¿Cuánto tiempo estuvo Jesús en la tumba?

¿Cuánto tiempo estuvo Jesús en la tumba?

¿Sitio del Calvario?

COGwriter

¿Cuánto tiempo estuvo Jesús en la tumba?

Algunos piensan que Él se fue a alguna parte. Algunos dicen que Jesús habría descendido al Infierno.

Un autor escribió algo de cómo un relato descendiente de Ishtar y un relato descendiente para Jesús se llegaron a mezclar:

En alguna parte después del año 100 D.C., un falso evangelio, El Evangelio según Nicodemus, salió a la superficie … en el cual a Jesús se le hace ir en una búsqueda al inframundo durante los tres días entre Su muerte y Su resurrecci´n, para liberar a algunos santos del Antiguo Testamento. El evangelio de Nicodemus nunca ha sido aceptado, pero es un hecho bien conocido de la historia de la Iglesia que esta idea de Jesús yendo en una búsqueda, exactamente como Ishtar, para liberar almas del encarcelamiento … finalmente se aproxima al nivel de la doctrina oficial de la Iglesia. Este surgimiento de la historia de la superstición al dogma ocurre en un momento políticamente correcto …

Clemente abraza tanto el relato como la crucifixión en viernes. Al discutir la aceptación de Clemente del “descenso de Cristo” como cierta, un autor advirtió: “Es importante darse cuenta de que Clemente extrajo de la religión pagana más sistemáticamente que cualquier otra fuente cristiana anterior o por entonces”.

Los historiadores críticos cándidamente admiten que el “descenso” se derivó de un mito pagano … Las “otras religiones paganas” en las que el mito del descenso aparece son nuestro establo más familiar de dioses-Sol: … Dionisio, Orfeo, Osiris, Hermes, Krishna, BAlder … Todos ellos son derivativos de Tammuz (Alfiere A. La oscuridad en la crucifixion, volumen I. Ngenium LLC, New Jersey, 2005, p. 367.l)

El Clemente de arriba es Clemente de Alejandría, quien alrededor de 190 D.C. mezcla a Nicodemus y fuentes paganas en sus escritos conocidos como los Stromata. De ahí algunos relatos paganos acerca de un descenso al inframundo vino a mezclarse con Cristo, y este puede haber sido un factor en la adopción final del relato del descenso y el día de fiesta de Domingo de resurrección de Pascua, para reemplazar la Pascua de Nisan 14 y los Días de los Panes sin Levadura. Los Alejandrinos, como algunos otros que no fueron verdaderamente fieles, usaron relatos de falsos evangelios, ver también El canon del Nuevo Testamento – Desde la Biblia y la HIstoria http://www.cogwriter.com/canon.htm.

La Iglesia de Roma llama al día antes de “Easter” “sábado santo”.

Ahora, la Biblia llama al día de Sabbath https://www.cogwriter.com/sabbath.htm, que es llamado en el calendario romano sábado, santo:

8 “Recuerda el día del Sabbath, para santificarlo. 9 Seis días laborarás y harás tu obra, 10 pero el séptimo día es el Sabbath del Señor tu Dios. (Éxodo 20: 8-9).

Pero eso no es lo que los católicos romanos quieren decir cuando ellos lo llaman hoy “sábado santo”.

El apóstol Pablo enseñó que Jesús murió y eso es esencialmente como estar dormido:

34 … Es Cristo quien murió, y además es también levantado, quien está incluso a la diestra de Dios, quien también hace intercesión por nosotros. (Romanos 8: 34)

14 Pues si nosotros creemos que Jesús murió y se levantó de nuevo, así también Dios traerá con Él a aquellos que duermen en Jesús. (1 Tesalonicenses 4: 14)

No obstante, muchos falsamente dicen que Jesús no murió realmente, sino que Él descendió al ‘infierno’/hades a predicarle a los ángeles caídos y/o a otros tras Su muerte física en el madero. Esto es lo que la Iglesia de Roma enseña que ocurrió el día que ellos llaman sábado santo:

¿Qué ocurrió en el primer sábado santo?

Aquí en la tierra, los discípulos de Jesús hicieron duelo por su muerte, y puesto que era un día de sabbath, ellos descansaron.

¿Qué ocurrió a Jesús mientras estaba muerto?

De acuerdo al Catecismo de la Iglesia Católica:

633 La Escritura llama la morada de los muertos, a la que fue Cristo muerto, “infierno” – Sheol en hebreo o Hades en griego – porque aquellos que están allí están privados de la visión de Dios.

Tal es el caso para todos los muertos, sea que fueran buenos o malos, mientras ellos aguardan al Redentor: Lo que no significa que su suerte sea idéntica, como muestra Jesús a través de la parábola del hombre pobre Lázaro quien fue recibido en el “seno de Abraham”.

“Son precisamente estas almas santas, que aguardaban a su Salvador en el seno de Abraham, a quienes Cristo el Señor libró cuando él descendió al infierno”.

Jesús no descendió al infierno para liberar a los condenados, ni para destruir el infierno de condenación, sino para liberar a los justos que habían ido antes que él.

634 “El evangelio fue predicado incluso a los muertos”. El descenso al infierno lleva el mensaje de salvación del Evangelio a su completo cumplimiento.

Esta es la última fase de la misión mesiánica de Jesús, una fase que está condensada en el tiempo pero que es vasta en su real significado: La expansión de la obra redentora de Cristo a todos los hombres de todos los tiempos y todos los lugares, por quienes todos los que son salvados han sido partícipes en la redención. http://www.ncregister.com/blog/jimmy-akin/12-things-you-need-to-know-about-holy-saturday3

632 Las frecuentes afirmaciones del Nuevo Testamento de que Jesús fue levantado “de entre los muertos” presupone que el crucificado viajó al reino de los muertos antes de su resurrección. 478 Este fue el primer significado dado en la predicación apostólica al descenso de Cristo al infierno: Que Jesús, como todos los hombres, experimentó la muerte y su alma se unió a las otras en el reino de los muertos. Pero él descendió allí como Salvador, proclamando las Buenas Nuevas a los espíritus aprisionados allí. 479 (479 Cf. 1 Pe. 3: 18-19.) (Catecismo de la Iglesia Católica, 632)

Aunque los discípulos de Jesús hicieron duelo por Su muerte y habrían descansado en el Sabbath, cuando Jesús estaba muerto, Él estaba realmente muerto. Si bien Él fue levantado de entre los muertos en el día que nosotros ahora llamamos sábado.

Aquí están algunos problemas teológicos con la visión romana del ‘sábado santo’. Considere:

  1. Si Jesús no murió realmente, cosa que Él hizo (Romanos 5: 8; 8: 34; 1 Tesalonicenses 5: 10), entonces Él realmente no entregó Su vida.
  2. Jesús dijo que Él estaría como Jonás tres días y tres noches en el vientre del pez (Mateo 12: 40) –¿Alguien puede decir realmente que Jonás predicó en el ‘infierno’ (llamado Sheol en hebreo) durante ese tiempo? Ciertamente no está registrado que Jonás hiciera eso en el Antiguo Testamento.
  3. No hay ninguna enseñanza en el Nuevo Testamento sobre que Jesús descendiera al infierno a predicar a varios espíritus o humanos muertos. Además los humanos muertos están muertos (ver ¿Creían los primeros cristianos que los humanos poseían la inmortalidad? http://www.cogwriter.com/immortality.htm y ¿Qué ocurre después de la muerte? http://www.cogwriter.com/what-happens-after-death.htm).

Sobre ese tercer punto, déjeme primero citar a la Biblia:

27 Pues no dejarás mi alma en el Hades, ni permitirás que Tu santo vea corrupción. (Hechos 2: 27)

Ese pasaje NO dice que Jesús descendiera y predicara. Considere también que la palabra traducida como Hades significa la tumba o lugar para los muertos.

NO es la misma palabra que Gehenna (que tiene un fuego) que es a menudo traducida como infierno en muchos Nuevos Testamentos.

NO es tampoco la misma palabra que Tartarosas que es usada como un lugar de restricción para los ángeles caídos (2 Pedro 2: 4). La Biblia nunca enseña que Jesús fuera allí después de que Él fue ejecutado.

Note, en su Biblia Vulgata en latín, que Jerónimo usó la palabra Tartarosas y no la palabra para Hades:

4 si enim Deus angelis peccantibus non pepercit sed rudentibus inferni detractos in tartarum tradidit in iudicium cruciatos reservari (2 Peter 2:4, Latin Vulgate)

Adicionalmente, dése cuenta de que Hechos 2: 27 es una cita (de acuerdo a Hechos 2: 25) de algo que David escribió en los Salmos:

10 Pues no dejarás mi alma en el Sheol, ni Tu permitirás que Tu santo vea corrupción. (Salmos 16: 10)

Sheol significa tumba o lugar de los muertos. Note lo siguiente en donde Sheol es traducido como tumba:

5 Pues en la muerte no hay remembranza de Ti; en la muerte quién Te dará gracias? (Salmo 6: 5, NKJV; tanto la NJB católica como la NABRE dejan la palabra como Sheol, en lugar de usar la traducción como tumba – ver su Salmo 6: 6)

Así, en Sheol uno no dará gracias a Dios.

Ahora déjeme citar una declaración del finado cardenal francés Jean-Guenole-Marie Danielou sobre si el Nuevo Testamento enseña el descenso:

El descenso al infierno … Esta doctrina no aparece en ninguna parte en el Nuevo Testamento, 1

1. Así W. Bieder, Die Vorstellung von der Hollenfardt Jesus Christi, p. 128

(Danielou, Cardinal Jean-Guenole-Marie. The Theology of Jewish Christianity. Translated by John A. Baker. The Westminister Press, 1964, p. 233)

De cualquier forma, Jesús estuvo muerto por tres días y tres noches. Jesús se despojó a Sí mismo de su divinidad y vino a la encarnación (Filipenses 2: 7), y no la recibió de nuevo hasta que Él fue resucitado (cf. Juan 20: 24-29).

En cuanto hace a CUÁNDO predicó Él a algunos ángeles caídos, la idea se ha dicho que viene de 1 Pedro 3: 18-20. Así que miremos eso:

Jesucristo era el mismo Dios que caminaba y hablaba con Moisés en el desierto – el mismo “YO SOY” (ver Ex. 3: 14) que sacó a los hijos de Israel fuera de Egipto. Pablo deja esto en claro. “Yo deseo que ustedes sepan, hermanos, que nuestros padres estuvieron bajo la nube, y todos pasaron a través del mar [Rojo], y todos fueron bautizados en Moisés en la nube y en el mar … Pues ellos bebieron de la misma Roca sobrenatural que los seguía a ellos, y la [‘esa’, KJV] Roca era Cristo” (1 Cor. 10: 1-4).

Este mismo Personaje en la Divinidad presidió sobre el Diluvio en los días de Noé. Pedro nos da a nosotros los hechos: “Pues Cristo también ha sufrido una vez por los pecados, el justo por los injustos, para que él pudiera llevarnos a Dios, habiendo muerto en la carne, pero avivado por el Espíritu; por lo cual también él [Cristo] fue y predicó a los espíritus [demonios] en prisión; que en algún tiempo fueron desobedientes, cuando una vez el paciente Dios esperaba en los días de Noé, mientras el arca se estaba preparando, en donde pocos, esto es, ocho almas fueron salvadas del agua” (1 Pedro 3: 18-20, KJV). (Schroeder JR. ¿Quién fue Jesús? revista Las Buenas Noticias, noviembre 1975).

El marco de tiempo del ‘descenso’ fue el tiempo de Noé y el diluvio. Así, eso NO sucedió durante el tiempo llamado la ‘semana de crucifixión’.

Muchos que profesan a Cristo observan algo que ellos llaman el “viernes santo”. Ellos creen que Jesús fue crucificado y murió ese día y que se levantó temprano el domingo.

Pero ¿Es eso lo que sucedió? ¿Es eso lo que Jesús enseñó?

38 Entonces algunos de los escribas y Fariseos respondieron, diciendo, “Maestro, nosotros deseamos ver una señal de Ti.”

39 Pero Él respondió y les dijo a ellos, “Una generación mala y adúltera busca una señal, y ninguna señal le será dada a ella excepto la señal del profeta Jonás. 40 Pues como Jonás estuvo tres días y tres noches en el vientre del gran pez, así el Hijo del Hombre estará tres días y tres noches en el corazón de la tierra. 41 Los hombres de Nínive se levantarán en el juicio con esta generación y la condenarán, porque ellos se arrepintieron con la predicación de Jonás; y sin embargo he aquí está uno más grande que Jonás. (Mateo 12: 38-41)

La mayoría de las personas no parece darse cuenta de que la señal de Jesús de su Mesianismo era estar en la tumba por 72 horas. No obstante la mayoría de quienes profesan a Cristo han racionalizado esto para descartarlo.

Una posición común católica romana https://www.cogwriter.com/catholic.htm parece ser que 3 días y 3 noches son como sumo 40 horas. Note:

Cristo yace cuarenta horas en la tumba (Cuaresma. La Enciclopedia Católica).

Sin embargo, el tiempo de su celebración del viernes santo-domingo de Pascua no permite que Jesús haya estado en la tumba por más de 36 horas puesto que ellos enseñan que Jesús fue colocado en la tumba tarde el viernes (justo antes de la puesta del sol) y que cuando María Magdalena vino a Su tumba mientras todavía estaba oscuro (Juan 20: 1, por lo tanto probablemente una media hora o así antes del alba), Él ya se había ido.

De manera interesante, había un día de fiesta de una recortada resurrección (Jesús estuvo en la tumba 72 horas completas), de viernes a domingo para Osiris.

En orden a justificar una crucifixión el viernes y una resurrección en una mañana de domingo, la mayoría de quienes hacen eso se han apoyado teológicamente, directamente o al menos, indirectamente, en las opiniones personales de un escritor de finales del siglo cuarto/principios del siglo quinto llamado Agustín, quien escribió:

La Escritura de nuevo atestigua que el espacio de esos tres días en sí mismos no era todo y entero, sino el primer día es contado como un todo desde su última parte, y el tercer día es él mismo también contado como un todo desde su primera parte; pero el día que interviene, esto es, el segundo día, fue absolutamente un todo con sus veinticuatro horas, doce del día y doce de la noche. Pues Él fufe crucificado primero por las voces de los judíos en la tercera hora, cuando era el sexto día de la semana. Entonces Él estaba colgado de la cruz misma a la sexta hora, y entregó Su espíritu a la hora novena … Pero desde la noche del entierro hasta el amanecer de la resurrección hay treinta y seis horas que es el cuadrado de seis. Y esto se refiere a esa relación de lo singular a lo doble en donde hay la mayor consonancia de co-adaptación. Pues doce añadido a veinticuatro sigue la razón de lo singular añadido al doble y hace treinta y seis: Es decir toda una noche con todo un día y toda una noche, y essto no es sin el misterio que yo he anotado arriba. Pues no inadecuadamente nosotros ligamos el espíritu al día y el cuerpo a la noche. Pues el cuerpo del Señor en Su muerte y resurrección era una figura de nuestro espíritu y un tipo de nuestro cuerpo. En esta forma, entonces, también esa razón de lo singular a lo doble es aparente en las treinta y seis horas, cuando doce son añadidas a veinticuatro (Augustine. On the Trinity (Book IV), Chapter 6. Translated by Arthur West Haddan, B.D. Revised and annotated by the Professor W.G.T. Shedd, D.D. Excerpted from Nicene and Post-Nicene Fathers, Series One, Volume 3. Edited by Philip Schaff, D.D., LL.D. American Edition, 1887. Online Edition Copyright © 2004 by K. Knight).

Agustín admite que Jesús iba a estar en la tumba por tres días, no obstante decide que él puede calcular usando una forma no aceptada de matemáticas.

Incluso el Papa Emérito (también conocido como Benedicto XVI) no parece saber cuánto tiempo estuvieron Jonás o Jesús “tragados”. Note lo que él afirmó:

Como Jonás en el vientre de la ballena, así también Cristo crucificado estuvo tragado dentro del corazón de la tierra (cf. Matthew 12:40) for the length of a Sabbath (Benedict XVI. Jesus Is Risen, and He Gives Us Peace. Easter Message, April 16, 2006. © Copyright 2006 — Libreria Editrice Vaticana as reported by www.zenit.org/english).

La longuitud de un Sabbath es un día y una noche -24 horas. No son tres días y tres noches. Pero Jesús y Jonás estuvieron “tragados” por 72 horas!

Martín Lutero, quien había sido un católico romano, tampoco aceptó que Jesús estuviera en la tumba por tres días y tres noches puesto que él escribió:

Cómo podemos decir nosotros que él se levantó al tercer día, puesto que él yació en la tumba sólo un día y dos noches? De acuerdo al cálculo judío eso era sólo un día y medio; cómo entonces persistiremos en creer que hubo tres días? A esto replicamos nosotros que él estuvo en el estado de muerto por al menos parte de todos los tres días. Pues él murió cerca de las dos horas el viernes y consecuentemente estuvo muerto por casi dos horas en el primer día. Después esa noche él yació en la tumba todo el día, que es el verdadero Sabbath. En el tercer día, que nosotros conmemoramos ahora, él se levantó de los muertos y así permaneció en el estado de muerto una parte de este día, justo como si nosotros decimos que algo ocurrió en el día de Easter, si bien ello sucede en la noche, sólo una porción del día. En este sentido Pablo y los Evangelistas dicen que ser levantado al tercer día (Luther M. Of Christ’s Resurrection from volume II:238-247 of The Sermons of Martin Luther, published by Baker Book House (Grand Rapids, MI). It was originally published in 1906 in English by Lutherans in All Lands Press (Minneapolis, MN), as The Precious and Sacred Writings of Martin Luther, vol. 11)

Por lo tanto la única forma para tener una crucifixión un “viernes santo” y una resurrección antes de la madrugada en la mañana del domingo es torciendo lo que Jesús enseñó y negar que Él estaría enterrado por tres días Y tres noches.

Si la gente racionaliza para desechar la única señal del mesianismo de Jesús, ¿No sugiere eso que ellos no son realmente Sus seguidores?

Posted in Apología cristiana
Acerca de la CCOG
La Continuación de la Iglesia de Dios, que intenta representar al remanente más fiel de la porción de Filadelfia (Apocalipsis 3: 7) de la Iglesia de Dios, basa sus creencias en la Sagrada Biblia. Lea la Declaración de Creencias de la CCOG para más información Declaración de las Doctrinas de la Continuación de la Iglesia de Dios.