Obispos ortodoxos griegos denuncian al Papa Francisco, Iglesia de Roma, y Ecumenismo como Plan Anticristo de los Masones Libres

Obispos ortodoxos griegos denuncian al Papa Francisco, Iglesia de Roma, y Ecumenismo como Plan Anticristo de los Masones libres

Coat_of_arms_of_Church_of_Greece

Escudo de armas de la Iglesia de Grecia

COGwriter

Un lector me remitió una carta enviada al Papa Francisco por dos obispos Ortodoxos Griegos. El documento real es de 89 páginas, así que lo siguiente contiene excertas:

A Su Excelencia, Francisco
Jefe del Estado de la Ciudad del Vaticano
Ciudad del Vaticano, Roma

Su Excelencia,

Con el debido respeto y sincero amor, nosotros le enviamos a usted esta carta Episcopal, el propósito de la cual no procede de ningún motivo egoísta, sino de puro y desprendido amor Cristiano, del deber Cristiano, de un esencial mandamiento de nuestra Salvador Cristo, Quien “desea que todos los hombres se salven y lleguen al pleno conocimiento de la verdad” 1 y finalmente de un cálido y ardiente deseo por su salvación. A causa de esto nosotros sentimos que que es nuestro santo y obligatorio deber, como los menores de los miembros del Todo santo y Todo puro Cuerpo de Cristo y especialmente como Obispos Ortodoxos, que pertenecen como también al Santo Sínodo de la Santa Iglesia Autocéfala de Grecia, que es nuestra más alta autoridad eclesiástica, como un todo Indiviso, Santa, Católica, y Apostólica Iglesia Ortodoxa, esforzarnos con toda nuestra potencia para restaurarlo a la Iglesia Madre Ortodoxa Católica, de la cual usted se fue y de la cual está separado, una obra que nosotros esperamos, con la cooperación de la Divina Gracia no creada del Señor, que ello sea alcanzado…

Desde el comienzo nosotros debemos clarificar que nosotros los Ortodoxos, no tomamos parte en el políticamente correcto espíritu del occidental y especialmente ecumenista “cristianismo”, no nos referimos a aquellas comunidades religiosas que han estado, tristemente, separadas de la Única, Santa, Católica y Apóstolica Iglesia Ortodoxa como “Iglesias”. Sino que, siguiendo el ejemplo de nuestros Santos Padres a través de todas las épocas, nos referimos a ellas como herejes, y a usted, Su Excelencia, y a sus seguidores, nosotros los denominamos “Papistas” y a su herejía como el “Papismo”…

Nosotros oramos incesantemente para que nuestro Señor Jesucristo una juntamente al engañado “Papa” y a sus seguidores, a través del arrepentimiento y la renuncia a su engaño y herejía, dentro de la Única, Santa, Católica y Apostólica, Iglesia Ortodoxa y para asumir como un Papa Ortodoxo, de acuerdo a la antigüedd de honor de la Pentarquía y de acuerdo con los Cánones Divinos y Santos, la presidencia de honor de las Iglesias Autocéfalas Ortodoxas como “primus inter pares”.

Una razón adicional, que muestra la oportunidad e importancia de nuestra presente epístola Episcopal, son las intrigas en el reino del moderno Movimiento Hereje Ecuménico con sus diálogos teológicos ecumenistas entre Ortodoxos y Papistas, en donde los representantes del lado Ortodoxo, animados desafortunadamente por el panherético espíritu del sincretismo ecuménico intercristiano e interreligioso, y empleando el falso amor ecumenista, un “amor” sin verdadero amor y unidad en la fe Ortodoxa, lo engañan a usted, Su Excelencia, diciendo que el Papismo es una llamada “Iglesia”, y además una “Iglesia hermana”, con válidos Misterios (Sacramentos), Bautismo, el Sacerdocio y la Gracia, que el Papismo y la Ortodoxia componen los llamados “dos pulmones”, con que la Iglesia de Cristo respira, que usted, el “Papa” hereje, es un obispo canónico, sucesor del apóstol Pedro y Vicario de Cristo sobre la tierra, quien posee la Apostólicamente, Escrituralmente y Patrísticamente inexistente y sin terreno primacía “Petrina” de poder sobre toda la Iglesia, y la blasfema “infalibilidad Papal”, en lugar de la verdadera primacía de honor (διά τό εἶναι τήν Ρώμην πρωτεύουσα) como está ordenado por los Cánones Santos de la individida Iglesia del primer milenio a la cual El Papa Ortodoxo de Roma y el Patriarca del Oeste tienen derecho, doctrinas que son totalmente desconocidas y sin fundamento o testimonio en la Tradición general de la Iglesia Católica Ortodoxa de los primeros diez siglos y de los ocho Santos Concilios Ecuménicos, doctrinas que son una clara blasfemia contra el Espíritu Todo Santo y que muestras su apartamiento teológico y la soberbia satánica de la cual ustedes están poseídos. Clara prueba de lo absurdo de los Ecumenistas Ortodoxos es que, mientras ellos le atribuyen a usted títulos eclesiásticos, a usted que es obviamente un hereje y erróneo en sus creencias, ellos no se atreven, incluso si pensaran que eso sería en mantenerlo con sus declaraciones, a venir a la comunión sacramental con usted, porque ellos saben desde ese momento que ellos inmediatamente perderán su propia identidad eclesiástica. ¿No constituye esto la más elocuente prueba de las falsas doctrinas del Ecumenismo?…

Al comunicarnos con usted a través de esta presente carta Episcopal, nosotros deseamos que se le haga saber a usted que, de acuerdo a la Santa Escritura diacrónica, la Tradición Patrística y Canónica y de acuerdo a la infalible conciencia de la plenitud de la Iglesia Católica Ortodoxa Oriental, el Papismo, del cual usted es el líder, Su Excelencia, no es una “Iglesia” sino una comunidad religiosa, una parasinagoga, una herejía, una alteración, una demoledora y total perversión de la Verdad, es decir, del verdadero Dios-hombre, Cristo. Muchos delos Concilios Ortodoxos han condenado al Papismo como una herejía…

El Papismo no es una “Iglesia” sino un Estado –el Vaticano, una organización mundial, con un gobierno, cun usted, el “Papa”, como líder, con los Cardenales como Ministros y Secretarios y con el “Banco del Espíritu Santo”. Ni es el Papismo una “Iglesia Católica Romana”, puesto que él no es ni Romano, ni Católico, ni una Iglesia, él no tiene ninguna relación con Romiosini o con Romania. Él no es Católico puesto que está separado por sí mismo de la Iglesia Católica Ortodoxa en 1054 D.C. y puesto que él no posee la plenitud de la Fe Ortodoxa de nuestros Santos Padres, que ustedes han distorsionado. Ustedes no son una Iglesia, puesto que ustedes se convirtieron en un Estado, cayendo, más bien, en la tercera tentación de Cristo. 7 Ustedes aceptaron la propuesta del Diablo de hacerlos a ustedes todopoderosos gobernadores terrenales a cambio de su sometimiento a él. Nosotros los Ortodoxos somos la verdadera Iglesia Católica Romana. Nosotros los Ortodoxos somos los Romanos: A nosotros pertenece Rumania, Romiosini. La Ortodoxa es la Única Santa, CATÓLICA, y Apostólica Iglesia, la verdadera Iglesia Católica Romana, como nosotros lo confesamos en el Símbolo de Fe Niceno-Constantinopolitano.

El hecho de que el Papismo es una herejía es revelado por las llamativas falsas doctrinas que usted confiesa. Estas son: I) La existencia política y estructura del Vaticano con ministerios, burocracias y bancos; II) El Filioque (la supuesta procesión del Espíritu Santo también desde el Hijo); III) La Gracia creada, IV) La primacía de poder; V) La posesión del poder mundial y espiritual por el Papa; VI) La infalibilidad del Papa; VII) Las teorías de que el Papa es el último juez y Arquisacerdote, la suprema autoridad y monarca de la Iglesia; VIII) El bautismo por rociado y la separación de él del misterio de la Chrismation; IX) El uso de pan sin levadura (Hostia); X) La transformación del pan y el vino en el Cuerpo y Sangre de Cristo con palabras de institución en lugar de la invocación del Espíritu Santo como también la doctrina de la transubstanciación; XI) La privación de la Sangre de Cristo al laicado; XII) La privación de la Sagrada Comunión a los niños; XIII) La adoración de María; XIV) El dogma de la “inmaculada concepción” y la “asunción corporal” de la Madre de Dios; XI) El purgatorio; XVI) Las indulgencias; XVII Los llamabos “superabundantes méritos” de Cristo, XVIII) Los “superabundantes méritos” de los Santos, XIX) Los méritos de las obras del hombre; XX) La estatuaria y la secularización del arte religioso en lugar de la iconografía Ortodoxa XXI) El celibato mandatorio para el clérigo; XXII) El reconocimiento de asesinos (Stepinac) como “santos”; XXIII) La doctrina de la satisfacción de la justicia divina (el resultado de confusión respecto del pecado original y el legalismo que es prevalente en el Papismo); XXIV) El rechazo de la Santa Tradición y el tomar ventaja de ella como una herramienta para reclamos Papales (el Papa es Tradición); XXV) La creencia de que el “infalible Papa” es el único guardián, juez e intérprete de la Revelación Divina; XXVI) La llamada “Iglesia Sufriente”, que está supuestamente compuesta de los fieles que están presentes en el purgatorio; XXVII) El rechazo de la igualdad de obispos; XXVIII) El sistema centralizado y la administración despótica del Vaticano en donde el “Papa” es monarca absoluto, lo que introdujo el Cesaropapismo; XXIX) El carácter social/humanitario de las órdenes monásticas; XXX) El carácter impersonal y jurídico del misterio de la confesión; XXXI) Y, finalmente, la maldita Uniate, el caballo de Troya del Papismo…

Su elección, Su Excelencia, no fue un evento al azar, pues los centros de toma de decisiones a nivel mundial, viendo el auge financiero de muchos de los países de Latinoamérica, decidieron promover su elección como líder del Vaticano, en orden a usar sus intervenciones en sus propios intereses. Esa es la conclusión de un análisis de científicos especiales quienes están involucrados en la ciencia de la geopolítica y la geoestrategia (principalmente la primera). Los analistas sostienen que los “Centros de Toma de Decisiones Mundiales” diseñaron su nuevo rol específicamente para “renunciar” al título básico de Líder del Estado Vaticano, que molesta a los fieles de otras “confesiones Cristianas”, y para aceptar el título de Obispo o Patriarca de Occidente, incluso si bien usted está por fuera de la Única, Santa, Católica, y Apostólica Iglesia (Ortodoxa) y se comporta más como un padre espiritual y menos como el líder del Estado Vaticano. Ni fue un suceso por casualidad que el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, lo saludara a usted como “un líder espiritual mundial (abril 23)”. Esto ocurrió en su reunión con él durante la cual a Su Excelencia se le pidió por su país hacer trabajo filantrópico y “aproximar a la gente de diferentes religiones y no creyentes”. Esto significa que en el Vaticano usted estará trabajando un esquema paralelo de comunicación y propaganda en orden a llevar a cabo proselitismo en los países a los que usted se dirija…

El término “Jesuíta” que de acuerdo al Profesor griego de linguística, G. Babiniotis, es sinónimo de “hipócrita y tartufo” para los miembros de la individida e incambiada Iglesia Católica Ortodoxa, concierne a la orden monástica Papista que fue fundada en 1543 por el español, Ignacio de Loyola, y el vasco, Francisco Xavier, para contrarrestar la Reforma, y el levantamiento de la gente en Europa contra las actuaciones del papocesarismo. De hecho, esta orden es culpable de las salvajes polémicas e insidiosas acciones hacia el martirizado y Santo Patriarca de Constantinopla, Cirilo Lucaris, quien fue muerto de una manera horrible en 1638…

En 2006 el reportero argentino Horacio Verbitsky, en su libro, El Silencio, lo acusó a usted, Jorge Mario Bergoglio y ahora Francisco I, como un directo colaborador de la Junta de Videla, apoyándose en los relatos personales de cinco “clérigos” Papistas, de quienes usted removió, como el entonces “obispo” Bergoglio de Buenos Aires y el argentino “eparch” de la “Sociedad de Jesús”, el permiso para llevar a cabo trabajo misionero en las “villas-miseria” de Buenos Aires, dando así la oportunidad para que la Junta de Videla los arrestara a ellos. La prominente abogada de los derechos humanos, Myriam Bregman, basando su trabajo en los testimonios delos Jesuitas Yorio y Jalics, suministra la información significativa que, después de sesiones de tortura en las prisiones de la Junta, los dos Jesuítas fueron arrojados desde un helicóptero. Ellos, sin embargo, vivieron para contar las “realizaciones” y la “caridad” del aparentemente humanitario, Jorge Mario Bergoglio, ahora Francisco I…

Nosotros preguntamos a Su Excelencia: ¿En qué punto en el tiempo se hizo la Iglesia agradecida por el hecho de que los heterodoxos judíos preservaran una fe que vehemente niega la divinidad de nuestro Señor Jesucristo? Ustedes también dijeron muchas otras cosas similares. Nosotros creemos, sin embargo, que incluso esta pequeña muestra de sus propias palabras claramente muestra la completa ausencia de una consciencia eclesiástica de su parte. Usted que es presentado como el “Vicario de Cristo sobre la Tierra” y “Primero de la Iglesia”!

Puede ser posible, preguntamos nosotros, que usted también no esté consciente como el “Papa Cristiano” que el oculto Sionismo Global, 54 que fue condenado como extremadamente racista por la ONU (cuando la ONU era verdaderamente libre) cambiara el teísmo del Antiguo Testamento y los Profetas en un vergonzoso Satanismo, con la demoníaca Cábala y el vulgar Talmud, obra de los demonizados rabinos del Judaísmo apartado de sus ideales con respecto al gobierno y la dominación mundial, a través del todavía esperado falso mesías, es decir el Anticristo?…

Junto con los Judíos, Su Excelencia es un favorito de los Masones Libres, quienes de acuerdo a sus propias publicaciones, estaban ansiosamente esperando su elección y se regocijaron cuando usted fue escogido! En una declaración del “Gran Maestro”, G. Raffi, él enfatiza en que, “Con el Papa Francisco, nada será como era antes. Es una clara elección de fraternidad para una Iglesia de diálogo, que no está contaminada por la lógica y las tentaciones del poder temporal. Él es un hombre de los pobres, lejos de la Curia. Fraternidad y el deseo de dialogar fueron sus primeras palabras concretas. Quizás nada en la Iglesia será como era antes. La simple cruz que él usó sobre su casaca blanca nos permite esperar que una Iglesia del pueblo redescubrirá su capacidad de dialogar con todos los hombres de buena voluntad y con la Masonería Libre, que, como enseña la experiencia de América Latina, trabaja por el bien y el progreso de la humanidad!” Así que aquí está el corazón del asunto: “diálogo con todos los hombres de buena voluntad”, lo que significa una intensificación del ecumenismo! ¿No está usted consciente, Su Excelencia, de que la Masorenía Libre promueve, a través del Ecumenismo, la religión universal de Lucifer, como también el hecho de que la fuente y vientre de la Masonería Libre es el oculto Sionismo Internacional?…

La Masonería Libre es “un culto pagano de adoración, un adversario de la pura Ortodoxa Iglesia Católica”. Es decir, es claramente una religion anticristiana y pagana. Los Masones son “adoradores de Satanás y luciferistas, seguidores de la religión del Anticristo.”…

Usted, Su Excelencia, no ha cesado desde el momento de su elección de hablar en términos brillantes acerca de todas las religiones del mundo, y llamarlas a ellas a colaborar por “el bien de la humanidad”…

Es obvio que usted decidió conducir el esfuerzo de unir las religiones del mundo, creyendo que usted puede convertirse en su líder! La “Santa Sede” está yendo por el camino de la creación de un mundo con una sola religión, supuestamente para el bien del mundo. En esencia, sin embargo, ello será para su devastación…

El Ecumenismo adopta y legitimiza todas las herejías como “iglesias”, e insulta los dogmas de la Única, Santa, Católica, y Apostólica Iglesia…

El Concilio Ecuménico es el más alto criterio de eclesialidad. Para nosotros los Ortodoxos la más alta forma de gobierno eclesiástico es el Concilio Ecuménico, no un hombre, un “Papa”. Aquí está nuestra esencial diferencia con el Papismo…

Nosotros, los Ortodoxos, deseamos la unión y oramos incesantemente “por la uniad de todas (las personas)” –una unidad en nuestra Santa Iglesia en verdad. Nosotros no oramos por la unidad de falsas iglesias que no traicionarán sus varias herejías, de alguna “enviada por Dios” unidad en la diversidad de falsas doctrinas. Ustedes, los Papistas, en esencia, entorpecen esta unidad. Nosotros los Ortodoxos somos unificadores por excelencia, mientras que ustedes, los Papistas, son separadores. Si ustedes no se arrepienten aquí en esta presente vida, ustedes se arrepentirán en el Infierno, en donde, no obstante, no “hay ningún arrepentimiento”!…

No puede existir ninguna forma de compromiso entre la Ortodoxia y el Papismo, ni con su viejo ni con su moderno espíritu, ni con su idolatría…

Con respeto,

+ Andrew of Dryinoupolis, Pogoniani and Konitsa

+ Seraphim of Piraeus and Faliro

(Carta a Francisco. HOLY AUTOCEPHALOUS ORTHODOX CATHOLIC CHURCH OF GREECE. April 10, 2014. http://cdn.romfea.gr/images/stories/photos/2014/4/romfea1/spiti/Epistle%20to%20Pope%20Francis%20I.pdf visto el 04/20/2014)

Los dos obispos claramente ven los peligros del movimiento ecuménico y han establecido muchas de sus objeciones al Papa Francisco y a la Iglesia de Roma. A pesar de varias posiciones erróneas que ellos tienen, ellos están correctos en que el movimiento ecuménico, con o sin la participación de los Masones Libres, va a ser una herramienta del final Anticristo.

Note también que estos obispos desean absolutamente que el Papa Francisco y Roma cambien y acepten la fe Ortodoxa –esto es consistente con lo que ciertas ‘profecías privadas’ Ortodoxas dicen. Ellos también dicen que la Iglesia de Roma no es una iglesia válida. Sentimientos Anti-Romanos permanecen muy adentro entre muchos de los Ortodoxos, y yo primero aprendí eso hace décadas. Yo edité la carta de arriba por razones de espacio, pero ella contenía muchos otros cargos contra el Papa Francisco y su iglesia que usted puede chequear puesto que yo estoy incluyendo el enlace a ella. Debería anotarse también que hubo un montón de declaraciones anti-judías que yo no reporté arriba –el antisemitismo parece estar muy arraigado en muchos. Los dos obispos firmantes toman la posición de que los Ortodoxos deben oponerse a Francisco, Roma, la Masonería Libre, y el ecumenismo.

Por supuesto, hay muchas excepciones a esto dentro de las comunidades Ortodoxas. Bartholomew I, Patriarca Ecuménico de Constantinopla, ha incentivado el diálogo ecuménico Católico-Ortodoxo y ha afirmado que para finalizar esto se llevará a cabo un Concilio Ecuménico o “sínodo” (Nueva encíclica del Patriarca de Constantinopla defiende el diálogo Católico-Ortodoxo. February 20, 2010. http://www.catholicnewsagency.com/news/patriarch_of_constantinoples_new_encyclical_defends_catholic-orthodox_dialogue/ viewed 11/22/11).

Note que de acuerdo a un profeta bizantino, Ortodoxo Oriental, el final (los Ortodoxos reconocen siete previos) concilio o sínodo ecuménico satisface lo que los “heréticos” quieren:

San Nelios el Myrrh-Gusher (murió en 1592): Durante ese tiempo el Octavo y último Sínodo Ecuménico tendrá lugar, que satisfará las contenciones de los heréticos… (Tzima Otto, p. 111).

Al satisfacer a los “heréticos”, claramente este concilio hace compromisos y cambia la religión, que será llamada “Católica”. Si los herejes son verdaderamente heréticos, ¿Deberían ser satisfechas sus contenciones?

Se anunció que los Ortodoxos Orientales han llamado por un Concilio Ecuménico semejante para 2016 (Afanasieva D, Heneghan T. Patriarcas Ortodoxos urgen la paz en Ucrania, acuerdan un concilio! (ver Ortodoxos acuerdan octavo concilio ecuménico: Si la profecía Ortodoxa es correcta, este concilio marca un paso importante hacia el fin!). Nosotros nos estamos acercando más al tiempo del fin.

Los dos obispos deben darse cuenta de que el tipo de concilio ecuménico que ellos sienten que puede decidir la dirección de los Ortodoxos ha sido convocado. Quizás ellos se dan cuenta del peligro, y puede ser que sea por esto que ellos enviaron la larga carta que remitieron.

Debería anotarse también que las profecías bíblicas y ciertas profecías privadas Católicas/Ortodoxas advierten contra esta próxima unidad también (ver ¿Por qué deberían temer los Católicos americanos la unidad con los Ortodoxos?) –este movimiento ecuménico no resultará bien para los Romanos, los Ortodoxos, ni los Anglicanos Católicos.

Algunos obispos Ortodoxos ven algo del peligro. ¿Lo ve usted?

Publicado en: Enseñanzas