ZH: ‘Aquí está lo que sucede cuando una moneda se destroza por completo’

ZH: ‘Aquí está lo que sucede cuando una moneda se destroza por completo’

inflation-1946

Barrido de billetes por hiperinflación en Hungría en 1946

COGwriter

Zero Hedge reportó lo siguiente:

Aquí está lo que sucede cuando una moneda se destroza completamente

Diciembre 8, 2016

En Venezuela, la hiperinflación se ha hecho tan lamentable que los pequeños comerciantes ya no se están molestando en contar realmente el dinero.

En su lugar, ellos lo están pesando…

20161207_venz

… como en literalmente arrastrar una balanza y pesar gigantescas pilas de monedas. ¿Desea usted comprar una botella de coca-cola? Eso será un kilo de billetes por favor.

Un pequeño comerciante entrevistado por el periódico The Guardian dijo que él está apilando ladrillos de efectivo tan rápidamente que él se siente como Pablo Escobar.

Y no obstante la hiperinflación de Venezuela continúa haciéndose peor; esos ladrillos de efectivo están comprando menos cada semana. … El ejemplo de Venezuela muestra cuán rápidamente ese muy pequeño venero de confianza y confidencia puede sacudirse, arrojando a un país dentro de una caótica hiperinflación. …

Venezuela es el primer ejemplo: El efectivo puede perder valor MUY rápidamente.

El dinero moderno no es más que un milagro conjurado de aire delgado por los banqueros centrales – burócratas no elegidos a quienes les es permitido reinar libremente sobre el sistema monetario. http://www.zerohedge.com/news/2016-12-08/heres-what-happens-when-currency-completely-breaks-down

FOX News también reporta acerca de Venezuela:

La situación económica en Venezuela se ha hecho tan nefasta que las mujeres están vendiendo su cabello para hacer lo suficiente para comprar las necesidades básicas.

En una tendencia que ha ganado impulso en las semanas recientes, las mujeres están aglomerándose en un puente que conecta a Venezuela y Colombia, y vendiendo sus mechones a auto-escogidos corredores quienes luego venden el cabello como extensiones a las colombianas.

Es la última medida desesperada derivada de la crisis que incluye escasez de cosas tales como alimentos y medicinas, como también una tasa de inflación que ahora encabeza como la más alta del mundo.

En una entrevista con Reuters, Celina González, de 45 años, dijo que ella se puso a vender su cabello para comprar medicinas para aliviar el dolor. “Yo sufro artritis y yo necesito comprar medicina”, citó Reuters diciendo a Gonzalez, añadiendo que ella no le dijo a su familia acerca de lo que ella había optado hacer.

“Esto no será mucho, pero al menos yo puedo comprar analgésicos”. González esperó en una larga línea por una hora para vender su cabello por 60,000 pesos colombianos, o $20. Eso es casi un mes de salario, dijo Reuters.

“Venezuela ha pasado de ser uno de los países más prósperos del hemisferio a uno en donde la gente está cruzando la frontera para vender su cabello”, dijo John Polga-Hecimovich, un profesor de ciencia política y experto en Latinoamérica en la Academia Naval de los Estados Unidos, en una entrevista con FoxNews.com 12/06/16 http://www.foxnews.com/politics/2016/12/06/in-venezuela-women-selling-hair-to-make-ends-meet.html

La nación africana de Zimbabwe también está experimentando hiperinflación. Cuando ella era llamada Rhodesia, Zimbabwe era una de las naciones más prósperas en África.

Si usted piensa que imprimir excesivas divisas está limitado a lugares en Suramérica y África, usted estaría en el error. La Unión Europea y los EE.UU. han estado ambos produciendo ‘dinero’ extra esencialmente del aire. Esto durará por un tiempo, pero eventualmente no funcionará.

Y realmente, los EE.UU. han hecho esto más que cualquiera otra nación en el planeta de la que nosotros sepamos.

La Biblia tiene una profecía del tiempo del fin que aquellos que lean pueden desear correr:

2 Entonces Jehovah me respondió diciendo: —Escribe la visión y grábala claramente en tablas, para que corra el que las lea. 3 Aunque por un tiempo la visión tarde en cumplirse, al fin ella hablará y no defraudará. Aunque tarde, espéralo; pues sin duda vendrá y no tardará. (Habacuc 2: 2-3)

¿Cuál es esta profecía del tiempo del fin que causaría que la gente corra? Es una profecía de acumulación de deuda:

6 Pero, ¿no han de levantar todos éstos la voz contra él con refranes y sarcasmos? Le dirán: “¡Ay del que multiplica lo que no es suyo! ¿Hasta cuándo ha de amontonar sobre sí las prendas empeñadas?” 7 ¿No se habrán de levantar súbitamente tus acreedores, y se despertarán los que te opriman, y serás para ellos objeto de rapiña? 8 Porque has despojado a muchas naciones, todos los demás pueblos te despojarán a ti, a causa de la sangre humana y de la violencia hecha a la tierra, a las ciudades y a todos los que habitaban en ellas. (Habacuc 2: 6-8)

Los EE.UU. se creían ser la nación más endeudada en la historia del mundo. La profecía de Habacuc es para el tiempo del fin y no puede ser dirigida hacia la pequeña nación llamada Israel. Israel simplemente no tiene enemigos acreedores. Pero los EE.UU tienen actuales, pasados, y potenciales enemigos como acreedores.

Adicionalmente, considere que mientras los EE.UU. han estado acumulando promesas en la forma de bonos del Tesoro de los EE.UU. y billetes, los chinos han estado acumulando oro (ver China, el Oro, y la AIIB http://www.cogwriter.com/news/prophecy/china-gold-and-the-aiib/). Variois en Europa ha estado repatriando oro de los EE.UU., como los alemanes (ver Alemania está repatriando y acumulando oro -¿Por qué? http://www.cogwriter.com/news/prophecy/germany-is-repatriating-and-accumulating-gold-why/). Alemania está consiguiendo más oro.

La Biblia enseña que el final Rey del Norte acumulará oro y lo tomará de Egipto (en Daniel 11: 40-43; cf. Apocalipsis 18), así nosotros sabemos que él tendrá algún valor al menos en el primer par de años de la Gran Tribulación – si bien el oro no salvará en el fin (Santiago 5: 1-3).

El diluir el valor de la moneda (llamado ‘escoria’ antiguamente), que Venezuela, Zimbabwe, Europa, y los EE.UU. han hecho, está condenado en la Biblia.

4 Quita las escorias de la plata, (Proverbios 25: 4a)

22 Tu plata se ha convertido en escoria; tu vino está adulterado con agua. (Isaías 1: 22)

25 Volveré mi mano contra ti; te limpiaré de tus escorias como con lejía y quitaré toda tu impureza. (Isaías 1: 25)

18 “Oh hijo de hombre, para mí la casa de Israel se ha convertido en escoria. Todos ellos—plata, cobre, estaño, hierro y plomo— se han convertido en escoria en medio del horno. 19 Por tanto, así ha dicho el Señor Jehovah: ‘Ya que todos vosotros os habéis convertido en escoria, he aquí que por eso yo os junto en medio de Jerusalén. 20 Como cuando se junta plata, cobre, hierro, plomo y estaño dentro del horno, y se sopla el fuego para fundirlos, así os juntaré en mi furor y en mi ira. Allí os colocaré y os fundiré. 21 Os reuniré y soplaré sobre vosotros con el fuego de mi ira, y seréis fundidos dentro de ella. 22 Como se funde la plata dentro del horno, así seréis fundidos dentro de ella. Y sabréis que yo, Jehovah, he derramado mi ira sobre vosotros.’” (Ezequiel 22: 18-22)

Si bien la Biblia advierte contra usar escoria y diluir el acopio de dinero, los ‘expertos’ modernos tienen una opinión diferente. Las opiniones equivocadas en economía llevarán a problemas económicos y finalmente a la caída total del dólar de los EE.UU. China y otros verán algo de esto.

Hay desastrosos cambios que vendrán a los EE.UU. (Daniel 11: 39; EE.UU. en Profecía: Las fortalezas más fuertes) – y sus prácticas de deuda – que un día causarán masiva hiperinflación – serán una causa (cf. Habacuc 2: 6-8).

Ver lo que Zimbabwe y Venezuela han enfrentado debería hace que los políticos y economistas americanos tomaran nota y recomendaran políticas fiscales bíblicamente responsables.

Pero puesto que muchos supuestos ‘economistas’ importantes son mercenarios políticos y/o tienen una agenda política, no espere que demasiados prominentes tengan suficiente influencia para resolver los problemas en los EE.UU.

La hiperinflación golpeará a los EE.UU. y será peor de lo que Zimbabwe y Venezuela han experimentado.

Publicado en: Uncategorized