Los investigadores entienden que los Cristianos guardaban la Pascua en el 14avo. –¿Lo entiende usted?

Los investigadores entienden que los Cristianos guardaban la Pascua en el 14avo. –¿Lo entiende usted?

hoec

COGwriter

Este tiempo del año, aquellos fieles en las Iglesias de Dios han estado siguiendo la admonición de Pablo de examinarse a sí mismos antes del comienzo de la Pascua y otros Días Santos de primavera (1 Corintios 11: 27-32) (vea también el video Preparándose para la Pascua).

Jesús, por supuesto, guardó la Pascua y dijo a Sus seguidores seguir las prácticas que Él asoció con ella:

14 Cuando llegó la hora, se sentó a la mesa, y con él los apóstoles. 15 Y les dijo: —¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta Pascua antes de padecer! 16 Porque os digo que no comeré más de ella hasta que se cumpla en el reino de Dios. 17 Luego tomó una copa, y habiendo dado gracias, dijo: —Tomad esto y repartidlo entre vosotros, 18 porque os digo que desde ahora no beberé más del fruto de la vid hasta que venga el reino de Dios. 19 Entonces tomó pan, y habiendo dado gracias, lo partió y les dio diciendo: —Esto es mi cuerpo que por vosotros es dado. Haced esto en memoria de mí. (Lucas 22: 14-19)

Aunque la mayoría de las personas se dan cuenta de que Jesús observaba lo que muchos consideran ser Días Santos “Judíos”, la mayoría aparentemente no se ha dado cuenta de que la observancia de estos días era la práctica de casi todos aquellos que profesaban a Cristo en los primeros siglos de la Cristiandad.

Los cristianos del siglo primero observaban todos los días santos listados en el capítulo 23 de Levítico. Específicamente el Nuevo Testamento muestra que ellos observaban la Pascua y los Días de los Panes sin Levadura (1 Corintios 5: 7-8), Pentecostés (Hechos 2: 10; 20: 16; 1 Corintios 16: 8), el Día del Ayuno (llamado el Ayuno, Hechos 27: 9) y la Fiesta de los Tabernáculos (llamada la Fiesta, Hechos 18: 21). Y que el cumplimiento de la Fiesta de las Trompetas es también descrito en el Nuevo Testamento (1 Tesalonicenses 4: 15-18; Apocalipsis 8-11).

Los investigadores se dan cuenta de que estas prácticas fueron continuadas también.

Por ejemplo, La Enciclopedia Católica afirma esto acerca de la Pascua:

La conexión entre la Pascua Judía y la fiesta Cristiana de Easter [Pascua] es real e ideal. Real, puesto que Cristo murió en el primer día de la Pascua Judía; ideal, como la relación entre tipo y realidad, porque la muerte y Resurrección de Cristo tienen sus figuras y tipos en la Ley Antigua, particularmente en el cordero pascual, que era comida hacia la noche del 14avo. de Nisan. De hecho, la fiesta Judía era tomada dentro de la celebración de la Pascua Cristiana… La conexión entre la Pascua Judía y la Pascua Cristiana explica el carácter móvil de esta fiesta… Puesto que Cristo, el verdadero Cordero Pascual, había sido muerto en el propio día cuando los Judíos, en celebración de su Pascua, inmolaban la figura del cordero, los Cristianos Judíos en el Oriente seguían el método Judío, y conmemoraban la muerte de Cristo en el 15avo de Nisan y Su Resurrección en el 17avo. de Nisan, no importa en qué día de la semana cayeran ellos. Para esta observancia ellos invocaban la autoridad de San Juan y San Felipe (Holwek F. G. Transcribed by John Wagner and Michael T. Barrett. Easter. The Catholic Encyclopedia, Volume V. Copyright © 1909 by Robert Appleton Company. Online Edition Copyright © 2003 by Kevin Knight. Nihil Obstat, May 1, 1909. Remy Lafort, Censor. Imprimatur. +John M. Farley, Archbishop of New York).

Bien, realmente aquellos en la verdadera iglesia en el Oriente observaban el 14avo. día de Nisan (ver artículo sobre Polícrates o Apollinaris). Sin embargo, el punto básico es que la Iglesia Católica admite que Cristo fue muerto en la Pascua y que ella todavía debería ser observada (incluso si bien ellos cambiaron el nombre, intención, y la fecha –también los Judíos nunca la llamaron Easter [Pascua Florida]).

Para otro ejemplo, La Enciclopedia Católica dice esto acerca de Pentecostés:

Pentecostés… Una fiesta de la Iglesia universal que conmemora el Descenso del Espíritu Santo sobre los apóstoles, cincuenta días después de la Resurrección de Cristo, en el antiguo festival Judío llamado la “fiesta de las semanas” o Pentecostés (Éxodo 34: 22; Deuteronomio 16: 10) …Pentecóstes (“Pfingsten” en Alemán), es el Griego para “el cincuaquésimo” …En Tertuliano (De bapt, xix) el festival aparece como ya bien establecido. (Holweck F.G. Transcribed by Wm Stuart French, Jr. Pentecost (Whitsunday). The Catholic Encyclopedia, Volume XV. Copyright © 1912 by Robert Appleton Company. Online Edition Copyright © 2003 by Kevin Knight. Nihil Obstat, October 1, 1912. Remy Lafort, S.T.D., Censor. Imprimatur. +John Cardinal Farley, Archbishop of New York).

En el comienzo del siglo tercero, el teólogo Católico Orígenes listó lo siguiente como que era celebrado:

Si se objetara a nosotros sobre este tema que nosotros estamos nosotros mismos acostumbrados a observar ciertos días, como por ejemplo …la Pascua, o Pentecostés… (Origen. Contra Celsus, Libro VIII, Capítulo XXII. Resumido de Padres Ante-Nicene, Volumen 4. Editado por Alexander Roberts & James Donaldson. American Edition, 1885. Online Edition Copyright © 2005 by K. Knight).

Es probable que otros días también fueran entonces celebrados. Aunque Orígenes listó lo que eran considerados ser los Días Santos de primavera, algunos todavía estaban guardando aquellos conocidos como los Días Santos de otoño.

Note lo que un respetado erudito Protestante reportó acerca del siglo segundo:

Lo más importante en este festival era el día de la pascua, el 14avo. de Nisan… En él ellos comían pan sin levadura, probablemente como los judíos, durante ocho días… no hay trazas de un festival anual de la resurrección entre ellos …los Cristianos en Asia Menor apelaban en favor de su solemnidad de la pascua en el 14avo. de Nisán a Juan. (Gieseler, Johann Karl Ludwig. A Text-book of Church History. Translated by Samuel Davidson, John Winstanley Hull, Mary A. Robinson. Harper & brothers, 1857, Original from the University of Michigan, Digitized Feb 17, 2006, p. 166).

Así, como el apóstol Juan (el último de los apóstoles originales en morir), los primeros Cristianos fieles observaban la Pascua y los Días de los Panes sin Levadura.

La primera Iglesia claramente guardaba lo que es ahora conocido como Días Santos Judíos y veía el cumplimiento cristiano en ellos (especialmente en los de primavera). Y puesto que los apóstoles los observaban en el Nuevo Testamento, deberían ser ellos y no la fiesta de Navid celebrados por los verdaderos seguidores de Cristo. Gradualmente, aquellos bajo influencia Católica dejaron de celebrar los Días Santos de otoño.

Un libro llamado La Vida de Policarpo contiene alguna información posiblemente de ayuda acerca de Policarpo. Policarpo es considerado haber sido un santo por la Iglesia de Roma, los Ortodoxos Orientales, y la Continuación de la Iglesia de Dios.

Por ejemplo, él específicamente menciona el Sabbath, la Pascua, los Días de Panes sin Levadura, Pentecostés, y el Último Gran Día de la Fiesta de Tabernáculos. Y aprueba guardarlos:

En los días de panes sin levadura Pablo, viniendo desde Galacia, llegó a Asia, considerando reposar entre los fieles en Esmirna ser un gran refrescamiento en Cristo Jesús despés de su severa prueba, y pretendiendo después de eso partir para Jerusalén. Así en Esmirna él fue a visitar a Strataeas, quien había sido su oyente en Pamfilia, siendo un hijo de Eunice la hija de Lois. Estos son aquellos de quienes él hace mención cuando escribe a Timoteo, diciendo: De la fe no fingida que hay en tí, que moró primero en tu abuela Lois y en tu madre Eunice; por lo tanto nosotros encontramos que Strataeas era un hermano de Timoteo. Pablo entonces, entrando en su casa y reuniéndose junto con los fieles allí, habla a ellos respecto de la Pascua y de Pentecostés, recordándoles a ellos del Nuevo Pacto de la ofrenda del pan y de la copa; cómo que ellos debían más seguramente celebrar eso durante los días de los panes sin levadura, pero retener firme el nuevo misterio de la Pasión y Resurrección. Pues aquí el apóstol claramente enseña que nosotros deberíamos ni dejar por fuera la estación de los panes sin levadura, como hacen los herejes, especialmente los Phrygianos ..sino nombrados los días de los panes sin levadura, la Pascua, y el Pentecostés, ratificando así el Evangelio. (Pionius. Life of Polycarp, Chapter 2. Translated by J. B. Lightfoot, The Apostolic Fathers, vol. 3.2, 1889, pp.488-506).

¿Qué debe decir uno, cuando incluso Aquél que fue el más manso entre todos los hombres llama y grita en la fiesta de Tabernáculos? Pues está escrito: Y en el último día, el gran día de la fiesta, Jesús se paró y gritó diciendo, Si algún hombre tiene sed, que venga él a Mí y beba (capítulo 19).

Y en el Sabbath, cuando la oración había sido hecha largo tiempo de rodillas, él, como era su costumbre, se levantó a leer; y todos los ojos estaban fijos sobre él. Ahora la lección estaba en las Epístolas de Pablo a Timoteo y a Tito, en las cuales él dice en qué manera un hombre debería ser un obispo. Y él estaba tan bien calificado para el oficio que los oyentes dijeron unos a otros que él no carecía de ninguna de aquellas cualidades que Pablo requiere en uno que tiene el cuidado de una iglesia. Cuando entonces, después de leer y la instrucción a los obispos y los discursos a los presbíteros, los diáconos fueron enviados a los laicos para inquirir a quién deberían tener ellos, ellos dijeron al unísono, ‘Sea Policarpo nuestro pastor y maestro’ (Capítulo 22).

Y en el siguiente Sabbath él dijo: ‘Escuchad mi exhortación, amados hijos de Dios… (Capítulo 24).

Por lo tanto hay un antiguo documento que dice que Policarpo guardaba el Sabbath y los Días Santos (por supuesto, otros documentos antiguos, como se mostró en este artículo, apoyan esto). Y no habría habido ninguna razón para los que apoyaban a los Greco-Romanos en el siglo 4o. para cambiar el documento para indicar que él hacía así, por lo tanto La Vida de Policarpo dice que Policarpo guardaba el Sabbath y los Días Santos.

Polícrates, quien fue obispo de Éfeso, escribió lo siguiente alrededor de 195 D.C.:

Nosotros observamos el día exacto; ni añadiendo, ni quitando. Pues en Asia también grandes luces han caído dormidas, que se levantarán de nuevo en el día de la venida del Ser, cuando él vendrá con gloria desde los cielos, y buscará a todos los santos. Entre estos está Felipe, uno de los doce apóstoles, quien cayó dormido en Hierápolis; y sus dos hijas vírgenes de mucha edad, y otra hija, quienes vivieron en el Espíritu Santo y ahora descansan en Éfeso; y, además, Juan, quien fue tanto un testigo y un maestro, quien se reclinó en el pecho del Señor, y, siendo un sacerdote, usó la platea sacerdotal. Él cayó dormido en Éfeso. Y Policarpo de Esmirna, quien fue un obisp y mártir; y Thraseas, obispo y mártir de Eumenia, quien cayó dormido en Esmirna. Por qué necesito yo mencionar al obispo y mártir Sagaris quien cayó dormido en Laodicea, o al bendecido Papirius, o Melito, el Eunuco quien vivió completamente en el Espíritu Santo, y quien yace en Sardis, esperando el episcopado de los cielos, cuando él se levantará de los muertos? Todos ests observaban el decimocuarto día de la pascua de acuerdo al Evangelio, no desviándose en ningún aspecto, sino siguiendo la regla de la fe. Y yo también, Polícrates, el último de todos ustedes, hago de acuerdo a la tradición de mis parientes, algunos de los cuales yo he seguido de cerca. Pues siete de mis parientes fueron obispos; y yo soy el octavo. Y mis parientes siempre observaron el día cuando la gente saca afuera la levadura. Yo, por lo tanto, hermanos, quien he vivido sesenta y cinco años en el Señor, y me he encontrado con los hermanos a través de todo el mundo, y he ido a través de toda Santa Escritura, no estoy atemorizado por terribles palabras. Pues aquellos más grandes que yo han dicho ‘Nosotros debemos obedecer a Dios antes que a los hombres’ (Eusebius. Church History, Book V, Chapter 24. Translated by Arthur Cushman McGiffert. Excerpted from Nicene and Post-Nicene Fathers, Series Two, Volume 1. Edited by Philip Schaff and Henry Wace. American Edition, 1890. Online Edition Copyright © 2004 by K. Knight).

Esto muestra que él y muchas personas consideradas ser santos por las iglesias Greco-Romanas observaban la Pascua en el 14avo. No hay duda de que los llamados Días Santos “Judíos” fueron todavía observados por los Cristianos fieles en Asia Menor y en otras partes por centurias después de que Cristo muriera. Líderes gentiles guardaron los Días Santos.

Lo que no fue observado, hasta probablemente el sigo 4o., incluso por los Católicos Romanos y los Ortodoxos Orientales, era la Navidad. Los Cumpleaños tampoco eran observados hasta cerca de ese tiempo. Ni había un período de 40 días llamado Cuaresma, ni el Día de Valentín, ni muchos otros días que muchos observan hoy.

En aparentemente el siglo tercero Apollinaris (quien es generalmente considerado haber sido un obispo y un santo) escribió,

Hay, entonces, algunos quienes a través de la ignorancia suscitan disputas acerca de estas cosas (si bien su conducta es perdonable: pues la ignorancia no está sujeta a maldición –ella requiere más bien mayor instrucción), y dicen que en el catorceavo día el señor comió el cordero con los discípulos, y que en el gran día de la fiesta de los panes sin levadura Él Mismo sufrió; y ellos citan a Mateo como hablando de acuerdo con su opinión. Por lo tanto su opinión es contraria a la ley, y los Evangelios parecen estar en variación con ellos… El decimocuarto día, la verdadera Pascua del Señor; el gran sacrificio, el Hijo de Dios en lugar del cordero, quien fue atado, quien ató a los fuertes, y quien fue juzgado, si bien Juez de vivos y muertos, y quien fue entregado en las manos de pecadores para ser crucificado, quien fue levantado en los cuernos del unicornio, y quien fue lanceado en Su santo costado, quien derramó de Su costado los dos elementos purificadores, agua y sangre, palabra y espíritu, y quien fue enterrado en el día de la pascua, siendo colocada la piedra sobre la tumba. (Apollinaris. From the Book Concerning Passover. Translated by Alexander Roberts and James Donaldson. Excerpted from Volume I of The Ante-Nicene Fathers. Alexander Roberts and James Donaldson, editors; American Edition copyright © 1885. Copyright © 2001 Peter Kirby).

Apollinaris está mostrando entonces que la Pascua es (Nisan 14) y que ella significa el sacrificio de Cristo, ambas de las cuales son las posiciones de las Iglesias de Dios.

No hay duda de que los primeros Cristianos guardaron la Pascua. Tanto la Biblia como la historia muestran esto. Además, los fieles han tendido a hacer esto a través de la historia.

Por ejemplo, el investigador Adventista Daniel Liechty reportó Guardadores del Sabbath en Transilvania en los años 1500s y años posteriores que guardaban los Días Santos bíblicos (tales como la Fiesta de las Trompetas llamada Día de Remembranza abajo) (y aquellos son días que su iglesia no observa):

Los Sabatarios se veían a sí mismos como Gentiles conversos… Ellos mantenían los días de fiesta bíblicos. La Pascua ellos la celebraban con pan sin levadura… El primero y el séptimo día de la Pascua eran días santos plenos… No hay mención de circuncisión, asi que es improbable que ellos practicaran la circuncisión. (Liechty D. Sabbatarianism in the Sixteenth Century. Andrews University Press, Berrien Springs (MI), 1993, pp. 61-62).

Los Días Santos bíblicos son todavía observados por grupos fieles en el siglo 21 como la Continuación de la Iglesia de Dios.

Así, ¿Sigue usted las prácticas de los primeros fieles Cristianos? La Pascua este año comienza después de la puesta del sol el 13 de abril.

Posted in Enseñanzas
Acerca de la CCOG
La Continuación de la Iglesia de Dios, que intenta representar al remanente más fiel de la porción de Filadelfia (Apocalipsis 3: 7) de la Iglesia de Dios, basa sus creencias en la Sagrada Biblia. Lea la Declaración de Creencias de la CCOG para más información Declaración de las Doctrinas de la Continuación de la Iglesia de Dios.