Los Paulicianos: ¿Quiénes fueron ellos?

Los Paulicianos: ¿Quiénes fueron ellos?

Pergamos

Antigua Pérgamos

COGwriter

¿Quiénes fueron los Paulicianos? ¿Fueron ellos parte de la Iglesia de Dios? ¿Sabe usted mucho acerca de ellos?

La historia muestra que Dios tuvo gente durante la era de Pérgamo de la Iglesia de Dios y en varias áreas ocultas, con muchos de ellos referidos como “descendientes de los Nazarenos”, “Paulicianos”, “Bogomilos”, “Cátaros”, “Patarenos”, y “Albigenses” (Si bien no todos los pueblos referidos por aquellos nombres estaban en la verdadera Iglesia).

La Enciclopedia Católica tiene un par de ideas de dónde puede haber procedido el nombre Paulicianos:

El origen del nombre Pauliciano es oscuro. Gibbon (Decadencia y Caída, liv), dice que significa “Discípulos de San Pablo” (Photius, op. cit., II, 11; III, 10; VI, 4). Su especial veneración por el apóstol, y su hábito de renombrar sus líderes de acuerdo a sus discípulos puso algún color a esta visión. De otro lado, la forma (Paulikianoi, no Paulianoi) es curiosa; y el nombre parece haber sido usado sólo por sus oponentes, quienes mantuvieron que ellos eran seguidores de Pablo de Samosata (Conybeare, op. cit., cv) …La última autoridad, Ter-Mkdrttschian (Die Paulicianer, 63), dice que el nombre es un diminutivo Armenio y significa “seguidores del pequeño Pablo” (Fortesque A. Transcribed by Richard L. George. Paulicians. The Catholic Encyclopedia, Volume XI. Copyright © 1911 by Robert Appleton Company. Online Edition Copyright © 2003 by K. Knight. Nihil Obstat, February 1, 1911. Remy Lafort, S.T.D., Censor. Imprimatur. +John Cardinal Farley, Archbishop of New York).

Algunos de los marcados como Paulicianos guardaban doctrinas de la Iglesia de Dios, aunque muchos con ese nombre no lo hacían.

En la última porción del siglo tercero e incluso en el siglo cuarto, muchos de Esmirna (especialmente aquellos con ancestro Judío) en el área del Asia Menor fueron conocidos como Nazarenos y algunos fueron conocidos como Paulicianos.

La Biblia registra que el apóstol Pablo era considerado ser la cabeza de los Nazarenos (para más sobre los Nazarenos, por favor vea el artículo Cristianismo Nazareno: ¿Fueron Nazarenos los cristianos originales?):

1…Pablo…5 Pues nosotros hemos encontrado este hombre una plaga, un creador de disensión entre todos los Judíos a través del mundo, y un promotor de la secta de los Nazarenos (Hechos 24: 5).

Puede ser interesante anotar que de acuerdo a algo de un documento del siglo 2o./3o. (que fue probablemente alterado en partes en el siglo 4o.), titulado La vida de Policarpo, muestra que el apóstol Pablo aprobaba guardar la Pascua, los Días de los Panes sin Levadura, y Pentecostés a aquellos en Esmirna:

En los días de panes sin levadura Pablo, viniendo desde Galacia, llegó al Asia, considerando el reposo entre los fieles en Esmirna ser un gran refrescamiento en Cristo Jesús después de su severa fatiga, e intentando después de eso partir a Jerusalén. Así en Esmirna él fue a visitar a Strataeas, quien había sido su oyente en Pamfilia, siendo un hijo de Eunice la hija de Lois. Estos son aquellos de quienes él hace mención cuando escribe a Timoteo, diciendo: De la fe no fingida que hay en ti, que moró primero en tu abuela Lois y en tu madre Eunice; de aquí encontramos nosotros que Strataes era un hermano de Timoteo. Pablo entonces, entrando en su casa y reuniéndose con los fieles allí, habla a ellos concerniente a la Pascua y a Pentecostés, recordándoles a ellos del Nuevo Pacto de la ofrenda de pan y de la copa; cómo que ellos deberían más seguramente celebrarlo durante los días de panes sin levadura, pero retener el nuevo misterio de la Pasión y Resurrección. Pues aquí el apóstol Pablo claramente enseña que nosotros deberíamos ni mantenernos por fuera de la estación de los panes sin levadura, como hacen los herejes, especialmente los Frigios…sino nombrados los días de los panes sin levadura, la Pascua, y el Pentecostés, ratificando así el Evangelio (Pionius. Vida de Policaro, capítulo 2. Traducido por J. B. Lightfoot. Los Padres Apostólicos, vol. 3.2, 1889, pp. 488-506).

De esta manera, el “apóstol de los Gentiles” (Romanos 11: 13), enseñaba a los cristianos gentiles en Asia Menor (específicamente en Esmirna) a guardar los Días Santos. Días que muchos ahora consideran ser Judíos y no Cristianos –pero aparentemente Pablo los consideraba a ellos importantes para que los guardaran todos los Cristianos (ver también 1 Corintios 5: 7-8 en donde é dijo a los Gentiles en Corinto guardarlos a ellos también.)

Algunos consideran que aquellos que eran seguidores de Pablo con respecto a los Días Santos, eran Paulicianos. Sin embargo, en medio del siglo tercero, Pablo de Samosata, vino a ser considerado ser un obispo en Antioquía (parte del Oriente, pero normalmente considerada haber estado en Siria, por lo tanto no realmente parte del Asia Menor). Pero él fue acusado de conducta inmoral y llegó a ser considerado un problema por los Alejandrinos y los Romanos, quienes mantuvieron algunos sínodos para investigarlo a él y él fue depuesto.

Luciano probablemente fue llamado un Publiciano

Note también lo que además estaba sucediendo en Antioquía en ese tiempo:

Luciano de Antioquía…Si bien él no puede ser acusado de haber compartido las opiniones teológicas de Pablo de Samosata, él cayó bajo sospecha en el tiempo de la condenación de Pablo, y fue obligado a cortar su comunión con la Iglesia…

La oposición a las tendencias alegorizantes de los Alejandrinos se centró en él. Él rechazó este sistema completamente y propuso un sistema de interpretación literal…(Healy P.J. Transcribed by Joseph P. Thomas. Lucian of Antioch. The Catholic Encyclopedia, Volume IX. Published 1910. New York: Robert Appleton Company. Nihil Obstat, October 1, 1910. Remy Lafort, Censor. Imprimatur. +John M. Farley, Archbishop of New York).

Algunos de los que apoyaban a Pablo de Samosata fueron también llamados Paulicianos. Realmente, me parece a mí que todos los que no aceptaban las opiniones de las iglesias Alejandrina y Romana en el área de Antioquía alrededor de este tiempo fueron marcados de Paulicianos –y esto probablemente incluyó a Luciano y a la gente que mantenía opiniones similares.

Hubo binitarios (a veces llamados Semi-Arianos) “Paulicianos” en el área de Antioquía que también guardaban el Sabbath del séptimo día en el tiempo de Luciano (final del siglo tercero). Aunque no estoy seguro de si Luciano estaba o no en la Iglesia de Dios, él y otros en su área eran Semi-Arianos, rechazaban usar la alegoría como la forma primaria de interpretar la Bibia, y puesto que ellos eran considerados que practicaban el Judaísmo, ellos habrían guardado el Sabbath. Note esta condena por un Cardenal Católico Romano:

Luciano, quien hizo un cisma y fue excomulgado por su declaración, mantuvo postulados de naturaleza diametralmente opuesta, esto es, tales como los de quienes después fueron llamados Semi-Arianos…Yo dirigiría más bien la atención del lector a la forma particular que las corrupciones de Antioquía parecen haber asumido, p. ej, la del Judaísmo…(Cardinal Newman, John Henry. The Arians of the Fourth Century. Longmans, Green, & Co., New York, 1908, pp. 7,9).

Así, había gente en Antioquía que mantenía alguna forma de cristianismo judío en el siglo tercero de acuerdo a fuentes católicas.

El emperador Constantino y otros los condenaron

Hacia el fin de la era de Esmirna, Constantino se convirtió en emperador. Él decretó cerca de marzo 7, 321,

“Que todos los jueces, el pueblo de las ciudades, y aquellos empleados en todos los comercios, se queden quietos en el Santo Día del Domingo. Las personas que residen en el campo, sin embargo, pueden libre y legalmente proceder con el cultivo de los campos, pues como frecuentemente sucede que la siembra del grano o la plantación de las viñas no puede aplazarse a otro día más conveniente, y por hacer concesiones a los Cielos la ventaja del tiempo pueda perderse.” (Code of Justinian, Book III, Title XII, III. THE JUSTINIAN CODE FROM THE CORPUS JURIS CIVILIS. Translated from the original Latin by Samuel P. Scott. Central Trust Company, Cincinnati, 1932).

El Emperador autorizó la persecución contra aquellos que no compartían sus creencias religiosas (muchas de las cuales venían del Mithraísmo), tales como el Domingo. Alrededor de 332, Constantino emitió lo que se conoce como el Edicto contra los Herejes,

Víctor Constantino, Máximo Augusto, a los herejes. Entended ahora, por este presente estatuto, vosotros Novatianos, Valentinianos, Marcionitas, Paulianos, vosotros que os llamáis Cataphyrygianos, y todos vosotros quienes elaboráis y apoyáis herejías por medio de vuestras asambleas privadas, con qué tejido de falsedad y vanidad, con qué destructivos y venenosos errores, con que vuestras doctrinas están inseparablemente entretejidas; así que a través de vosotros el alma saludable es aquejada de enfermedad, y los vivientes se convierten en presa de la muerte eterna. Vosotros aborrecedores y enemigos de la verdad y de la vida, en liga con la destrucción! Todos vuestros consejos son opuestos a la verdad, pero familiares con las escrituras de la bajeza; lleno de los disparates y ficciones: y junto a éstos vosotros enmarcáis las mentiras, oprimíis al inocente, y retenéis la luz de aquellos que creen. Entrando a veces sin autorización bajo la máscara de la santidad, vosotros llenáis todas las cosas con engaños: vosotros afectáis la conciencia pura y cándida con heridas mortales mientras que os retiráis, uno puede decir casi que a la propia luz del día, de los ojos de los hombres. ¿Pero por qué debo especificar, cuando hablo de vuestra criminalidad puesto que se merece más tiempo de demandas y ocio del que puedo daros? Pues es tan largo y sin medida el catálogo de vuestros delitos, tan odiosos y totalmente atroces son ellos, que un día no sería suficiente para hacer el recuento de todos ellos. Y, efectivamente, está bien apartar los oidos y los ojos de uno de semejante tema, no sea que por una descripción de cada mal especial, la sinceridad pura y la frescura de la fe de uno pudiera ser reducida. ¿Por qué entonces todavía tengo que soportar tan abundante mal; especialmente puesto que esta prolongada la clemencia es la razón de que algunos que estaban sanos fueran contaminados con esta enfermedad de pestilencia? Por qué no atacar inmediatamente, como si fuera, por así decirlo, a la raíz de tan grande diablura, por una manifestación pública de desagrado? (Capítulo LXIV.- Edicto de Constantino contra los Herejes. Este documento es de la Biblioteca Christian Classics Ethereal Library en Calvin College).

Algunos de aquellos referidos como Paulianos (Paulicianos) y Cataphrygianos eran parte de la verdadera Iglesia de Dios. Y como algunas otras persecuciones, ellas incluyeron a aquellos verdaderamente en la Iglesia de Dios y aquellos que no estaban en la verdadera iglesia. Herodes, cuando trató de matar a Jesús, persiguió a una nación entera, mató a muchos bebés, pero la familia de Jesús huyó de la persecución y Él sobrevivió. Las tácticas de Constantino parecen similares. A causa de que el Emperador Constantino convocara y presidiera el Concilio de Nicea en 325 que aprobó el Domingo, tiene sentido que cualesquiera “Paulicianos” que guardaran el Sabbath del séptimo día (sábado) engendrara su ira.

A pesar de lo que Constantino trató de hacer, todavía había binitarios (a veces llamados Semi-Arianos) Paulicianos en Armenia quienes también guardaban el Sabbath del séptimo día al final del siglo cuarto y ellos fueron perseguidos por otros:

Eustasio fue sucedido por Erius, un sacerdote, y semi-Ariano…Erius también condenó los ayunos, llamados fiestas, oraciones por los muertos, y la celebración de la Pascua Florida; él urgió una moralidad más pura y una observancia más estricta del Sabbath. Él tuvo muchos seguidores, cuyo número fue aumentado por uno de Pablo de Samosata, de quien ellos fueron llamados Paulicianos. No obstante la oposición de los prelados, que invocaron el brazo secular para prevenir la defección de sus súbditos espirituales, los postulados de esta secta encontraron profundas raíces en Armenia y muchas de sus provincias orientales, y finalmente el gran cuerpo de cristianos en el primer país, se retiró de la comunión episcopal y abrazó públicamente los sentimientos de los Paulicianos…Los obispos de Siria, Pontus, y Cappadocia, se quejaron de la defección de sus rebaños espirituales…indujeron a los emperadores griegos a comenzar, y a continuar por casi dos siglos, la más terrible persecución contra los Paulicianos (Davis, Tamar. A General History of the Sabbatarian Churches. 1851; Reprinted 1995 by Commonwealth Publishing, Salt Lake City, pp. 20-23).

Nociones del Anti-Cristo

Ellos no fueron populares con los Católicos Romanos porque ellos los consideraban a ellos representar fuerzas que eran del anti-Cristo. Realmente, como una fuente Católica sugirió, los Paulicianos primero vinieron con la teoría del anti-cristo papal en el siglo cuarto al siglo séptimo:

Ahora, una de las primeras cuestiones que es natural preguntar al entrar en el tema es, de dónde se dijo que el Papa era el Anticristo, a veces del cuarto, a veces del siglo séptimo, cuándo fue él detectado y denunciado primero, y por quién? Sobre este punto, Todd nos suministra mucha información, de la cual aparece que la creencia de que el Papa era el Anticristo fue la conclusión gradualmente formada y madurada de la creencia de que la Iglesia de Roma era Babilonia, por…los Maniqueos Orientales o Paulicianos (Newman JH. The Protestant Idea of Antichrist. [British Critic, Oct. 1840]. Newman Reader — Works of John Henry Newman. Copyright © 2004 by The National Institute for Newman Studies. http://www.newmanreader.org/works/essays/volume2/antichrist1.html viewed 12/03/07).

¿Por qué ocurriría eso entonces?

Al final del siglo cuarto (382 D.C.), después de que el emperador oriental Teodosio estableció el cristianismo greco-romano como la religión oficial del imperio, el emperador occidental Graciano renunció al título de Pontífice Máximo (él fue también el último de los emperadores que retuvo ese título). Casi inmediatamente, después de eso, los obispos de Roma tomaron el termino y lo han usado desde entonces.

Puesto que “Pontífice Máximo” era un título pagano que significaba el más grande (máximo) constructor de puentes (pontifex) entre los mortales y los dioses, parece que cuando los obispos Romanos comenzaron a referirse a sí mismos de esta manera era claro para los fieles de la verdadera Iglesia que esto sólo podía hacerse por uno que podría ir junto (cf. Apocalipsis 13: 11-15) con alguien como el “hombre de pecado” contra el que el apóstol Pablo advirtió (ver 2 Tesalonicenses 2: 3-11), como también uno que tenía una visión pagana de la Divinidad (más información sobre la Divinidad puede encontrarse en el artículo Visión Binitaria: Un Dios, Dos Seres antes del Principio).

(Quizás debería anotarse que la idea de un anti-Cristo latino o romano fue desarrollada aparentemente por Policarpo, y él parece haber aprendido esto del apóstol Juan. Pero aparentemente no fue sino hasta el siglo cuarto que los Obispos de Roma tuvieron suficiente influencia y herejía para tener semejante parecido al final anticristo).

Los Paulicianos fueron perseguidos por oponerse a la idolatría

La Enciclopedia Católica llama a los Paulicianos herejes porque ellos estaban básicamente contra la idolatría y el ritualismo Católico Romano:

Los Paulicianos, como parte de su herejía mantenían que toda la materia (especialmente el cuerpo humano) es mala, que todas las formas externas de religión, sacramentos, ritos, especiamente pinturas materiales y reliquias, deberían ser abolidas. Honrar la cruz era especialmente reprensible (Fortescue A. Iconoclasm. Transcribed by Michael C. Tinkler.The Catholic Encyclopedia, Volume VII. Copyright © 1910 by Robert Appleton Company. Online Edition Copyright © 2003 by K. Knight. Nihil Obstat, June 1, 1910. Remy Lafort, S.T.D., Censor. Imprimatur. +John Cardinal Farley, Archbishop of New York).

Sorprendentemente, La Enciclopedia Católica anota esto acerca de los Paulicianos:

León V, si bien un Iconoclasta, trató de refutar la acusación de que él era un Pauliciano persiguiéndolos a ellos furiosamente. Un gran número de ellos en este tiempo se rebeló y huyó a los Sarracenos. Sergio fue muerto en 835. Teodora, regente para su hijo Miguel III, continuó la persecución…

Nosotros escuchamos continuamente de guerras contra los Sarracenos, Armenios, y Paulicianos…

Esto eliminó la secta como un poder militar. Mientras tanto otros Paulicianos, herejes pero no rebeldes, vivían en grupos a través de todo el imperio (Fortesque A. Transcribed by Richard L. George. Paulicians. The Catholic Encyclopedia, Volume XI. Copyright © 1911 by Robert Appleton Company. Online Edition Copyright © 2003 by K. Knight. Nihil Obstat, February 1, 1911. Remy Lafort, S.T.D., Censor. Imprimatur. +John Cardinal Farley, Archbishop of New York).

En otras palabras, puesto que los Paulicianos y el Emperador León V estaban contra los ídolos, León decidió que él tenía que perseguirlos a ellos porque él fue acusado de ser un poco como ellos en esa área. Una persecución adicional siguió a la de León. La cita de arriba también muestra que había Paulicianos, quienes incluso si bien perseguidos, no combatirían a su turno. Esto es porque aquellos verdaderamente en la Iglesia de Dios estaban opuestos a la participación militar (por favor vea el artículo Servicio Militar y las COGs).

Y aunque no todos los que decían haber sido Paulicianos estaban en la verdadera iglesia, note cuán brutal era la persecución:

La emperatriz, Teodora, instituyó una nueva persecución en la cual cien mil Paulicianos en la Armenia griega se dice que perdieron sus vidas (Paulicianism. Wikipedia, viewed 06/26/08).

Adicionalmente, note este escrito histórico acerca de los Paulicianos en Armenia:

Desde las primeras edades ellos han odiado devotamente el error y la idolatría de los griegos. Como los primitivos cristianos, ellos incluso han exhibido inconquistable repugnancia a usar o abusar de imágenes, lo que, en los siglos octavo y noveno se esparció como lepra…y suplantó toda traza de genuina piedad en la visible iglesia…Ellos son decididamene adversos (Davis, Tamar. A General History of the Sabbatarian Churches. 1851; Reprinted 1995 by Commonwealth Publishing, Salt Lake City, p. 24).

De esta manera los seguidores de la verdadera iglesia fueron perseguidos por creencias tales como oponerse a la idolatría.

Los Paulicianos no guardaban el Domingo o los días de fiesta Greco-Romanos

El historiador, Fred C. Conybeare observó esto acerca de algunos afiliados con los Paulicianos:

Ellos son acusados por sus opositores Armenios de reducir a la nada todas las fiestas y fastos de la Iglesia, especialmente el Domingo…El Sabbath quizás era guardado…De la moderna Navidad y de la Anunciación, y de las otras fiestas conectadas con la vida de Jesús antes de sus treinta años, esta fase de la iglesia no sabía nada. La impresión general que el estudio de ello nos deja a nosotros es que en ello nosotros tenemos una forma de Iglesia no muy remota del primitivo Judaísmo cristiano de Palestina (Conybeare F.C. The Key of Truth: A Manual of the Paulician Church of Armenia. Clarendon Press, Oxford, 1898, pp. clii, cxciii).

Sería lógico que los Paulicianos se opusieran al Domingo y a los demás festivales de la Iglesia Romana.

El notado historiador K.S. Latourette escribió,

“por centurias incluso muchos Cristianos Gentiles también observaban el séptimo día, o Sabbath” (Latourette K.S. A History of Christianity, Volume 1, Beginnings to 1500. Harper Collins, San Francisco, 1975, p.198).

Y guardadores del Sabbath han existido a través de toda la historia (incluso Roberts y Donaldson se refieren a ello en los años 1800).

Los Paulicianos se creía que habían preservado puro el primer cristianismo

Como los Romanos, los Paulicianos condenaron a Simón el Mago:

Pero Simón mismo creyó y fue bautizado y se levantó contra Felipe con trucos y charlatanería, en orden a obtener el poder del espíritu santo por medio del engaño (Conybeare F.C. The Key of Truth: A Manual of the Paulician Church of Armenia. Clarendon Press, Oxford, 1898, p. 92)

A diferencia de ciertos Romanos, los verdaderos Paulicianos de la “era de Pérgamo” no tuvieron ninguna de las prácticas heréticas asociadas con Simón tales como estatuas, venerar a una mujer (la “esposa” de Simón y posteriormente María), la doctrina del alma inmortal, encantamientos, sacerdotes místicos, reclamar títulos divinos para sus líderes, aceptar dinero por favores religiosos, preferir la alegoría y la tradición sobre muchos aspectos de la escritura, tener un líder que quería que se pensara que era Dios/Cristo en la tierra, y estar divorciados de las prácticas cristianas bíblicas consideradas como judías (información detallada sobre lo que la Biblia y principalmente fuentes Romanas escribieron acerca de Simón se encuentra en el artículo Simón el Mago, ¿Qué enseñó él?).

Lo siguiente es de la obra del sacerdote católico Basil Sarkisean Herejía Maniquea Pauliciana y es de una carta de 987 escrita por Gregorio de Narek contra los Paulicianos (note que yo he dejado por fuera adiciones por el editor/traductor F. Conybeare):

Entonces entre las observancias que nosotros sabemos que han sido repudiadas por ellos como ni apostólicas ni divinas las oraciones de los misterios de genuflexión…

La Fuente es negada por ellos…

la comunión de la inmortalidad…es negada…

Nosotros sabemos que ellos niegan el adorado signo, que Dios, hecho hombre, levantó y cargó sobre sus hombros. (Conybeare F.C. Addendix I in: The Key of Truth: A Manual of the Paulician Church of Armenia. Clarendon Press, Oxford, 1898, p. 127).

Quizás yo debería agregar que Gregorio de Narek llamó a un hombre “valiente…quien destruyó y mató a sus maldecidos ancestros” (ibid, p. 128).

Lo siguiente del final del siglo cuarto, por Gregorio de Nyssa sugiere que los Maniqueos/Paulicianos aceptaban al Padre y al Hijo como Dios, pero no al Espíritu Santo, por lo tanto ellos mantenían una visión binitaria:

Estoy consciente, también, de que los Maniqueos van acerca de alabar el nombre de Cristo. Porque ellos mantienen venerado el Nombre al cual nosotros inclinamos las rodillas, los contaremos nosotros por lo tanto a ellos entre los cristianos? Así, también, el que cree en el Padre y recibe al Hijo, pero pone aparte la Majestad del Espíritu, ha “negado la fe, y es peor que un infiel”, y contradice el nombre de Cristo que él porta (Gregory of Nyssa. On the Holy Spirit, Against the Macedonians. Excerpted from Nicene and Post-Nicene Fathers, Series Two, Volume 5. Edited by Philip Schaff and Henry Wace. American Edition, 1893. Online Edition Copyright © 2005 by K. Knight).

Un artículo de interés relacionado puede ser ¿Pensaban los primeros cristianos que el Espíritu Santo era una persona separadad en una Trinidad?

El erudito de Harvard H. Brown escribió:

Los Bogomilos…Su doctrina de Dios es altamente dualista…No hay Verdadera Trinidad (Brown HOJ. Heresies: Heresy and Orthodoxy in the History of the Church. Hendrickson Publishers, Peabody (MA), 1988, p. 251).

Uno de sus allí llamadas enseñanzas “dualistas” era que este es el mundo de Satanás. Un erudito anotó que una:

…importante idea de los Bogomilos y Cátaros, p. ej, [era] que estemundo es el reino del mal (Vassilev, Georgi. DUALISTIC IDEAS IN THE WORKS OF WILLIAM TYNDALE. ACADEMIE BULGARE DES SCIENCES. INSTITUT D’ETUDES BALKANIQUES. ETUDES BALKANIQUES, n° 1, 2003: 124-142).

Note esto de La Enciclopedia Católica:

La herejía de los Bogomilos había comenzado en el siglo décimo…los seguidores se llamaban a sí mismos cristianos y consideraban que su fe era la única verdadera. En Bosnia ellos fueron llamados Paterines. Los Paterines, o Bogomilos… prohibían la mezcla con aquellos de otras confesiones, no creían en la guerra (Klaar K. Transcribed by Joseph E. O’Connor. Bosnia and Herzegovina. The Catholic Encyclopedia, Volume II. Published 1907. New York: Robert Appleton Company. Nihil Obstat, 1907. Remy Lafort, S.T.D., Censor. Imprimatur. +John M. Farley, Archbishop of New York).

Lo siguiente es aparentemente de la obra Historia de Armenia por Chamich i es de una carta de 1054-1058 D.C. escrita por Gregory Magistros contra los Maniqueos (nota yo he dejado por fuera adiciones por el editor/traductor F. Conybeare):

…ellos representan nuestra adoración de Dios como adoración de un ídolo. Como si nosotros quienes honramos el signo de la cruz y las santas pinturas, estuviéramos todavía comprometidos en adorar demonios (Conybeare F.C. Addend ix III in: The Key of Truth: A Manual of the Paulician Church of Armenia. Clarendon Press, Oxford, 1898, p. 149).

Es de interés histórico anotar las siguientes admisiones doctrinales en el artículo sobre los Paulicianos en La Enciclopedia Católica (negritas mías):

Ellos no honraban la cruz, sino sólo el libro del Evangelio. Ellos eran iconoclastas, rechazaban todas las pinturas…

Toda jerarquía eclesiástica es mala, como también todos los sacramentos y rituales. Ellos tenían una especial aversión a los monjes…

Desde Gibbon los Paulicianos han sido a menudo descritos como sobrevivientes de un cristianismo más temprano y puro, gente piadosa que se aferraba al evangelio, rechazando posteriores supersticiones, quienes fueron grandemente calumniados por sus oponentes…

En Armenia la secta continuó en los “Thonraketzi” fundados por un cierto Smbat en el siglo noveno. Conybeare atribuye a este Smbat una obra, “La Llave de Verdad”, que él ha editado. Ella acepta el Antiguo Testamento y los sacramentos del Bautismo, la Penitencia, y la Eucaristía. Esta obra especialmente ha persuadido a muchos escritores de que los Paliciones fueron gente mucho más maligna. Pero en ningún caso ella representa un gran estadio de su historia, y se disputa si es realmente Pauliciana del todo.

Edward Gibbon fue un historiador británico quien no estaba en ninguna Iglesia de Dios. Sin embargo aparentemente a causa de su investigación histórica, incluso gente de fuera ha concluido que algunos de los Paulicianos (no todos, sin embargo, mantenían la verdadera doctrina) eran un remanente de la verdadera iglesia.

De manera interesante, un artículo de La Enciclopedia Católica también admite:

El emperador Alexius Comnenus tiene el crédito de haberle puesto fin a la herejía. Durante una residencia en Philippopolis, él arguyó con ellos y los convirtió a todos, o a casi todos, otra vez a la Iglesia (así su hija: “Alexias”, XV, 9). Desde este tiempo los Paulicianos prácticamente desaparecieron de la historia. Pero ellos dejaron trazas de su herejía. En Bulgaria la secta Bogomila, que duró a través de toda la Edad Media, y se esparció al Occidente en la forma de los Cátaros, Albigenses, y otras herejías Maniqueas, es una continuación del Paulicianismo. En Armenia, también, sectas similares, derivadas de ellos, continuaron hasta nuestro tiempo.

Note que incluso algunos eruditos Católicos Romanos saben que es posible que los Paulicianos fueran los sobrevivientes de un cristianismo temprano y puro y que ellos tuvieron descendientes espirituales que continuaron en el futuro (tales como aquellos dentro de la era de Tiátira), como también en los tiempos modernos! Los Cátaros fueron también conocidos como ser pacifisatas, como también los fieles entre los Paulicianos (por supuesto hubo muchos llamados por esos nombres que no eran fieles).

Comentarios de otros investigadores

El finado John Ogywn hizo los siguientes comentarios:

De acuerdo al erudito Armenio Nina Garsoian en La Herejía Pauliciana: “Parecería, entonces, que los Paulicianos han de ser tomados como los sobrevivientes de una más temprana forma de cristianismo en Armenia” (p. 227). El autor también afirma que los Paulicianos fueron “acusados de ser peores que otras sectas porque añadían el judaismo” (p. 213).

El mensaje de Cristo a esta tercera etapa de la Iglesia (Paulicianos) está caracterizado por la Iglesia de Pérgamo (Apocalipsis 2: 12-17). La palabra Pérgamos significa “fortificado”, y los miembros de la Iglesia de esta era fueron notados por morar en áreas remotas, montañosas…

En algún punto en su historia, sin embargo, muchos Paulicianos sucumbieron a un error fatal. Ellos razonaron que ellos podrían conformarse externamente con muchas de las prácticas de la Iglesia Católica en orden a evitar la persecución mientrs en su corazón ellos sabrían mejor. Este camino de compromiso llevó a muchos a dejar que sus hijos fueran cristianizados y a otros a asistir a misas. Cristo profetizó esto, advirtiendo a la Iglesia de Pérgamo acerca de aquellos que mantenían doctrinas paganas, inmorales (Apocalipsis 2: 14-15)…

En los siglos octavo y noveno, muchos Paulicianos Armenios fueron forzados a reasentarse en los Balcanes por emperadores bizantinos. Ellos fueron puestos como bastiones contra las invasoras tribus búlgaras. Relocalizados a los Balcanes, los Paulicianos vinieron a ser llamados Bogomilos.

¿Qué enseñaban estos Bogomilos? “El bautismo sólo era practicado a hombres y mujeres crecidas…las imágenes y las cruces eran ídolos” (Enciclopedia Británica, 11a. ed., “Bogomilos”).

Así, mientras muchos llamados Pauliciones hicieron compromisos, algunos mantuvieron las doctrinas de la Iglesia de Dios.

El erudito de Harvard H. Brown escribió:

…En Eslovenia, en nombre “Bogomil” significa “amado de Dios”…Los predecesores específicos de los Bogomilos son los Paulicianos…Muchos Bogomilos, y especialmente sus líders, exhibieron un celo y una pureza de vida que contrastaba con la indiferencia y frivolidad de todos los muy ortodoxos eclesiásticos tanto en el este como en el oeste…Como los Paulicianos, los Bogomilos detestaban la cruz, pues ella era el símbolo del aparente asesino del Salvador (Brown HOJ. Heresies: Heresy and Orthodoxy in the History of the Church. Hendrickson Publishers, Peabody (MA), 1988, pp. 247,252).

Él también anotó que los Bogomilos eran pacifistas (ibid, p. 260).

En la introducción a su traducción al inglés de La Llave de Verdad, F.C. Conybeare provee esta cita sobre las prácticas de los primeros Paulicianos:

El lenguaje de John de Otzun quizás implica que los antiguos creyentes en Armenia durante el siglo séptimo eran Cuartodecimanos, como nosotros esperaríamos que ellos fueran. (Conybeare F.C. The Key of Truth: A Manual of the Paulician Church of Armenia. Clarendon Press, Oxford, 1898, p. clii).

…ellos eran probablemente el remanente de una antigua Iglesia Judeo-Cristiana, que se había esparcido a través de toda Edessa dentro de Siuniq y Albania” (ibid, p. clxii).

Nosotros también sabemos de una noticia preservada por Ananías de Shirak que los Pauliani, quienes era el mismo pueblo en una fecha anterior, llamados Cuartodecimanos, y guardaban la Pascua en una fecha Judía:

Pero los Paulini también guardaban la fiesta de la Pascha en el mismo día (como los Judíos), cualquiera que fuera el día de la luna llena, ellos lo llamaban Kuriaki, como los Judíos lo llamaban Sabbath, incluso si él no fuera un Sabbath (Conybeare F.C. The Key of Truth: A Manual of the Paulician Church of Armenia. Clarendon Press, Oxford, 1898, p. clii).

Debería mencionarse que los “Cuartodecimanos” eran aquellos que seguían el ejemplo bíblico y apostólico de observar la Pascua en el 14o. día de Nisan.

Pensamientos conclusivos

Los “Paulicianos” eran una marca que los que apoyaban a los Alejandrinos y Romanos aparentemente pusieron a ciertos oponentes. Aparentemente aquellos que fueron marcados como Paulicianos no aceptaban la autoridad de los Obispos de Roma, estaban opuestos al Domingo como el día designado para la adoración, estaban opuestos a los ídolos, evitaban ciertos rituales Romanos, aparentemente tenían visiones binitarias de la Divinidad, consideraban que aquellos que tomaron el título de Pontífice Máximo tomaron un título que estaría asociado con el Anticristo, guardaban la Pascua el 14o., y fueron perseguidos.

Muchos, a causa de la persecución y de presiones económicas aparentemente hicieron compromsos, y algunos apostataron hasta el punto de comprometerse en la guerra humana. Aunque aquellos que hicieron eso no eran verdaderamente parte de la Iglesia de Dios, había aparentemente algunos de los fieles entre aquellos marcados como Paulicianos.

Y esto es como es incluso hoy. Aunque nosotros en la Continuación de la Iglesia de Dios, por ejemplo, no somos Protestantes, los Católicos Romanos y los Ortodoxos Orientales tienden a considerarnos de bulto como Protestantes puesto que nosotros no aceptamos los varios compromisos doctrinales que los católicos han hecho. (Para documentación, por favor vea: ¿Quién es fiel La Iglesia Católica Romana o la Iglesia de Dios Viviente?). Aunque nosotros, como dicen los Protestantes, creemos en la sola Scriptura, no aprobamos el uso de estatuas en la adoración, y evitamos ciertos aspectos ritualísticos de los Greco-Romanos, esto no nos hace a nosotros Protestantes no más que tener las doctrinas de la Iglesia de Dios hacía a la gente “Paulicianos”.

Pero podría afirmarse propiamente que nosotros en la Continuación de la Iglesia de Dios contamos entre nuestros ancestros espirituaes a algunos que fueron llamados Paulicianos. Y nosotros creemos que nosotros hemos estado llevando fielmente la original fe cristiana como era practicada por los apóstoles originales y sus más fieles sucesores.

Posted in Enseñanzas
Acerca de la CCOG
La Continuación de la Iglesia de Dios, que intenta representar al remanente más fiel de la porción de Filadelfia (Apocalipsis 3: 7) de la Iglesia de Dios, basa sus creencias en la Sagrada Biblia. Lea la Declaración de Creencias de la CCOG para más información Declaración de las Doctrinas de la Continuación de la Iglesia de Dios.