El cuarto jinete de Apocalipsis, el caballo pálido de muerte y pestilencia

Por COGwriter

En el sexto capítulo del Libro de Apocalipsis, se describe el viaje de cuatro jinetes. Los pasajes acerca del cuarto jinete son como sigue:

  7 Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira.

8 Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra. (Apocalipsis 6:7-8, Reina-Valera 1960 en todo el artículo)

Así, la apertura del cuarto sello es el tiempo en que el caballo pálido de la muerte aparentemente está incrementando la muerte por la guerra, el hambre, y las pestilencias (las bestias de la tierra).

Las pestilencias son parte de las penas [dolores] que comienzan antes de que empiece la Gran Tribulación

Con todos los desastres naturales tales como terremotos, inundaciones, escasez de comida, recesiones, y pestilencias emergentes en los años pasados recientes, quizás este sería un buen momento para mostrarle a la gente que esto ha de comenzar ANTES de la “gran tribulación” (que comienza con la apertura del quinto sello en Apocalipsis 6: 9).

Los discípulos preguntaron a Jesús la secuencia:

 3 Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo? (Mateo 24: 3).

NET lo que Jesús enseñó como respuesta:

 4 Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe.

5 Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán.

6 Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.

7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares.

8 Y todo esto será principio de dolores. (Mateo 24: 4-8).

La Gran Tribulación misma no comienza sino posteriormente (ver también ¿Cuándo comenzará la Gran Tribulación?):

 15 Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda),

16 entonces los que estén en Judea, huyan a los montes.

21 porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá.

(Mateo 24: 15-16, 21)

Quizás debería señalarse que el cuarto dolor, como el cuarto jinete, involucra la pestilencia.

Richard Ames, atrás en 2007 y en 2003 escribió:

El cuarto sello muestra a un caballero sobre un caballo pálido, con el poder sobre una cuarta parte de la tierra para matar porciones de la población de la tierra. (Ames R. ¿Qué es el Día del Señor? revista El Mundo de Mañana, marzo-abril 2007).

Los siete sellos revelan eventos proféticos que yacen justo ante nosotros… En Apocalipsis 6, leemos la descripción de seis de los siete sellos. Los primeros cuatro sellos son conocidos como los cuatro jinetes del Apocalipsis… En Mateo 24, Jesús… nos dice: “… Todo esto es el comienzo de dolores…” …en Mateo, Jesús confirmó el significado de estos sellos cuando Él habló de:

  • Religión engañosa (Mateo 24: 4)–el primer sello, o el primero de los cuatro jinetes [del Apocalipsis];
  • Guerras (Mateo 24: 7)–el segundo sello, o el segundo de los cuatro jinetes;
  • Hambres (Mateo 24: 7)–el tercer sello, o el tercero de los cuatro jinetes;
  • Pestilencias (Mateo 24: 7)–el cuarto sello, o el cuarto de los cuatro jinetes (Ames, R. Los Siete Sellos de Apocalipsis. revista El Mundo de Mañana, marzo-abril 2003).

Davy Crockett escribió:

En un número de profecías que se refieren a los tiempos del fin, la enfermedad y el sufrimiento humano son descritos en detalle. En un pasaje bien conocido, se dibuja un perturbador retrato del mundo. “8 Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra.” (Apocalipsis 6: 8).

Es sólo cuestión de tiempo hasta que el caballo pálido cabalgue con el resultado de sufrimiento y muerte. (Crockett DA. El caballo pálido. Comentario de la LCG, octubre 25, 2011).

Y yo estoy de acuerdo en que este jinete está a punto de cabalgar.

¿Qué puede esperarse durante este tiempo?

El Dr. Douglas Winnail escribió:

Las profecías de la Biblia acerca del fin del mundo emplean sobrias imágenes de cuatro jinetes para describir terribles eventos que barrerán sobre la tierra justo antes del retorno de Jesucristo. El Cuarto Jinete (Apocalipsis 6: 7-8) representa el estallido de pestilencias y problemas (Mateo 24: 7; Marcos 13: 8; Lucas 21: 11) que devastarán un cuarto de la tierra por la violencia, el hambre y “las bestias de la tierra”–incluyendo virus y bacterias (Apocalipsis 6: 8)…

Nuestro vulnerable mundo

En el siglo pasado, el desarrollo de los antibióticos –las “mágicas balas” de la medicina moderna– ha fomentado una falsa sensación de seguridad en la que muchos asumen que nosotros no estamos más amenazados por enfermedades infecciosas. Sin embargo, la aparición de microbios resistentes a las poderosas drogas revela que hay límites a lo que los antibióticos pueden hacer. En sólo unas pocas horas, gracias a los viajes internacionales por jet, portadores de enfermedades pueden entrar en contacto con miles de personas en los aeropuertos a medio mundo de distancia, ayudando grandemente al esparcimiento de la enfermedad. La construcción de megaciudades, en donde millones de personas viven en estrecho contacto, también facilita la expansión de la enfermedad. En el mundo en desarrollo–en donde millones de personas se aglomera en barrios bajos con poco acceso a agua limpia, servicios médicos o las disposiciones sanitarios de los desechos humanos y la basura–estas enfermedades infecciosas prosperan. Los trastornos sociales causados por la guerra y el alboroto político que plagan al África, al Medio Oriente y a otras áreas del mundo crean condiciones fértiles para el esparcimiento de enfermedades infecciosas. Todos estos factores están presentes y creciendo en nuestro mundo hoy. La amenaza del terrorismo bioquímico–el esparcimiento deliberado de microbios tóxicos o agentes químicos en grandes centros urbanos–ofrece un espeluznante escenario capaz de matar gran número de personas en muy poco tiempo. En la última década, nuestro mundo se ha hecho claramente más vulnerable al brote de epidemias globales que tienen el potencial de reclamar millones de vidas–que es exactamente lo que representa el Cuarto Jinete!

El pasado olvidado

Una rápida mirada a la historia revela que “las epidemias han desmoronado imperios, han derrotado ejércitos y han cambiado por siempre la forma como nosotros vivimos” (Cuarto Jinete, Nikiforuk, p. xv). Las epidemias en el pasado llegaron inesperadamente, y esparcieron la muerte y la devastación sobre amplias áreas del mundo. En la Edad Media la lepra, la tuberculosis, el cólera y el tifus prosperaron en las puercas y apiñadas condiciones de vida de las ciudades medievales. En 1348 una epidemia de la plaga–la “Muerte Negra”–mató una tercera parte de la población de Europa (cerca de 30 millones) en sólo dos años! La plaga se esparció a lo largo de las rutas de comercio medievales. Los marinos de Colón trajeron la sífilis a América, y la enfermedad se esparció rápidamente a través de Europa, ayudada por la promiscuidad y por las casas de baños públicos. Los europeos llevaron la viruela a las Américas, en donde ella mató a 100 millones de nativos americanos en un siglo porque ellos carecían de anticuerpos naturales contra la enfermedad. La epidemia global más dramática en los tiempos modernos fue la epidemia de gripe de 1918, que mató 50 millones de personas en sólo 18 meses! En contraste, los campos de batalla de la Primera Guerra Mundial requirieron cuatro años para matar 5 millones de vidas! El reciente estallido de SARS y el resurgimiento de enfermedades infecciosas claramente indica que el Cuarto Jinete es todavía una amenaza para la salud de la humanidad–y que él cabalgará…cuando las condiciones estén dadas. (Winnail D. Enfermedades Epidémicas: El Cuarto Jinete. revista El Mundo de Mañana, marzo-abril, 2004).

En tiempos modernos, la expansión de las enfermedades es mucho más fácil que en los tiempos antiguos. Note algunos comentarios del Director de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) acerca de esto relacionado con la película de 2011 Contagio:

La película cuenta la historia de un nuevo virus que se expande a través del globo rápidamente, con científicos y el público siguiendo cada uno de sus movimientos. La idea de un contagio semejante a este es muy real… el complot de un nuevo, mortal virus, esparciéndose rápidamente es completamente plausible. De hecho, la CDC y sus asociados de salud pública identifican, en promedio, una nueva o emergente enfermedad infecciosa cada año. La película es un recordatorio de que la salud pública en los niveles local, estatal, nacional y global debe ser apoyada para detectar rápidamente, investigar, y responder a los estallidos y mantener a los Americanos a salvo de amenazas a la salud, y a la seguridad, que surjan en este país o en cualquier parte del mundo.

El film subraya que todos estamos conectados por el aire que respiramos, la comida que comemos, el agua que bebemos…Contagio muestra que el temor es también contagioso. ((Frieden T. CDC Director de ‘Contagio’: Virus Mortales Podrían Esparcirse Rápidamente. The Atlantic, September 10, 2011. http://www.theatlantic.com/life/archive/2011/09/cdc-director-on-contagion-deadly-viruses-could-spread-fast/244849/ visto en 09/10/11)

La humanidad está en riesgo. Y los viajes modernos y otras prácticas están colocando a la humanidad en un riesgo incluso mayor. La cabalgata del jinete pálido de la muerte resultará en muertes por pestilencias.

Me gustaría comentar también acerca del temor en el cual aparentemente la película Contagio hace énfasis. En un reciente viaje a Europa, noté que algunos individuos de apariencia Asiática (y sólo Asiáticos, y principalmente mujeres) estaban usando máscaras para presumiblemente reducir su riesgo de coger enfermedades respiratorias en aeropuertos y algunos otros lugares. Lavar las manos y usar máscaras a veces tiene un beneficio limitado, y es posible que en los tiempos de epidemia algunos (si bien no todos) puedan beneficiarse de estas acciones.

El cuarto jinete del Apocalipsis resultará en la muerte de un cuarto de la humanidad (Apocalipsis 6: 8). Justo como un ejercicio corporal puede ser benéfico por un momento, los pasos de higiene física también pueden beneficiar a algunos por un momento, sin embargo volverse a dios y vivir en Sus caminos es lo que nosotros necesitamos hacer:

 8 porque el ejercicio corporal para poco es provechoso, pero la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera.

9 Palabra fiel es ésta, y digna de ser recibida por todos.

10 que por esto mismo trabajamos y sufrimos oprobios, porque esperamos en el Dios viviente, que es el Salvador de todos los hombres, mayormente de los que creen.

11 Esto manda y enseña. (1 Timoteo 4: 8-11).

No obstante, es posible que a aquellos que tomen ciertas precauciones físicas les irá mejor que a aquellos que no lo hagan (ver también Escrituras de preparación física para los cristianos). Sin embargo la piedad es provechosa en todas las cosas (ver también ¿Cuá es el significado de la vida? y Los Diez Mandamientos reflejan amor, quebrantarlos es malo).

¿Serán un factor las comidas modificadas genéticamente?

A causa del pecado, la codicia, y la ignorancia, América ha estado en la producción de comidas modificadas genéticamente. Si bien los Europeos tienen algunas, Europa ha tenido muchas más restricciones sobre ellas y es menos dependiente de ellas para su suministro de comida.

Para los Estados Unidos y Canadá la situación es mucho más precaria. La gran mayoría de los frijoles de soya y el maíz producido por estas naciones combinadas es de organismos genéticamente modificados (GMOs).

La intención también parece ser desarrollar otras cosechas GMO también. El trigo GMO (y el trigo es una de las principales cosechas) está comenzando a ser introducido igualmente (ver Supertrigo: ¿Solución o desastre que aguarda?). La Biblia también advierte:

 2 Por qué gastaís dinero en lo que no es pan? (Isaías 55: 2)

Y me he estado preguntándome por largo tiempo a qué otra cosa distinta del pan blanco podría estarse refiriendo, si este versículo puede posiblemente referirse al “pan” hecho con trigo u otros granos GMO modificados genéticamente.

Estas “comidas” de ingeniería humana son genéticamente idénticas a especies que las hacen a ellas susceptibles de la total eliminación por la vía  del hambre–causando pestilencia a los organismos. He sospechado por largo tiempo que llegará el día en que algún tipo de pestilencia golpeará las cosechas de grano modificadas genéticamente de América y  harán estragos sobre la tierra. Suficientemente por eso, que esto puede envalentonar a sus enemigos a atacar a la Gran Bretaña y/o a los Estados Unidos cuando comience la Gran Tribulación.

Tener semillas genéticamente modificadas, junto con semillas principalmente híbridas, significará que habrá dificultad para realmente cultivar suficiente comida en aquellas regiones una vez algún tipo de plaga u otra pestilencia ataque.

La idea de que las cosechas modificadas genéticamente están en riesgo no está tan lejos de alcanzar. Es algo sobre lo que yo he advertido por años, y tristemente la ciencia está comenzando ahora a admitir que yo estaba correcto sobre este punto. Se anunció en agosto 2011 la “primera vez que una plaga del Medio Oeste ha desarrollado resistencia a una cosecha genéticamente modificada” (para más detalles, ver Temas de pestilencia y maíz modificado genéticamente).

La Biblia es clara en que la pestilencia está llegando y los Estados Unidos, Canadá, etc. parecen determinados a colocarse ellos mismos en un mayor riesgo que el necesario por aparentemente estar corriendo para ver cuanto del suministro de comida puede hacerse dependiente de granos y otras cosechas modificadas genéticamente.

Las naciones de origen Anglo están bíblicamente en riesgo

Aquí están algunos pasajes de Lamentaciones, más uno en Ezequiel que parece estar dirigido hacia las naciones de origen anglo (para más sobre la identidad de las naciones de origen anglo en la profecía, por favor vea el artículo Anglo-América en Profecía & Las Diez Tribus Perdidas de Israel):

 12 Decían a sus madres: ¿Dónde está el trigo y el vino? Desfallecían como heridos en las calles de la ciudad, Derramando sus almas en el regazo de sus madres. (Lamentaciones 2: 12).

19 Levántate, da voces en la noche, al comenzar las vigilias; Derrama como agua tu corazón ante la presencia del Señor; Alza tus manos a él implorando la vida de tus pequeñitos, Que desfallecen de hambre en las entradas de todas las calles. (Lamentaciones 2: 19).

9 Más dichosos fueron los muertos a espada que los muertos por el hambre; Porque éstos murieron poco a poco por falta de los frutos de la tierra.

10 Las manos de mujeres piadosas cocieron a sus hijos; Sus propios hijos les sirvieron de comida en el día del quebrantamiento de la hija de mi pueblo.

11 Cumplió Jehová su enojo, derramó el ardor de su ira; Y encendió en Sión fuego que consumió hasta sus cimientos. (Lamentaciones 4: 9-11).

18 Cazaron nuestros pasos, para que no anduviésemos por nuestras calles; Se acercó nuestro fin, se cumplieron nuestros días; porque llegó nuestro fin.

19 Ligeros fueron nuestros perseguidores más que las águilas del cielo; Sobre los montes nos persiguieron, en el desierto nos pusieron emboscadas. (Lamentaciones 4: 18-19).

12 Una tercera parte de ti morirá de pestilencia y será consumida de hambre en medio de ti; y una tercera parte caerá a espada alrededor de ti; y una tercera parte esparciré a todos los vientos, y tras ellos desenvainaré espada. (Ezequiel 5: 12).

También note:

 15 Y serás oprobio y escarnio y escarmiento y espanto a las naciones que están alrededor de ti, cuando yo haga en ti juicios con furor e indignación, y en reprensiones de ira. Yo Jehová he hablado.

16 Cuando arroje yo sobre ellos las perniciosas saetas del hambre, que serán para destrucción, las cuales enviaré para destruiros, entonces aumentaré el hambre sobre vosotros, y quebrantaré entre vosotros el sustento del pan.

17 Enviaré, pues, sobre vosotros hambre, y bestias feroces que te destruyan; y pestilencia y sangre pasarán por en medio de ti, y enviaré sobre ti espada. Yo Jehová he hablado. (Ezequiel 5: 15-17)

Note que esto muestra hambre, luego pestilencia, y después la espada. La anterior secuencia parece ser ligeramente diferente de lo que Jesús listó como parte del “comienzo de dolores” (Mateo 24: 7-8) pues la espada viene después. Pero puesto que la espada comenzaría la Gran Tribulación, el tiempo de angustia de Jacob (Jeremías 30: 7), esto puede ser parte de cómo el comienzo de dolores enlaza con la Gran Tribulación–esto también puede sugerir hambre y problemas de enfermedades para las naciones de origen anglo antes del comienzo de la Gran Tribulación.

Note parte de la razón para el terror y las pestilencias:

 14 Pero si no me oyereis, ni hiciereis todos estos mis mandamientos,

15 y si desdeñareis mis decretos, y vuestra alma menospreciare mis estatutos, no ejecutando todos mis mandamientos, e invalidando mi pacto,

16 yo también haré con vosotros esto: enviaré sobre vosotros terror, extenuación y calentura, que consuman los ojos y atormenten el alma; y sembraréis en vano vuestra semilla, porque vuestros enemigos la comerán.

17 Pondré mi rostro contra vosotros, y seréis heridos delante de vuestros enemigos; y los que os aborrecen se enseñorearán de vosotros, y huiréis sin que haya quien os persiga. (Levítico 26: 14-17).

21 Si anduviereis conmigo en oposición, y no me quisiereis oír, yo añadiré sobre vosotros siete veces más plagas según vuestros pecados.

22 Enviaré también contra vosotros bestias fieras que os arrebaten vuestros hijos, y destruyan vuestro ganado, y os reduzcan en número, y vuestros caminos sean desiertos.

23 Y si con estas cosas no fuereis corregidos, sino que anduviereis conmigo en oposición,

24 yo también procederé en contra de vosotros, y os heriré aún siete veces por vuestros pecados.

25 Traeré sobre vosotros espada vengadora, en vindicación del pacto; y si buscareis refugio en vuestras ciudades, yo enviaré pestilencia entre vosotros, y seréis entregados en mano del enemigo. (Levítico 26: 21-25).

Note que esto es después de varias pestilencias, y que alguna nación es librada de sus enemigos. Esto sugiere que los Estados Unidos, el Reino Unido y sus aliados anglo-descendientes enfrentarán pestilencias antes de que ellos sean tomados. Y para aquellos que cuestionan que la profecía en Levítico pudiera estar dirigida hacia las naciones anglo-descendientes, entiendan que en la Biblia, el hombre Israel específicamente afirmó que su nombre estaría en los descendientes de Efraín y Manasés (Génesis 48: 14-20). Por lo tanto si las naciones anglo-descendientes vienen de ellos (lo que es así), entonces algunas de las profecías que aplican a “Israel” son profecías que deberían aplicarse primeramente a las naciones anglo-descendientes.

Las naciones anglo-descendientes, quienes deberían saber mejor, están caminando contrariamente a la palabra de Dios. Las pestilencias están llegando a sus tierras.

Las naciones de origen anglo están confiando en alimentos genéticamente modificados y de no arrepentirse están tomando un riesgo mayor que les costará a ellas muchas vidas.

Algunos serán protegidos

Aunque ellos estarán sujetos a las persecuciones antes del comienzo de la Gran Tribulación (Mateo 24: 9-10; Daniel 11: 29-35), hay un grupo al que Jesús prometió proteger de la hora de la prueba que vendrá sobre la tierra:

 7 Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre:

8 Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre.

9 He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado.

10 Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. (Apocalipsis 3: 7-10).

A los cristianos de “Filadelfia” se les ha prometido protección, pero a otros no (Daniel 12: 17). Para más información, por favor vea el artículo Hay un lugar de seguridad para los Filadelfinos. ¿Puede ser Petra?

Los resultados del cuarto jinete

La cabalgata del cuarto jinete en estos tiempos del fin aparentemente resultará en que muera un cuarto de la humanidad. Basados en los recuentos de población actuales y proyectados, esto podría parecer ser entre 1.6-2.0 billones de personas.

A pesar de varias precauciones que la gente tomará, números masivos de personas todavía morirán.

La muerte por la guerra, el hambre, y las pestilencias se incrementarán y matarán.

Algunos serán protegidos. ¿Quiere usted estar entre ellos? Hay un lugar de seguridad para los Filadelfinos.

El tiempo para que comience la cabalgata final puede estar muy cerca (ver también ¿Tiene Dios un plan de 6000 años? ¿En qué año terminan los 6000 años?).

Las preparaciones físicas serán de ayuda por un momento (Escrituras de preparación física para los cristianos), pero este cuarto jinete traerá muertes. Pero las preparaciones espirituales, de otro lado, son lo que verdaderamente se necesita para la protección real (Apocalipsis 3: 7-10; 1 Timoteo 4: 8-11).

¿Qué hará usted?

Volver a la página en español de Continuación de la Iglesia de Dios

Thiel B. Fourth El cuarto jinete de Apocalipsis, el caballo pálido de la muerte y la pestilencia. http://www.cogwriter.com/fourth-horseman-apocalypse-pale-horse-of-death.htm COGwriter (c) 2011/2012 0811

Posted in Español
Acerca de la CCOG
La Continuación de la Iglesia de Dios, que intenta representar al remanente más fiel de la porción de Filadelfia (Apocalipsis 3: 7) de la Iglesia de Dios, basa sus creencias en la Sagrada Biblia. Lea la Declaración de Creencias de la CCOG para más información Declaración de las Doctrinas de la Continuación de la Iglesia de Dios.