Líderes Católicos Romanos y Ortodoxos Orientales no todos mantienen enseñanzas actuales acerca del Espíritu Santo

Líderes Católicos Romanos y Ortodoxos Orientales no todos mantienen enseñanzas actuales acerca del Espíritu Santo

liberius

Liberius, Obispo de Roma de 352-366 D.C.

COGwriter

Aunque los Católicos, Ortodoxos, y Protestantes gustan de actuar como todo “cristiano” que ha creído por largo tiempo en la trinidad, (incluso si bien esa doctrina no fue finalizado para ellos hasta un concilio en 381 D.C.), la verdad es que incluso los primeros líderes de los Griegos y de los Romanos negaban la divinidad del Espíritu Santo hasta tan tarde como la mitad del siglo cuarto.

El Catecismo de la Iglesia Católica admite que la doctrina no fue finalizada hasta 381:

245 La fe apostólica concerniente al Espíritu fue anunciada por el segundo concilio ecuménico en Constantinopla (381) (Catecismo de la Iglesia Católica. Imprimatur Potest +Joseph Cardinal Ratzinger. Doubleday, NY 1995, p. 72).

Al menos un erudito trinitario Protestante ha admitido algunos hechos acerca del Espíritu Santo como también la fecha de 381:

El lenguaje del Nuevo Testamento permite que el Espíritu Santo sea entendido como una fuerza impersonal o influencia más fácilmente de lo que hace al Hijo… El intento por desarrollar un entendimiento del Espíritu Santo consistente con los pasajes trinitarios… vino a fructificar en Constantinopla en 381 (Brown HOJ. Herejías: Herejía y Ortodoxia en la Historia de la Iglesia. Hendrickson Publishers, Peabody (MA), 1988, p. 140).

Y un erudito Ortodoxo enseña que su iglesia desde 381 en adelante aceptó la personalidad/divinidad del Espíritu Santo:

Desde el Concilio de Constantinopla (381), que condenó a los Pneumatomaquianos (“luchadores contra el Espíritu”), ninguno en los Ortodoxos Orientales ha negado siquiera que el Espíritu no sea sólo un “don” sino también el dador –p. ej., que él es la tercera Persona de la santa Trinidad” (Diócesis Ortodoxa Serbia de Raska y Prizren. Doctrinas Básicas: Espíritu Santo. http://www.kosovo.com/doctrine1.html#Holy%20Spirit 8/20/05).

Pero lo que es también interesante es que muchos, si no la mayoría, en la mitad del siglo 4o. (incluyendo al Patriarca de los Ortodoxos y el “Papa” de los Católicos Romanos) consideraba que negar la divinidad del Espíritu Santo era sano doctrinalmente!

¿Sabía usted eso?

Note lo que La Enciclopedia Católica afirma:

Semiarianos y Semiarianismo Un nombre frecuentemente dado a la mayoría conservadora en el Oriente en el siglo cuarto… muestra que el propio nombre de padre implica un hijo de sustancia semejanate… rechazaban la Divinidad del Espíritu Santo (Chapman J. Transcrito por Douglas J. Potter. Semiarianos y Semiarianismo. La Enciclopedia Católica, Volumen XIII. Publicado en 1912. New York: Robert Appleton Company. Nihil Obstat, February 1, 1912. Remy Lafort, D.D., Censor. Imprimatur. +John Cardinal Farley, Archbishop of New York).

Hacia la mitad del siglo cuarto, Macedonious, Obispo de Constantinopla, y, después de él un número de Semi-Arianos, aunque aparentemente admitía la Divinidad del Verbo, negaba la del Espíritu Santo (Forget J. Transcrito por W.S. French, Jr. Espíritu Santo. La Enciclopedia Católica, Volumen VII. Copyright © 1910 by Robert Appleton Company. Online Edition Copyright © 2003 by K. Knight. Nihil Obstat, June 1, 1910. Remy Lafort, S.T.D., Censor. Imprimatur. +John Cardinal Farley, Archbishop of New York).

La expresión “el Oriente” se refiere al área también conocida como Asia Menor. Ella fue siempre al menos tan importante como Roma entre aquellos que profesaban a Cristo por las previas centurias (como también por muchas centurias después) –y note que la MAYORÍA de aquellos que vivían allí ERAN Semi-Arianos –incluyendo a Macedonius, quien está en la lista de sucesores del Patriarca Ecuménico de Constantinopla (la primera “sede”, si usted quiere, dentro de la fe Ortodoxa Oriental). Pero los Ortodoxos (quienes gustan de decir que la suya es la iglesia original y que ella no hizo ningún cambio) no parecen darse cuenta de que sus líderes y miembros NO FUERON trinitarios hasta el final del siglo 4o.

Si bien escritores Católicos Romanos posteriores han tenido muchas definiciones de aquellos que ellos llamaban Pneumatomaquianos o “Semi-Arianos” (la mayoría de los cuales está en desacuerdo con la posición de la Iglesia de Dios), una que de alguna forma define la opinión mantenida en la primera iglesia sería posiblemente esta escrita por Epifanio en la mitad del siglo 4o.,

Semi-Arianos …sostienen la verdadera opinión ortodoxa del Hijo, que él estuvo por siempre con el Padre… pero ha sido concebido sin comienzo y no en el tiempo… Pero todos estos blasfeman del Espíritu Santo, y no lo cuentan a él en la Divinidad con el Padre y el Hijo (Epifanio. El Panarión de Epifanio de Salamis, Libros II y III (Sectas 47-80), De Fide). Sección VI, Versículos 1,1 y 1,3. Traducido por Frank Williams. EJ Brill, New York, 1994, pp. 471-472).

De acuerdo a La Enciclopedia Católica, al menos un Papa del siglo 4o. reconocía la sanidad de la fe de los Pneumatomaquianos:

Pneumatomaquianos… La mayoría de esta secta era claramente ortodoxa sobre la Consustancialidad del Hijo; ellos habían enviado una diputación del concilio Semi-Ariano de Lampsacus (364 D.C.) all Papa Liberius, quien después de alguna vacilación reconoció la sanidad de su fe; pero con respecto a la Tercera Persona, tanto el papa y los obispos estuvieron satisfechos con la frase: “Nosotros creemos en el Espíritu Santo” (Arendzen, John. “Pneumatomachi.” The Catholic Encyclopedia. Vol. 12. New York: Robert Appleton Company, 1911. 11 Jul. 2008 <http://www.newadvent.org/cathen/12174a.htm>)

Así, debería estar abundantemente claro que hasta la última parte del siglo 4o., muchos (si no la mayoría) que profesaban a Cristo en Asia Menor e incluso en Roma mantenía algún tipo de visión binitaria y al menos un Papa (Liberius) y un Patriarca (Macedonius) aceptaban eso como sano. ¿Había usted pensabo esto antes?

Aquí está más sobre el “Papa” Liberius (los obispos de Roma no tomaron realmente el título de “Papa” hasta cerca de 30 años después de Liberius). Está también registrado:

Liberius (352-366) …la firma de un documento que contenía una formulación muy cercana a la tesis Ariana… él fue criticado por muchos (Atanasio, Hilario de Poiters, Jerónimo) quienes veían esta sumisión como una debilidad debida al temor de la muerte (Lopes A. Traducción por Charles Nopar. Los Papas. Administración Pontificia, Roma, 1997, p. 12).

El Católico San Jerónimo, mientras se ocupaba de escritos Arianos y Anti-Arianos escribió:

Fortunatianus, un africano de nacimiento, obispo de Aquilla durante el reinado de Constantius, compuso breves Comentarios sobre los evangelios organizados por capítulos, escritos en un estilo rústico, y es mantenido en detesto porque, cuando Liberius Obispo de Roma fue llevado al exilio por la fe, él fue inducido por la urgencia de Fortunatianus a suscribir la herecía. (Jerónimo. De Viris Illustribus (Sobre Hombres Ilustres), capítulo 97).

Así, parece que aunque los Católicos posteriores creen que Liberius fue presionado a parecer ser Semi-Ariano por las fuerzas imperiales, que quizás él fue simplemente persuadido (o quizás incluso que siempre fue Semi-Ariano). ¿Mantenía un verdadero “sucesor apostólico” una posición que es ahora condenada por su propia iglesia como herejía?

Pero el hecho es que aquellos en la verdadera Iglesia de Dios creen en el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo (Mateo 28: 19), nosotros no creemos que el Espíritu Santo sea la tercera persona divina en una trinidad como declaró un concilio en 381.

Incluso eruditos trinitarios entienden que el Espíritu Santo no es mostrado bíblicamente como siendo claramente una persona. Note lo siguiente escrito por un moderno erudito Ortodoxo:

Teólogos Católicos Romanos y Ortodoxos Orientales están de acuerdo en reconocer una cierta anonimidad que caracteriza a la Tercera Persona de la Santísima Trinidad. Aunque los nombres Padre e Hijo denotan muy claras distinciones personales, no son en ningún sentido intercambiables, y no pueden en ningún caso referirse a la común naturaleza de las dos hipóstasis, el nombre Espíritu Santo no tiene esa ventaja. Ciertamente, nosotros decimos que Dios es Espíritu, significando la naturaleza común tanto como cualquiera de las personas. Nosotros decimos que él es santo… Tomado en sí mismo, el término Espíritu Santo de esta forma podría ser aplicado, no a una distinción personal… En ese sentido, Tomás de Aquino estaba en lo correcto al decir que… el nombre Espíritu Santo había sido dado a él… nosotros encontramos una imagen de la economía de la Tercera Persona más bien que una imagen de su carácter hipostático: Nosotros encontramos la procesión de una fuerza divina o espíritu que lleva a cabo la santificación. Nosotros llegamos a conclusiones paradójicas: Todo lo que nosotros sabemos acerca del Espíritu Santo se refiere a su economía; todo lo que nosotros no sabemos nos hace venerarlo a él como una persona (Clendenin D.B. Teología Ortodoxa Oriental, 2a. ed, Baker Academic, 2003, pp. 165-166).

La de arriba es una admisión completamente sorprendente! Los principales grupos trinitarios admiten que el Espíritu Santo es simplemente una procesión de una fuerza divina y que él es venerado como una persona basados en lo que la escritura no dice.

¿Sabía usted todo esto? Si no, quizás usted haría mejor en mirar todo esto mucho más.

Publicado en: Enseñanzas
Acerca de la CCOG
La Continuación de la Iglesia de Dios, que intenta representar al remanente más fiel de la porción de Filadelfia (Apocalipsis 3: 7) de la Iglesia de Dios, basa sus creencias en la Sagrada Biblia. Lea la Declaración de Creencias de la CCOG para más información Declaración de las Doctrinas de la Continuación de la Iglesia de Dios.