Más inflación en 2022 en tanto que China incrementa sus reservas de alimentos, pero los EE.UU. no?

Más inflación en 2022 en tanto que China incrementa sus reservas de alimentos, pero los EE.UU. no?

COGwriter

Tanto Jesús en el capítulo 25 de Mateo 24 y el Libro de Apocalipsis en el capítulo 6 hacen la lista de una secuencia de eventos, incluyendo la guerra, el hambre, y pestilencias.

Note lo siguiente:

Aquí está cómo la crisis de energía se convierte en hambre y luego … guerra?

Diciembre 20, 2021

El gas natural es EL ingrediente crítico para hacer fertilizantes. La úrea es esencialmente amonio en estado sólido, el proceso del cual conlleva hacer reaccionar amonio con CO2. … El problema por supuesto es que si no hay gas ntural no hay úrea, y sin úrea no hay fertilizantes. Y sin fertilizantes … bien, nos comeremos unos a otros. …

Aquí está un artículo acerca de un granjero australiano que advierte que la crisis de suministro de úrea podría parr la vida normal dentro de semanas.

Aquí está lo que él dice:

‘No sólo nosotros no podremos criar ganado y nosotros no podremos cultivar alimentos y nosotros no podremos cultivar grano o alguna cosa como eso, sino que incluso si nosotros pudiéramos, nosotros no podríamos moverlo, porque nosotros no tenemos una rueda en un camión porque no tenemos Adblue’ [Adblue se necesita para los vehículos diesel- la mitad de todos los camiones en Australia ruedan con diesel].

Para febrero nosotros podríamos no tener ni un camíon en camino en Australia, nosotros podríamos no tener un tren en los rieles.

‘Así completamente literalmente todo el país viene a una parálisis para febrero’.

El granjero luego, continúa para decir:

‘Vaya y eche una mirada a su armario y vaya y eche una mirada a su nevera y yo le garantizo sólo que casi cada artículo singular que hay allí, en algún punto, la úrea ha sido utilizada para producir ese artículo, sea él un bistec o una ensalada o una lata de fríjoles cocinados.

Moviéndose a Europa, nosotros tenemos una crisis de resoplante crisis de energía desenvolviéndose allí, hecha peor por políticas crecientemente destructivas por los zapatos puntudos (produzcamos más solar y viento cuando se ha probado que ambos son …)

Así justo ahora nosotros tenemos esta situación que va a hacer que gire su columna vertebral. Europa está sin gas. …

Con los europeos ahora fríos y en poco tiempo hambrientos nosotros estamos destinados a una guerra. Recuerde que históricamente la espiral de los precios de los alimentos ha causado desorden civil, revoluciones, y guerras. …

Volvamos atrás a la úrea y los alimentos. Usted no puede hacer fertilizante sin úrea y gas natural. En tanto el precio de ambos suba más alto (ambos lo están), ello significativamente impacta el precio del fertilizante. El precio del fertilizante impacta a su turno el precio de los alimentos. …

Esperar que los precios de los alimentos permanezcan estables cuando los ingredientes para producirlos están subiendo más por las nubes nos parece a nosotros como cómicamente estúpido. https://www.zerohedge.com/geopolitical/heres-how-energy-crisis-turns-hunger-and-then-war

Un lector me envió a mí un enlace hoy de Cheddar News:

Planee para pagar más por artículos alimenticios en el año nuevo. Las fábricas de alimentos dicen que ellas planean subir los precios en 2022 para un rango de productos, y el Wall Street Journal reporta que todo desde el café hasta la mostaza están haciéndose más caros. Investigación de firma IRI estima que los precios de los alimentos subirán 5% en la primera mitad de 2022. Productos, lácteos, y alimentos empacados, tales como el pan y el jugo, están entre los muchos artículos dispuestos a ser más costosos el próximo año. Mondelez International Inc. dijo recientemente que iba a subir los precios para las galletas, los dulces, y otros productos vendidos en los EE.UU. en un 6% a un 7% comenzando en enero. General Mills Inc. y Campbell Soup Co. también dijeron que sus incrementos de precios tendrán efecto en enero, y Kraft Heinz Co. dijo a los clientes al por menor que subiría precios a muchos de sus productos, incluyendo el pudín Jell-O y la mostaza Grey Poupon. Los consumidores pueden pagar más en 2022 por algunos de otros artículos incluyendo papas, apio, vino, cerveza, licor, mayonesa, y carnes congeladas, de acuerdo al Wall Street Journal.

Michal Synder publicó lo siguiente:

China se está preparando febrilmente para el próximo hambre global, pero los EE.UU. están tomando una actitud completamente diferente

Diciembre 28, 2021

Nosotros vivimos en un tiempo cuando los suministros globales de alimentos están haciendo más y más estrechos y los precios globales de los alimentos sólo se mantienen subiendo más y más alto. Extraños patrones del clima y extensos desastres naturales han estado haciendo estragos con la producción de alimentos por todo el planeta, y la pandemia del COVID ha arrojdo a la cadena de suministros a nivel mundian en un estado de completo y profundo caos. Como resultado, el mundo está “batallando actualmente con la peor crisis de hambre de este siglo”, y se espera que se haga incluso peor en 2022. …

Aparentemente, el gobierno chino puede tambien ver lo que va a venir, porque justo ahora ellos están acaparando alimentos en una escala sin precedentes…

Menos del 20% de la población ha dispuesto acumular más de la mitad del maíz del globo y otros granos, llevando a empinar los incrementos de precios a través del planeta y a dejar caer a más países en el hambre.

El acaparamiento está teniendo lugar en China.

Si todo va a estar simplemente bien, ¿Por qué China estaría haciendo esto?

Ello simplemente no tendría ningún sentido.

Pero si el hambre está en camino, los chinos son extremadamente prudentes. Y la cantidad de alimentos que ellos están ahora acaparando es definitivamente alucinante…

De acuerdo a datos del Departamento de Agricultura de los EE.UU., China se espera que tenga el 69% de las reservas de maíz del mundo en la primera mitad de la cosecha del año 2022, 60% de su arroz y el 51% del trigo.

Si las cosas se ponen malas en 2022 o más allá, los oficiales chinos han asegurado que su pueblo va a ser capaz de comer. …

Así, ¿Qué están haciendo los EE.UU.?

Seguramente, nosotros debemos estar haciendo acopio de montones de alimento también, ¿Correcto?

Tristemente, nosotros no lo estamos haciendo.

Hubo tiempos en el pasado cuando el gobierno de los EE.UU. acumulaba grandes cantidades de alimentos, pero esos programas han sido eliminados en su mayoría…

El gobierno ha acumulado alimentos en el p asado, pero estos programas eran principalmente para apoyar a los granjeros afectados por bajos precios. Por ejemplo, al final de los 1970s y comienzos de 1980s, el Departamento de Agricultura (USDA) compró superávit de productos lácteos, que distribuyó a los americanos por la vía de varios programas de bienestar social.

En este punto, el gobierno de los EE.UU. no anticipa que habrá una necesidad de acopiar alimentos para todo el país. …

En el evento de una importante emergencia nacional, la muy limitada cantidad de alimento que el gobierno de los EE.UU. tiene a la mano se habrá ido casi inmediatamente.

Una vez se haya ido, usted estará por su cuenta.

Yo sugeriría que usted se prepare en concordancia. http://theeconomiccollapseblog.com/china-is-feverishly-preparing-for-the-coming-global-famine-but-the-u-s-is-taking-a-completely-different-approach/

En cuanto hace a los preparativos físicos, la Biblia enseña:

6 Vé a la hormiga, oh perezoso; observa sus caminos y sé sabio. 7 Ella no tiene jefe, ni comisario, ni gobernador; 8 pero prepara su comida en el verano, y guarda su sustento en el tiempo de la siega. 9 Perezoso: ¿Hasta cuándo has de estar acostado? ¿Cuándo te levantarás de tu sueño? 10 Un poco de dormir, un poco de dormitar y un poco de cruzar las manos para reposar. 11 Así vendrá tu pobreza como un vagabundo, y tu escasez como un hombre armado. (Proverbios 6: 6-11)

15 La pereza hace caer en sueño profundo, y la persona negligente padecerá de hambre. (Proverbios 19: 15)

4 El perezoso no ara al comienzo de la estación; buscará en el tiempo de la siega y no hallará. (Proverbios 20: 4)

24 Cuatro cosas son de las más pequeñas de la tierra, y las mismas son más sabias que los sabios: 25 las hormigas, pueblo no fuerte, pero en el verano preparan su comida; (Proverbios 30: 24-25)

Pero ¿No proveerá Dios?

3 Jehovah no deja padecer hambre al justo, pero impide que se sacie el apetito de los impíos. (Proverbios 10: 3)

Sí, Él lo hará, pero mire el siguiente versículo:

4 La mano negligente empobrece, pero la mano de los diligentes enriquece. 5 El que recoge en el verano es un hijo sensato; pero el que duerme en el tiempo de la siega es un hijo que avergüenza. (Proverbios 10: 4-5)

Así, la Biblia habla bien de aquellos que guardan en las estaciones cuando ellos pueden.

Note también algo del Nuevo Testamento:

10 Aún estando con vosotros os amonestábamos así: que si alguno no quiere trabajar, tampoco coma. 11 Porque hemos oído que algunos andan desordenadamente entre vosotros, sin trabajar en nada, sino entrometiéndose en lo ajeno. 12 A los tales les ordenamos y les exhortamos en el Señor Jesucristo que trabajando sosegadamente coman su propio pan. (2 Tesalonicenses 3: 10-12)

Usted no va sólo a sentarse y esperar que otros cuiden de usted. Para más sobre preparación física (y algunos de sus límites), chequee el artículo: Escrituras de preparación física para los cristianos http://www.cogwriter.com/ynow.htm.

El déficit de gastos imputado al Covid por varios gobiernos, incluyendo el de los EE.UU., puede también ser un factor que contribuye a la inflación de alimentos.

Note que la salida del tercer jinete del Apocalipsis resulta en escasez, inflación, y hambre. Apocalipsis 6: 5-6 indica que habrá alimento, pero que él será completamente costoso (inflación de precios de alimentos).

5 Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente que decía: “¡Ven!” Y miré y he aquí un caballo negro, y el que estaba montado sobre él tenía una balanza en su mano. 6 Y oí como una voz en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: “¡Una medida de trigo por un denario, y tres medidas de cebada por un denario! Y no hagas ningún daño al vino ni al aceite.” (Apocalipsis 6: 5-6)

Algunos morirán de esta manera puesto que ellos no podrán permitirse los alimentos, mientras que otros sobrevivirán pero combatirán.

La antigua Radio Iglesia de Dios publicó lo siguiente:

La futura salida del caballo negro reducirá los orgullosos rostros de la blanca América, Europa, y la Mancomunidad británica en la ennegrecida piel de la inanición tal como la que ahora aflige a la vasta mayoría de la humanidad. (Alexander G. The Four Horsemen of the Apocalypse. Ambassador College Press, Pasadena (CA), 1973, p. 31)

Note algunas de las penalidades por la desobediencia registradas en el capítulo 26° de Levítico: “Si con estas cosas no os corregís ante mí, sino que continuáis siéndome hostiles, yo mismo procederé también contra vosotros con hostilidad y os azotaré siete veces más por vuestros pecados. “Traeré sobre vosotros la espada vengadora, en vindicación del pacto. Y si os refugiáis en vuestras ciudades, yo enviaré la peste entre vosotros, y seréis entregados en mano del enemigo. Cuando yo os corte el sustento de pan, diez mujeres cocerán vuestro pan en un solo horno, y os darán el pan tan racionado que comeréis pero no os saciaréis. Si a pesar de esto no me obedecéis, sino que continuáis siéndome hostiles, procederé contra vosotros con ira hostil y os castigaré siete veces más por vuestros pecados. (Lev. 26: 23-28, The New English Bible). Otros pasajes advierten de perturbaciones en el clima que producen hambre (Amós 4: 7, Deut. 28: 24); cosechas arruinadas (Ezeq. 5: 16, Deut. 28: 17); cosechas infestadas de plagas (Amós 4: 9); pestes de insectos dañinos (Deut. 28: 39, 42); y suelo improductivo (Deut. 28: 23). (Los 4 Jinetes del Apocalipsis – El Caballo Negro – Hambre. WCG folleto, 1976)

Y aunque el poder del norte de la Bestia babilónica prosperará por un corto tiempo, él también finalmente sucumbirá al hambre de acuerdo a Apocalipsis 18: 2, 8:

2 Babilonia… 8 sus plagas vendrán en un día – muerte y lamento y hambre…

Nosotros estamos comenzando a ver más reportes de escasez de alimentos y el potencial para la inflación de alimentos.

Aquí está algo de la antigua Iglesia de Dios Universal:

ALIMENTANDO EL CABALLO NEGRO DEL HAMBRE

Hace siglos el más grande profeta, predicador, y emisor de noticias que jamás haya vivido describió con vívido detalle el período más climático en toda la existencia del hombre. El profeta, Jesucristo, se estaba refiriendo a los eventos que preceden inmediatamente el fin o consumación de esta presente era de la historia humana.

Su respuesta vino al contestar la pregunta de Sus discípulos: “Dínos, ¿Cuándo será esto, y cuál será la señal de tu venida y del cierre de la era?” (Mat. 24: 3)

Jesús habló de algunos grandes eventos que señalarían el comienzo de este atribulado período. Después de los falsos profetas y las guerras vino un tercer indicador importante: “…y habrá hambrunas” (Mat. 24: 7).

Unos 60 años después, Cristo elaboró más sobre esta descripción cuando Él dio al apóstol Juan las profecías concernientes al Cuarto Jinete del Apocalipsis en el capítulo sexto del ‘libro de Apocalipsis’. De nuevo se describe la misma secuencia básica de eventos. Siguiendo al caballo blanco que representa a los falsos Cristos y al caballo rojo de la guerra viene el caballo negro del hambre: Y miré y he aquí un caballo negro, y el que estaba montado sobre él tenía una balanza en su mano. 6 Y oí como una voz en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: “¡Una medida de trigo por un denario, y tres medidas de cebada por un denario! Y no hagas ningún daño al vino ni al aceite.” (Apoc. 6: 5-6)

Hambruna sin precedentes

Siempre ha habido hambrunas, pero nunca ha habido hambrunas como la que el mundo está experimentando actualmente. Usualmente las hambrunas del pasado vinieron en conjunción con sequías, guerras, y otras perturbaciones naturales o causadas por el hombre. Ellas fueron de naturaleza cíclica. La hambruna de hoy a nivel mundial está construída dentro de la estructura de la sociedad mundial. El hambre es ahora una forma de vida para millones de personas. Las fluctuaciones del clima, las guerras y los fracasos en las cosechas sólo sirven para exacerbar las condiciones existentes.

Las hambrunas de hoy también difieren tanto en naturaleza como en tamaño a las del pasado. Nunca antes múltiples cientos de millones de personas sufrieron de hambre y malnutrición en cualquier período dado en la historia como lo hacen hoy. Como escribieron Pablo y Arthur Simon en The Politics of World Hunger: “La explosión de la población ha producido tensión y privación a una escala sin precedentes, como también con un impulso de crecimiento que abruma la mente” (p. 51)

Así Jesucristo no estaba meramente adivinando acerca de las futuras hambrunas. Él estaba describiendo una era de la existencia humana que sería única de todas las otras en que la extensión de la hambruna sería sólo uno de muchos eventos interrelacionados. En el capítulo 24 de Mateo, Él hizo esto claro cuando dijo: “Pues entonces habrá gran tribulación, tal como no la ha habido desde el comienzo del mundo hasta ahora, ni la habrá nunca” (versículo 21).

El profeta Jeremías describe esta era tumultuosa como sigue: “¡Ay! Ese día es tan grando que no hay ninguno como él; es un tiempo de angustia para Jacob …” (Jer. 30: 7).

Daniel escribió de igual manera: “Y habrá un tiempo de problemas, tal como lo ha habido nunca desde que hubo una nación hasta este tiempo” (Dan. 12: 1).

Hoy, los profetas de los días modernos lo han captado finalmente como los patriarcas de antaño. Note lo que Robert McNamara dice acerca de esta era de la historia del mundo: “Nosotros tenemos que ver el problema de la población como parte … de una crisis social y política más extenssa que crece más profundamente con cada década y amenaza rematar este siglo con años de desorden y turbulencia, un ‘tiempo de problemas’ [énfasis nuestro] durante el cual las fuerzas del cambio histórico amenazan nuestra frágil sociedad del siglo veinte con la desintegración.”

También, Georg Borgstrom afirma: “Como una raza humana nosotros estamos dirigiéndonos hacia el Supremo Desastre, y el gran reto para nuestra generación es evitar esta calamidad. Ello tiene que ser hecho en este siglo crucial, o la humanidad puede muy bien privarse a sí misma tanto de su futuro como de su historia.” (Los 4 jinetes del Apocalipsis – El caballo negro – Hambre. Folleto WCG, 1976).

Una hambruna mundial, impulsada por una explosión de población y futuros conflictos internacionales, indudablemente serán un catalizador clave en esta rápida cadena de eventos que deterioran.

Advertencias del Antiguo Testamento

Cristo, quien era el Verbo o Vocero del Antiguo Testamento (ver I Cor. 10: 4, Juan 1: 1), también dio advertencias nacionales concernientes al hambre a través de muchos de los profetas de antaño.

En estos pasajes, el hambre, junto con el 2° y el 4° jinete, guerra y pestilencias, se muestran como el resultado final de la falsa religión (el primer jinete) y flagrante desobediencia a los mandamientos de Dios.

Note algunas de las penalidades por la desobediencia registradas en el capítulo 26° de Levítico: “Note algunas de las penalidades por la desobediencia registradas en el capítulo 26° de Levítico: “Si con estas cosas no os corregís ante mí, sino que continuáis siéndome hostiles, yo mismo procederé también contra vosotros con hostilidad y os azotaré siete veces más por vuestros pecados. “Traeré sobre vosotros la espada vengadora, en vindicación del pacto. Y si os refugiáis en vuestras ciudades, yo enviaré la peste entre vosotros, y seréis entregados en mano del enemigo. Cuando yo os corte el sustento de pan, diez mujeres cocerán vuestro pan en un solo horno, y os darán el pan tan racionado que comeréis pero no os saciaréis. Si a pesar de esto no me obedecéis, sino que continuáis siéndome hostiles, procederé contra vosotros con ira hostil y os castigaré siete veces más por vuestros pecados. (Lev. 26: 23-28, The New English Bible).

Otros pasajes advierten de perturbaciones en el clima que producen hambre (Amós 4: 7, Deut. 28: 24); cosechas arruinadas (Ezeq. 5: 16, Deut. 28: 17); cosechas infestadas de plagas (Amós 4: 9); pestes de insectos dañinos (Deut. 28: 39, 42); y suelo improductivo (Deut. 28: 23).

La antigua Israel no atendió estas advertencias y sufrió las consecuencias. Hoy muchas de las naciones modernas del mundo, incluyendo a los Estados Unidos y Bretaña, están siguiendo las pisadas de los antiguos israelitas y están comenzando a pagar las mismas penalidades que sus predecesores.

La amarga cosecha de la desobediencia

Y en tanto que los hombres continúan despreciando flagrantemente las leyes de su Creador, tales condiciones continuarán para ser agravadas. Jesucristo llegó a advertir de calamidades similares en el futuro. En el libro de Apocalipsis, Él describe una tierra cuyo entero sistema de producción de alimentos estará en dificultades. …

Quizás la falta de alimento o de recursos resultantes de estas catástrofes globales expliquen por qué un ejercito masivo de 200 millones de hombres decide marchar sobre el Medio Oriente en el capítulo 16° de Apocalipsis. En cualquier evento, Jesucristó siguió para mostrar que a menos que Él personalmente intervenga en los asuntos de los hombres durnte este tumultuoso período de tiempo, toda la vida sería borrada de la faz de la tierra (Mt. 24: 22).

Un superávit global de alimentos

La intervención de Cristo establecerá una cadena de eventos que finalmente llevará a parar las continuas rondas de hambre y hambruna que la raza humana ha estado experimentando a través de la historia. Satanás el Diablo será quitado (Apoc. 20: 1-2), y con él se irán los sistemas de centurias de antigüedad de la codicia y la explotación, que ha dejado a muchos quebrados, hambrientos, y personas destituídas por su causa. Las “masas desposeídas” serán una cosa del pasado puesto que todo individuo tendrá una oportunidad de tener su propia propiedad agrícolamente productiva (Miqueas 4: 4). Los métodos de manejo de las granjas serán modificados hasta que las cosechas exhuberantes sean un lugar común (Isa. 32: 15), y una cosecha siga sobre los talones de la anterior (Amós 9: 13-14).

La cantidad de tierra arable de la tierra será enormemente expandida puesto que las montañas serán reducidas (Isa. 40: 4) y las arenas del desierto comenzarán un repliegue sin precedentes (Isa. 35: 1, 7). Sólo entonces el antiguo problema del hambre será puesto en descanso. (4 Jinetes del Apocalipsis – El Caballo Negro – Hambre. WCG folleto, 1976).

Y aunque la Biblia enseña que vendrán hambres, debería señalarse que la salida del tercer jinete, el hambre, no ocurre hasta después del comienzo de la salida del segundo jinete de la guerra, pero también antes de la salida del cuarto jinete de la muerte y la pestilencia.

El COVID-19 es una especie de suave precursor comparado con lo que está profetizado que va a venir.

Espere inflación de alimentos. Y sí, también habrá hambres.

Posted in Uncategorized