¿Es el alcohol una bendición o una maldición?

¿Es el alcohol una bendición o una maldición?

COGwriter

¿Es el alcohol una bendición o una maldición? ¿O quizás ambas cosas? ¿Qué enseña la Biblia?

Aquí están algunas excertas de un artículo titulado Alcohol: Bendición o Maldición? en la antigua revista Las Buenas Noticias:

El alcohol puede ser una bendición o una maldición, dependiendo de cómo se use. La mayoría de la gente que bebe bebidas alcohólicas encuentra que ellas son una bendición. De otro lado, tristemente, hay unos pocos que encuentran a través del abuso de tales bebidas –que el alcohol puede ser una maldición. Este grupo incluye a aproximadamente 10 por ciento de los bebedores que desarrolla la enfermedad del alcoholismo, que los destruye a ellos físicamente, mentalmente y espiritualmente.

No importa si el alcohol es consumido en cerveza, vino, whisky, ginebra, vodka, extracto de vainilla o enjuague bucal –todos ellos contienen la misma cantidad de alcohol etílico o etanol (C2 H5 0H), y la gente necesita estar consciente de los apropiados –e inapropiados– usos de este químico.

Usos religiosos del alcohol

En el Antiguo Testamento las bebidas alcohólicas eran importantes en varios aspectos de observancia religiosa.

Al pueblo de Dios, Israel, se le ordenó incluir ofrendas de bebida que ellos hacían a Dios (p. ej. Núm. 15: 5, 7, 10). El vino estaba entre aquellas bendiciones por las cuales los Israelitas pagaban diezmos y daban ofrendas a su Creador (Neh. 10: 39, 13: 5) …

El alcohol como medicina

El valor medicinal del alcohol está en su habilidad para actuar como un anestésico (mata el dolor) y un antiséptico (previene la infección).

El buen samaritano derramó aceite y vino en las heridas del hombre a quien él ayudó en el camino a Jericó (Lucas 10: 30-37); indudablemente el propósito del vino era aliviar algo del dolor y prevenir la infección. Hoy nosotros tenemos drogas más avanzadas para la anestesia, tales como la novocaína, que los dentistas usan para embotar los nervios cuando ellos sacan dientes. El alcohol, si bien ahora generalmente mezclado con otras medicinas patentadas, todavía se reconoce y usa como un antiséptico para laceraciones y cortadas menores.

El apóstol Pablo sugirió que Timoteo usara un poco de vino por causa de su estómago (1 Tim. 5: 23). La Biblia no indica la naturaleza del problema estomacal de Timoteo o lo que fueran sus “frecuentes enfermedades”, pero quizás había alguna dificultad con el agua para beber o Timoteo tenía un desorden digestivo. Sin embargo, lo que quiera que fuera, note que Pablo dijo usar un poco, no copiosas cantidades, de vino…

Beber por placer

En adición a los usos religioso y medicinal del alcohol, Dios también aprueba que el beber añada placer a ocasiones sociales tales como bodas y fiestas. El vino y otras bebidas alcohólicas pueden hacer a la gente más alegre y dar mayor gozo a las ya felices reuniones. Ellos “alegran el corazón del hombre” (Salm. 104: 15, Revised Standard Version).

Los cristianos siempre deberían ejercer cautela cuando usen el alcohol por placer, sin embargo, a causa del siempre presente peligro del sobreuso, que destruirá completamente cualquier gozo que pudiera haber sido derivado de una ocasión social. A nadie le gusta un borracho, incluyendo al propio borracho.

Abuso del alcohol…

Cristo mismo advirtió a Sus seguidores a no embriagarse (Lucas 21: 34). Pablo dijo a la iglesia de Corinto “sacar de entre ustedes” a cualquier miembro que fuera un borracho –no tener ningún compañerismo con tal persona (1 Cor. 5: 11-13). Ninguna persona que sea incapaz de usar el alcohol apropiadamente es apta para ser un ministro (1 Tim. 3: 3, 8, Tito 1:7). Pablo enseñó a los Efesios a “no embriagarse con vino, en donde hay exceso”, sino más bien a estar llenos con el Espíritu de Dios (Efe. 5: 18).

¿Se ha sentido usted alguna vez culpable de embriaguez?…

La Biblia en ninguna parte ordena a los cristianos a beber alcohol, con la excepción de cerca de una cucharada durante el servicio de Pascua. El alcohol debería ser visto como una bendición que Dios ha dado a los seres humanos para honrarlo a Él, para ayudar a sanar nuestros cuerpos, para alegrarnos cuando necesitamos y para añadir placer a comidas y ocasiones sociales. Como cristianos, nosotros deberíamos estar conscientes de los beneficios y peligros del alcohol y usarlo apropiadamente, así nosotros podemos verdaderamente considerar al alcohol ser la bendición que Dios quiso que fuera.

En ciertas áreas, sin embargo, el exceso en la bebida y el ‘beber excesivamente’ son serios problemas.

La Hoja de Hechos de los Centros para el Control de Enfermedades sobre Beber en exceso afirma:

De acuerdo a encuestas nacionales

Aproximadamente 92% de los adultos de los EE.UU. que beben excesivamente reportan beber en exceso en los pasados 30 días. 2

Si bien los estudiantes universitarios comúnmente beben en exceso, 70% los episodios de beber en exceso involucran a adultos de entre 26 años y más. 3

La prevalencia de beber en exceso entre los hombres es más alta que la prevalencia entre las mujeres. 4

Los bebedores en exceso son 14 veces más propensos a reportar daños al conducir vinculados con el alcohol que los que no beben en exceso. 3

Cerca del 90% del alcohol consumido por jóvenes por debajo de los 21 años en los Estados Unidos es en la forma de beber en exceso. 5

Cerca del 75% del alcohol consumido por los adultos en los Estados Unidos es en la forma de beber en exceso. 5

La proporción de actuales bebedores que beben en exceso es más lata en el grupo de 18 a 20 años de edad (51%). 3

Beber en exceso está asociado con muchos problemas de salud, incluyendo —

Daños no intencionales (p. ej., accidentes de carro, caídas, quemaduras, ahogamiento).

Daños intencionales (p. ej. daños por arma de fuego, asalto sexual, violencia doméstica).

Envenenamiento por alcohol.

Enfermedades transmitidas sexualmente.

Embarazo no deseado.

Hijos nacidos con desórdenes de Espectro Fetal de Alcohol.

Alta presión sanguínea, infarto, y otras enfermedades cardiovasculares.

Enfermedades del hígado.

Daño neurológico.

Disfunción sexual.

Pobre control de la diabetes. (http://www.cdc.gov/alcohol/fact-sheets/binge-drinking.htm)

Aunque el consumo ligero de alcohol (no más de una bebida al día para la mayoría de las personas) tiene beneficios para la salud, el excesivo consumo de alcohol es peligroso.

Note lo siguiente:

1 El vino hace burla; el licor alborota. Y cualquiera que se descarría no es sabio. (Proverbios 20: 1)

20 No estés con los bebedores de vino, ni con los comilones de carne. 21 Porque el bebedor y el comilón empobrecerán, y el dormitar hará vestir harapos. (Proverbios 23: 20-21)

1 ¡Ay de la corona de soberbia de los borrachos de Efraín y de la flor marchita de la hermosura de su gloria, que está sobre la cabeza de los que se glorían de la abundancia, de los aturdidos por el vino! 2 He aquí que viene de parte de Jehovah alguien que es fuerte y poderoso. Derriba a tierra con fuerza, como tormenta de granizo y tempestad destructora, como tormenta de recias aguas que inundan. 3 Con los pies será pisoteada la corona de soberbia de los borrachos de Efraín. (Isaías 28: 1-3)

18 Y no os embriaguéis con vino, pues en esto hay desenfreno. Más bien, sed llenos del Espíritu, (Efesios 5: 18)

Las fiestas de borrachera también están específicamente condenadas como parte de aquellos que no heredarán el reino de Dios:

9 ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No os engañéis: que ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, 10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los calumniadores, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. 11 Y esto erais algunos de vosotros, pero ya habéis sido lavados, pero ya sois santificados, pero ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesucristo y en el Espíritu de nuestro Dios. (1 Corintios 6: 9-11)

19 Ahora bien, las obras de la carne son evidentes. Estas son: fornicación, impureza, desenfreno, 20 idolatría, hechicería, enemistades, pleitos, celos, ira, contiendas, disensiones, partidismos, 21 envidia, borracheras, orgías y cosas semejantes a éstas, de las cuales os advierto, como ya lo hice antes, que los que hacen tales cosas no heredarán el reino de Dios. (Gálatas 5: 19-21)

El hecho de que el bebedor en exceso universitario promedio sea definido como uno que se embriaga haciendo esto al menos dos veces por mes muestra la falta de preocupación por la moralidad bíblica.

La Biblia también condena a aquellos que alientan a otros a beber excesivamente:

15 ¡Ay del que da de beber a su compañero del cáliz de su ira, y lo embriaga para mirar su desnudez! 16 Te has llenado de deshonra más que de honra; bebe tú también y atúrdete. La copa que está en la mano derecha de Jehovah se volverá contra ti, y la desgracia caerá sobre tu gloria. (Habacuc 2: 15-16)

Si usted, o un ser querido, tiene un problema con el beber en exceso o alguna otra cosa que tenga qué ver con el alcohol, ore acerca de ello y busque consejo.

En adición a hacer contacto con el ministerio, fuentes seculares también pueden ser de ayuda. Una lista de fuentes de los CDC puede encontrarse en http://www.cdc.gov/alcohol/resources.htm Además, hay grupos como Alcohólicos Anónimos en muchas otras naciones. La gente con problemas de alcohol puede ser ayudada. Y la Biblia anima a la gente a dejar el estilo de vida de los “bebedores en exceso”.

Beber en exceso alcohol es un serio problema en muchas sociedades. Y es uno del que se necesita arrepentirse –sea por hombres o por mujeres.

Así aunque el alcohol puede y debería ser una bendición, la sobreindulgencia para muchos puede tornarse en una maldición.

Posted in Vida cristiana
Acerca de la CCOG
La Continuación de la Iglesia de Dios, que intenta representar al remanente más fiel de la porción de Filadelfia (Apocalipsis 3: 7) de la Iglesia de Dios, basa sus creencias en la Sagrada Biblia. Lea la Declaración de Creencias de la CCOG para más información Declaración de las Doctrinas de la Continuación de la Iglesia de Dios.