El nombre del hombre, por supuesto, era Pablo. Él posteriormente se convirtió en un apóstol y una de las principales figuras en el desarrollo de la iglesia del Nuevo Testamento.

Lejos de tener la magnificente riqueza que Salomón había disfrutado, Pablo fue forzado por las circunstancias a volver a su labor aprendida desde la niñez de tejer redes para poder sostenerse él mismo en tanto que él administraba para las Iglesias de Dios localizadas alrededor del Mar Mediterráneo. En adición, él tuvo que viajar mucho a pie, o por barco. Devastadoras tormentas fueron común ocurrencia. Luego, también, él estuvo bajo constante peligro de aquellos que intentaban perseguir a la Iglesia como él mismo lo había hecho una vez. Él no siempre escapó de su ira.

Él catalogo sus “desventuras” en el ministerio en una de sus cartas publicadas a la iglesia localizada en la ciudad griega de Corinto:

“Cinco veces he recibido de los judíos cuarenta azotes menos uno; tres veces he sido flagelado con varas; una vez he sido apedreado; tres veces he padecido naufragio; una noche y un día he estado en lo profundo del mar. Muchas veces he estado en viajes a pie, en peligros de ríos, en peligros de asaltantes, en peligros de los de mi nación, en peligros de los gentiles, en peligros en la ciudad, en peligros en el desierto, en peligros en el mar, en peligros entre falsos hermanos; en trabajo arduo y fatiga, en muchos desvelos, en hambre y sed, en muchos ayunos, en frío y en desnudez.

“Y encima de todo, yo tento que poner atención a su desastrosa vida constantemente preocupado de cómo las iglesias y evitar el mismo error por el que están yendo” (II Cor. 11: 24-28, The Living Bible)

Esa es una lista completa de aventuras, suficiente para hacer a los hombres de menos entereza optar por un empleo más seguro, confortable. Pero los problemas externos no eran todo lo que Pablo soportó. Él también tenía con él “un aguijón en la carne”, posiblemente un problema de salud, si bien él no se refiere específicamente a él por su nombre (II Cor. 12: 7). Él implica, que sus ojos le daba a él problemas (Gál. 4: 15).

En adición, él sólo no era muy impresionante en persona. Él dice poco acerca de este hecho, pero menciona que otros trataron de denigrar de él a la vista de su congregación por más bien aludir con mala intención al hecho de que él era suficientemente poderoso en sus cartas, pero que su presencia corporal era débil y su discurso despreciable (II Cor. 10: 10).

No obstante Pablo era feliz

Por ahora usted probablemente puede sentir la obvia lección a punto de golpearlo a usted entre los ojos: La felicidad no viene necesariamente de la riqueza, posición, libertad sexual. o ilimitado poder o status. Un hombre soportando las peores condiciones de vida, como Pablo, puede ser feliz a pesar de la forma como las cosas lucen o le hacen sentir. “… Pues yo he aprendido, en cualquier condición que yo esté, a estar contento con ello”, dijo Pablo en Filipenses 4: 11. “Yo sé ahora cómo vivir cuando las cosas están difíciles y yo sé cómo vivir cuando las cosas son prósperas. En general y en particular yo he aprendido el secreto de enfrentar sea la plenitud o la pobreza” (Filipenses 4: 12, Phillips translation).

¿Cuál era su secreto? ¿Qué sabía Pablo que no supo Salomón?

La respuesta es: NADA.

Salomón conocía la misma fórmula básica para vivir feliz que predicó Pablo, pero el hecho de que él la ignorara – eso literalmente arruinó su vida. Salomón aconsejó a los hombres más jóvenes, diciendo: “Recuerda ahora a tu Creador en los días de tu juventud, mientras no llegan los días malos, ni se acercan los días, cuando tu dirás, no tengo placer en ellos… Escuchemos la conclusión de todo el asunto: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos: Refiérete a esto – pues este es todo el deber del hombre” (Ecl. 12: 1, 13).

“Teme a Dios y guarda sus mandamientos”. Esa era la única cosa que podía haber hecho feliz a Salomón – lo que lo habría hecho a su fabulosa riqueza, no enteramente errónea en sí misma, una bendición en lugar de una frustración. Y, la obediencia a las leyes de Dios era el único ingrediente en la vida de Pablo que le permitió a él continuar – incluso ser feliz – a pesar de todos los obstáculos en su camino.

Y estos mismos principios, si usted los obedece, pueden hacerle a usted feliz – no importa cuál sea su situación en la vida si USTED escoge no ignorarlos.

¿Pero son ellos importantes hoy?

“Correcto”, dirá usted. “Pero todos nosotros estamos iviendo en el siglo veinte, no hace dos mil años en un reino del Medio Oriente reconocido por sus místicos adherentes e historia ricamente embellecida. ¿Cómo ayudaría seguir un antiguo código como los Diez Mandamientos a alguno que viva en un ghetto de una ciudad, o jugando el juego de la autopista cada día, o luchando contra cuentas sin pagar, esforzándose por remendar broncas maritales, preocupándose por visitas al hospital, respirando el aire contaminado?” ¿No es esto decirle a todos hacer eso más que sólo una absurda, burda sobre-simplificación como una solución a complicados problemas humanos?

No realmente. Los Diez Mandamientos no tienen edad y aplican no importa en qué siglo sea que usted haya nacido. Por ejemplo, el séptimo mandamiento dice, en lo que suena a muchos como tonos de ominosos presentimientos, “Tú no cometerás adulterio”. En otras palabras, “No engañe a su esposa o a su esposo. Eso los hará a ambos infelices”.

Eso va sin decir que toda la humanidad no está ahora obedeciendo a Dios – y probablemente no lo hará a menos que sea forzada a ello. Pero piense, por un momento, de los fantástiacos resultados que ocurrirían si todos sobre la tierra obedecieran sólo ese único mandamiento. No más hogares rotos. No más corazones rotos agonizando que no pueden ser medidos estadísticamente. No más niñez miserable gastada primero con un padre, luego con el otro, siempre con la tensión e inseguridad que acompaña semejante situación de la niñez, y que muy a menudo produce profundos problemas en los años adultos. Si todos estuvieran esforzándose por obedecer SÓLO este ÚNICO mandamiento, al propio pacto matrimonial no se entraría tan despreocupadamente. Las parejas jóvenes se tomarían el matrimonio mucho más seriamente si ellas se dieran cuenta de que se estaban casando por toda la vida, y no simplemente hasta que el próximo cuerpo atractaivo venga por ahí. En breve, la obediencia a ese único mandamiento podría salvar a la humanidad de toda una hueste de problemas premaritales y maritales, dolores del corazón y tragedias.

Pero ese es sólo un mandamiento de entre los diez, sólo un ejemplo de por qué el consejo de Salomón de “teme a Dios y guarda sus mandamientos” es una invitación abierta a una vida más feliz, más plena, más satisfactoria – la clase de vida que Dios desea que todo ser humano experimente.”

Si a usted le gustaría tener más información acerca de los Diez Mandamientos, explicando cómo todos ellos son aplicables a la vida en el mundo de hoy, revise nuestro libro gratuito en línea, Los Diez Mandamientos: El Decálogo, el Cristianismo, y la Bestia http://www.cogwriter.com/TenCommandments.pdf.

Todos nosotros deseamos disfrutar la vida. Nuestro Creador está preocupado acerca de cómo lo hacemos nosotros.

Note la siguiente instrucción de Dios a los hombres jóvenes:

9 Alégrate, joven, en tu adolescencia, y tenga placer tu corazón en los días de tu juventud. Anda según los caminos de tu corazón y según la vista de tus ojos, pero ten presente que por todas estas cosas Dios te traerá a juicio. 10 Quita, pues, de tu corazón la ansiedad, y aleja de tu cuerpo el mal; porque la adolescencia y la juventud son vanidad. (Eclesiastés 11: 9-10)

Las niñas y muchachos y hombres y mujeres deberían esforzarse por vivir en la forma de Dios:

1 Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud: antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: “No tengo en ellos contentamiento”; (Eclesiastés 12: 1)

Además de reconocer que Dios existe, recordarlo a Él también significa ser agradecido con Él por su existencia, por sus padres, por Su plan, y por las cosas materiales que usted disfruta.

¿Sabe usted quién dice la Biblia que es feliz?

El pueblo de Dios:

5 Bienaventurado aquel cuya ayuda es el Dios de Jacob, cuya esperanza está puesta en Jehovah su Dios; 6 quien hizo los cielos, la tierra, el mar y todo lo que en ellos hay; quien guarda la verdad para siempre; 7 quien hace justicia a los oprimidos y da pan a los hambrientos. el Eterno suelta a los prisioneros; (Salmo 146: 5-7)

¿Tiene usted al Dios de Jacob (cuyo nombre cambió Dios por Israel en Génesis 32: 28) para su ayuda? ¿Es el Dios de la Biblia su Señor?

Si usted realmente hiciera eso, usted seria feliz.

13 Bienaventurado el hombre que halla sabiduría y el que obtiene entendimiento; 14 porque su provecho es mayor que el de la plata, y su resultado es mejor que el oro fino. 15 Es más valiosa que las perlas; nada de lo que desees podrá compararse con ella. 16 Abundancia de días hay en su mano derecha; y en su izquierda, riquezas y honra. 17 Sus caminos son caminos agradables, y en todas sus sendas hay paz. 18 Es árbol de vida a los que de ella echan mano; bienaventurados los que la retienen. (Proverbios 3: 13-18)

Sí, la sabiduría puede traer felicidad a todos: Hombres y mujeres.

Si las personas en todas partes obedecieran las leyes de Dios, no habría ninguna guerra, ni familias infelices, ni divorcio, crimen, violencia o robos. La gente sería honesta y preocupada por el bienestar de los demás y su propiedad.

Nosotros hemos de deleitarnos en los caminos de Dios:

11 Venid, oh hijos, escuchadme; el temor de Jehovah os enseñaré: 12 ¿Quién es el hombre que desea vida? ¿Quién anhela años para ver el bien? 13 Guarda tu lengua del mal, y tus labios de hablar engaño. 14 Apártate del mal y haz el bien; busca la paz y síguela. (Salmo 34: 11-14)

DELÉITESE EN EL SEÑOR y Él le dará a usted los deseos apropiados de su corazón.

La Continuación de la Iglesia de Dios http://www.ccog.org/ sacó el siguiente sermón relacionado con la felicidad en su canal ContinuingCOG http://www.youtube.com/continuingcog:

1:20:41

14 claves bíblicas para la felicidad

Casi todos desean ser felices. Una campaña de anuncios hace décadas intentaba decirnos directamente a nosotros “eso es lo que es la felicidad”. ¿Es la felicidad bienes materiales o experiencias físicas? ¿Se supone que los cristianos han de ser felices? ¿Qué enseña la Biblia acerca de ser feliz? ¿Se aproxima la Biblia a la felicidad desde una forma diferente de la que tiene el mundo? ¿Cómo debería ver un cristiano las pruebas y las dificultades? El Dr. Thiel responde a estas preguntas y más, además hace la lista de catorce claves bíblicas para la felicidad.

Aquí está un enlace al video-sermón: 14 claves bíblicas para la felicidad https://www.youtube.com/watch?v=JmQc0pu27eM.

Ahora, en este tiempo COVID-19, muchos han estado temerosos y preocupados. Aqui está algo de la Carta a los Hermanos: Marzo 19, 2020 de la Continuación de la Iglesia de Dios http://www.ccog.org/:

Las restricciones de movimiento y el desanimar el uso del dinero físico a causa del COVID-19 están pavimentando el camino para la aceptación del 666 de la Bestia y el total control financiero del gobierno. Ahora, sin embargo, como dijo Jesús, “no se preocupen; pues tales cosas deben suceder, pero el fin no es todavía” (Marcos 13: 7). Jesús también dijo:

33 … En el mundo ustedes tendrán tribulación; pero tengan buen ánimo, yo he vencido al mundo. (Juan 16: 33b)

32 No temas, manada pequeña, pues es la voluntad de tu Padre darte el reino. (Lucas 12: 32)

Aunque usted debería tomar precauciones razonables, usted no necesita temer. …

Con toda la realidad y exageración acerca del COVID-19 (el nuevo coronavirus) yendo por ahí, me viene a la mente lo siguiente:

1 (Salmo de David) El Eterno es mi pastor; nada me faltará. 2 En prados de tiernos pastos me hace descansar. Junto a aguas tranquilas me conduce. 3 Confortará mi alma y me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. 4 Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo. Tu vara y tu cayado me infundirán aliento. 5 Preparas mesa delante de mí en presencia de mis adversarios. Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. 6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa del Eterno moraré por días sin fin.

(Salmo 23)

Hermanos, confíen en Dios, pues nosotros estamos destinados a “morar en la casa del Señor para siempre.”

A riesgo de repetir, recuerden que Jesús dijo: “No temáis, manada pequeña, pues es la buena voluntad de vuestro Padre daros el reino” (Lucas 12: 32).

A pesar de COVID, Delta y otras variantes, gobiernos corruptos, proponentes de moralidad anti-bíblica, sí, usted puede ser más feliz.

Aquí está un enlace a nuestro video-sermón: 14 claves bíblicas para la felicidad https://www.youtube.com/watch?v=JmQc0pu27eM.

Considere:

6 En cambio, Cristo es fiel como Hijo sobre su casa. Esta casa suya somos nosotros, si de veras retenemos la confianza y el gloriarnos de la esperanza. (Hebreos 3: 6, NKJV)

17 Si sabéis estas cosas, bienaventurados sois si las hacéis. (Juan 13: 17, KJV)

Enfóquese en el Reino de Dios y usted siendo parte de él. Esto traerá verdadera felicidad para aquellos que realmente hagan eso.

Nosotros también tenemos un corto video-sermoncillo sobre ser más feliz:

8:55

¿Desea ser más feliz?

¿Desea usted ser más feliz? Casi todos lo desean. La revista Inc. publicó algo en línea recomendando sobre qué enfocarse para ser feliz. Si bien Inc. no se refirió a los temas espirituales, un par de sus puntos son aplicables a los cristianos. En este video, el Dr. Thiel pasa por algunos puntos de Inc. como también palabras de Jesús sobre en qué deberíamos enfocarnos nosotros. Él también cita escrituras tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento relacionadas con ser feliz. Son mencionadas la sabiduría y el crecimiento. Él menciona el Reino de Dios como también los principios bíblicos para la felicidad que son aplicables a hombres y mujeres, niños y niñas.

Aquí está un enlace a nuestro video: ¿Desea ser más feliz? https://www.youtube.com/watch?v=3-YQ51-qpdY

Sí, usted puede ser más feliz. Más feliz ahora y más feliz conforme envejezca.

Posted in Uncategorized