Los cristianos y el fumar

Los cristianos y el fumar

cigarettes

(Foto por Geierunited)

COGwriter

¿Deberían fumar los cristianos?

¿Muestra fumar amor a sí mismo o al prójimo?

El uso del tabaco se cree que mata cerca de seis millones de personas cada año.

Fumar es peligroso y hace daño al fumador y a aquellos que están a su alrededor. ¿Pueden o deberían dejar de hacerlo los fumadores?

Aquí está una información acerca de su propio fumar y opiniones sobre ello por el finado Herbert W. Armstrong de su Autobiografía:

A fin de conservar el trabajo, dada mi falta de adaptación y la resultante lentitud, se me hizo necesario trabajar por las noches. Entonces establecí un sistema. Trabajaba alternadamente una noche hasta las diez y otra hasta la medianoche, y me levantaba a las 5:30 cada mañana. Debía separar suficiente tiempo para caminar una o dos millas desde mi habitación hasta el molino, y también para caminar hacia la pensión en la que hacía mis tiempos de comida. Me mantenía despierto en el trabajo por las noches por medio de fumarme una pipa \u2013mi primera vez fumando.

En tan sólo seis meses, este exceso de trabajo y la pérdida del sueño cobraron su precio y fui a dar al hospital con un severo caso de fiebre tifoidea…

Sin embargo había adquirido el hábito de fumar pipa durante aquellas largas horas nocturnas en Wiggins, Mississippi, como ayuda para permanecer despierto mientras trabajaba en los libros. Desde entonces había fumado moderadamente. Sin embargo, diré que jamás fui un fumador pesado. Jamás fumé más de un puro al día, o tres o cuatro cigarrillos en un día. Esa es la razón por la que no tuve la batalla que tienen muchos para dejar el hábito. Mis batallas conmigo mismo eran en otra dirección.

Inmediatamente después de ser bautizado, tuve que determinar el asunto del fumar. Y por supuesto, la iglesia cuáquera en la que había sido criado, enseñaba que el fumar era un pecado.

Pero yo ya me había desilusionado varias veces al ver que, en muchos puntos, las enseñanzas de la Biblia eran opuestas a lo que había aprendido en la escuela dominical.

Tengo que ver la respuesta respecto al tabaco EN LA BIBLIA me dije a mí mismo.

Hasta que encontrara la respuesta en la Biblia, decidí que continuaría como antes \u2013fumando ligeramente. Yo había continuado fumando ligeramente \u2013con un promedio de tres o cuatro cigarrillos al día, o un puro al día. Jamás fui un fumador pesado.

Pero ahora debía enfrentar la pregunta: ¿Es PECADO fumar? Yo quería la respuesta de la BIBLIA, porque había aprendido que Cristo dijo que debemos vivir por CADA PALABRA DE DIOS. La BIBLIA es nuestro Manual de Instrucciones para el buen vivir. Así que debemos encontrar una razón BÍBLICA para cada cosa que hacemos.

Yo sabía, por supuesto, que no hay un mandato específico que diga: \u201cNo fumarás\u201d. Pero la ausencia de una prohibición detallada no significaba que Dios aprobara una acción. Yo había aprendido que la LEY DE DIOS es Su FORMA DE VIDA. Es una filosofía básica de vida. Toda la Ley se resume en la palabra AMOR. Y yo sabía que el amor es lo opuesto a la lujuria. La lujuria es el deseo propio el complacer solamente al ser. Y el amor significa amar a otros. La dirección del amor no es hacia el interior de uno mismo, sino que sale hacia otros. Yo sabía que la Biblia enseña que los deseos de la carne SON el camino hacia el PECADO.

Así que comencé a aplicar el principio de la Ley de Dios. Me pregunté a mí mismo: ¿POR QUÉ

fumo? ¿Es acaso para complacer a otros, para ayudar a otros, para servir o para expresarle amor a otros, o solamente para satisfacer y gratificar un deseo de la carne que hay en mi propio ser?

La respuesta fue instantáneamente obvia. Tenía que ser honesto. Mi única razón para fumar era un DESEO DE LA CARNE, y, de acuerdo con la BIBLIA, los deseos de la carne son pecados. Así que dejé de fumar inmediatamente.

El vencer esto no fue muy difícil porque no había sido un gran hábito en mí. Una vez que lo comprendí, pude verlo como es como un sucio y asqueroso hábito. Y hoy sabemos que esta es una seria e importante causa del cáncer pulmonar.

Dios diseñó y creó el cuerpo humano. Él diseñó los PULMONES para que recibieran AIRE FRESCO, a fin que este aire pudiera oxidar la sangre y filtrar las impurezas y desechos que la sangre ha recogido del resto del cuerpo. Pero el humo, el cual contiene nicotina y alquitrán, reduce la eficiencia de la operación de este órgano vital.

El cuerpo humano físico es como Dios dice el TEMPLO de Su Espíritu Santo. Si se mancha este

TEMPLO, este cuerpo físico, Dios dice que nos destruirá. Dios pensó que si habíamos de estar COMPLETOS; si habíamos de vivir vidas felices, saludables y abundantes; y si habíamos de obtener vida eterna, deberíamos tomar SU ESPÍRITU y no sustancias venenosas como el tabaco.

Herbert W. Armstrong murió el 16 de enero, 1986 a la edad de 93 1/2 años. Sus razones para dejar de fumar tienen sentido bíblico para mí. La gente no debería fumar. Eso les hace daño a ellos y a los que están a su alrededor.

Él concluyó, correctamente, que los cristianos no deberían fumar.

(Aquellos interesados en aprender más acerca de Herbert W. Armstrong deberían leer el artículo ¿Quién fue Herbert W. Armstrong? ¿Cómo es mirado él hoy en día?)

Note algo de lo que enseña el Nuevo Testamento:

19 ¿O no sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, que mora en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? 20 Pues habéis sido comprados por precio. Por tanto, glorificad a Dios en vuestro cuerpo. (1 Corintios 6: 19-20)

37 Jesús le dijo: —Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu mente. 38 Este es el grande y el primer mandamiento. 39 Y el segundo es semejante a él: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 40 De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas. (Mateo 22: 37-40)

Considere que fumar no glorifica a Dios en su cuerpo –ello daña su cuerpo. Considere que fumar tampoco muestra amor hacia el prójimo –ello hace daño al prójimo. Fumar es un pecado contra el cuerpo, y a veces más que eso.

Fumar es malo y mata a la gente. Dios quiere que la gente cambie/se arrepienta (Hechos 17: 30) –lo que significa que a pesar de sus dificultades, eso se puede hacer (cf. 1 Corintios 10: 13). Mientras más pronto se empiece mejor será. Los cristianos deberían luchar por no fumar y deberían esforzarse por estar saludables.

Posted in Vida cristiana
Acerca de la CCOG
La Continuación de la Iglesia de Dios, que intenta representar al remanente más fiel de la porción de Filadelfia (Apocalipsis 3: 7) de la Iglesia de Dios, basa sus creencias en la Sagrada Biblia. Lea la Declaración de Creencias de la CCOG para más información Declaración de las Doctrinas de la Continuación de la Iglesia de Dios.