¿Fue el anti-semitismo un factor en el reconocimiento del estado de Palestina por el Vaticano?

¿Fue el anti-semitismo un factor en el reconocimiento del estado de Palestina por el Vaticano?

jewish-badge

Los judíos en Polonia tenían que usar la insignia de arriba después de la invasión alemana en la II Guerra Mundial (Daniel Ullrich, Threedots)

COGwriter

Un lector me envió un enlace a lo siguiente en una publicación judía:

Mayo 14, 2015

Es desde 2012 que el Vaticano, bajo el Papa Benedicto XVI, habló del “Estado de Palestina” en sus documentos oficiales. Así la decisión de la Santa Sede de reconocer a este inexistente Estado no debería ser una sorpresa. Pero el tratado es el primer documento legal y bilateral en el cual el Vaticano habla del “Estado de Palestina” y no más de la “Organización para la Liberación de Palestina” (PLO): Es, de hecho, un reconocimiento oficial. Un rompimiento simbólico e histórico.

Por más de cuarenta años después de que el Estado Judío ganó la independencia en 1948, el Vaticano adoptó una política diplomática copiando la de los enemigos de Israel: No-reconocimiento total de la condición de Estado de Israel. A pesar de la aceptación por todas las naciones occidentales, incluyendo, en el comienzo, el bloque Comunista, el reconocimiento del Vaticano de Israel ocurrió sólo en 1993. La misma Iglesia que no reconocía a Israel abrió relaciones diplomáticas con la PLO, una organización terrorista cuya meta es la “liberación” de la Tierra Santa de los Judíos que viven entre el Mediterráneo y el Río Jordán. La Iglesia formalmente reconoció la existencia de Israel hace sólo dos décadas después de que el enemigo de Israel, Egipto, firmara un tratado de paz con el Estado Judío.

Y el Vaticano tenía relaciones diplomáticas con más de 130 estados. Él reconoció su legitimidad incluso en tanto que se disputaba, en algunos casos, sus fronteras.

¿Por qué se ha aplicado un estándar diferente a Israel? A causa del anti-Semitismo y la aversión que ellos sentían por ver a Israel de nuevo entre la familia de las naciones. Para el Vaticano, un Estado Judío independiente portando el nombre de “Israel”, con Jerusalén como su capital, y una renovación de vida en la tierra de la Biblia, ha sido el problema teológico cristiano más complejo y una total contradicción al dogma de la Iglesia.

Y ahora, a causa del mismo anti-Semitismo, el Vaticano se ha apresurado a reconocer al “Estado de Palestina”, este caballo de Troya contra el pueblo Judío, una herramienta para desmantelar al Estado de Israel y una entidad proto-Nazi de la cual todos los Judíos iban a ser limpiados.

Nosotros notamos en estado de shock el ansia del Papa Francisco para reconocer al “Estado de Palestina” antes incluso de que él se haya levantado y nosotros recordamos el entusiasmo de otro Papa para reconocer al régimen Nazi justo cuatro meses antes de que él fuera establecido. http://www.israelnationalnews.com/Articles/Article.aspx/16922#!

Aquí está algo relacionado a ciertos Protestantes evangélicos:

El reconocimiento diplomático del “estado de Palestina” por el Vaticano abrirá la puerta a una nueva oleada de anti-Semitismo y pondrá en peligro a millones de Árabes y Judíos israelíes, sostienen algunos prominentes evangélicos quienes han escrito acerca de los tiempos del fin.

Y la controversial decisión por el Papa Francisco está incluso llevando a acusaciones de que la Iglesia Católica Romana será un adversario para los cristianos y el estado de Israel durante esos tiempos.

El autor de uno de los libros mejor vendidos del New York Times y productor de películas Joel Richardson dio un portazo a la decisión como “un acto de profundo odio hacia el pueblo Judío globalmente”.

En una entrevista con WND, el autor de “Cuando un Judío gobierna el Mundo: Lo que la Biblia realmente dice acerca de Israel en el Plan de Dios”, observó: “Para los desinformados, de afuera, reconocer a ‘Palestina’ parecería ser razonable. Ciertamente, el Dios de los Cielos ama al pueblo Palestino tanto como a los Judíos.

“Pero no para aquellos que tienen una mejor perspectiva de las varias realidades políticas, religiosas y de seguridad relacionadas sobre el terreno. Ninguno de quienes están informados negará que el establecimiento de un estado Palestino comprometerá la seguridad de los millones de Judíos y Árabes israelíes en una forma profunda”.

El anfitrión de un programa de charlas, pastor y autor Carl Gallups está de acuerdo en que el impacto de la decisión del Vaticano será catastrófico. Sin embargo, el autor de “Advertencia Final: entendiendo los Días de la Trompeta de Apocalipsis” dice que él no está sorprendido.

Gallups dijo a WND: “Esto realmente debería venir no como un gigantesco shock para el mundo, especialmente para el mundo cristiano, a causa de que este papa ha hecho declaraciones similares apoyando la causa palestina. Hasta donde yo sé, esta es la primera vez que él llamó por un estado Palestino específicamente, no obstante. Y esto es perturbador proféticamente y geopolíticamente, porque ello alimentará la actual oleada de anti-Semitismo que está barriendo el globo.

“Es importante recordar que nunca ha habido una nación estado en esa área excepto Israel. Así alguna clase de ‘nación Palestina’ sólo va a ser usada para alimentar este fuego por los de izquierda y los ateos que son movilizados por el odio a Israel y los Judíos. Si bien yo soy evangélico, yo encuentro tan trágico que esta declaración venga de un papa, quien tantos creen que debería ser un bastión del cristianismo. Pero este papa es un izquierdista teológicamente hablando y políticamente hablando”, dijo él.

Tom Horn … dice que el Vaticano nunca ha pretendido que Jerusalén pertenezca a un estado… Horn alega: “Roma ostensiblemente invoca el caso de los Palestinos y Católicos que desean hacer peregrinación, pero en verdad, hay una riqueza de evidencia de que el Vaticano desea poseer Jerusalén como suya propia. Incluso más, hay oficiales Judíos de alto nivel esperando en las alas para entregarla.” http://www.wnd.com/2015/05/israelis-security-compromised-by-vatican-recognizing-palestine/#QCLxf8ATKuKUSL1L.99

Aunque yo no estoy convencido de que la referencia oficial al ‘estado de Palestina’ pretendiera ser anti-Semitismo por el Vaticano, ha habido largo tiempo anti-Semitismo en la Iglesia de Roma, pero no sólo en Roma.

A través de toda la historia, bien conocidos líderes Ortodoxos orientales, Católicos romanos, y Protestantes han hecho declaraciones anti-semíticas y han alentado el odio contra los judíos.

Yo creo que una razón para esto es desalentar a la gente de considerar que las iglesias predominantes que se llaman a sí mismas cristianas no desean que sus miembros consideren que la verdadera Iglesia cristiana tenía más prácticas religiosas en común con los Judíos que con sus iglesias.

Los eruditos reconocen que la original Iglesia de Dios en Jerusalén era conducida por Judíos circuncidados, quienes eran fieles a las enseñanzas cristianas, no obstante tenían prácticas que los Ortodoxos orientales, los Católicos romanos, y los Protestantes han condenado.

Algunos inapropiadamente creen que el emperador adorador del dios-sol del siglo cuarto, Constantino, implementó, y creía en, la verdadera libertad religiiosa para los cristianos en su “Edicto de Milán” decretado en 313:

Cuando yo, Constantino August, como también yo, Licinio Augusto, afortunadamente nos reunios cerca de Mediolanurn (Milán), y estuvimos considerando cada cosa que correspondía al bienestar público y la seguridad, nosotros pensamos, entre otras cosas que nosotros veíamos deberían ser por el bien de muchos, aquellas regulaciones pertenecientes a la adoración de la Divinidad deberían ciertamente ser hechas primero, así que nosotros pudiéramos conceder a los cristianos y a otros plena autoridad para observar esa religión que cada uno prefiriera; de donde cualquier Divinidad cualquiera en el asiento de los cielos pudiera ser propicia y amablemente dispuesta a nosotros y todos los que están colocados bajo nuestro gobierno. Y de esta manera, por este sano consejo y la provisión más correcta nosotros pensamos organizar que a nadie debería serle negada la oportunidad de dar su corazón para la observancia de la religión cristiana, de esa religión que él debería pensar mejor para sí mismo, de manera que la Suprema Deidad, a cuya adoración nosotros entregamos libremente nuestros corazones, pueda mostrar en todas las cosas Su usual favor y benevolencia.

Por lo tanto, su Reverencia debería saber que nos ha placido remover todas las condiciones cualesquiera, que estaban en los rescriptos anteriormente entregados a ustedes oficialmente, concernientes a los cristianos y ahora cualquiera de estos que desee observar la religión cristiana puede hacer eso libremente y abiertamente, sin molestia. Nosotros pensamos que ello se ajusta a encomendar estas cosas más plenamente a su cuidado para que ustedes puedan saber que nosotros hemos dado a esos cristianos libre e irrestricta oportunidad de adoración religiosa. Cuando ustedes vean que esto ha sido concedido a ellos por nosotros, su Reverencia sabrá que nosotros hemos también concedido a otras religiones el derecho a abierta y libre observancia de su adoración por causa de la paz de nuestros tiempos, para que cada uno pueda tener la libre oportunidad de adorar como le plazca; esta regulación hacemos nosotros para que nosotros no podamos parecer detractores de ninguna dignidad o de ninguna religión. (Goldstein N. Religión y Estado. Infobase Publishing, 2010, p. 190).

En lugar de creer eso realmente, el Emperador autorizó la persecución. Alrededor de 332, Constantino emitió lo que se conoce como el Edicto contra los Herejes:

Víctor Constantino, Máximo Augusto, a los herejes. Entended ahora, por este presente estatuto, vosotros Novatianos, Valentinianos, Marcionitas, Paulianos, vosotros que os llamáis Cataphyrygianos, y todos vosotros quienes elaboráis y apoyáis herejías por medio de vuestras asambleas privadas, con qué tejido de falsedad y vanidad, con qué destructivos y venenosos errores, con que vuestras doctrinas están inseparablemente entretejidas; así que a través de vosotros el alma saludable es aquejada de enfermedad, y los vivientes se convierten en presa de la muerte eterna. Vosotros aborrecedores y enemigos de la verdad y de la vida, en liga con la destrucción! Todos vuestros consejos son opuestos a la verdad, pero familiares con las escrituras de la bajeza; lleno de los disparates y ficciones: y junto a éstos vosotros enmarcáis las mentiras, oprimís al inocente, y retenéis la luz de aquellos que creen. Entrando a veces sin autorización bajo la máscara de la santidad, vosotros llenáis todas las cosas con engaños: vosotros afectáis la conciencia pura y cándida con heridas mortales mientras que os retiráis, uno puede decir casi que a la propia luz del día, de los ojos de los hombres. ¿Pero por qué debo especificar, cuando hablo de vuestra criminalidad puesto que se merece más tiempo de demandas y ocio del que puedo daros? Pues es tan largo y sin medida el catálogo de vuestros delitos, tan odiosos y totalmente atroces son ellos, que un día no sería suficiente para hacer el recuento de todos ellos. Y, efectivamente, está bien apartar los oídos y los ojos de uno de semejante tema, no sea que por una descripción de cada mal especial, la sinceridad pura y la frescura de la fe de uno pudiera ser reducida. ¿Por qué entonces todavía tengo que soportar tan abundante mal; especialmente puesto que esta prolongada la clemencia es la razón de que algunos que estaban sanos fueran contaminados con esta enfermedad de pestilencia? Por qué no atacar inmediatamente, como si fuera, por así decirlo, a la raíz de tan grande diablura, por una manifestación pública de desagrado?

“POR TANTO, entonces, puesto que no es posible soportar más vuestros perniciosos errores, nosotros damos advertencia por este presente estatuto que ninguno de ustedes de aquí en adelante presuma reunirse juntos. (1) Nosotros hemos dirigido, en concordancia, que ustedes sean privados de todas las casas en las cuales ustedes están acostumbrados a llevar a cabo sus asambleas: Y nuestro cuidado en este asunto se extiende hasta prohibir mantener sus supersticiosas e insensatas reuniones, no sólo meramente en público, sino en cualquier casa privada en cualquier otro lugar. Tomen aquellos de ustedes, por lo tanto, que están dispuestos a abrazar la verdadera y pura religión, mejor curso entrando en la iglesia Católica, y uniéndose con ella en santo compañerismo, por lo cual se permitirá a ustedes llegar al conocimiento de la verdad. En cualquier caso, los engaños de sus pervertidos entendimientos deben cesar completamente de mezclarse y de dañar la felicidad de nuestros actuales tiempos: Yo quiero decir las impías y malintencionadas dobles mentalidades de herejes y cismáticos. Pues es un objeto digno de esa prosperidad que nosotros disfrutemos a través del favor de Dios, para comprometernos a traer de regreso a aquellos que en tiempo pasado estaban viviendo en la esperanza de futura bendición, de todas las irregularidades y errores al sendero correcto, de la oscuridad a la luz, de la vanidad a la verdad, de la muerte a la salvación. Y en orden a que este remedio pueda ser aplicado con poder efectivo, nosotros hemos ordenado, como dijimos antes, que ustedes sean positivamente privados de todo punto de reunión para sus encuentros supersticiosos, yo quiero decir todas las casas de oración, si fuesen dignas de ese nombre, que pertenecen a los herejes, y que estas sean entregadas sin demora a la Iglesia católica; que cualesquiera otros lugares sean confiscados para el servicio público, y ninguna otra dependencia sea dejada para futura congregación; en orden a que desde este día en adelante ninguno de sus ilegales asambleas pueda presumir de aparecer en cualquier lugar público o privado. Que sea hecho público este edicto.” (Capítulo LXV .- Edicto de Constantino contra los Herejes).

Algunos de aquellos referidos como Paulianos (Paulicianos) y Cataphrygianos eran parte de la verdadera Iglesia de Dios; de esta manera ellos habrían rechazado el domingo, guardaban el Sabbath el sábado (como los judíos y como lo hacían los primeros cristianos; ver El Sabbath en la primera Iglesia y por fuera) y habrían rechazado muchas otras doctrinas que el Emperador Constantino aprobó. Y como algunas otras persecuciones, el Edicto incluía a aquellos verdaderamente en la Iglesia de Dios y a aquellos no en la verdadera iglesia.

De acuerdo a la Vida de Constantino de Eusebio, Libro III capítulo 18, en el siglo cuarto, el emperador romano Constantino, adorador del dios-sol, afirmó concerniente a la fecha de la Pascua:

No tengamos entonces nada en común con la detestable multitud judía; pues nosotros hemos recibido de nuestro Salvador un camino diferente.

Jesús nunca afirmó que los Judíos fueran detestables (Él era un judío) ni que Él deseaba cambiar la fecha de la Pascua. Constantino aprobó cambiar la fecha de la Pascua a un domingo, en tanto que los cristianos originales mantuvieron el 14o. de Nisan, la misma fecha que los judíos. Esta fue una de las razones por las que Constantino inició la persecución contra los cristianos.

Y no fue sólo el Emperador Constantino.

Videntes y escritores ortodoxos también han tomado posiciones contra aquellos con prácticas originales judeo-cristianas. Un ejemplo sería una visión de 1249 D.C. del “Bienaventurado Hieronymus Agathaghelos”, que decía que “las blasfemias de los Sabáticos han manchado y ensuciado por centurias” (Citado en Tzima Otto, p. 135; La propia Dra. Otto se refiere a aquellos con creencias Nazarenas/Judeo-cristianas como “cristianos traidores” en la p. 240) -Hieronymus Agathaghelos también predico su ejecución pública (Tzima Otto, 134, 135, 240).

Hay una larga historia de líderes de la iglesia greco-romana intentando eliminar a aquellos parte de, o simpatizants con, la Iglesia de Dios.

Los Albigenses fueron condenados por varios concilios. Y uno, el Concilio de Albi (a veces pronunciado Alby) en 1254 aparentemente afirmó:

Ellos tienen sabor de Judaísmo… ellos observan el sabbath judío, pero dicen que el santo día Dominical no es mejor que ningún otro día; que sean ellos maldecidos (citado en Davis tamar. Una historia general de las Iglesias Sabatarias. 1851; reimpreso 1995 por Commonwealth Publishing, Salt Lake City, p. 64).

Note lo que reportó uno que fue antes sacerdote Católico romano:

Ha sido reconocido que en la última y más salvaje persecución bajo el Emperador Diocleciano cerca de dos mil cristianos perecieron, en todo el mundo. En el primer incidente de la Cruzada del Papa Inocencio diez veces ese número de personas fueron asesinadas. No todos eran Albigenses. Causa un shock descubrir que, de un golpe, un papa mató a muchos más cristianos que Diocleciano. (De Rosa, Peter. Vicarios de Cristo. Poolberg Press,Dublin, 2000, pp. 160-161).

(Toda la persecución que desencadenó el Emperador romano Dioclecian duró de 303-313 D.C.; la persecución de la Inquisición que Inocencio III desencadenó duró cientos de años).

Quizás debería señalarse que a veces aquellos en la verdadera Iglesia de Dios han sido consideraos ser secretamente Judíos por algunos en las confesiones greco-romanas:

En la Edad Media, los Papas y los Concilios fueron exitosos en destruir los movimientos revolucionarios judíos que aparecieron dentro del Cristianismo en la forma de falsas enseñanzas y que fueron introducidas por aquellos que eran cristianos en apariencia pero judíos en secreto. Estos últimos entonces reclutaban cristianos correctos y buenos para el surgente movimiento herético persuadiendo a estos últimos en una forma sagaz.

Los judíos secretos organizaban y controlaban de manera secreta los movimientos, que eran la fuerza creativa e impulsadora de perversas enseñanzas falsas, tales como las de los Iconoclastas, los Cátaros, los Patarinos, los Albigenses, los Hussitas, ls Alumbrados y otros. (Pinay, Maurice. El complot contra la Iglesia, parte cuarta, capítulo uno. Traducido de ediciones en alemán y en español de la misma obra. 1962).

El libro anterior es todavía recomendado por muchos católicos (si bien otros se distancias a sí mismos de él). Por lo tanto, algunos de los greco-romanos han considerado a algunos de quienes nosotros en la Continuación de la Iglesia de Dios incluimos al trazar nuestros ancestros espirituales (como algunos de los Cátaros y Albigenses) como haber sido un grupo de judíos secretos que sólo profesaba a Cristo.

Ahora, por supuesto, de tiempo en tiempo, algunos líderes se distancian a sí mismos del anti-Semitismo. Note lo siguiente:

Mayo 11, 2015

Las iglesias Católicas y Protestante en Austria han pedido disculpas por su anti-Semitismo durante y antes del Holocausto. …

La Iglesia Católica “debe reconocer su parte de responsabilidad por la creación de un clima de desdén y odio” hacia los judíos antes del período Nazi y la falta de “misericordia y solidaridad con nuestros ciudadanos judíos” durante el Holocausto, dijo el Cardenal Christoph Schoenborn, reportó Associated Press.

El Concilio de Iglesias Protestantes de Austria también expresó “particular vergüenza” por “la complicidad contra los Judíos y otros grupos… que fueron considerados ‘ineptos para vivir'”.

En cuanto a ser “inepto para vivir”, eso es consistente con una enseñanza anti-semítica del reformador Protestante Martín Lutero. Tristemente, millones de judíos fueron muertos con la complicidad de Católicos y Protestantes durante la II Guerra Mundial. Las disculpas, que de sí mismos han sido hechas, no los traerá a ellos de regreso, ni parará algunas persecuciones que la Biblia enseña que ocurrirán en el futuro.

Por promover el anti-Semitismo, aquellos asociados con los Ortodoxos orientales, los Católicos romanos, y los Protestantes a menudo han temido a menudo tener algo en común con los judíos, y han estado temerosos de practicar la original fe cristiana, que tenía unas pocas prácticas en común con los judíos.

Adicionalmente, como yo mencioné ayer, Roma ha deseado largo tiempo a Jerusalén, y arrebatar el control de los judíos. Y nadie debería pensar que ella realmente desea entregar ese control a los Musulmantes. Recuerde que fue el papa quien comenzó las Cruzadas en la Edad Media para tomar control de Jerusalén por los Musulmanes.

El Vaticano básicamente cree que para mostrar que él representa la religión universal del mundo necesita soberanía en el territorio en Jerusalén para proyectar mejor esa imagen al mundo.

El Vaticano quiere la Iglesia de Dios en la colina occidental de Jerusalén y desea un papel más importante en Jerusalén.

Pero, quizás debería señalarse de nuevo que algunos escritores católicos han indicado que un antipapa será establecido en Jerusalén:

Sacerdote E. Sylvesster Berry (publicado en 1920): Los dos cuernos denotan una autoridad dividida en dos – espiritual y temporal. Como se indicó por la semejanza a un cordero, el profeta probablemente se establecerá a sí mismo en Roma como una suerte de anti-papa… El Anticristo se establecerá a sí mismo en Jerusalén… con milagros engañosos’… (Berry ES. El Apocalipsis de San Juan, 1920. Citado en Culleton, RG. El Reino del Anticristo. Reimpreso en 194, TAN Books, Rockford (IL), pp. 199-200).

Mucho de la anterior enseñanza es consistente con algunas escrituras.

El reconocimiento del estado de Palestina es principalmente un paso para hacer al Vaticano más cerca de su meta real.

Sea o no que el anti-Semitismo estuvo detrás del reconocimiento del ‘Estado de Palestina’ por el Vaticano ayer, Roma desea a Jerusalén. Y la realidad histórica es que los Ortodoxos orientales, los Católicos romanos, y los Protestantes han tenido largo tiempo prácticas anti-Semíticas y han condenado a cristianos que mantenían las mismas prácticas que Jesús y Sus primeros seguidores fieles tuvieron.

Publicado en: Enseñanzas