Martín Lutero y reclamos por la ‘sola Scriptura’

Martín Lutero y reclamos por la ‘sola Scriptura’

martinluther

Martín Lutero

COGwriter

Octubre 31 marca el día en que Martin Lutero clavó sus ahora famosas 95 tesis atrás en 1517.

Aunque la Iglesia de Roma ahora está de acuerdo con muchos de los puntos de su lista, en el pasado esto causó tremenda disensión y fue un factor clave en la llamada Reforma Protestante.

Aunque los términos “palabra de Dios” y “Escrituras” están en las traducciones al inglés de lo que Martín Lutero escribió, las 95 tesis no contenían lo que vino a convertirse en el grito de convocación de su movimiento, “sola Scriptura“, que es la forma en latín para “sólo la Escritura”.

Pero esto no debería ser una sorpresa puesto que el propio Martín Lutero no creía tampoco en la sola Scriptura.

Para una prueba, comencemos con esta cita de Martín Lutero:

Mi palabra es la palabra de Cristo; mi boca es la boca de Cristo” (O’Hare PF. Los hechos acerca de Lutero, 1916-1987, reimpresión, pp. 203-204).

[Específicamente, lo que Martín Lutero escribió en alemán fue “Ich bin sehr gewiss, dass mein Wort nitt mein, sondern Christus Wort sei, so muss mein Mund auch des sein, des Wort er redet” (Lutero, 682) –también traducido como “Yo tengo confianza de que no es mi palabra, sino la palabra de Cristo, así mi boca es la Suya que pronuncia las palabras” (Palabras de Dios – la violencia de la representación. Universitatea din Bucuresti, 2002. http://www.unibuc.ro/eBooks/filologie/meanings/1.htm, Septiembre 25, 2003).]

Martín Lutero parecía creer que él podía cambiar la Biblia. Por ejemplo, Romanos 3: 28 afirma,

Por lo tanto nosotros concluimos que un hombre es justificado por la fe aparte de las obras de la ley.

No obstante, Martín Lutero, en su traducción alemana de la Biblia, específicamente añadió la palabra “allein” (en inglés ‘sola’) a Romanos 3: 28 –una palabra que no está en el orginal griego. Note lo que eruditos Protestantes han admitido:

…Martín Lutero enfatizaría de nuevo una vez más… que nosotros somos “justificados por la sola fe”, aparte de las obras de la Ley” (Rom. 3: 28), añadiendo la palabra alemana “allein” (“sola”) en su traducción del texto griego. Hay ciertamente una traza de Marción en la movida de Lutero (Brown HOJ. Herejías: Herejía y Ortodoxia en la Historia de la Iglesia. Hedrickson Publishers, Peabody (MA), 1988, pp. 64-65)

Adicionalmente, el propio Martín Lutero reportadamente dijo,

Ustedes me dicen cuán gran alboroto están haciendo los Papistas porque la palabra sola no está en el texto de Pablo… díganle justamente a él: ‘El Dr. Martín Lutero hará así’, …yo haré así, y ordenaré que sea así, y mi voluntad es suficiente razón. Yo sé muy bien que la palabra ‘sola’ no está ni en el texto latino ni en el griego (Stoddard J. Reconstruyendo una Fe Perdida. 1922, pp. 101-102; ver también Luther A. Amic. Discussion, 1, 127).

Este pasaje fuertemente sugiere que Martín Lutero veía sus opiniones, y no a la real Biblia, como la autoridad primaria –un concepto que este autor llamará prima Luther. Por “Papistas” él está condenando a los Católicos Romanos, pero se requiere entender que los eruditos Protestantes (como HOJ Brown) también se dan cuenta de que Martín Lutero cambió esa escritura.

Una revisión de los escritos de Martín Lutero muestra que él cambió o disminuyó la importancia de al menos 18 libros de la Biblia (Génesis, Éxodo, Levítico, Números, Deuteronomio, Esther, Job, Eclesiastés, Jonás, Mateo, Lucas, Juan, Hechos, Romanos, Hebreos, Santiago, Judas, y Revelación. Para detalles, por favor chequee el artículo ¿Sola Scriptura o Prima Luther? ¿Qué creía realmente Martín Lutero acerca de la Biblia?)

Martín Lutero no veía apropiadamente a la palabra de Dios.

Aquellos en la verdadera Iglesia de Dios creen que “Toda la Escritura es dada por inspiración de Dios y, es provechosa para doctrina” (2 Timoteo 3: 16, NKJV). Martín Lutero no mantenía verdaderamente esa creencia.

Martín Lutero fue también un tipo de preterista, lo que significa que él no creía en varias profecías bíblicas (ver también El Peligroso Surgimiento de los Preteristas). Él también de alguna forma denunció el Libro de Revelación.

La verdadera Iglesia de Dios siempre ha basado sus doctrinas reales en la Bibllia y no ha descartado la Biblia (o libros de ella) como lo hizo Martín Lutero.

Publicado en: Enseñanzas
Acerca de la CCOG
La Continuación de la Iglesia de Dios, que intenta representar al remanente más fiel de la porción de Filadelfia (Apocalipsis 3: 7) de la Iglesia de Dios, basa sus creencias en la Sagrada Biblia. Lea la Declaración de Creencias de la CCOG para más información Declaración de las Doctrinas de la Continuación de la Iglesia de Dios.