Ciudad del Vaticano: Información sobre sus orígenes

Ciudad del Vaticano: Información sobre sus orígenes

133

Ciudad del Vaticano (foto por Joyce Thiel)

COGwriter

La Iglesia de Roma se cree generalmente que tiene su sede central en un lugar conocido como Ciudad del Vaticano (su supuesto ‘trono espiritual’ llamado la ‘cátedra’ está localizado en la propia Roma en un lugar llamado la Basílica de San Juan Laterana).

¿De dónde recibió su nombre la Ciudad del Vaticano?

La Ciudad del Vaticano recibe su nombre de la colina sobre la cual está.

Esta colina es el Vaticanus o la colina Vaticana.

La Enciclopedia Católica explica alguna información acerca de la localización:

El territorio en la orilla derecha del Tíber entre Monte Mario y Gianicolo (Janiculum) era conocido en la antigüedad como el Ager Vaticanus, y, debido a su carácter pantanoso, la porción más baja de este distrito gozaba de una mala reputación…

En los jardines imperiales situados en esta sección estaba el Circo de Nerón. Al pie de la colina Vaticana yace la antigua Basílica de San Pedro. Por compras extensivas de tierra los papas medievales adquirieron posesión de toda la colina, preparando así el camino para la actividad constructora. La comunicación con la ciudad fue establecida por el Pons Ælius, que llevaba directamente al mausoleo de Adriano. Entre 848 y 852 León IV rodeó todo el conjunto con un muro, que la incluyó dentro de los límites de la ciudad. (Baumgarten, P.M. (1912). The Vatican. In The Catholic Encyclopedia. New York: Robert Appleton Company. Retrieved April 27, 2014 from New Advent: http://www.newadvent.org/cathen/15276b.htm)

Así, ¿De dónde vino ese nombre? Aquí está una explicación (hay algunas):

Vatica (Vatika) — La diosa etrusta del inframundo que guardaba la ciudad de los muertos sobre la Colina Vaticna en la antigua Roma. Los etruscos no enterraban a sus muertos dentro de los muros de sus ciudades y por esa razón, en la pendiente de una colina afuera de la antigua ciudad que estaba destinada a convertirse en Roma, los etruscos establecieron un cementerio muy grande. El área, que es ahora la Basílica de San Pedro, vino así a ser conocida como el “Vaticano”. Vatika tiene algunos otros significados relacionados en el antiguo etrusco. Era el nombre de una uva amarga que creía salvaje en los viñedos de la pendiente, de la que los campesinos hacían lo que vino a hacerse famoso como el nombre de uno de los más baratos (y peores) vinos en el mundo antiguo. Era también el nombre de una hierba alucinógena (vatika cannabis), que crecía en la pendiente y que cuando se mascaba, se pensaba que producía visiones proféticas, mucho como el efecto de los hongos de peyote. Así, la palabra pasó al latín como un sinónimo de “profecía” y también como el nombre de los oráculos femeninos etruscos llamados “Vaticinios”. (Goddess Directory. Spirit Walk Ministry. © 2007- 2014 Spirit Walk Ministry. http://www.spiritwalkministry.com/earth_mother/goddess_directory_t-z visto 05/10/14)

Un escritor Católico escribió lo siguiente:

¿De dónde viene la palabra “Vaticano” y qué significa?

La palabra deriva del latín vates, que significa “los que dicen el futuro”. Este nombre era el nombre dado al lado de la colina en la ribera occidental del Río Tíber en Roma a causa de diarias filas de personas que decían el futuro que acostumbraban vender sus “servicios” a quienes pasaban por las calles. En el siglo catorce, cuando el papado retornó a Roma de Aviñón (Francia), hsta el presente día el Vaticano se convirtió en la residencia de los papas, y la palabra vino a referirse al enclave en medio de Roma que se había convertido en asiento de la Iglesia Católica Romana. (Bello N. Incredible Book of Vatican Facts and Papal Curiosities. Liguori Publications, Copyright 1998, ISBN 0-7648-0171-6, page 135)

Esencialmente, Colina Vaticana significa colina de profecía. Aunque algunos pueden encontrar que eso es una cosa buena, la Biblia tiene profecías negativas hacia una iglesia asociada con colinas (Apocalipsis 17: 9), vino (Apocalipsis 17: 2), y falsas profecías (Mateo 24: 23-24; Apocalipsis 16: 13, 19: 20). La Colina Vaticna está justo afuera de los muros de la antigua Roma (los cementerios/necrópolis tendían a ser construdos justo por fuera de las ciudades en tiempos antiguos).

Varro (siglo 1o. D.C.) conectaba el nombre Vaticano a Deus Vaticanus o Vagitanus, una deidad romana. El relato de lo cual se ha preservado en el siglo segundo D.C. por Aulus Gellius:

A nosotros se nos ha dicho que la palabra Vaticana es aplicada a la colina, y a la deidad que preside sobre ella, de los vaticinios, o profecías, que tenían lugar allí por el poder e inspiración del dios; pero Marcus Varro, en su libro sobre Cosas Divinas, da otra razón para este nombre. “Como Aius”, dice él, “era llamada una deidad, y un altar fue construido en su honor en la parte más baja del nuevo camino, a causa de que en ese lugar una voz de los cielos fue escuchada así que esta deidad fue llamada Vaticanus, porque él presidía sobre los principios de la voz humana; pues los infantes, tan pronto como ellos nacen, hacen el sonido que forma la primera sílaba en Vaticanus, y se dice por tanto que vagire (lloran) con la palabra que expresa el ruido que un infante hace primero”. (Traducción al inglés de William Beloe, The Attic Nights of Aulus Gellius (London, 1795), vol. 3, pp. 247–248.)

Agustín de Hipona escribió acerca de Vaticanus:

8 Vaticanus, quien preside sobre los gemidos de infantes…

11 Uno mientras deja que Júpiter sea el alma de este mundo corpóreo, quien llena y mueve toda la masa… que abra la boca del bebé que llora, y sea llamado el dios Vaticanus..

21 Qué necesidad había de encomendar a los niños a la diosa Ops cuando ellos nacían; al dios Vaticanus en su llanto de nacimiento; (La Ciudad de Dios, Libro 4).

La Enciclopedia Católica resume el punto de Agustín como sigue:

San Agustín (Civ. Dei, IV, ii) discute la opinión de los escritores romanos de que todas las clases de dioses y diosas de los romanos no eran en el análisis final sino uno, Júpiter, pues estas deidades se mezclaban unas con otras en una inspección más de cerca. Así nosotros tenemos un dios singular por la disección de su naturaleza en varios aspectos de sus poderes, y por la personificación de sus poderes individuales, ha sido resuelto en una multiplicidad de detalles. Los romanos de esta manera quebraron la idea de la deidad por hipóstasis de sus poderes particulares, modos de operación, funciones físicas, y propiedades. Por este proceso no sólo eventos en la naturaleza y en la vida humana, sino sus varias fases, cualidades, y circunstancias eran consideradas aparte como dotadas con personalidades propias, y adoradas como deidades. De esta forma en la vida de un niño; Vaticanus abre su boca, Cunina guarda la cuna, Educa y Potina le enseñan a comer y a beber, Fabulinus a hablar, Statalinus le ayuda a pararse, Adeona y Abeona velan sobre sus primeros pasos. (Driscoll, J.T. (1908). Deity. In The Catholic Encyclopedia. New York: Robert Appleton Company. Retrieved April 27, 2014 from New Advent: http://www.newadvent.org/cathen/04683a.htm)

Así, en un sentido colina Vaticana significa la colina de Júpiter también conocido como Zeus. O la colina de Vatica.

Aunque eso por sí mismo no prueba que la Iglesia de Roma tenga prácticas paganas, ha habido compromisos que ella ha hecho por siglos.

Note las siguientes escrituras:

1 Vino uno de los siete ángeles que tenían las siete copas y habló conmigo diciendo: “Ven acá, y te mostraré la condenación de la gran ramera que está sentada sobre muchas aguas. 2 Con ella fornicaron los reyes de la tierra, y los que habitan en la tierra se embriagaron con el vino de su fornicación.” 3 Me llevó en el Espíritu al desierto. Y vi una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia y que tenía siete cabezas y diez cuernos. 4 La mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y estaba adornada con oro y piedras preciosas y perlas. En su mano tenía una copa de oro llena de abominaciones y de las impurezas de su inmoralidad. 5 En su frente estaba escrito un nombre, un misterio: “Babilonia la grande, madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra.” 6 Vi a la mujer embriagada con la sangre de los santos, y con la sangre de los mártires de Jesús. Al verla, quedé asombrado con gran asombro.

9 Aquí está la mente que tiene sabiduría: Las siete cabezas son siete montes sobre los cuales está sentada la mujer. (Apocalipsis 17: 1-6, 9)

Una observación que yo he escuchado es que la porción de la Ciudad del Vaticano con la plaza de San Pedro realmente muestra sugestivamente a una mujer cometiendo fornicación. Desde algunos lugares altos apropiados en la Ciudad del Vaticano, ella parece como el área que tiene dos pechos, amplias caderas, y con el obelisco (un símbolo fálico) en medio de la región más baja, así que ciertamente puede ser implicado. Puesto que la Biblia advierte acerca de una mujer comprometida asociada con siete colinas/montañas cometiendo fornicación con los reyes del mundo (Apocalipsis 17), este es otro aspecto del Vaticano que debería dar a todos los que hagan, o harán, promesa de algún tipo de lealtad a su pausa.

Por supuesto, la doctrina real es más importante que las conexiones implicadas con prácticas no bíblicas, y la información sobre doctrinas y cambios puede ser encontrada en el artículo ¿Quién es fiel: La Iglesia Católica Romana o la Continuación de la Iglesia de Dios?

Posted in Iglesia Catolica
Acerca de la CCOG
La Continuación de la Iglesia de Dios, que intenta representar al remanente más fiel de la porción de Filadelfia (Apocalipsis 3: 7) de la Iglesia de Dios, basa sus creencias en la Sagrada Biblia. Lea la Declaración de Creencias de la CCOG para más información Declaración de las Doctrinas de la Continuación de la Iglesia de Dios.