Respuesta del Sabbath de UCG y Hebreos 4

Respuesta del Sabbath de UCG y Hebreos 4

COGwriter

Alguien me mostró un aviso relacionado con UCG que suscitó la cuestión:

¿Por qué el mandamiento del Sabbath no se repite en el Nuevo Testamento?

Aquí está la respuesta que se dio:

Jesucristo y los apóstoles vivieron y enseñaron en una sociedad que guardaba el Sabbath.

Algunas personas creen que, puesto que el mandamiento del Sabbath no está explícitamente repetido en el Nuevo Testamento, ya no es más obligatorio. Pero ¿Es esto verdad?

El mandamiento del Sabbath no tenía que ser repetido en el Nuevo Testamento, simplemente porque el pueblo a quien Jesucristo y los apóstoles predicaban nunca habría imaginado que se necesitara que fuera reptido!

Las escrituras que posteriormente serían llamadas el Antiguo Testamento estaban en sus Biblias, su guía para vivir (Romanos 15: 4). Pablo las describió a ellas como siendo “dadas por inspiración de Dios, y …provechosas para doctrina, para condenación, para corrección, para instrucción en justicia, para que el hombre de Dios pueda estar completo, completamente equipado para toda buena obra” (2 Timoteo 3: 16-17). Las Sagradas Escrituras claramente les ordenaban a ellos guardar el Sabbath, y la gente ordinaria aceptada eso como la inspirada instrucción de Dios.

Aunque es cierto que los primeros cristianos se daban cuenta de que ellos debían guardar el Sabbath del séptimo día, debería añadirse que el Nuevo Testamento hace claro que los cristianos iban a continuar observando el Sabbath.

Note que el libro de Hebreos del Nuevo Testamento enseña (note: Se muestras dos traducciones Protestantes y tres Católicas):

3 En tal reposo entramos los que somos creyentes, conforme Dios ha dicho: «Así que, en mi enojo, hice este juramento: “Jamás entrarán en mi reposo.” »[b] Es cierto que su trabajo quedó terminado con la creación del mundo, 4 pues en algún lugar se ha dicho así del séptimo día: «Y en el séptimo día reposó Dios de todas sus obras.»[c] 5 Y en el pasaje citado también dice: «Jamás entrarán en mi reposo.» 6 Sin embargo, todavía falta que algunos entren en ese reposo, y los primeros a quienes se les anunció la buena noticia no entraron por causa de su desobediencia. … 9 Por consiguiente, queda todavía un reposo especial[e] para el pueblo de Dios; 10 porque el que entra en el reposo de Dios descansa también de sus obras, así como Dios descansó de las suyas. 11 Esforcémonos, pues, por entrar en ese reposo, para que nadie caiga al seguir aquel ejemplo de desobediencia. (Hebreos 4: 3-6, 9-11, NIV)

3 Pues nosotros quienes hemos entrado en ese descanso, justo como Él ha dicho, “COMO JURÉ EN MI IRA, ELLOS NO ENTRARÁN EN MI DESCANSO”, si bien Sus obras fueron terminadas desde la fundación del mundo. 4 Pues Él ha dicho en algún lugar concerniente al séptimo día: “Y DIOS DESCANSÓ EN EL SÉPTIMO DÍA DE TODAS SUS OBRAS”; 5 y de nuevo en este pasaje, “ELLOS NO ENTRARÁN EN MI DESCANSO”. 6 Por lo tanto, puesto que queda para algunos entrar en él, y aquellos que anteriormente tuvieron buenas noticias predicadas a ellos fallaron en entrar a causa de desobediencia, … 9 Así queda un Sabbath de descanso para el pueblo de Dios. 10 Pues el que ha entrado en Su descanso ha él mismo descansado de sus obras, como Dios lo hizo de las Suyas 11 Por lo tanto seamos diligentes para entrar en ese descanso, así que ninguno caiga, a través de seguir el mismo ejemplo de desobediencia. (Hebreos 4: 3-6, 9-11, NASB)

3 De hecho, hemos entrado en el descanso los que hemos creído, según está dicho: Por eso juré con ira: ¡No entrarán en mi descanso! Y eso que las obras de Dios estaban terminadas desde la creación del mundo, 4 pues está dicho en alguna parte acerca del día séptimo: Y descansó Dios el día séptimo de todas sus obras. 5 Y también en el mismo lugar: ¡No entrarán en mi descanso! 6 Así pues, ya que quedan algunos por entrar en él, y que los primeros en recibir la buena nueva no entraron a causa de su desobediencia, … 9 Por tanto queda un descanso sabático para el pueblo de Dios. 10 Pues quien entra en su descanso, también él descansa de sus trabajos, como Dios de los suyos. 11 Esforcémonos, pues, por entrar en ese descanso, para que nadie caiga imitando aquella desobediencia. (Hebreos 4: 3-6, 9-11, NJB)

3 Pues nosotros, los que hemos creído, entraremos en su descanso; como él dijo: Como yo juré, en mi ira, si ellos entraran en mi descanso: Y verdaderamente las obras desde la fundación del mundo estaban perfectas. 4 Pues él dijo en un cierto lugar del séptimo día así: Y Dios descansó el séptimo día de todas sus obras… 9 Por lo tanto ha quedado un sabbatismo para el pueblo de Dios. 10 Pues el que ha entrado en su descanso, el mismo también ha descansado de sus obras, como Dios hizo de las suyas. 11 Apresurémonos por lo tanto a entrar en ese descanso; no sea que algún hombre caiga en el mismo ejemplo de incredulidad. (Hebreos 4: 3-6, 9-11, El Original y Verdadero Nuevo Testamento de Rheims del Año del Señor 1582)

3 Pues nosotros que creímos entramos en [ese] descanso, justo como él ha dijo: “Como yo juré en mi ira, ‘Ellos no entrarán en mi descanso'” y no obstante sus obras estaban cumplidas en la fundación del mundo. 4 Pues él ha hablado en alguna parte acerca del séptimo día en esta manera, “Y Dios descansó en el séptimo día de todas sus obras”; 5 y de nuevo, en el lugar previamente mencionado, “Ellos no entrarán en mi descanso”. 6 Por lo tanto, puesto que queda que algunos entrarán en él, y aquellos que anteriormente recibieron las buenas noticias no entraron a causa de su desobediencia…, 9 Por lo tanto, un descanso de sabbath todavía queda para el pueblo de Dios. 10 Y quien quiera que entre en el descanso de Dios, descanse de sus propias obras como Dios hizo de las suyas. 11 Por lo tanto, apresurémonos para entrar en ese descanso, así que ninguno pueda caer después en el mismo ejemplo de desobediencia. (Hebreos 4: 3-6, 9-11, Nueva Biblia Americana)

Aunque no está dicho en la misma manera que en el Antiguo testamento se enlista el mandamiento del Sabbath, lo mismo puede decirse del segundo mandamiento contra imágenes talladas. Si bien el término imágenes talladas no se muestra en el Nuevo Testamento, otros versículos muestran que los cristianos no iban a violar ese mandamiento tampoco (cf. 1 Juan 5: 21).

Así, aquellos dispuestos a creer lo que él realmente enseña, el Nuevo Testamento claramente muestra que el mandamiento de guardar el Sabbath del séptimo día está en el Nuevo Testamento. Él también muestra que sólo aquellos que no lo observarían a causa de su desobediencia argüirían otra cosa.

Incluso Orígenes entendía algo de esto puesto que él escribió:

Pero qué es la fiesta del Sabbath excepto que lo que habla el apóstol, “Todavía queda un Sabbatismo”, esto es, la observancia del Sabbaath, para el pueblo de Dios… veamos cómo el Sabbath debía ser observado por un cristiano. En el día del Sabbath se debía abstener de todas las labores mundanas… entregarse a sí mismos a ejercicios espirituales, reparar la iglesia, asistir a la lectura sagrada e instrucción… esta es la observancia del Sabbath cristiano (Traducido de Opera 2 de Orígenes, París, 1733, Andrews J.N. in History of the Sabbath, 3rd editon, 1887. Reprint Teach Services, Brushton (NY), 1998, pp. 324-325).

Una razón para que muchos hoy no entiendan la verdad acerca del Sabbath es que ciertos traductores han traducido mal intencionalmente el término griego sabbatismos (ςαββατισμóς) que se encuentra en Hebreos 4: 9. Las Protestantes KJV y NKJV lo traducen mal como también la versión CAMBIADA del Nuevo Testamento de Rheims, también conocido como la versión Challoner (los cambios fueron en el siglo 18) –todas tres traducen mal la palabra como ‘descanso’, en tanto que hay un término griego diferente (katapausin), traducido como ‘descanso’ en el Nuevo Testamento. Sabbatismos claramente se refiere a un ‘descanso de sabbath’ y los eruditos honestos admitirán eso. A causa de las malas traducciones, la mayoría hoy no se da cuenta de que el Sabbath del séptimo día fue específicamente ordenado por los cristianos en el Nuevo Testamento.

Hace décadas, un Protestante me dijo que la razón por la que él no guardaba el Sabbath del séptimo día era porque el mismo no era enseñado por los cristianos en el Nuevo Testamento. Yo le entregué a él una Biblia y le leí Hebreos 4. Él entonces miró los versículos por sí mismo. Después de hacer eso, él dijo que a causa de que su abuela había sido una buena cristiana en su opinión y porque ella no lo guardaba, él sentía que no debía hacerlo. Él falló en confiar verdaderamente en la Biblia, sino más bien sobre la falsa tradición (ver también Tradición y Escritura: De la Biblia y los escritos de la Iglesia). Tristemente la mayoría de los que profesan el cristianismo no guardan el Sabbath del séptimo día y se apoyan principalmente en tradiciones impropias, sea que ellos se den cuenta o no.

Fueron herejes/apóstatas quienes intentaron acabar con el Sabbath. Pero de acuerdo al Nuevo Testamento, un Sabbath del séptimo día queda [permanece] para el pueblo de Dios (Hebreos 4).

Hebreos 4 claramente enseña que los cristianos han de estar guardando todavía el Sabbath del séptimo día.

Posted in Otras Iglesias de Dios y Adventistas
Acerca de la CCOG
La Continuación de la Iglesia de Dios, que intenta representar al remanente más fiel de la porción de Filadelfia (Apocalipsis 3: 7) de la Iglesia de Dios, basa sus creencias en la Sagrada Biblia. Lea la Declaración de Creencias de la CCOG para más información Declaración de las Doctrinas de la Continuación de la Iglesia de Dios.