¿Leer la Biblia literalmente?

¿Leer la Biblia literalmente?

Biblia

COGwriter

Muchas personas sienten que la Biblia debería interpretarse a sí misma y por lo tanto puede ser leída literalmente. En las escuelas teológicos se enseña que hay varias formas de interpretación bíblica. Las escuelas teológicas (y sus graduados) tienden a enfatizar uno o más estilos de lo que ellos llaman exégesis bíblica –algunos de ellos, tales como un excesivo énfasis en la alegorización, que son vanos y pasan por alto lo que la Biblia enseña.

Uno de los primeros hombres que impulsó la interpretación alegórica fue un apóstata llamado Cerinthus. Ireneo indica que el apóstol Juan estuvo muy seriamente opuesto a él:

Están también aquellos que escucharon de él que Juan, el discípulo del Señor, yendo a los baños en Éfeso, y percibiendo que Cerinthus estaba adentro, salió corriendo de la casa de baños sin bañarse, exclamando, “Volémonos, no sea que incluso se caiga la casa de baños, a causa de que Cerinthus, el enemigo de la verdad, está adentro.” (Ireneo. Adversus Haeres. Libro III, Capítulo 3, Versículo 4).

Así, el apóstol Juan no era un partidario de un temprano apóstata alegorista.

Hace un tiempo, me encontré con un escritor católico que abrazó una rara forma de lectura “literal” de la escritura. El escritor es Mark Shea y él escribió:

Periódicamente, la gente pregunta acerca de si se supone que nosotros hemos de leer la Biblia literalmente.

La Iglesia requiere una interpretación literal de los textos bíblicos. Pero eso no significa que la mayoría de los americanos imagine su significado. Ello no quiere decir que nosotros tengamos que creer, por ejemplo, que el universo fue hecho en seis días de 24 horas, o profesar fe en serpientes que hablan. Más bien, por el “sentido literal”, la Iglesia quiere decir que nosotros debemos leer el texto buscando lo que el autor pretendía decir, la *forma* en que él intentaba decirlo, y distinguir la forma de lo que es incidental a lo que él estaba diciendo. Esa es la interpretación literal… la Iglesia también dice que nosotros no estamos obligados a leer *literalísticamente* como si ella fuera siempre un relato de un periódico. Así, por ejemplo, CCC 390 dice:

El relato de la caída en Génesis 3 usa lenguaje figurativo, pero afirma un evento primitivo, una acción que tuvo lugar al comienzo de la historia del hombre. La revelación nos da la certeza de fe de que toda la historia humana está marcada por la falta original libremente cometida por nuestros primeros padres.

Note que: Génesis describe un real evento primitivo (la caída) pero usa un lenguaje figurativo, no de periódico, para hacer eso. Otras veces, por supuesto, la Escritura usa algo como el lenguaje del periódico (“David se escondió de Saúl en una caverna”) en orden a contar la historia. El sentido común y la tradición interpretativa de la Iglesia nos ayuda a discernir qué de qué.

De la misma manera, la Iglesia no nos encomienda a nosotros leer el relato de Noé literalísticamente…

Para un rápida resumen sobre los sentidos de la Escritura, vea CCC 115-119:

115 De acuerdo a una antigua tradición, uno puede distinguir entre dos sentidos de Escritura: La literal y la espiritual, estando esta última subdividida en los sentidos alegórico, moral y analógico. La profunda concordancia de los cuatro sentidos garantiza todas sus riquezas a la lectura viva de la Escritura en la Iglesia.

116 El sentido literal es el significado transmitido por las palabras de la Escritura y descubierto por la exégesis, siguiendo las reglas de clara interpretación: “Todos los otros sentidos de las Sagradas Escrituras están basados en el literal”. 83

117 El sentido espiritual. Gracias a la unidad del plan de Dios, no sólo el texto de la Escritura sino también las realidades y eventos acerca de lo que ella habla pueden ser señales.

1. El sentido alegórico. Nosotros podemos adquirir un más profundo entendimiento de los eventos reconociendo su significación en Cristo; de esta manera cruzar el Mar Rojo es un signo o tipo de la victoria de Cristo y también del Bautismo Cristiano. 84

Pero yo no creería en el Evangelio, si la autoridad de la Iglesia Católica no me hubiera movido ya a mí. http://www.ncregister.com/blog/mark-shea/the-senses-of-scripture#ixzz2JqpQGS52

(Nota: ‘CCC’ significa el Catecismo de la Iglesia Católica). Mark Shea no está realmente abogando por leer la Biblia literalmente. Realmente, cuando yo personalmente comencé a leer los Evangelios, yo me di cuenta de que la Iglesia de Roma se había apartado demasiado de la Biblia para representar verdaderamente a la verdadera iglesia (ellos han hecho muchos cambios que la verdadera Iglesia de Dios no ha hecho, para detalles, por favor chequee ¿Quién es fiel: La Iglesia Católica Romana o la Continuación de la Iglesia de Dios?).

Y déjeme agregar que si bien Mark Shea enseña que su “Iglesia no nos compromete a leer el relato de Noé literalísticamente”, el Jesús de la Biblia enseñó el relato de Noé como lo hicieron los apóstoles. Aquí están algunas de las palabras de Jesús:

37 Porque como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. 38 Pues como en aquellos días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dándose en casamiento hasta el día en que Noé entró en el arca, 39 y no se dieron cuenta hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre. (Mateo 24: 37-39)

26 Como pasó en los días de Noé, así también será en los días del Hijo del Hombre: 27 Ellos comían y bebían; se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y vino el diluvio y los destruyó a todos. (Lucas 17: 26-27)

Note algunos escritos adicionales del Nuevo Testamento acerca de Noé:

7 Por la fe Noé, habiendo sido advertido por revelación acerca de cosas que aún no habían sido vistas, movido por temor reverente, preparó el arca para la salvación de su familia. Por la fe él condenó al mundo y llegó a ser heredero de la justicia que es según la fe. (Hebreos 11: 7)

18 Porque Cristo también padeció una vez para siempre por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en el espíritu; 19 en el cual también fue y predicó a los espíritus encarcelados 20 que en otro tiempo fueron desobedientes, cuando en los días de Noé la paciencia de Dios esperaba, mientras se construía el arca. En esta arca fueron salvadas a través del agua pocas personas, es decir, ocho. (1 Pedro 3: 18-20)

4 Porque si Dios no dejó sin castigo a los ángeles que pecaron, sino que, habiéndolos arrojado al infierno en prisiones de oscuridad, los entregó a ser reservados para el juicio; 5 y si tampoco dejó sin castigo al mundo antiguo, pero preservó a Noé, heraldo de justicia, junto con otras siete personas, cuando trajo el diluvio sobre el mundo de los impíos; (2 Pedro 2: 4-5)

Aquellos de nosotros que realmente creemos en la Biblia creemos el relato de Noé –y el Nuevo Testamento confirmó muchos de los eventos literales del relato de Noé en el Libro del Génesis. Aquellos parte de la Iglesia de Roma dicen que ellos aceptan la autoridad del apóstol Pedro, así quizás ellos deberían creer el relato bíblico de Noé?

La Biblia apoya la opinión de que ella tiende a interpretarse a sí misma literalmente

Note lo que el profeta Isaías enseñó:

9 Dicen: “¿A quién enseñará conocimiento, o a quién hará entender el mensaje? ¿A los que recién han sido destetados? ¿A los que recién han sido quitados de los pechos?

10 Porque mandato tras mandato, mandato tras mandato; línea tras línea, línea tras línea; un poquito allí, un poquito allí…”

13 Por lo cual, la palabra de Jehovah para ellos será: “Mandato tras mandato, mandato tras mandato; línea tras línea, línea tras línea; un poquito allí, un poquito allí; para que vayan y caigan de espaldas y sean quebrantados, atrapados y apresados.” (Isaías 28: 9, 10, 13 NKJV)

En otras palabras, la Biblia se suponía que iba a ser entendida basados sobre lo que ella dice en muchos lugares.

Note lo que el apóstol Pablo escribió:

16 Toda la Escritura es inspirada por Dios y es útil para la enseñanza, para la reprensión, para la corrección, para la instrucción en justicia, 17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente capacitado para toda buena obra. (2 Timoteo 3: 16-17, NKJV)

En otras palabras, la escritura es dada por Dios para doctrina y contiene suficiente información para que el hombre de Dios pueda estar completo.

Note lo que el apóstol Pedro enseñó:

16 El habla de estas cosas en todas sus epístolas, en las cuales hay algunas cosas difíciles de entender, que los indoctos e inconstantes tuercen, como lo hacen también con las otras Escrituras, para su propia destrucción. (2 Pedro 3: 15-16)

De esta manera, incluso atrás en el tiempo la gente que no aprendió de los apóstoles estaba cambiando las escrituras –diciendo que ellas querían decir otra cosa de lo que ellas decían.

Alegorizar puede haberse desarrollado primero en Alejandría y fue mantenido por los seguidores de Simón el Mago y Valentinus

Líderes gnósticos y pregnósticos tomaron una aproximación diferente para la interpretación bíblica en los siglos primero y segundo. Ellos tendían a aceptar la alegoría sobre lo que la Biblia realmente enseñaba.

Esta práctica puede haberse desarrollado primero en Alejandría, Egipto. Aquí está algo de lo que Eusebio dijo que Philo (c. siglo primero) enseñaba acerca de aquellos que hicieron alguna profesión de Cristo en Alejandría (cualquier énfasises mío) (Cerintus era un Egipcio):

3. En la obra a la cual él dio el título, Sobre una vida contemplativa o De los suplicantes, después de afirmar en primer lugar que él no añadirá aquellas cosas que él está a punto de relatar nada contrario a la verdad o de su propia invención, él dice que estos hombres eran llamados Therapeutae y las mujeres que estaban con ellos Therapeutrides. Él añade luego las razones para semejante nombre, explicándolo del hecho de que ellos aplicaban remedios y sanaban las almas de aquellos que venían a ellos, aliviándolos a ellos como médicos, de malas pasiones, o del hecho de que ellos servían y adoraban la Deidad en pureza y sinceridad.

4. Si Philo mismo les dio a ellos este nombre, empleando un epíteto bien acomodado a su modo de vida, o si los primeros de ellos realmente se llamaron a sí mismos así en el comienzo, puesto que el nombre de cristianos no era todavía conocido en todas partes, nosotros no necesitamos discutir aquí…

7. Philo da testimonio de hechos muy semejantes a aquellos aquí descritos y luego añade el siguiente relato: “En todas partes del mundo se encuentra esta raza. Pues era apropiado que tanto griegos como bárbaros compartieran lo que es perfectamente bueno. Pero la raza particularmente abunda en Egipto, en cada uno de los llamados nomos [provincias], y especialmente cerca de Alejandría

9. Y luego un poco más adelante, después de describir la clase de casas que ellos tenían, él habla como sigue con respecto a sus iglesias, que estaban esparcidas aquí y allí: “En cada casa hay un apartamento sagrado que es llamado un santuario y monasterio, en donde, completamente solos, ellos llevan a cabo los misterios de su vida religiosa. Ellos no llevan nada al mismo, ni bebida ni comida,ni ninguna otra cosa que contribuya a las necesidades del cuerpo, sino sólo las leyes, y los inspirados oráculos de los profetas, e himnos y tales otras cosas para aumentar y hacer perfecto su conocimiento y piedad.”

10. Y después de algunos otros temas él dice:

“Todo el intervalo, desde la mañana hasta la tarde, es para ellos un tiempo de ejercicio. Pues ellos leen las sagradas Escrituras, y explican la filosofía de sus padres en una manera alegórica, mirando las palabras escritas como símbolos de verdad escondida que es comunicada en oscuras figuras.

11. Ellos tienen también escritos de hombres antiguos, quienes fueron los fundadores de su secta, y quienes dejaron muchos monumentos del método alegórico. Estos los usan ellos como modelos, e imitan sus principios”…

15…Las palabras de Philo son como sigue:

16. “Habiendo establecido la temperancia como una especie de fundamento en el alma, ellos construyen sobre las otras virtudes. Ninguno de ellos puede tomar comida o bebida antes de la puesta del sol, puesto que ellos miran filosofizar como un trabajo digno de la luz, pero la atención a los deseos del cuerpo es propia sólo en la oscuridad, y por lo tanto asignan el día a lo primero, pero a lo último una pequeña porción de la noche.

17. Pero algunos, en quienes mora un gran deseo de conocimiento, olvidan tomar comida por tres días; y algunos están tan deleitados y festejan tan lujosamente por la sabiduría, que alimentan las doctrinas ricamente y sin interrupción, que ellos se abstienen incluso dos veces ese tiempo, y están acostumbrados, después de seis días, escasamente a tomar el alimento necesario”. Estas afirmaciones de Philo las miramos nosotros como refiriéndose claramente e indiscutiblemente a aquellos de nuestra comunión.

19. Pues ellos dicen que estaban mujeres también con aquellos de quienes nosotros estamos hablando, y que la mayoría de ellas eran viudas de edad que habían preservado su castidad…por su propia elección, a través del celo y un deseo de sabiduría…b

20. Luego después de un poco él añade todavía más enfáticamente: “Ellos exponen las Sagradas Escrituras figurativamente por medio de alegorías. Pues toda la ley parece a estos hombres recordar un organismo viviente, delcual las palabras habladas constituyen el cuerpo, mientras el sentido oculto guardado dentro de las palabras constituye el alma. Este significado oculto ha sido primero particularmente estudiado por esta secta, que ve, revelado como en un espejo de nombres, las sobrepasantes bellezas de los pensamientos”…

23. En adición a esto Philo describe el orden de dignidades que existe entre aquellos que llevan a cabo los servicios de la iglesia, mencionando el diaconado, y el oficio de obispo, que toma la precedencia por encima de todos los otros. (Eusebius. Church History, Book II, Chapter XVII. Translated by Arthur Cushman McGiffert. Excerpted from Nicene and Post-Nicene Fathers, Series Two, Volume 1. Edited by Philip Schaff and Henry Wace. American Edition, 1890. Online Edition Copyright © 2004 by K. Knight).

Así Eusebio dice que Philo (c. siglo 1o.) reportó que aquellos en Alejandría eran ascéticos, tenían misterios, parecían haber sido gnósticos (unos que decían tener especial conocimiento/visión que era esencial para la salvación), tenían alguna promoción del celibato, alegorizaban la escritura, y tenían un obispo –y Eusebio parece decir que ellos eran parte de la Iglesia Católica (ver vs. 17 arriba) –incluso si bien la Iglesia Católica no tenía reglas de celibato en ese tiempo (por favor vea el artículo ¿Era requerido el celibato por los primeros obispos o presbíteros?). Esto parece haber sido en donde ocurrió un mayor apartamiento de la verdadera fe.

Hipólito, quien también parecía ser uno que apoyaba a los Romanos, en el siglo tercero, escribió esto acerca del herético Simón el Mago:

Ahora Simón, tanto tontamente como ingenuamente, parafraseando la ley de Moisés, hace sus afirmaciones (Hippolytus. Refutation of All Heresies, Book VI, Chapter IV. Translated by J. H. Machmahon. Excerpted from Ante-Nicene Fathers, Volume 5. Edited by Alexander Roberts & James Donaldson. American Edition, 1886. Online Edition Copyright © 2005 by K. Knight).

Simón entonces, después de inventar estos (postulados), no sólo por malas ardides interpretaba los escritos de Moisés en cualquier forma que él quisiera, sino incluso las (obras) de los poetas. Pues él también mantiene un significado alegórico sobre (el relato de) el caballo de madera y Helena con la antorcha, y sobre cada otro (relato) humano, que él transfiere a lo que se relaciona con él mismo y la Inteligencia, y (así) suministra una explicación ficticia de ellos. (ibid, capítulo XIV).

Simón el Mago entró a la escena casi al mismo tiempo que Philo escribió acerca de los Alejandrinos.

Alejandría fue también el hogar original del herético Valentinus (quien posteriormente fue a Roma), y parece como que algunos de los líderes en Alejandría adoptaron algunos de sus rasgos. El historiador HOJ Brown anotó:

Alejandría era el hogar del celebrado gnóstico Valentinus. Valentinus adoptó el método de Philo de la interpretación alegórica… Por un tiempo, Valentinus y sus seguidores existieron con los cristianos ortodoxos de Alejandría. (Brown HOJ. Herejías: Herejía y Ortodoxia en la Historia de la Iglesia. Hendrickson Publishers, Peabody (MA), 1988, p. 86).

Valentinus, incluso si bien condenado por Policarpo de Esmirna, cuando Policarpo visitó Roma, ca. 155, era también tolerado por, y existió en, la Iglesia Romana hasta el siglo 170 D.C. cuando él fue finalmente expulsado después de que él había influenciado grandemente a la iglesia allí.

Hablando de Policarpo, en su famosa Carta a los Filipenses él esencialmente usa una aproximación literal, no alegórica, al entendimiento de la escritura. La simple verdad es que los realmente primeros (antes del siglo tercero) líderes de la iglesia (por fuera de Alejandría), que los Católicos Romanos consideran no heréticos, no trataron de promover un método alegórico de entendimiento de la escritura. Pero los heréticos lo hicieron.

Aunque hay algunos pasajes en la Biblia que están concebidos para ser entendidos alegóricamente, los actuales siervos de Dios creen la palabra de Dios por encima de las opiniones de los hombres que no tienen verdaderamente suficiente amor por la verdad.

Posted in Enseñanzas