El sudario de Turín

El sudario de Turín

shroud-of-turin-1898-poster

Sudario de Turín, afiche de 1898

COGwriter

El Sudario de Turín se dice ser el trapo de entierro de Jesús. ¿Pero lo es? Si no, ¿Por qué no?

Aquí hay unos pocos comentarios sobre el Sudario de Turín de un artículo de Answers.com titulado ¿Es el Sudario de Turín cierto o fraude?:

No hay ningún registro del sudario durante los primeros siglos de la era cristiana, él es mencionado primero en el siglo 14, habiendo sido encontrado en la diócesis de Troyes…

Los escritores de los Evangelios dicen que el cuerpo de Jesús, después de haber sido tomado de la estaca por José de Arimatea, fue envuelto en un lienzo fino limpio. (Mateo 27: 57-61; Marcos 15. 42-47; Lucas 23: 50-56). El apóstol Juan agrega: Nicodemus también vino trayendo un rollo de mirra y áloes, cerca de unas cien libras de ello. Así que ellos tomaron el cuerpo de Jesús y lo envolvieron con las vendas con las especias, justo en la forma que los judíos tenían la costumbre de preparar para los entierros. Juan 19: 39-42… los escritores de los siglos tercero y cuarto, muchos de quienes escribieron acerca de una hueste de milagros en conexión con numerosas reliquias, no mencionaron la existencia de un sudario que contuviera la imagen de Jesús. Lo que le sucedió a él en este tiempo, si es que existió, es desconocido.

Citemos a Juan 19: 39-42 en su totalidad:

39 También Nicodemo, que al principio había venido a Jesús de noche, fue llevando un compuesto de mirra y áloes, como cien libras. 40 Tomaron, pues, el cuerpo de Jesús y lo envolvieron en lienzos con las especias, de acuerdo con la costumbre judía de sepultar. 41 En el lugar donde había sido crucificado había un huerto, y en el huerto había un sepulcro nuevo, en el cual todavía no se había puesto a nadie. 42 Allí, pues, por causa del día de la Preparación de los judíos y porque aquel sepulcro estaba cerca, pusieron a Jesús. (Juan 19: 39-42)

Básicamente, bandas de lino fueron colocadas sobre el cuerpo de Jesús de una manera parecida a una momia (esto es básicamente lo que sucedió a Lázaro, ver Juan 11: 43-44). Si el Sudario de Turín estuviera saturado con mirra y áloes, él estaría ahora claramente tieso y tendería a lucir completamente diferente a como lo hace.

Note además que los trapos del entierro de Jesús, si bien mencionados en la escritura, son básicamente mencionados sólo como estando doblados después de la resurrección (y la descripción de múltiples trapos tampoco parece necesariamente ajustarse por completo al Sudario de Turín):

6 Entonces llegó Simón Pedro siguiéndole, y entró en el sepulcro. Y vio los lienzos que habían quedado, 7 y el sudario que había estado sobre su cabeza, no puesto con los lienzos, sino doblado en un lugar aparte. 8 Entonces entró también el otro discípulo que había llegado primero al sepulcro, y vio y creyó. 9 Pues aún no entendían la Escritura, que le era necesario resucitar de entre los muertos. 10 Entonces los discípulos volvieron a los suyos. (Juan 20: 6-10)

Para el tiempo que el apóstol Juan escribió esto, si hubieran tenido algunos reales poderes especiales, habría parecido que él los habría mencionado, pero él no lo hizo.

Incluso si el verdadero lienzo del entierro de Jesús fuera el Sudario de Turín o alguna otra reliquia similar, ella no debería ser venerada por los cristianos. La historia registra que los primeros cristianos se oponían a venerar reliquias. Muchos no parecen darse cuenta de cuán negativamente veían los primeros cristianos tales cosas.

La Continuación de la Iglesia de Dios no considera que el Sudario de Turín sea santo ni el lienzo del entierro de Jesús.

Entre otras razones, porque no está soportado por ningún registro histórico o por la escritura. La imagen del Sudario de Turín muestra un hombre de cabello largo. No obstante, Jesús no tenía cabello largo.

Note que incluso traducciones católicas de la Biblia apoyan que:

¿No enseña la naturaleza misma que si un hombre tiene cabello largo, es una desgracia para él, pero cuando una mujer tiene cabello largo, es gloria suya? (1 Corintios 11: 14-15a, Nueva Biblia de Jerusalén)

Aunque el cabello crece después de la muerte, él no crece lo suficientemente rápido para la longuitud que hay en el Sudario de Turín. Jesús dijo que Él estaría en la tuba por tres días y tres noches (Mateo 12: 40), y ese no sería suficiente tiempo para que apareciera el cabello largo.

La mayoría no sabe mucho acerca de la Biblia y conoce incluso menos acerca de la historia de la primera iglesia –y lo que muchos piensan que ellos saben está nublado por mala información y concepciones erróneas Y el Sudario de Turín no suministra información de ayuda al cristianismo original, sólo a aquellos que parecen preferir tradiciones inapropiadas de hombres sobre lo que la Biblia enseña.

Publicado en: Enseñanzas