¿Puede la Gran Tribulación comenzar en 2014?

¿Puede la Gran Tribulación comenzar en 2014?

COGwriter

¿Puede la Gran Tribulación comenzar en 2014?

¿Cree alguien que ello puede o podría ocurrir? Algunos parecen pensar eso.

El Protestante John Hagee ha indicado que a causa de la presencia de “lunas rojas” en 2014 que ello podría suceder (ver Lunas Rojas y Profecía). Incluso al menos uno con vínculos con una COG, quien ha estado equivocado cada año desde 2008 acerca de esto, también cree que ello podría ocurrir.

No hay posibilidad de que la Gran Tribulación pueda ocurrir en 2014 y aquellos que se apoyan en la Biblia se han dado cuenta de esto por al menos los tres últimos años. Son sólo aquellos que pasan por alto la escritura y se apoyan en sus propias opiniones los que cometen el error de pensar que la Gran Tribulación puede, o podría, ocurrir en 2014.

¿Por qué afirmo esto?

Una razón para que la Gran Tribulación no comience todavía es que se requiere que surja uno que es conocido como el final Rey del Norte.

La Biblia muestra que el venidero “Rey del Norte” hará un pacto de alguna clase con uno llamado el “Rey del Sur” justo antes del señalado tiempo del fin:

El corazón de estos dos reyes será para hacer mal, y en una misma mesa hablarán mentira; mas no servirá de nada, porque el plazo aún no habrá llegado. (Daniel 11: 27).

El capítulo 11 de Daniel dice mucho acerca de los tiempos del fin e involucra tanto al Rey del Sur y un Rey del Norte. Y aunque hubo un presidente del Sur y un presidente del Norte en la Unión para el Mediterráneo (ver ¿Pacto que conduce al Salmo 83?), estos individuos no tienen el tipo de poder (o prerrogativas) de los profetizados Rey del Norte y el Rey del Sur. Ni el actual jefe de la Unión Europea post-Lisboa, Herman Van Rompuy (quien saldrá del cargo), probablemente será el final Rey del Norte puesto que él no parece acomodarse a esa descripción.

Puesto que la Gran Tribulación no comenzará anates de que haya un real Rey del Sur y un real Rey del Norte –y aunque el “príncipe” aparentemente confirmará un pacto con Israel (probablemente algo que incluya a los Estados Unidos y algunas tierras árabes como parte de los “muchos” en Daniel 9: 27), Daniel 11: 27 requiere dos reyes, lo que sugiere que el futuro “príncipe” ganará más y más importancia después del pacto en Daniel 9: 27 (para más información sobre la secuencia de Daniel 11, por favor vea el artículo el Rey del Norte). Puede requerir una guerra regional u otra guerra en el Medio Oriente para desencadenar un tratado de paz. Y si Isaías 17: 1 concerniente a la destrucción de Damasco ha de cumplirse antes del comienzo de la Gran Tribulación, la destrucción de Damasco en Siria debería ser una clara señal para aquellos que descartan la profecía bíblica de que la profecía de la Biblia llegará a pasar. Damasco ha reclamado ser la más antigua ciudad habitada de la tierra y su destrucción sería sin precedentes.

En cuanto hace al Rey del Sur, simplemente no hay una confederación de naciones islámicas que trabajen lo suficientemente juntas todavía en orden a ser conducidas por el Rey del Sur. Aunque es verdad que hay dos grupos que finalmente pueden últimamente permitir esto (ver Irak & el Rey del Sur y Unión Mediterránea hace pacto con Israel y los Estados árabes), el islámico Mahdi/Califa tampoco ha sido reconocido. Y aunque es posible que esto ocurra en 2014, el Rey del Sur tampoco estará listo militarmente para cumplir profecías como las de Daniel 11: 40.

Como se aludió anteriormente, la Biblia muestra que antes de ser referido como “el Rey del Norte”, hay un individuo quien inicialmente se hace referencia como un “príncipe” en Daniel 9: 26-27 (uno es normalmente un “príncipe”, o un líder que surge, antes de convertirse en un “rey”).

Puesto que este pacto todavía no se ha hecho todavía, NO hay posibilidad de que la Gran Tribulación comience antes de 2017 –e incluso eso parece demasiado temprano.

Note que en el libro de Daniel hay una profecía relacionada a los tiempos del fin que afirma:

Y después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías, mas no por sí; y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario; y su fin será con inundación, y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones. (Daniel 9: 26-27).

Hay algunas razones para que este “príncipe” se esté refiriendo a un líder del imperio europeo en desarrollo (ver Rey del Norte y Europa, la Bestia, y el Libro de Apocalipsis). Una es que fue el pueblo del Imperio Romano del primer siglo el que cumplió la porción de Daniel 9: 26 puesto que ellos destruyeron la ciudad (Jerusalén) en 70 D.C. La Unión Europea incluye mucho de las tierras y pueblos que fueron parte del antiguo Imperio Romano. Y es el “príncipe” que viene de ese pueblo al que se está refiriendo el versículo 27. De esta manera, esta profecía nos dice a nosotros que un líder europeo de un nivel más bajo oficialmente comenzará a surgir cerca de 3 1/2 años antes de la Gran Tribulación (y sí, de acuerdo a Jesús, alguna “tribulación” debe ocurrir antes del comienzo de la Gran Tribulación). Otra es el hecho de que la “bestia del mar” (Apocalipsis 13: 1) se ajusta con las bestias del “gran mar” (Daniel 7: 2) –y ese es el Mar Mediterráneo de acuerdo al Antiguo Testamento– por lo tanto este es un imperio como el antiguo imperio romano (para más detalles, por favor vea Europa, la Bestia, y el Libro de Apocalipsis).

Esta porción de la escritura en Daniel parece estar discutiendo algún tipo de pacto de paz que los europeos propondrán o al menos uno de Europa aprobará. Semejante pacto no existía para diciembre 2012, o al menos no fue públicamente confirmado por el “príncipe” entonces.

La Gran Tribulación viene, pero ella no comenzará en 2014.

Posted in Enseñanzas, Español
Acerca de la CCOG
La Continuación de la Iglesia de Dios, que intenta representar al remanente más fiel de la porción de Filadelfia (Apocalipsis 3: 7) de la Iglesia de Dios, basa sus creencias en la Sagrada Biblia. Lea la Declaración de Creencias de la CCOG para más información Declaración de las Doctrinas de la Continuación de la Iglesia de Dios.