¿Cuándo fue el Éxodo? ¿Ocurrió realmente?

¿Cuándo fue el Éxodo? ¿Ocurrió realmente?

Por COGwriter

Muchos arqueólogos y egiptólogos niegan que el relato del Éxodo en la Biblia sea verdad. Un video de YouTube de interés relacionado se titula: ¿Cuándo fue el Éxodo? https://www.youtube.com/watch?v=whwnbmtX79E

Si bien esto está sucediendo en el siglo 21, este no es tristemente un nuevo desarrollo.

Note lo siguiente del siglo 20:

“No hay ningún registro de ningún Éxodo en los registros egipcios”. Así se asegura a miles de estudiantes por profesores universitarios. Unos pocos se detienen a cuestionar esta declaración general de tales eruditos.

La representación de la escuela dominical de Moisés conduciendo a los israelitas a través del mar Rojo y recibiendo los Diez Mandamientos en el Monte Sinaí es pronto “disipada” en cuanto los brillantes estudiantes jóvenes alcanzan las más altas clases de criticismo de colegios y universidades.

La siguiente declaración de un eminente historiador resume las opiniones de muchos:

El presente siglo ha llevad extensas investigaciones arqueológicas a Egipto, la Tierra Sata, y los países adyacentes que indican que el relato bíblico de la esclavitud de los hijos de Israel en Egipto y su éxodo a la tierra prometida de Canaán es tradicional y legendario y sin apoyo de evidencia arqueológica documental… Ningún registro egipcio ha sido hallado relacionado con este período temprano de la historia hebrea (Homer Hockett, El Método Crítico en la Investigación y la Escritura Histórica, p. 52).

Una franca declaración. Pero ¿Está ella respaldada por “evidencia” de la que se dice que carece el Éxodo? Algunos bien reconocidos y aceptados eruditos tales como el Profesor William F. Albright toman la visión opuesta:

Ha habido un persistente esfuerzo de muchos eruditos por desacreditar la tradición israelita de una prolongada permanencia en Egipto antes del tiempo de MOisés (El Período Bíblico, p. 6).

Incluso si bien el propio Dr. Albright no acepta palabra por palabra el relato como se encuentra en la Biblia, él confía en que hay evidencia para confirmar el Éxodo como un evento histórico.

Note lo que un famoso egiptólogo tuvo que decir acerca la común práctica antigua de inventar victorias y pasar por alto completamente las derrotas:

Todo rey egipcio era representado como un conquistador de la misma manera en los escritos antiguos y en los relieves sobre los muros de los templos. El modelo a menudo va hacia atrás hasta los más primeros tiemos… Semejante confusión de la realidad era llevada a veces hasta extremos absurdos. ¿Quién iba a creer que el Tut’ankhamun de dieciocho años alguna vez condujo su carro hacia un extranjero matando a una veintena de enemigos con las flechas de su arco? ¿O que de nuevo él hubiera degollado sin ayuda de nadie a toda una jauría de leones? Sin embargo tales son las escenas descritas en el maravillosamente pintado sarcófago de la famosa tumba (Sir Alan Gardiner, El Egipto de los Faraones, pp. 56-7).

Sí, los antiguos egipcios ignoraron el real impacto del Éxodo. (Grabbe L. El Éxodo. El mundo de mañana, abril 1971, pp. 28-29).

Una de las razones por cuales muchos niegan el Éxodo es que ellos han asumido, por varias razones, que él supuestamente ocurrió alrededor de 1250 A.C. Basados en ese período de tiempo, no hay ninguna evidencia que ellos vean en Egipto o en la región Palestina que apoye la opinión de que gran número de israelitas dejara a Egipto y se asentara en el área que el antiguo Israel vino a dominar.

Parte del problema es la asunción de que Ramsés era supuestamente el Faraón con el que tuvo que tratar Moisés. Esta concepción equivocada fue impulsada por la popular película de 1956 Los Diez Mandamientos que protagoniza Charltn Heston como Moisés y Yul Brynner como el Faraón Ramsés, también deletreado Rameses (la película de 2014 Éxodo: Dioses y Reyes también tuvo a Rameses como Faraón). Ramsés II fue faraón de cerca de 1279 a 1213 A.C. y fue parte de la 19ava. dinastía en Egipto. La conclusión parece haber sido que puesto que los hijos de Israel dejaron un área llamada Rameses (Éxodo 12: 37), que ello debe haber ocurrido durante el tiempo de Rameses I o II, con el II como la principal conexión sugerida.

Pero ¿Qué [pasa] si ése no fue el caso? ¿Qué [pasa] si el Éxodo de Egipto tuvo lugar antes? ¿Qué [pasa] si él ocurrió durante el tiempo de la 18ava. dinastía de Egipto?

Bien, de acuerdo a la Biblia lo fue.

Referencias bíblicas a Rameses y el año del éxodo

El término Rameses es mencionado en la Biblia algunas veces. Tres están en conexión con los hijos de Israel dejando esa área (Éxodo 12: 37; Números 33: 3, 5). Pero note la primera referencia:

5 Entonces Faraón habló a José, diciendo, “Tu padre y tus hermanos han venido a ti. 6 La tierra de Egipto está por delante de ti. Haz que tu padre y hermanos moren en lo mejor de la tierra; que moren ellos en la tierra de Goshen.

11 Y José situó a su padre y sus hermanos, y les dio a ellos una posesión en la tierra de Egipto, en lo mejor de la tierra, en la tierra de Rameses, como Faraón había ordenado. (Génesis 47: 5-6, 11).

Del anterior relato parece como si fuera posible que Rameses fuera el nombre de un área centurias antes del Éxodo.

El nombre Rameses significa “Ra [es] el que le dio nacimiento [a] él”. (Rameses, Wikipedia, visto 03/08/15).

Puesto que Ra era un dios importante para los egipcios, quizás a causa de su localización y donde la salida del sol era percibida en todas partes en Egipto, el área podía haber sido considerada un ‘hijo’ de Ra. Ra fue un dios de los egipcios por muchos siglos:

Ra /rɑː/[1] or Re /reɪ/ … es a antigua deidad solar egipcia. Para la Quinta Dinastía (2494 a 2345 A.C.) él se había convertido en uno de los dioses mayores en la antigua religión egipcia, identificado primariamente con el sol del medio día. (Ra. Wikipedia, accedido 03/14/15).

La Biblia enseña:

40 Ahora la estadía de los hijos de Israel que vivieron en Egipto fue de cuatrocientos treinta años. 41 Y llegó a ocurrir al final de los cuatrocientos treinta años –en ese mismo día– llegó a ocurrir que todos los ejércitos del Señor salieron de la tierra de Egipto. (Éxodo 12: 40-41).

Así, la cronología bíblica indica que los hijos de Israel entraron en Egipto alrededor de 1876 A.C. (1446 A.C. más 430 años). Ra era ya un dios mayor para los egipcios por centurias antes de que los hijos de Israel fueran al área de Rameses.

La Biblia también enseña:

8 Ahora se levantó un nuevo rey sobre Egipto, quien no conoció a José. 9 Y él dijo a su pueblo, “Mirad, el pueblo de los hijos de Israel es más numeroso y más poderoso que nosotros; 10 vamos, tratemos astutamente con ellos, no sea que se multipliquen, y llegue a ocurrir, en el evento de una guerra, que ellos también se unan a nuestros enemigos y combatan contra nosotros, y así salgamos de la tierra”. 11 Por lo tanto ellos pusieron capataces sobre ellos para afligirlos con sus cargas. Y ellos construyeron para Faraón ciudades de acopio, Pithom y Rameses. 12 Pero mientras más los afligían a ellos, más se multiplicaban y crecían. Y ellos estaban con temor de los hijos de Israel. (Éxodo 1: 8-12)

Rameses parece como si fuera construida antes de que Moisés naciera (él se menciona haber nacido en Éxodo 2: 1-8).

En la 19ava. dinastía, su primer líder tomó el nombre Ramsés para sí mismo:

Originalmente llamado Pa-ra-mes-su, Ramsés I no era de linaje real, habiendo nacido en una noble familia militar de la región del delta del Nilo. (Ramsés I, Wikipedia, visto 03/08/15).

Puesto que Ramsés I no era de linaje real y estaba comenzando su propia dinastía (considerada ser la 19ava. de Egipto), él decidió tomar el nombre, que él habría escuchado, para sí mismo. Él probablemente sintió que ese nombre le daba a él el tipo de autoridad que él deseaba proyectar.

Ramsés I y su hijo Ramsés II se cree que reinaron por 2 y 66 años (consecutivamente) respectivamente. la Biblia muestra que Moisés nació (Exódo 2: 1-8) después de que la ciudad de Rameses fue construida (Éxodo 1: 7). La Biblia también muestra que Moisés era de ochenta años cuando él fue a Faraón para pedir la partida de los hijos de Israel (Éxodo 7: 7). De esta forma, añadiendo los reinados de los dos Faraones Ramsés juntos hace imposible que alguno de ellos fuera el Faraón del Éxodo.

Así, simplemente porque los israelitas primero dejaran una región llamada Rameses no significa que ella hubiera sido nombrada por el faraón de la 19ava. dinastía –ello ciertamente no sea alinea con la Biblia o la historia secular–. El Comentario del Púlpito sobre Génesis 47: 11 indica que el área de Rameses podía haber existido en el tiempo de José, pero fue posteriormente fortificada por los israelitas mientras ellos fueron esclavos en Egipto –y ese probablemente fue el caso. Puede también haber sido a causa de su fortificación que Pa-ra-mes-su decidió tomar el nombre Rameses para sí mismo.

En cuanto a cuándo fue el Éxodo, hay una clara referencia numérica al año del Éxodo en la Biblia. Note:

1 Y vino a pasar en el año cuatrocientos ochenta después de que los hijos de Israel habían salido de la tierra de Egipto, en el cuarto año del reinado de Salomón sobre Israel, en el mes de Ziv, que es el segundo mes, que él comenzó a construir la casa del Señor. (1 Reyes 6: 1)

Así, 1 Reyes 6: 1 muestra 480 años desde el Éxodo de Egipto hasta el cuarto año del reinado de Salomón. El conocimiento de esa fecha nos dice cuándo comenzó el Éxodo, como también qué dinastía egipcia estuvo involucrada.

¿Cuándo comenzó el reinado de Salomón?

¿Cuándo comenzó el reinado de Salomon?

Esta es una cuestión de alguna manera complicada, si bien hay muchas opciones.

Hay algunos eruditos que creen que el reinado de Salomón comenzó en 970. Aquí están cuatro referencias que usan esa fecha:

Trabajando hacia atrás desde estas fechas y las referencias bíblicas a los reinados de los reyes de Israel y Judá (78 años desde la muerte de Ahab en 853/852 A.C.) el Reino de Salomón fue dividido en 931/930 A.C., con la ascensión de Roboam al trono de Israel siguiendo a la muerte de Salomón. Puesto que Salomón reinó cuarenta años (v. 42), él debe haber ascendido al trono en 971/970 A.C. (Long, Jesse. 1&2 Reyes: 1 y 2 Reyes. College Press, 2002, p. 156).

SALOMÓN (Reinó c. 970 -c.932 A.C.) Canning, John. 100 Grandes Reyes, Reinas y Gobernantes del Mundo. Taplinger Pub. Co., 1967, p. 52)

SALOMÓN EL REY El reinado de Salomón fue largo, durando cuarenta años (970-931) como lo hizo su padre antes de él (Leon James Wood & David O’Brien. Una investigación de la Historia de Israel. Zondervan, 1986, p. 253).

Salomón 40 C. 970-931 A.C. (Israel Finkelstein & Neil Asher Silberman. David y Salomón. En Busca de los Reyes Sagrados de la Biblia y las raíces de la tradicción Occidental. Simon and Schuster, 2007, p. 20).

Pero no todos los eruditos están de acuerdo con eso. Sin embargo, si ello fue en 970 A.C., cuatro años antes sería 966 A.C. Si uno agrega 480 años desde 1 Reyes 6: 1 a 966 A.C., esto lleva a la opinión de que el Éxodo fue en 1446 A.C.

Investigadores bíblicamente orientados señalan al Éxodo cerca de 1446 A.C.

El finado Dr. Herman Hoeh estuvo con la Radio Iglesia de Dios y luego con la Iglesia de Dios Universal. Él hizo mucha investigación histórica a través de todo su tiempo de vida.

En diciembre 1983, el Dr. Herman Hoeh escribió:

La fecha del Éxodo 1443 ocurrió al final del noveno año, comenzando el décimo año de Amenhotep II quien reinó conjuntamente dos años y medio con Thutmose III. Thutmose III reinó 54 años de 1504-1450 A.C. Amenhotep II comenzó a reinar en 1453 A.C. La hija de Thutmose I (un faraón) fue Hatshepsut, quien adoptó a Moisés. Ella gobernó conjuntamente con su sobrino Thutmose desde 1504 hasta 1483 A.C. En el año 1483 la madre adoptiva y protectora de Moisés murió. Esto está de acuerdo con la huida de Moisés 40 años antes del Éxodo. (Hoeh H. Notas sobre el reinado de los reyes. Diciembre 1983).

Note que la creencia era que fue Amenhotep II, no Ramsés II, el que era el faraón con el que Moisés trató.

Si bien en 1983 él estaba inclinándose hacia una fecha del Éxodo en 1443 A.C., en una conversación en diciembre 3, 1997, él cambió esa fecha a 1446 A.C. de acuerdo a lo siguiente:

Hay notas de una conversación telefónica con el Dr. Hoeh de diciembre 3, 1997, que hablan de una cronología de reyes comenzando en 930 A.C.

ACTUALIZACIÓN DE LA CRONOLOGÍA DE UNA CONVERSACIÓN TELEFÓNICA (Dic. 1997)

Dr. Hoeh: Él está en una posición de apoyar un “cambio de mi perspectiva” de Israel

- puede probar la fecha “cerca” de 930 A.C. es una fecha correcta

- Edwin Thiele – primer año de Roboam fue 930 A.C.

- primavera a primavera no otoño a otoño

- no puede mover esta fecha arriba o abajo

- los Judíos reconocieron otoño a otoño

Harvard Sem. Monograph #48
“Estudios en la cronología de la monarquía dividida de Israel” por William Hamilton Barnes
Scholars Press 1991 Harvard Univ.

- Reyes de Tiro están vinculados con la construcción del templo – Salomón 1561 (?)

- 1446 fecha del Éxodo

- 1406 cruce del Jordán

- 3983 Creación

- 2328 Diluvio * 2327 fin del Diluvio

- 1975 nacimiento de Abraham

- 1800 muerte de Abraham

- 6 1/2 años después de cruzar el Jordán la tierra fue dividida tras 400 años

Una corrección está en el orden

- comienzo de los reinados de Jeroboam/Roboam = 930 A.C.

- 3983 A.C. = Creación

- 2328-2327 A.C. = Diluvio

- Fin de 6,000 = 2018 D.C.

- Edwin Thiele:

Thiele tiene la fecha correcta en el comienzo de los reinados de Jeroboam/Roboam.

Primavera a Primavera “ESTUDIOS SOBRE LA CRONOLOGÍA DE LA MONARQUÍA DIVIDIDA DE ISRAEL” por Edwin Thiele

- 1446 = Éxodo

- 1406 = Entrada a la tierra prometida

- Jehú = “Yahu” (registros asirios)

- Primavera de 930 A.C. = Comienzo del reinado de Jeroboam

- Velikovsky & Amalecitas:

Así, Herman Hoeh llegó a una fecha de 1446 A.C. para el Éxodo.

Note también lo siguiente:

Cronología Bíblica: Fechado del Éxodo

El texto central para establecer la fecha exacta del éxodo, 1 Reyes 6: 1, conecta ello a la posterior historia israelita anotando que Salomón comenzó a construir el Templo en el año 480o. después del éxodo, lo que significa que transcurrió un tiempo de 479 años. 12 Todos pero los minimalistas están de acuerdo en que los 479 años comienzan con mayo de 967 o 966 A.C., dependiendo de si uno acepta la versión de Young’s o de Thiele’s de las fechas del reinado de Salomón. 13 De esta manera 479 años comenzaron sea en 1446 o 1445 A.C., cualquiera de los cuales puede ser sostenido por el texto bíblico y está de acuerdo con las conclusiones de este artículo. [Petrovich D. AMENHOTEP II Y D LA HISTORICIDAD DEL ÉXODO-FARAÓN. The Master's Seminary Journal. TMSJ 17/1 (Spring 2006) 81-110. http://www.tms.edu/m/17f.pdf visto 03/07/15]

1446 es posible.

Note lo siguiente:

17 Como se acercaba el tiempo de la promesa, la cual Dios había asegurado a Abraham, el pueblo creció y se multiplicó en Egipto 18 hasta que se levantó en Egipto otro rey que no conocía a José. 19 Con astucia este rey se aprovechó de nuestro pueblo y maltrató a nuestros padres, haciéndoles exponer a la muerte a sus bebés para que no sobreviviesen. 20 En aquel tiempo nació Moisés y era agradable a Dios. El fue criado tres meses en la casa de su padre; 21 pero cuando fue expuesto a la muerte, la hija del Faraón le recogió y lo crió como a hijo suyo. 22 Moisés fue instruido en toda la sabiduría de los egipcios y era poderoso en sus palabras y hechos. 23 Cuando cumplió cuarenta años, le vino al corazón el visitar a sus hermanos, los hijos de Israel. 24 Al ver que uno era maltratado le defendió, y matando al egipcio, vengó al oprimido. 25 Pensaba que sus hermanos entenderían que Dios les daría liberación por su mano, pero ellos no lo entendieron. 26 Al día siguiente, él se presentó a unos que estaban peleando y trataba de ponerlos en paz diciendo: “¡Hombres, sois hermanos! ¿Por qué os maltratáis el uno al otro?” 27 Entonces, el que maltrataba a su prójimo le rechazó diciendo: ¿Quién te ha puesto por gobernador y juez sobre nosotros? 28 ¿Acaso quieres tú matarme como mataste ayer al egipcio? 29 Al oír esta palabra, Moisés huyó y vivió exiliado en la tierra de Madián, donde engendró dos hijos. (Hechos 7: 17-29)

7 Moisés tenía 80 años y Aarón 83 años, cuando hablaron al faraón. (Éxodo 7: 7)

Mirando en estos pasajes, nosotros podemos ver que Moisés estuvo en Madián por 40 años.

Ahora, yo añadiría que de acuerdo a ciertas lecturas en inscripciones en la “Estela Merneptah”, los antiguos israelitas ya ocupaban la tierra de Canaán durante el reinado de Merneptah de 1213-1203 A.C. (Jürgen von Beckerath, Chronologie des Pharaonischen Ägypten, Mainz, (1997), pp.190). La “Estela Merneptah” fue descubierta en 1896. Ella habla de una batalla, muestra personas vestidas como Cananeos, y habla de Egipto destruyendo semilla de Israel. Esta semilla probablemente sería grano puesto que Egipto no destruyó a todo Israel entonces.

De cualquier manera, la “Estela Merneptah” básicamente significa que la idea de que el Éxodo sucedió durante el tiempo de Ramsés II es imposible.

¿Por qué?

Ramsés II supuestamente reinó hasta 1213 A.C. y la Biblia muestra que los hijos de Israel vagaron or cuarenta años en el desierto (Números 14: 34-35; 32: 13) antes de establecerse en la tierra de Canaán. No tendría sentido que un derrotado Ramsés II pudiera haber reinado por al menos 30 años (40 años, menos los diez de Merneptah) después de experimentar las plagas y pérdidas de ejércitos descritas en el relato del Libro del Éxodo.

Aquí está algo de una antigua fuente judía sobre evidencia relacionada con el Éxodo:

Antiguas declaraciones no judías concernients al Éxodo:

Manetón (Josefo, “Contra Ap.” i. 26-29) relata que un cierto Rey Amenofis había prohibido a una gente leprosa e impura hacer dura labor en las canteras en el oriente de Egipto. Posteriormente, asentados en la ciudad de Avaris, ellos escogieron por jefe suyo a un sacerdote heliopolitano por el nombre de “Osarsiph”, subsecuentemente llamado “Moisés”. Alzándose en rebelión contra Egipto, ellos fueron derrotados por un ejército egipcio-etíope, encontrando los fugitivos seguridad en el desierto árabe. Charemon (citado ibid. i. 32), con algunas variaciones, reitera el anterior relato. De acuerdo a Lisímaco (citado ibid. i. 34), el Rey Bocchoris ahogó a aquellos de los judíos que estaban afligidos con lepra y costras, y envió al resto al desierto. Estos relatos no judíos están claramente inspirados por odio a los judíos, y muestran una extraña mezcla de nebulosos hechos bíblicos y ficción libre. (Éxodo. 1906 Enciclopedia Judía. http://www.jewishencyclopedia.com/articles/5939-exodus accedido 03/12/15)

El rey Amenofis podría posiblemente haber sido Amenhotep I o II. Era una práctica normal de los líderes egipcios no admitir fracasos. Algunos registros pueden haber afirmado que algunos judíos fueron ahogados, cuando lo habían sido los egipcios (Éxodo 14: 6-28), y ciertamente los judíos fueron enviados al desierto.

Evidencia de la Arqueología

Pero si 1446 A.C. o alguna fecha cercana es correcta, ¿Hay alguna evidencia histórica o arqueológica por fuera de la Biblia que apoye que algo serio ocurrió en Egipto en el tiempo en que los hijos de Israel partieron entonces?

Note:

La identificación del Faraón – Amenhotep II

Desde esta fecha (circa, 1446 A.C.), y el conocimiento de la Dinastía 18ava. en el antiguo Egipto (que nosotros discutimos en el anterior correo), fue Amenhotep II quien fue el Faraón del éxodo israelita y no Ramsés II como muchas personas actualmente creen. Cuando nosotros exploramos más dentro de la vida de Amenhotep II, emerge un retrato que es completamente consistente con lo que la Biblia afirma concerniente a este rey y alguns de los trascendentales eventos que ocurrieron durante su reinado. De lo que nosotros sabemos de los faraones de Egipto, inscrito en tumbas, muros, y monumentos, ellos no registraban pérdidas militares, sólo victorias. Así es altamente improbable que algún futuro arqueólogo vaya a encontrar una inscripción en donde Amenhotep II reconozca que un “dios” extranjero [p. ej. Yahweh de los judíos] se burló de los dioses egipcios (incluyendo al Faraón quien era él mismo considerado un dios), derrotó sus ejércitos en el desierto, y liberó con seguridad a un pueblo esclavizado a la libertad. Lo que nosotros vemos en Amenhotep II, sin embargo, es un cambio radical en su política exterior (lo que era muy raro en él), un realineamiento de sus fuerzas navales que él usó para lanzar incursiones militares dentro de Asia, y una “crisis” religiosa que condujo al desfiguramiento de muchos “dioses” egipcios en el año 9o. de su reinado. Hmmm… Yo me pregunto qué crisis podría haber sido?

El abandono de Avaris durante el reinado de Amenhotep II

El arqueólogo Douglas Petrovich en la Universidad de Torono ha escrito un fascinante artículo (Douglas Petrovich, ‘Hacia la identificación del fechado del abandono de Avaris durante la mitad de la 18ava. Dinastía’, en Journal of Ancient Egyptian Interconnections, Vol. 5: 2, 2013, 9-28) que explora el preciso fechado del abandono de la antigua ciudad egipcia de Avaris durante la 18ava. Dinastía egipcia. En el artículo, Petrovich explora las varias teorías acerca del exacto fechado del abandono de la ciudad de Amaris que parece coincidir con Amenhotep II. El significado de esto y su posible relevancia con el éxodo, es que es indirecta evidencia de un evento de gran crisis que ocurrió en el 9o. año del reinado de Amenhotep. Ese evento podría muy bien ser el éxodo israelita. Esto no es exactamente lo que Petrovich está afirmando en el artícul, pero podría ser lo que él está implicando. El fechado está exactamente en línea con el modelo “Fecha Temprana Éxodo/Conquista”.

Al final del artículo Petrovich hace algunas observaciones sorprendentes en sus conclusiones:

La más inscripcional evidencia [que] puede atestiguar directamente a la crisis del Año 9 es el encargo de Amenhotep II a sus correos para destruir todas las imágenes de los dioses, singularizando en particular a Amun-Re. Dado que Thutmose III y Amenhotep II expresamente adscribieron alabanza a Amun-Re por victorias militares en sus campañas asiáticas, y que Amenhotep II originó y/o perpetuó la desecración de las imágenes de Hatshepsut a través de todo Egipto, hay plenitud de razón para hacer la hipótesis de que la crisis religiosa –y el subsecuente decreto de destruir todos los “cuerpos” de las deidades egipcias a través de todo Egipto– puede estar intrínsecamente ligada al desorden político y militar de su Año-9. Adicionalmente, una potencial interrupción en el alto sacerdocio de Amun durante este tiempo puede también atestiguar de esta “tormenta perfecta” de eventos. Por lo tanto, una crisis religiosa enfocada en Amun-Re en este tiempo puede haber sido iniciada por Amehotep II como un resultado de una devastadora pérdida en la batalla que coincidió con el abandono de su principal base naval desde la cual eran lanzadas las operaciones militares dentro de Asia, y llevó a un inevitable cambio de política exterior. (Ibid., 22)

¿Por qué ordenaría Amenhotep II la destrucción de las imágenes de los dioses egipcios? ¿Por qué hubo un gran desorden & agitación en las prácticas religiosas de Egipto? ¿Por qué hubo un completo cambio de política exterior con respecto a los vecinos más cercanos de Egipto en Asia [en el Levante] en la última parte del reinado de Amenhotep II? Esta sola evidencia no prueba el éxodo, pero ella es ciertamente consistente con el comportamiento de un gobernante autocrático & militar tal como Amenhotep II, si un evento semejante como el éxodo bíblico tuvo lugar. El éxodo sería un evento en el cual los dioses de Egipto fueron hechos impotentes y las fuerzas militares del faraón fueron reducidas drásticamente. Yo propongo que el éxodo, como está exactamente descrito en la Biblia, es la más razonable explicación para este cambio de eventos del gobierno de Amenhotep II. (Wright T. Was There an Exodus & Conquest? July 20, 2013. http://crossexamined.org/was-there-an-exodus-conquest/#_ftn11 visto 03/01/15)

Aquí está otro reporte:

Cronología egipcia: Fechado de los reinados faraónicos

Antes de determinar si Amenhotep II es un candidato viable para el faraón del éxodo, uno debe sincronizar la fecha del éxodo con la historia egipcia. Si bien la inspiración no se extiende a la literatura extra-bíblica o a las antiguas inscripciones, algunos escritos existentes son dignos de confianza. Algunos factores son relevantes.

Primero, el Papiro Ebers, un antiguo manuscrito egipcio que fecha la salida heliacal de Sothis en el Año 9, Mes 3, Estación 3, Día 9 (ca. 15 mayo) del reinado de Amenhotep I, registra este evento astronómico que asigna su composición a un tiempo identificable en la Decimooctava Dinastía. [26 La Decimooctava Dinastía de Egipto (ca 1560-130 A.C.)...]

Puesto que los astrónomos pueden identificar este evento haciendo las cartas de las posiciones de las estrellas en la antigüedad, el papiro puede ser fechado a ca. 1541 A.C., haciendo el inicial año real ca. 1550 A.C. Este fechado ampliamente aceptado está basado en la antigua capital de Menfis como el punto de observación, a pesar de la proveniencia del papiro de Tebas. Un punto de observación en Tebas, que es aceptado por otros egiptólogos, fecha el papiro a ca. 1523 A.C. [27 William A. Ward, "El actual status de la cronología egipcia", BASOR 288 (Nov 1992): 58-5 ...] Si bien los egipcions nunca afirmaron en dónde observaron ellos la salida de Sothic, Olympiodorus anotó en 6 D.C. que ella fue celebrada en Alejandría, después de ser observada en Menfis. [28 Ibid., 59.]

Por lo tanto, Menfis es el probable punto correcto de observación de la salida. Segundo, incluso sin fechado astronómico, la cronología de Egipto en la mitad de 1400 A.C. permanece segura. Ward anota que “La cronología del Reino Nuevo puede ser claramente establecida sobre la base de los monumentos y sincronismos, sin recurrir al material astronómico” [29 Ibid., 56. Reino Nuevo de Egipto (ca. 1560-1069 A.C.) consiste de Dinastías 18-20.] Como para la Decimooctava Dinastía él añade que la brecha de 25 años que separa las actuales teorías en su fecha de comienzo se reduce a unos escasos tres o cuatro años para la mitad de la dinastía, lo que significa que la mayoría de la corriente principal de los egiptólogos considera el fechado del éxodo de Egipto una historia que puede ser fijada y confiable. [30 Ibid.]

Por último, las fechas reales de los faraones de la Decimoctava Dinastía desde el Papiro Ebers hasta el éxodo están fijadas con relativa certeza. Con firmes fechas reales para Amenhotep I, los reinados de los subsecuentes faraones de la Decimoctava Dinastía hasta Amenhotep II son como sigue: Thutmose I (ca. 1529-1516 A.C.), Thutmose II (ca. 1516-1506 A.C.), Reina Hatshepsut (ca. 1504-1484 A.C.), Thutmose III (ca. 1506-1452 A.C.), y Amenhotep II (ca. 1455-1418 A.C.). [31 Los egiptólogos están en desacuerdo sobre el año de la accesión de Thutmose III, con tres opiniones predominantes: ca. 1504 A.C., ca. 1490 A.C., y ca. 1479 A.C. (Redford, Egipto, Canaán, e Israel 104). El año 1504 es preferido a causa de su exclusivo acurdo con el Papiro Ebers cuando se asume un punto de observación en Menfis para la salida de Sothis. Shea está de acuerdo (William Shea, "Amenhotep II como Faraón", Bible and Spade 16/2 [2003]:43)] Con estos reinados cronológicamente ordenados, una evaluación positiva de la candidatura de Amenhotep II para el faraón del éxodo es posible.

III. Las Diez Plagas y el hijo primogénito de Amenhotep II

Dios dijo a Moisés que él endurecería el corazón del faraón y que el faraón rehusaría liberar a los israelitas (Éxod. 4: 21). Dios instruyó luego a Moisés a decir a faraón, “Así dice el Señor, ‘Israel es mi hijo, mi primogénito. Y yo te digo, “Deja ir a mi hijo, para que él pueda servirme”. Pero tu has rehusado dejarle ir a él. He aquí, yo mataré a tu hijo, a tu primogénito’” (Éxod. 4: 22b- 23). Después de la novena plaga, Dios se repitió esta predicción: “Todos los primogénitos en la tierra de Egipto morirán, desde el primogénito del faraón que se sienta en su trono” (Éxod. 11: 5). El reto es identificar al hijo mayor de Amenhotep II. Algunos candidatos son posibles.

¿Fue Thutmose IV? Para el faraón del éxodo, la peor parte de la predicción de juicio de Dios era que su propio primogénito moriría. si Amenhotep II fue el faraón del éxodo, su hijo primogénito tenía que morir antes de gobernar, lo que el registro histórico debería confirmar. El hijo que sucedió a Amenhotep II fue Thutmose IV (ca. 1418-1408 A.C.), cuya Estela de Sueño –que está localizada entre las garras de la Gran Esfinge– revela que él no era el heredero original al trono. [32 Peter Der Manuelian, Estudios en el Reinado de Amenofis II (Hildesheim: Gerstenberg, 1987) 40]. Además, la evidencia inscripcional y de los papiros confirma que Thutmose IV no era el hijo mayor de Amenhotep II. ¿Era el Príncipe Amenhotep? El papiro del Museo Británico 10056 (de aquí en adelante BM 10056) habla del “Príncipe Amenhotep”. El único título usado para él, aparte de “hijo del rey” es “sm-sacerdote”. [33 Donald B. Redford, "La coregencia de Tuthmosis III y Amenophis II", JEA 51 (dic. 1965):111]. ¿A cuál Amenhotep se está refiriendo el escriba? Si bien el año está completamente perdido desde la fecha real en este manuscrito, el mes sobreviviente (4) y el día (1) marcan precisamente la fecha de la accesión de Amenhotep II, implicando que el Príncipe Amenhotep era su hijo. [34 Ibid., 110] Este príncipe casi ciertamente residía en o cerca de Menfis, [35 A la muerte de Amenhotep I, Tebas era la ciudad más prominente de los nativos egipcios, pero Thutmose I, quien no descendía de su predecesor, movió la principal residencia de la corte egipcia de Tebas a Menfis, en donde él construyó un palacio real que fue usado hasta el reinado de Akhenaten (ca. 1369-1352 A.C.)...] debido a que su oficio estaba conectado al sumo sacerdocio de Ptah. [36 Otros príncipes del Reino Nuevo que fueron sm-sacerdotes también funcionarion como principales pontífices en Menfis, tales como "el hijo del rey y sm-sacerdote, Thutmose", quien aparece con su padre, Amenhotep III, en su tumba en el Serapeum (Redford, "Corregencia de Tuthmosis III" 111)]

Otro candidato para el hijo mayor de Amenhotep II es un no atestiguado “Thutmose”. Redford, quien considera el éxodo como mítico, puede suministrar la respuesta: “El hecho de que él (Príncipe B/Amenhotep) fuera llamado Amenhotep como su padre podría ser tomado para indicar que él no era el primogénito, que un hijo mayor llamado Thutmose había nacido a Amenhotep II. Sería necesario asumir, sin embargo, que este Thutmose habría fallecido en la infancia sin dejar rastro” [40 Ibid., 114] Redford sugiere que la práctica de estos faraones no era nombrar a sus primogénitos de acuerdo a ellos mismos, sino usar el nombre de nacimiento alterno. Si el Príncipe Amenhotep no era el hijo mayor de Amenhotep II, quien por costumbre habría nombrado a su primogénito “Thutmose”, entonces el Thutmose que se sienta en el regazo de Hekresu, el tutor real, en el muro de la Tumba 64 en Tebas puede ser “el hijo mayor” del rey. [41 Ibid., 114-115] Por lo tanto, si Amenhote II era el faraón del éxodo, quizás su hijo mayor Thutmose murió tempranamente en el reinado sin dejar rastro, satisfaciendo de esta manera tanto los registros bíblicos como históricos (Éxod. 12: 29). …

Por brevedad, la primera campaña de Amenhotep II será referida como A1, mientras su segunda campaña será llamada A2. Como se indicó, él lanzó A1 en el Año 3, y el fechado de los eventos relacionados con esta campaña es como sigue: (1) Thutmose III murió ca. 22 marzo 1452 A.C.; (2) Amenhotep II presidió el funeral y fue confirmado como único gobernante; (3) las ciudades-estado sirio-palestinas se rebelaron después de escuchar de la muerte de Thutmose III; (4) Amenhotep II organizó su ejército desde todo Egipto y de las cercanas ciudades guarniciones; y (5) Amenhotep II lanzó A1, llegando a su primer destino en ca. 15 mayo 1452 A.C. …

Amenhotep II indisputablemente lanzó A2 en el Año 9. Si su reinado comenzó ca. 1455 A.C., lo que armoniza con el Papiro Ebers y la duración de los reinados de los faraones intervinientes, su noveno año duró desde ca. 22 noviembre 1477 – 22 noviembre 1446 A.C. Por lo tanto, la fecha del éxodo de ca. 25 abril 1446 A.C. debería ser colocada dentro de este particular año de reinado, a menos que la lectura del Año 9 sobre la Estela de Menfis acaso se pruebe que es una reconstrucción inexacta. …

Cambios en la política exterior después de la segunda campaña asiática

Otra rareza de A2 es que después de su conclusión, el ejército egipcio –establecido por Thutmose III como la mayor fuerza élite de combate del siglo 15 A.C. –fue a una virtual hibernación. Su previa política de agresividad hacia Mitanni se convirtió en pasividad y el firmado de tratados de paz. La razón para esta nueva política está ausente del registro histórico, pero Amenhotep II evidentemente fue el faraón que primero firmó un tratado con Mitanni, subsecuente a A2. [99 Redford, Egipto, Cananán, e Israel 163] …

Esta misteriosa reversa en la política exterior podría permanecer inexplicable si no fuera por la posibilidad de un evento singular, cataclísmico. Si los egipcios perdieron virtualmente todo su ejército en el desastre de primavera en el Mar Rojo en el Año 9, una campaña de reconocimiento desesperado diseñada para “salvar la cara” con el resto del mundo antiguo y reponer la base de esclavos israelitas sería fundamental. Ciertamente los egipcios necesitaron tiempo para congregar juntas sus fuerzas remanentes, no obstante lo pequeño/o en ruinas que pudiera haber sido su ejército, y ello explicaría una campaña de noviembre que no era más que una incursión por esclavos dentro de Palestina como una muestra de fuerza. …

La propia historia egipcia puede confirmar a Amenhotep II como el faraón del éxodo. A la muerte de Thutmose II, el trono fue entregado primero a su hijo, Thutmose II, y posteriormente [fue] también asumido por su viuda, Hatshepst. …

Moisés evidentemente nació durante el reinado de Thutmose I, cuya hija, Hatshepsut, califica como una candidata legítima para la hija del faraón que sacó a Moisés del Río Nilo (Éxod. 2: 5). [139 Rea, "Opresión y Éxodo" 10] …

Hatshepsut… podría haber sido la hija de Amenhotep I. En adición, la incertidumbre acerca de cuándo comenzó a reinar Thutmose II significa que él puede haber servido como co-regente con su padre, Thutmose I, por algunos años. Hatshepsut habría sido de esta manera de edad suficiente para sacar a Moisés del Nilo durante el segundo año de reinado de su padre, así que ella es una candidata legítima para [ser] la madre adoptiva egipcia de Moisés, puesto que su padre era ya de más de 35 años cuando él asumió el trono.

Toda la evidencia apunta a Hatshepsut como la más probable candidata para la madre adoptiva de Moisés, a causa de que su hermana de sangre, la Princesa Akhbetneferu, murió en la infancia, porque la Señora Mutnofret –de acuerdo a registros existentes– nunca dio una hija a Thutmose I, [141 Tyldesley, Hatchepsut 65, 77] y porque Éxod. 2: 10 afirma que después “de que el niño [Moisés] creció, ella [su madre] lo trajo a él a la hija del Faraón, y él se convirtió en su hijo”. Por lo tanto, la madre adoptiva egipcia de Moisés vivió lo suficiente después de que ella lo rescató a él del Nilo, incrementando la probabilidad de que un relato de esta “hija de Faraón” (Éxod. 2: 5) estuviera documentado en alguna parte en los detallados registros egipcios, una calificación que se mantiene sólo para Hatshepsut.

La desfiguración de la imagen de Hatshepsut

Algún tiempo indeterminable después de la muerte de Hatshepsut, alguien intentó suprimir cualquier registro histórico de ella. Muchas imágenes inscritas de ella fueron borradas, mientras sus bustos fueron derribados o quebrados en pedazos, quizás por obreros despachados a varias ciudades a través de todo Egipto. En algunos casos, los culpables cuidadosa y completamente cortaron la silueta de su imagen de los relieves, dejando a menudo una distinta laguna, en forma de Hatshepsut en medio de la escena, a menudo como un paso preliminar para reemplazarla con una imagen diferente o una imagen real, tal como la de Thutmose I o II. [142 Ibid., 79.] En Karnak, sus obeliscos fueron tapiados e incorporados al vestíbulo en frente de Pylon V, mientras en Djeser-Djeseru sus estataus y esfinges fueron removidas, derribadas, y arrojadas a botaderos de basura. [143 Tyldesley, Hatchepsut 114-15, 216.]

De acuerdo a la mayoría de los egiptólogos, este esfuerzo masivo por destruir todos los registros de Hatshepsut fue lanzado por Thutmose III, con un motivo predecible: Además de orgullo sexista, él intentó eliminar toda traza del gobierno de esta temida faraona, pretendiendo reescribir la historia egipcia para retratar una tranquila sucesión de gobernantes masculinos de Thutmose I hasta él mismo. [144 Hallo y Simpson, Antiguo Oriente Cernado, 259, 261; Redford, Egipto, Canaán, e Israel, 156; Tyldesley, Hatchepsut, 216.] …

Amenhotep II fue el único culpable en la campaña para destruir la imagen de Hatshepsut. La responsabilidad individual probablemente poseía autoridad faraónica, y un motivo legítimo para que Amenhotep II hubiera cometido este acto es la crianza de Hatshepsut de Moisés como su propio hijo en la corte real (Hechos 7: 21). Después del incidente del Mar Rojo, Amenhotep II habría retornado a Egipto hirviendo de ira, tanto por la pérdida de su primogénito y virtualmente de todo su ejército (Éxod. 14: 28), y él habría causado justamente borrar la memoria de ella de Egipto y remover su espíritu desde el más allá. El pueblo egipcio habría apoyado este edicto, puesto que su rabia indudablemente rivalizaba con la del faraón a causa de su pesar por los amigos y miembros de familia fallecidos. La experiencia de pérdida nacional también contaría para el esfuerzo unificado a través de todo Egipto para llevar a cabo vigorosamente la comisión de este derrotado faraón. Existe un precedente para la destrucción de los monumentos de ella por parte de Amenhotep II al comienzo de su reinado: “En Karnak Hatshepsut dejó… el Octavo Pylon, una nueva vía al sur hacia el precinto del templo… Irónicamente, la evidencia del esfuerzo de construcción de Hatshepsut es hoy invisible, puesto que el rostro de pylon fue borrado y redecorado en los primeros años de Amenhotep II.” [155 Bryan, "Decimooctava Dinastía" 240.] Quizás el Año 9 fue cuando todo comenzó.

IX. Conclusión

Ahora es posible responder a las preguntas planteadas antes. ¿Podría el hijo mayor de Amenhotep II haber muerto durante la décima plaga, lo que debe ser verdad del hijo del faraón del éxodo? La respuesta es sí. De hecho, ninguno de los hijos de Amenhotep II reclamó ser su primogénito, y un egiptólogo teoriza que el hijo mayor expiró inexplicablemente durante la infancia. …

¿Puede alguna de las campañas militares de Amenhotep II estar relacionada con eventos del éxodo? Sí, su segunda campaña asiática coincide extremadamente bien con los eventos del éxodo, y muchos de los detalles relacionados con ella y el futuro de Egipto después del éxod no pueden ser explicados sin estas conexiones. ¿Puede la pérdida de más de dos millones de esclavos hebreos, ciertamente la “base esclava” de Egipto en esa época, ser contada en los registros del reinado de Amenhotep II? Sí, la pérdida de los esclavos israelitas puede ser contada por la adquisición de Amenhotep de 101,128 esclavos en Canaán durante su segunda campaña asiática, la única campaña semejante de su era que fue lanzada al final de otoño y tomó muchos cautivos. ¿Hay alguna evidencia para confirmar que Amenhotep II interactuó con los hebreos después de que ellos dejaron Egipto? Sí, Amenhotep II capturó 3,600 “Apiru” (hebreos) durante su segunda campaña, que fue lanzada justo bajo siete meses después del éxodo. A pesar de intentos por desaprobar la asociación de los hebreos con los Apiru del Reino Nuevo, más evidencia favorece que ellos eran la misma gente. Si Amenhotep II es el faraón del éxodo, ¿Podría la supresión de la imagen de Hatshepsut de muchos monumentos egipcios e inscripciones ser atribuida a una reacción violenta de los eventos del éxodo? Sí, Amenhotep II sale a la superficie como el candidato más lógico para el faraón que ordenó esta campaña de desecración a lo largo de la nación. Si Hatshepsut ciertamente fue la madre egipcia adoptiva de Moisés –y ella es la más legítima candidata– Amenhotep II y todos los de Egipto tenían adecuado motivo para remover su imagen de Egipto y su espíritu desde el más allá. Estas respuestas identifican a Amenhotep II como el más legítimo candidato para el faraón del éxodo, pero esa cronología bíblica de esa era funciona como un canon con el cual la historia egipcia puede ser sincronizada.

[Petrovich D. AMENHOTEP II Y LA HISTORICIDAD DEL FARAÓN DEL ÉXODO. The Master's Seminary Journal. TMSJ 17/1 (Spring 2006) 81-110. http://www.tms.edu/m/17f.pdf visto 03/07/15]

Note lo siguiente:

Thutmose IV nació a Amenhotep II y Tiaa pero no fue realmente el príncipe coronado y sucesor escogido de Amenhotep II al trono. Algunos eruditos especulan que Thutmose derrocó a su hermano mayor en orden a usurpar el poder y luego encargó la Estela del Sueño en orden a justificar su inesperado reinado. La más celebrada realización de Thutmose fue la restauración de la Esfinge en Giza y el subsecuente encargo de la Estela del Sueño. De acuerdo al relato de Thutmose en la Estela del Sueño, mientras el joven príncipe estaba en un viaje de caza, él se detuvo para descansar bajo la cabeza de la Esfinge, que estaba enterrada hasta el cuello en la arena. Él pronto cayó dormido y tuvo un sueño en el cual la Esfinge le dijo a él que si él quitaba la arena y la restauraba a ella él se convertiría en el próximo Faraón. Después de completar la restauración de la Esfinge, él colocó una piedra labrada, ahora conocida como la Estela del Sueño, entre las dos garras de la Esfinge. la restauración de la Esfinge, y el texto de la Estela del Sueño serían entonces una pieza de propaganda de parte de Thutmose, significando otorgar legitimidad sobre su inesperado reinado. (Thutmose IV, Wikipedia, visto 03/08/15)

Bíblicamente, nosotros sabemos que el hijo primogénito del Faraón murió:

29 Aconteció que a la medianoche Jehovah mató a todo primogénito en la tierra de Egipto, desde el primogénito del faraón que se sentaba en el trono, hasta el primogénito del preso que estaba en la mazmorra, y todo primerizo del ganado. (Éxodo 12: 29)

Así, tiene sentido concluir que hay muchas razones para creer que Amenhotep II fue el Faraón del Éxodo.

Note que el Faraón y los demás egipcios luego desearon que los hijos de Israel partieran:

30 Aquella noche se levantaron el faraón, todos sus servidores y todos los egipcios, pues había un gran clamor en Egipto, porque no había casa donde no hubiese un muerto. 31 Entonces hizo llamar a Moisés y a Aarón de noche, y les dijo: —¡Levantaos y salid de en medio de mi pueblo, vosotros y los hijos de Israel! Id y servid a Jehovah, como habéis dicho. 32 Tomad también vuestras ovejas y vuestras vacas, como habéis dicho, e idos. Y bendecidme a mí también. 33 Los egipcios apremiaban al pueblo, apresurándose a echarlos del país, porque decían: —¡Todos seremos muertos! 34 La gente llevaba sobre sus hombros la masa que aún no tenía levadura y sus artesas envueltas en sus mantos. 35 Los hijos de Israel hicieron también conforme al mandato de Moisés, y pidieron a los egipcios objetos de plata, objetos de oro y vestidos. 36 Jehovah dio gracia al pueblo ante los ojos de los egipcios, quienes les dieron lo que pidieron. Así despojaron a los egipcios. 37 Partieron, pues, los hijos de Israel de Ramesés a Sucot, unos 600.000 hombres de a pie, sin contar los niños. (Éxodo 12: 30-37)

Hay un registro en el papiro Ipuwer que parece hablar de la pérdida de oro de los egipcios:

Papiro 3: 6-10: “El oro está faltando, el … de todas las artesanías está en el fin (?). El … del palacio del rey está despojado (?).” 9: 6 “He aquí, ningún artesano trabaja. Los enemigos de la tierra han despojado (?) sus artesanías (?) [empobrecido sus artesanos --Faulkner].” 6: 3-5: “(La gente) está carente de ropas, especias (?) y aceite. Todos dicen: No hay nada”. (Grabbe, p. 30)

Note también lo siguiente:

38 También fue con ellos una gran multitud de toda clase de gente, y sus ovejas y ganado en gran número. 39 De la masa que habían sacado de Egipto, cocieron panes sin leudar, porque no le habían puesto levadura; ya que cuando fueron echados de Egipto, no pudieron detenerse ni para preparar comida (Éxodo 12: 38-39)

Hay un registro en el papiro Ipuwer que parece hablar de egipcios que se conviertieron en extranjeros:

4: 1 “Aquellos que eran egipcios (?) se han convertido en extranjeros (?).” (Grabbe, p. 30)

IV:1 Ciertamente, toda persona muerta es como un hombre bien nacido. Aquellos que eran egipcios [se han convertido] en extranjeros y son arrojados a un lado. (Las admoniciones de Ipuwer. http://www.reshafim.org.il/ad/egypt/texts/ipuwer.htm visto 03/17/15)

V:2-3 Ciertamente, los magnates están hambrientos y pereciendo, los seguidores son seguidos [...] a causa de quejas. Ciertamente, el hombre de temperamento caliente dice: “Si yo supiera dónde está Dios, entonces yo le serviría a Él.” (Las admoniciones de Ipuwer. http://www.reshafim.org.il/ad/egypt/texts/ipuwer.htm visto 03/17/15)

La “multitud mezclada” a la que la Biblia se refiere parece incluir a egipcios (cf. Números 11: 4-5). Los esclavos que eran seguidores se convirtieron en seguidos por algunos de los egipcios.

En cuanto a más evidencia escrita para el Éxodo, note lo siguiente relatado por el historiador griego Hectaeus de Abdera, el sacerdote y profesor (pedagogo) egipcio Chaeremon, el historiado romano Tácito, y el historiador y filósofo griego Estrabón:

El autor del primer relato no-bíblico del Éxodo es Hecateo de Abdera, quien llegó a Egipto cerca de 320 A.C.; en su versión, el relato comienza en el momento de angustia: Una plaga está devastando a Egipto. Los egipcios interpretaron esto como castigo divino por la presencia de extranjeros y la introducción de ritos y costumbres extranjeras. Consecuentemente los extranjeros son expulsados. Algunos, bajo el liderazgo de Kadmos y Danaos colonizan Grecia, otros, bajo el liderazgo de Moisés, colonizan Palestina. …

De acuerdo a Hecateo, Moisés prohibió hacer imágenes de dioses…

Cheremón, un egipcio que vivió en la primera mitad del siglo primero …como sacerdote y pedagogo en Alejandría y después de 49 en Roma como el tutor de Nerón, da sin embargo otra versión del relato. La diosa Isis se apareció al Rey Amenofis en un sueño y le reprocó a él por la destrucción de su templo en tiempos de guerra. El sacerdote y escriba Phiritibantes (“el jefe del templo”) le advirtió a él propiciar a la diosa “purgando” a Egipto de leprosos. El Rey reunió a 250,000 leprosos y los expulsó de Egipto. Sus líderes eran Moisés y José, cuyos nombres egipcios eran Tisithen y Peteseph. …

Una variante muy interesante de la tradición de Moisés puede encontrarse en la Historicae Philippicae de Pompeyo Trogus. Aquí Moisés aparece no como un egipcio sino como el hijo de José. Pero el culto que él inicia en Jerusalén está caracterizado como “sacra Aegyptia”. Cuando partió de Egipto, Moisés “secretamente tomó los objetos sagrados de los egipcios. Al tratar de recuperar estos objetos por la fuerza, los egipcios fueron forzados por tormentas a retornar a casa”. … “La razón para que el Éxodo sea el mismo en la mayoría de las otras fuentes: Una epidemia. “Pero cuando los egipcios fueron expuestos al sarpullido y a la infección de la piel, y habían sido advertidos por un oráculo, ellos expulsaron [a Moisés] junto con la gente enferma más allá de los confines de Egipto no fuera que la enfermedad se esparciera a un mayor número de personas. …

TÁCITO nos da un resumen que combina muchos aspectos de la tradición del Éxodo. Egipto es golpeado por una epidemia que lleva a deformidades corporales; el Rey Bocchorus consulta al oráculo y advierte que él debe “purgar” al país de esta raza (genus) porque los dioses la detestan (ut invisum deis). Los judíos son llevados al desierto, pero encuentran un líder en Moisés quien los lleva a ellos a Palestina y funda a Jerusalén. En orden a consolidar su autoridad, Moisés instituye una nueva religión, que es exactamente lo opuesto a todas las demas religiones (novos ritis contrariosque ceritis mortabilus indidit). Tácito, como también Hecateo y Estrabón, caracterizan el concepto judío de un dios monoteísta y anicónico: “Los egipcios adoran muchos animales e imágenes de monstruos; los judíos conciben a un dios, y eso con la mente solamente: Ellos miran a aquellos que hacen representaciones de dios en la forma de un hombre de materiales perecederos como impíos; ese ser supremo y eterno es incapaz para ellos de representación y no tiene fin.” …

De acuerdo a Estrabón, un sacerdote egipcio llamado Moisés, quien se sentía insatisfecho con la religión egipcia, decidió fundar una nueva religión y emigró con sus seguidores a Palestina. (Assmann J. Moisés el Egipcio: La Memoria de Egipto en el Monoteísmo Occidental. Harvard University Press, 2009, pp. 34, 35-36, 37, 38).

35 Un sacerdote egipcio llamado Moisés, quien poseía una porción del país llamado el Bajo Egipto, estando insatisfecho con las instituciones establecidas allí, partió y llegó a Judea con un gran cuerpo de personas que adoraban la Divinidad. Él declaró y enseñó que los egipcios y africanos mantenían sentimientos erróneos, al representar la Divinidad bajo la semejanza de bestias salvajes y ganado del campo; que los griegos también estaban en el error al hacer imágenes de sus dioses de acuerdo a la forma humana. Pues Dios [decía él] puede ser esta única cosa que nos abarca a todos nosotros, a la tierra y al mar, lo que nosotros llamamos los cielos, o el universo, o la naturaleza de las cosas…

36 Por semejante doctrina Moisés persuadió a un gran cuerpo de personas de mente correcta para que lo acompañaran a él al lugar en donde está ahora Jerusalén… En lugar de armas, él enseñaba que su defensa estaba en sus cosas sagradas y en la Divinidad… (Estrabón. La geografía de Estrabón, Volumen 3. Traducido por H.C. Hamilton y W. Falconer. Bell, 1889, pp. 177-178).

Por supuesto, la verdadera religión cristiana es lo opuesto a las religiones de Satanás. Está basada en la verdad, el amor, y el camino de vida del dar (cf. Santiago 1: 27; 2: 8; Hechos 20: 35) y no en la codicia (cf. Juan 8: 42-47) y los ídolos (1 Juan 5: 21).

En cuanto a un viaje relacionado con el Éxodo, note:

Si el fechado de los sitios arqueológicos debiera estar basado en la alfarería y otras consideraciones históricas (tales como la cronología de los faraones de Egipto), entonces toda la evidencia de Jericó arguye por su destrucción y quema alrededor de 1401-1406 A.C. Toda la evidencia de Jericó en este tiempo (ca. 1401-6 A.C.) se ajusta al registr bíblico en una forma sorprendente, desde los detalles acerca de la ciudad siendo quemada junto con todo en ella [ofrecida a Dios como una ofrenda quemada] (ver Josué 6), hasta los muros teniendo lugares de morada [casas] en donde Rahab ayudó a los espías judíos a entrar a la ciudad para espiar sus defensas (Josué 2).

La continuada investigación en Jericó y la ahora nueva investigación en Tel-el Maqatir (¿La bíblica Ai?) está arrojando resultados que confirman el registro bíblico de la conquista de Josué en formas sorprendentes. Los eruditos más críticos colocan a Ai en et-Tell pero no hay evidencia arqueológica de una destrucción allí que se ajuste a la descripción bíblica. Sin embargo, justo un kilómetro hacia el oeste está otro sitio (Tel el-Maqatir) que podría muy bien ser el sitio bíblico de Ai. Esta conclusión está basada, una vez más, no en la opinión sino en fuerte evidencia. (ver ‘La búsqueda de la Ai de Josué’, de Bryant Wood, en Problemas críticos en la historia temprana israelita de Richard S. Hess, Gerald A. Klingbeil y Paul . Ray Jr., Editres (Winona Lake, Indiana: Eisenbrauns, 2008), 205-40.) (Wright T. ¿Hubo un Éxodo & una Conquista? julio 20, 2013. http://crossexamined.org/was-there-an-exodus-conquest/#_ftn11 visto 03/01/15)

Yo añadiría que si el Éxodo tuvo lugar en 1446 A.C., cuarenta años de vagancia en el desierto nos traería a 1406 A.C. como un tiempo probable para la destrucción de Jericó.

Un investigador llamado John Garstang, quien excavó el sitio de la antigua Jericó (ciudad “D” en su investigación), llegó a la conclusión de que la destrucción de la ciudad tuvo lugar alrededor de 1400 A.C. (Garstang, El relato de Jericó, 1948, p. 122). Él también concluyó que los muros de la ciudad se cayeron hacia afuera, lo que sería consistente con Josué 6: 20. Aquí está otro reporte acerca de ello:

En 1930 John Garstang, un profesor de la Universidad de Liverpool en Inglaterra, llevó un equipo a Israel con la esperanza de arrojar nuevas luces sobre las ruinas de Jericó. Su excavación, más completa que cualquiera de las anteriores, duró hasta 1936, y arrojó considerables nuevos hallazgos. Sus excavaciones alcanzaron hacia abajo hasta el período Neolítico, hasta los propios comienzos del asentamiento en Jericó, y cubrió cuatro sucesivas encarnaciones de la ciudad. Su principal preocupación era con la cuarta ciudad –que reportadamente destruyó Josué– pero su excavación condujo a muchos descubrimientos en todos los períodos de ocupación. …

Garstang encontró lo que él creía ser un templo, cuyas fundaciones alcanzaban a través de todas las edades de la ciudad, y que parecía haber sido reconstruido en cada época sucesiva. Desde su continua reconstrucción y de las muchas figuras de animales encontradas allí, él infirió que era un templo de alguna clase, cuya religión tenía un enfoque pastoral.

El otro edificio notable encontrado fue una estructura de palacio, que permanecía sobre el punto más alto dentro de los muros de la ciudad. El área fue realmente el hogar de tres diferentes palacios durante el curso de la historia de la ciudad; él tuvo que ser reconstruido después de cada destrucción de la ciudad.

Otro importante hallazgo fue una necrópolis 250 yardas al oeste de la boca de la ciudad, que produjo artefactos como también información sobre costumbres de entierro. Las tumbas eran ya fuese pequeñas cámaras en forma de gruta o tumbas redondas, superficiales. Ellas contenían cerámica y otras ofrendas, que pudieron ser usadas para un fechado preliminar, y en algunos casos para establecer lazos con Egipto y Babilonia. De la alfarería y escarabajos encontrados en la necrópolis, Garstang concluyó que su uso fue continuo desde el tercer milenio A.C. hasta la destrucción final de la ciudad alrededor de 1400 A.C. (Evacuación de Garstand. http://faculty.vassar.edu/jolott/old_courses/class%20of%2051/jericho/garstang.html visto 03/08/15)

Note también lo siguiente:

La primera gran excavación del sitio de Jericó, localizado en el valle al sur del Jordán en Israel, fue llevada a cabo por un equipo alemán entre 1907 y 1909. Ellos encontraron pilas de ladrillos de barro en la base de la boca sobre la que fue construida la ciudad.

No fue sino hasta que una arqueóloga británica llamada Kathleen Kenyon reexcavó el sitio con métodos modernos en los años 1950s que se entendió lo que eran estas pilas de ladrillos. Ella determinó que ellos eran del muro de la ciudad que había colapsado cuando la ciudad fue destruida!

El relato en la Biblia llega a decir que cuando los muros colapsaron, los israelitas asaltaron la ciudad y le pusieron fuego. Los arqueólogos encontraron evidencia de una destrucción masiva por fuego justo como la Biblia relata. Kenyon escribió en su reporte de excavación,

“La destrucción fue completa. Los muros y los pisos fueron ennegrecidos o enrojecidos por el fuego, y cada cuarto se llenó de ladrillos caídos, vigas, y utensilios hogareños; en la mayoría de los cuartos los escombros caídos estaban fuertemente quemados.” …

La casa de Rahab estaba evidentemente localizada en el lado norte de la ciudad. Ella era la prostituta cananea que ocultó a los espías israelitas que vinieron a reconocer la ciudad. La Biblia sostiene que su casa estaba construida contra el muro de la ciudad. Antes de retornar al campamento israelita, los espías dijeron a Rahab que trajera a su familia a su casa y que ellos se salvarían. De acuerdo a la Biblia, la casa de Rahab fue milagrosamente conservada mientras el resto del muro de la ciudad cayó.

Esto es exactamente lo que los arqueólogos encontraron. El muro preservado de la ciudad en el lado norte de la ciudad tenía casas construidas contra él. (¿Es la Biblia exacta con respecto a la destrucción de los muros de Jericó? http://www.christiananswers.net/q-abr/abr-a011.html vist 03/08/15)

Kathleen Kenyon tenía otra opinión sobre el fechado, lo que lleva a otros a mirar esto:

En el ejemplar de marzo/abril de 1990 de Biblical Archaeology Revie el arqueólogo bíblico conservador Bryant G. Wood arguyó por un nuevo fechado de la destrucción de la llamada “Ciudad IV” en Jericó. El consenso de los eruditos modernos databa esta destrucción a ca. 1550 A.C., pero Wood hizo a un lado el consenso. El deseo de Wood era llevar esta destrucción a una coincidencia temporal con el relato bíblico de la destrucción de Jericó por Josué en la fecha bíblica tradicional de la Conquista ca. 1400 A.C. (Figura 2). Wood estaba tratando de resolver un serio problmea en su oferta de volver a fechar esta destrucción de Jericó. Él describió el problema así:

Kenyon concluyó que su trabajo de campo confirmaba su anterior revisión del trabajo de Garstang. …La destrucción de la ciudad IV de Garstang, que él había fechado en cerca de 1400 A.C., ocurrió, de acuerdo a Kenyon, al final de la edad Media del Bronce, alrededor de 1550 A.C.

En breve, no había ninguna ciudad grandemente fortificada en la Edad del Bronce final en Jericó para que Josué la conquistara. La evidencia arqueológica estaba en conflicto con el relato bíblico –ciertamente, lo desaprobaba.

Wood arguyó que Kenyon había fechado mal la destrucción de la Ciudad IV y que Garstang había estado en lo correcto en todo. Él reclamaba que detallados reportes de excavación, que habían estado disponibles sólo recientemente, subsecuentes a la muerte de Kenyon, mostraban que su fecha para la destrucción final de la Ciudad IV de Jericó era defectuosa. Él arguyó que: Un reanálisis de fragmentos de cerámica excavados de la Ciudad IV; consideraciones estatigráficas; evidencia de escarabajos; y una fecha singular de radiocarbono todas convergían “para demostrar que la Ciudad IV fue destruida en cerca de 1400 A.C., no en 1550 A.C. como mantenía Kenyon”. (Aardsma G.E. La ruta del Éxodo. El Cronologista Bíblico, volumen 2, número 1, 1996. http://www.biblicalchronologist.org/products/archives/vol2.php#num3 visto 03/08/15)

Así si bien hay evidencia del Éxodo consistente con el relato en la Biblia, no todos están de acuerdo con el fechado del mismo. Yo agregaría que incluso aunque algunos artefactos fueran posiblemente 150 años más viejos como algunos han reclamado, los artefactos más viejos ciertamente podrían haber sido encontrados puesto que algunos ítems son conservados largo tiempo.

Controversia alrededor de las fechas del reinado de Amenhotep II

Hay una controversia asociada con las fechas del reinado de Amenhotep:

La coronación de Amenhotep no puede ser fechada sin mucha dificultad a causa de un número de fechas lunares en el reinado de su padre, Thutmose III. Estas vistas limitan la fecha de la accesión de Thutmose ya a 1504 o a 1479 A.C. [15] Thutmose murió después de 54 años de reinado, [16] en cuyo tiempo Amenhotep habría accedido al trono. La corta co-regencia de Amenhotep con su padre movería entonces su accesión dos años y cuatro meses más temprano, [6], fechando su accesión sea a 1427 A.C. en la cronología baja, [17] sea a 1454 A.C. en la cronología alta. La duración de su reinado está indicada por una jarra de vino inscrita con el prenombre del rey encontrada en el templo funerario de Amenhotep en Tebas; está fechada a la fecha más alta conocida de este rey -su Año 26- y contiene la lista del nombre del viñador del faraón, Panehsy. [18] Los templos mortuorios no eran generalmente llenados hasta que el rey muriera o estuviera cerca de la muerte; por lo tanto, Amehotep no podría haber vivido mucho más tarde más allá de su año 26. [19] Hay teorías alternativas que intentan asignarle a él un reinado de 35 años, que es la longitud máxima absoluta que él podría haber reinado. En esta cronología, él reinó desde 1454 hasta 1419. [6] Sin embargo, hay problemas que enfrentan estas teorías que no pueden ser resueltos. [20] En particular esto significaría que Amehotep murió cuando él tenía 52 años, pero un análisis de rayos X de su momia ha mostrado que él habría sido de casi 40 años cuando él murió. [21] (Amenhotep II. Wikipedia, visto 03/10/15).

Así, aparentemente basados en rayos X, análisis, muchos eruditos no aceptan que Amenhotep II fuera faraón alrededor del tiempo que tiene sentido bíblico. Pero, al menos alguns eruditos se dan cuenta de que es ciertamente posible. Las fechas lunares, por supuesto, son muy ciertas. No obstante, un análisis de rayos X como también la duración de su corregencia y otras asunciones podrían estar lejos (y están asumiend que él comenzó su reinado no más tarde que a la edad de 14 años). Pero no sería el de la Biblia.

Thutmose, Hatshepsut, y Moisés

Durante el reinado de Thutmose I, una mujer, probablemente Hatshepsut su hija, sacó a Moisés del río Nilo. Ello podría ser parte de la razón de que el nombre con el cual ella llamó al bebé hebreo que ella sacó –Moisés– fuera a añadir una conexión a su padre. Quitando el “Thut” del nombre de Thutmose, queda “mose”.

Puede muy bien ser que Moisés fuera llamado de acuerdo a Thutmose. El fechado de Thutmose es también consistente con que el Éxodo fuera alrededor de 1446 A.C.

Josefo escribió lo siguiente:

5. Thermuthis era la hija del rey. Ella estaba ahora divirtiéndose a sí misma por las orillas del rí; y viendo una cuna llevada a lo largo por la corriente, ella envió a algunos que podían nadar, y les ordenó traerle a ella la cuna, y ella vio al niño pequeño, ella estuvo enormemente en amor con él, por cuenta de su tamaño y belleza; pues Dios había tomado tan gran cuidado en la formación de Moisés, que él hizo que fuera considerado bien digno de crianza, y de cuidado, por todos aquellos que habían tomado las más fatales resoluciones, por cuenta del temor de su natividad, para la destrucción de la nación hebrea. Thermuthis les ordenó a ellos que le trajeran una mujer que pudiera suministrarle su pecho al niño; pues el niño no recibirá de su pecho, sino que alejado de él, gustaría el de otras mujeres. Ahora Miriam estaba por allí cuando esto ocurrió, no parece estar allí de propósito, sino sólo permaneciendo a mirar al niño; y ella dijo “Es en vano que tu, Oh reina, llames a estas mujeres para la alimentación del niño, que de ninguna manera son parientes de él; pero todavía, si tu ordenaras que una de las mujeres hebreas te fuera traída, quizás pueda admitir el pecho de una de su propia nación.” Ahora puesto que ella pareció hablar bien, Thermuthis le ordenó procurarle a ella una, y traer una de aquellas mujeres hebreas que le dieran pecho. Así cuando ella tuvo semejante autoridad dada a ella, ella regresó y trajo a la madre, que no era conocida de nadie allí, Y ahora el niño admitió con regocijo el pecho, y pareció aferrarse a él; y fue así, que, por el deseo de la reina, la alimentación del niño fue enteramente confiada a la madre.

6. En ese momento fue que Thermuthis impusto este nombre Mouses sobre él, de lo que había sucedido cuando él fue puesto en el río; pues los egipcios llaman al agua por el nombre de Mo, y tal como son salvados de ella, por el nombre de Uses: Así poniendo estas dos palabras juntas, se impuso este nombre sobre él. (Josefo. Antigüedades de los Judís – Libro II, Capítulo 9, versículos 5-6).

Pero note también:

Josefo dice que la hija del faraón era Thermuthis…, muy similar al nombre real Thutmose.

- De acuerdo a la historia, el Faraón Thutmose y su esposa la Reina Ahmose tuvieron un niño, una hija, Hatshepsut, quien posteriormente llegó a ser suprema gobernante. Hatshepsut se casó con su hermanastro Thutmose II como lo organizó su padre. Después de la muerte de su padre, su esposo Thutmose II se convirtió en faraón, pero Hatshepsut estaba realmente en el poder. Ella co-reinó con su esposo desde aproximadamente 1504-1482 A.C. Ella fue una de las mayores gobernantes de Egipto. (Moisés. Arqueología Bíblica del Éxodo. http://www.truthnet.org/Biblicalarcheology/5/Exodusarcheology.htm accedido 03/21/15)

¿Qué hay acerca de las Diez Plagas?

Dios hizo que Egipto sufriera diez plagas antes de la partida de los hijos de Israel. ¿Hay alguna evidencia por fuera de la Biblia de que ellas ocurrieran?

Ciertamente parece haberlas.

Hay un antiguo poema egipcio llamado el Ipuwer que parece describir algunas de las plagas que golpearon a Egipto en los capítulos 7o. a 12o. del Libro del Éxodo.

Concerciente al papiro Ipuwer y las diez plagas, la antigua Iglesia de Dios Universal escribió:

“El relato se encuentra en lo que se ha llamado el “Papiro Ipuwer”. …Él se acomoda al registro bíblico en detalle. …la frase “todo está en ruinas” ocurre al menos dos vces… En el Alto Egipto, los siervos del Faraón le preguntaban a él, “¿No entiende usted todavía que Egipto está arruinado?” (Éxodo 10: 7, Revised Standard Version…) (Grabbe L., El Éxodo. El Mundo de Mañana, abril 1971, pp. 28-30).

El Ipuwer tiene muchos detalles que se alinean con el registro de la Biblia, y muchos de los de la Biblia pueden ser tomados literalmente. Más detalles pueden encontrarse en el artículo Razones, Pruebas y Ramificaciones de las Diez Plagas del Éxodo. http://www.cogwriter.com/ten-plagues-of-egypt.htm

Versículos de conclusión

¿Cuándo fue el Éxodo?

Probablemente alrededor de 1446 A.C.

En cuanto a otros que no creen que ello ocurriera a causa de mirar en fechas de cerca de dos siglos después, entiendan que la Biblia enseña:

4 … De veras, sea Dios veraz y todo hombre mentiroso. (Romanos 3: 4)

20 … Guarda lo que fue encomendado a tu confianza, evitando las profanas y vagas cavilaciones y contradicciones de lo que es falsamente llamado conocimiento — 21 por profesarlo algunos se han apartado concerciente a la fe. (1 Timoteo 6: 20-21)

La Biblia también habla de personas que están “siempre aprendiendo y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad” (2 Timoteo 3: 7).

Así, cuando usted escucha la opinión de ‘eruditos’ que abiertamente contradicen la Biblia, dése cuenta de que la Biblia todavía es verdad.

Como escribió el apóstol Pablo:

21 Probad todas las cosas; retened firmemente lo que es bueno. (1 Tesalonicenses 5: 21, KJV)

Justo porque hubo faraones de la 19ava. dinastía llamados Rameses, eso no significa que el Éxodo ocurriera durante esa dinastía. La Biblia habla de la existencia de una región llamada Rameses siglos antes del Éxodo.

Los eventos históricos relacionados con Amenhotep II, Hatshepsut, y Jericó son consistentes con el relato bíblico.

Hay evidencia de que el Éxodo sucedió y que él sucedió hace más de 3.400 años.

Un video de YouTube de interés relacionado se titula: ¿Cuándo fue el Éxodo? https://www.youtube.com/watch?v=whwnbmtX79E

Thiel B. When was the Exodus? http://www.cogwriter.com/when-was-the-exodus.htm COGwriter (c) 2015 0324

Publicado en: Enseñanzas