¿Qué leyes fueron abolidas? por el Dr. Hoeh

¿Qué leyes fueron abolidas? por el Dr. Hoeh

COGwriter

Hace algún tiempo, mientras estaba haciendo otra investigación, me encontré un artículo de 1957 en la antigua revista La Pura Verdad escrito por el Dr. Herman Hoeh. Yo convertí el archivo a un documento html y lo añadí como un addendum a mi artículo ¿Qué leyes fueron reemplazadas?¿Cuáles siguen vigentes?

De cualquier manera, aquí están algunas citas del artículo del Dr. Hoeh:

Cartas de nuevos miembros a menudo nos preguntan, “¿Cómo puedo saber yo la diferencia entre las leyes ceremoniales añadidas y las leyes espirituales que nosotros hemos de observar hoy?

Esta pregunta es absolutamente BÁSICA.

Todos ustedes necesitan entender en detalle la respuesta a esta pregunta. Su crecimiento cristiano –su propio carácter– depende de su conocimiento de esta cuestión.

Toda la Biblia fue escrita para ilustrar las vidas de individuos que han guardado las leyes espirituales que Dios puso en movimiento. Nosotros necesitamos estudiar su ejemplo.

Enseñanza del Nuevo Testamento

Note, primero que todo, la enseñanza del Nuevo Testamento.

Jesús –la Cabeza viviente de nuestra Iglesia– enseñó a los discípulos: “Quien quiera por lo tanto que quebrante uno de estos mandamientos menores, y así enseñe a los hombres, menor será llamado en el reino de los cielos pero aquel que los CUMPLA y los ENSEÑE, ese será llamado grande en el reino de los cielos” (Mateo 5: 19).

Cuán importante es que nosotros –los discípulos de Jesús hoy– nos hagamos familiares con los mandamientos menores –que nosotros vivamos por toda palabra de Dios.

La Biblia es la AUTORIDAD final. La Iglesia de Dios difiere de todas las otras en que ella toma la Biblia como la ABSOLUTA y FINAL AUTORIDAD.

Ninguno puede ganar la entrada al Reino de Dios a menos que ese individuo primero reconozca la autoridad y el gobierno de Dios.

Nosotros no hemos de discutir con Dios o usar razonamientos humanos para evadir los claros mandamientos de la Escritura. Dios es el Legislador Supremo. Él sabe lo que es mejor para nosotros. Él tiene perfecta sabiduría y entendimiento. Nosotros podemos colocar nuestra confianza en Él y depender de Su juicio que Él se comprometió a escribir para nosotros –en la Biblia.

La tendencia es a usar el razonamiento humano para soslayar lo que parece de menor importancia para nosotros. Es tan fácil para nosotros decir: “Yo no veo por qué Dios desearía que nosotros guardáramos esto. Ello parece tan impráctico en esta era moderna. Ahora aquí está la forma en que yo lo veo.”

Esta actitud es exactamente lo que hace a otras iglesias carnales y mundanas –del diablo. Ellas usan su razón humana en lugar de aceptar la Biblia como AUTORIDAD final.

Algunos de ustedes hermanos han sido negligentes en su estudio de las leyes de Dios. Ustedes han olvidado la admonición: “Labra estas Mis palabras en tu corazón y en tu alma.. Y las enseñarás [a] tus hijos, hablándoles de ellas, cuando estés sentado en tu casa, y cuando camines por el sendero, y cuando descanses, y cuando te levantes” (Deut. 11: 18-19).

Esto es para nosotros hoy!

Nos hace bien, sin embargo, cuando tantos de ustedes nos hacen preguntas acerca de la Forma en que Dios revela cómo deberían vivir ustedes. Nosotros sabemos que cuando ustedes nos escriben a nosotros ustedes desean seriamente entender las leyes de Dios. Así abrimos todos nuestras mentes y llegamos a un nuevo entendimiento de cristianismo puro verdadero.

Los Diez Mandamientos obligatorios desde la Creación

La Iglesia de Dios reconoce la eterna autoridad vinculante de los Diez Mandamientos. David fue inspirado a decir: “Todos Sus mandamientos son seguros. Ellos permanecen por siempre y para siempre, y están hechos en justicia y verdad” (Salmo 110: 7-8). Jesús no abolió los Diez Mandamientos. “No piensen”, dijo Él, “que yo vine para destruir la ley o los profetas: Yo no vine para destruir, sino para cumplir”.

Nosotros debemos seguir Su ejemplo hoy y cumplir la ley. Nosotros debemos creer a los profetas, también –y obedecer a Dios como ellos nos lo ordenaron a nosotros.

Los Diez Mandamientos constituyen la ley espiritual básica que regula la vida humana. Ella es “santa, justa y buena”, dijo Pablo en Romanos 7: 12 y 14.

Primero, recordemos que las leyes espirituales básicas de Dios existían desde el comienzo. Cuando hablaba del divorcio, Jesús dijo que “desde el comienzo ello no era así” (Mat. 19: 8). Era un pecado en el comienzo de esta presente creación cometer adulterio!

El mundo se alejó tanto de la verdad que, en los días de Moisés, Dios tuvo que revelar Su ley de nuevo a los israelitas. Israel había perdido el conocimiento de los caminos de Dios mientras estaba en la esclavitud en Egipto. Notemos, sin embargo, que Dios estaba meramente revelando las leyes que ya estaban entonces en vigor. El Antiguo Pacto no estableció las leyes espirituales.

En Éxodo 16: 28 nosotros leemos que el Eterno, cuando hablaba acerca de Israel a Moisés, dijo: “¿Cuánto más rehusaréis vosotros guardar mis mandamientos y mis leyes?”.

Otras leyes basadas en los Diez Mandamientos

Note! Aquí están los estatutos y leyes de Dios existiendo ANTES del antiguo pacto. Puesto que ellas existían antes del antiguo pacto, ellas no podían ser abolidas cuando él dejó de existir. El antiguo pacto no podía destruir lo que él no puso en vigor. El antiguo pacto era meramente un ACUERDO para guardar estas leyes que ya estaban entonces en vigor!

Note cómo los estatutos y leyes de Dios magnifican los Diez Mandamientos. Dios nos prohibe comer carnes inmundas. Desear lo que Él prohibe es codicia. Uno de los Diez Mandamientos dice: “No codiciarás”.

Note también que la ley de Dios hizo provisión para que juicios fueran establecidos durante los siglos (ver Números 27: 11 por ejemplo). Los juicios son decisiones vinculantes basadas en la ley de Dios previamente revelada. La Iglesia de Dios hoy de tiempo en tiempo puede emitir juicios –como en el caso del “maquillaje”.

Pero ¿Cuando comenzaron las ceremonias y sacrificios carnales del sacerdocio levítico? ¿Y cómo podemos nosotros distinguirlos de los estatutos y leyes que existían antes del antiguo pacto?

¿Cuándo comenzaron las leyes de los sacrificos?

Cuando Dios trajo a Israel al pie del Monte Sinaí, Él les dio a ellos los Diez Mandamientos. Él permitió que Moisés declarara todos los estatutos y juicios a Israel (Éxodo, capítulos 20-24). Estos estatutos y juicios MAGNIFICAN los Diez Mandamientos.

Ahora note cuidadosamente. Hay sólo un sacrificio mencionado en el libro de la ley –el sacrificio de la pascua (Éxodo 23: 18). Dios lo llamó “MI sacrificio”. Luego, vaya a Jeremías 7: 22-23. Escuche lo que el Eterno inspiró a Jeremías a escribir: “Pues en el día que yo los saqué a ellos de la tierra de Egipto, YO NO LES HABLÉ… O LES ORDENÉ a ellos concerciente a ofrendas quemadas y sacrificios. Sino que ESTE MANDAMIENTO LES DI A ELLOS: “Obedeced mi voz… y caminad EN TODOS LOS CAMINOS QUE YO OS ORDENO A VOSOTROS, para que os pueda ir bien”.

Dios no ordenó que estos sacrificios fueran ofrecidos originalmente. Esto explica por qué ninguno de esos sacrificios temporales fue perpetuado por diferentes símbolos en la Iglesia del Nuevo Testamento. SÓLO LOS SÍMBOLOS HOY –porque ellos comenzaron antes de que el antiguo pacto fuera hecho. (ver su institución en Éxodo 12 antes de que los israelitas dejaran Egipto).

El propio hecho de que Jesús sustituyera el pan sin levadura y el vino por el cordero de pascua solamente, y no por las ofrendas temporales, es prueba absoluta de que las ofrendas ceremoniales del antiguo pacto no son vinculantes hoy! –pero que la pascua es vinculante! Pablo dice (Gál. 3: 19) que estos rituales y sacrificios temporales fueron “añadidos a causa de la transgresión” –porque la ley espiritual de Dios estaba siendo quebrantada– hasta que Cristo viniera. Ellos anticipaban el sacrificio de Cristo y eran un “recordatorio del pecado” para enseñar a la gente la necesidad de que el Mesías pagara la penalidad por la transgresión humana (Hebreos 10: 3).

Note que estas leyes temporales no definen el pecado. Ellas eran recordatorios del pecado. Las leyes espirituales de Dios son las que definen el pecado. Las leyes que definen el pecado –que explican lo que es el pecado –estas son las leyes que nosotros hemos de guardar hoy.

Muchas personas no se dan cuenta de que la Iglesia cristiana original guardaba y aprobaba todos los Diez Mandamientos y guardaba varios estatutos que muchos por fuera de la verdadera Iglesia de Dios ya no guardan. Estudiar la historia de la Iglesia, a la luz de la Escritura, puede añadir perspectiva sobre cómo deberían vivir hoy los cristianos.

Posted in Vida cristiana
Acerca de la CCOG
La Continuación de la Iglesia de Dios, que intenta representar al remanente más fiel de la porción de Filadelfia (Apocalipsis 3: 7) de la Iglesia de Dios, basa sus creencias en la Sagrada Biblia. Lea la Declaración de Creencias de la CCOG para más información Declaración de las Doctrinas de la Continuación de la Iglesia de Dios.
Recent Posts