Adventistas del Séptimo Día moviéndose hacia el ordenamiento de más mujeres ministros

Adventistas del Séptimo Día moviéndose hacia el ordenamiento de más mujeres ministros

COGwriter

Un lector me envió un enlace a lo siguiente:

(RNS) Primero, tres grupos regionales de los EE.UU. de la Iglesia Adventista del Séptimo Día votaron en 2012 para que las mujeres fueran ordenadas.

Luego, la Conferencia de la Iglesia el Sureste de California eligió su primer presidente femenino, en un movimiento histórico para la iglesia global.

Ahora, cuatro de las 13 divisiones de la iglesia en el mundo han aprobado revisiones teológicas que sugieren que la ordenación de las mujeres sería ampliamente aceptada; una ha dicho que ella no lo haría.

Como uno de los grupos religiosos que están creciendo más rápidamente en los EE.UU. y a través del mundo, los Adventistas del Séptimo Día podrían potencialmente influir sobre otras denominaciones –particularmente cristianos conservadores– sobre el tema del liderazgo de la mujer…

En los EE.UU., 19 pastores femeninos han sido ordenados o han tenido puestas al día sus credenciales en la Conferencia de Unión de los SDA de mitad del Atlántico en Columbia desde que ese grupo regional aprobó la ordenación de mujeres en julio 2012. La Conferencia de la Unión del Pacífico estima que ella tiene 25 a 30 mujeres ordenadas…

Garrett Caldwell, vocero de la iglesia en el mundo, dijo que el proceso deliberativo arribará a una simple pregunta: “Tiene la Biblia una teología de ordenación que diga sí o no acerca de este asunto?” http://www.christiancentury.org/article/2013-12/some-seventh-day-adventists-forge-ahead-women-clergy

Aunque la SDA puede hacer lo que ellos quieran, el problema real, como indicó Garrett Caldwell, es ¿Qué enseña la Biblia?

Bien, nosotros en la Continuación de la Iglesia de Dios nos damos cuenta de que la Biblia se opone a ordenar mujeres como ministros, si bien las mujeres pueden ser ordenadas diaconisas (Romanos 16: 1-2) y también pueden tener un papel profético (Hechos 2: 17-18).

El apóstol Pablo escribió:

Vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice. Y si quieren aprender algo, pregunten en casa a sus maridos; porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación. (1 Corintios 14: 34-35).

La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. (1 Timoteo 2: 11-12).

El Nuevo Testamento también muestra:

Palabra fiel: Si alguno anhela obispado, buena cosa desea. Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar; (1 Timoteo 3: 1-2).

Por esta causa te dejé en Creta, para que corrigieses lo deficiente, y establecieses ancianos en cada ciudad, así como yo te mandé; el que fuere irreprensible, marido de una sola mujer, y tenga hijos creyentes que no estén acusados de disolución ni de rebeldía. (Tito 1: 5-6).

Así, el Nuevo Testamento no apoya el concepto de que las mujeres sean ancianas/obispos sobre una iglesia puesto que sólo se muestra a hombres estando en esos específicos papeles.

Presumiendo que la SDA continúe en este sendero (permitir la actual ordenación es una señal), el papel de las mujeres en la iglesia parece ser otra diferencia entre la bíblicamente basada Continuación de la Iglesia de Dios y la Iglesia Adventista del Séptimo Día basada más en Ellen White.

Publicado en: Enseñanzas, Español