Temas de doctrina: Herbert W. Armstrong vs. Martin Lutero

Temas de doctrina: Herbert W. Armstrong vs. Martín Lutero

COGwriter

La mayoría de las personas están familiarizadas con el Reformador Protestante Martín Lutero. Y la mayoría de las personas que llegan regularmente a esta página de noticias de la iglesia COGwriter están familiarizadas con el finado líder de la COG Herbert W. Armstrong.

Aunque ambos hombres tuvieron problemas en sus vidas personales, me gustaría destacar un par de sus similaridades doctrinales/teológicas y un par de diferencias doctrinales.

Los Diez Mandamientos

Con respecto a los Diez Mandamientos, Marín Lutero dijo que:

Dios amenaza con castigar a todos los que quebranten estos mandamientos … Por lo tanto, nosotros deberíamos amarlo y confiar en Él y hacer de buen grado lo que Él ordena” (Luther’s Small Catechism with Explanation. Concordia Publishing House, St. Louis, 1986, p.12).

Los frutos de este pecado son consecuencias de las acciones malvadas que están prohibidas en los Diez Mandamientos … Nosotros sostenemos que la Ley fue dada por Dios, primero, para restringir el pecado por amenazas y el temor del castigo, y por la promesa y la oferda de gracia y beneficio (Luther Martin. The Smallclad Papers. 1537. Translated by F. Bente and W. H. T. Dau Published in: _Triglot Concordia: The Symbolical Books of the Ev. Lutheran Church_. (St. Louis: Concordia Publishing House, 1921), pp. 453-529).

… enseñarle a ellos primero todos estos artículos, es decir los diez mandamientos … Pero para aquellos que no aprendan, que se les diga que ellos están negando a Cristo y que no son cristianos … (Luther M. The Short Catechism, 1529. Cited in Bettenson H, ed., Documents of the Christian Church. London: Oxford University Press, 1943, p. 225).

Adicionalmente, la sección Preguntas cristianas y sus respuestas de ese libro afirma (no está claro si Martín Lutero realmente escribió esa sección, si bien se le ha adscrito a él):

“1. ¿Cree usted que usted es un pecado? Sí, yo lo creo, yo soy un pecador. 2. ¿Cómo sabe usted esto? De los Diez Mandamientos, que yo no he guardado … Los Diez Mandamientos son la ley de Dios” (Luther’s Small Catechism with Explanation. Concordia Publishing House, St. Louis, 1986. pp.39-40,53).

Martín Lutero escribió:

… quien quiera que desee saber y hacer buenas obras no necesita más que conocer los mandamientos de Dios. Así Cristo dice, Mateo xix, “Si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos”. Y cuando el hombre joven le pregunta a Él, Mateo xix, qué debe hacer él para poder heredar la vida eterna, Cristo pone ante él nada más que los Diez Mandamientos (Luther M. Treatise on Good Works, March 29, 1520).

Pues incluso si Moisés nunca hubiera aparecido y si Abraham nunca hubiera nacido, los Diez Mandamientos habrían tenido que gobernar a todos los hombres desde el comienzo, como ellos ciertamente lo hicieron y todavía lo harán (Luther, M. Against the Sabbatarians:Letter to a Good Friend, Part II, 1538).

Similarmente, Herbert Armstrong enseñó:

“Los diez mandamientos fueron primero hechos conocidos de ADÁN en el Jardín de Edén … Nosotros leemos en Romanos 5: 12, ‘Por lo tanto, como por un hombre entró el pecado en el mundo, y POR EL PECADO LA MUERTE; así pasó la muerte sobre todos los hombres, pues todos han pecado.’ Y en el versículo catorce, ‘La muerte reinó DESDE ADÁN HASTA MOISÉS’. ‘El pecado NO se imputa donde NO hay ley’, lee usted en el versículo 13. Sin embargo el pecado fue imputado poque la muerte reinó desde Adán hasta Moisés. Debe haber habido entonces una ley desde el tiempo de Adán … ¿Qué es pecado? ¿Hay una definición en la Biblia? ¿Hay algún lugar en la Biblia que diga, “Pecado es… y luego siga la definición? La respuesta está en 1 Juan 3: 4, ‘Pecado es la transgresión de la ley.’” (Armstrong, H. Were the TEN COMMANDMENTS in force before Moses? Circa 1956).

Un folleto gratuito en línea relacionado con los Diez Mandamientos está disponible: Los Diez Mandamientos: El Decálogo, el Cristianismo, y los Diez Mandamientos http://www.cogwriter.com/TenCommandments.pdf.

La condición de los Muertos

Ellos también tuvieron similitudes sobre el estado de los muertos.

La causa inmediata de la posición de Lutero sobre la dormida del alma fue el problema del purgatorio, con su postulado del consciente tormento de almas angustiadas. Aunque Lutero no siempre es consistente, la nota predominante que discurre en todos sus escritos es que las almas duermen en paz, sin consciencia o dolor. Los cristianos muertos no están conscientes de nada – no ven, no sienten, no entienden, y no son conscientes de eventos pasivos. Lultero mantuvo y periódicamente afirmó que en el dormir de la muerte, como en el sueño físico, hay completa inconsciencia y falta de consciencia sobre la condición de muertos o del paso del tiempo. La muerte es un profundo, claro, dulce sueño. Y los muertos permanecen dormidos hasta el día de la resurrección (Martin Luther and William Tyndale on the State of the Dead pp. 571-572).

Martín Lutero específicamente enseñó:

Es probable, en mi opinión, con muy pocas excepciones ciertamente, que los muertes duerman en completa insensibilidad hasta el día del juicio … Sobre qué autoridad puede decirse que las almas de losmuertos pueden no dormir en el intervalo entre la tierra y el cielo … (Luther M. Translated by W. Hazlitt. The life of Luther written by himself. M. Michelet, ed. Bohn’s Standard Library. G. Bell, 1904, p. 133).

Herbert Armstrong enseñó:

“La enseñanza de la Biblia contrariamente a gran parte de la enseñanza religiosa y de las iglesias – que es la enseñanza de la PALABRA DE DIOS – es que los muertos ESTÁN MUERTOS – completamente inconscientes. Note la inspirada sabiduría de Salomón: “Pues los vivos saben que ellos morirán: Pero los muertos no saben nada…” – la RSV traduce eso “los muertos NO SABEN NADA” (Ecc. 9: 5) … I Corintios 15: 49: “Y como nosotros nacimos a la imagen del terrenal, nosotros [futuro – resurreción] también llevaremos la imagen del celestial” (versículo 49). Como ahora nosotros somos carne, nosotros seremos ESPÍRITU – en la resurrección, esto es, cuando nosotros “NACEREMOS DE NUEVO” – cuando nosotros veremo, entrar dentro, del Reino de Dios – cuando nosotros seamos Espíritu – en la resurrección! ‘Ahora esto digo yo, hermanos, que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios; ni la corrupción heredar la incorrupción. He aquí, yo les voy a mostrar un mistero; no todos dormiremos [estaremos muertos], simo que nosotros seremos cambiados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la última trompeta: Pues la trompeta sonará, y los muertos serán levantados incorruptibles, y nosotros [los que vivan entonces] seremos cambiados (versículos 50-52)'” (Armstrong HW. Incredible Human Potential. Chapter 12).

Aunque algunos critican esta enseñanza y la llaman “dormir de las almas”, ella fue mantenida por los primeros cristianos. Por favor chequee el artículo ¿Creían los primeros cristianos que los humanos poseían la inmortalidad? http://www.cogwriter.com/immortality.htm

Ambos hombres tuvieron un montón de disimilitudes, personal y profesionalmente. Pero, este artículo no se enfocará sobre las disimilitudes personales, sino más bien sobre unas pocas disimilitudes doctrinales. Porque, desde la perspectiva de la verdad bíblica, esas son las primarias disimilitudes que deberían contar.

¿Es la Biblia falible? ¿Se contradice la Biblia a sí misma?

Martín Lutero parece pensar eso puesto que él escribió acerca del libro de Santiago,

En primer lugar él está rotundamente contra S. Pablo y todo el resto de la Escritura adscribiéndole justificación a las obras. Él dice que Abraham fue justificado por sus obras cuando él ofreció a su hijo Isaac; si bien en Romanos 4 S. Pablo enseña lo contrario que Abraham fue justificado aparte de las obras, por su sola fe, antes de que él hubiera ofrecido a su hijo, y prueba eso por Moisés en Génesis 15 … Pero este Santiago no hace más que ir a la ley y a sus obras. Además, él pone juntas las cosas de una manera tan caótica que parece que él debe haber sido escrito por algún hombre bueno, piadoso, que tomó unos pocos dichos de los discípulos de los apóstoles y de esta manera los vertió a ellos sobre el papel. O quizás puede haber sido escrito por algluno sobre la base de su predicación. Él llama a la ley una ‘ley de libertad’, mientras que Pablo la llama una ley de esclavitud, de ira, de muerte, y de pecado (Luther, M. Preface to the Epistles of St. James and St. Jude, 1546; originally 1522).

Como lo muestran las siguientes citas, a Martín Lutero no le importaban algunos libros en el Nuevo Testamento tampoco:

Job no habló como está escrito en su libro, sino sólo tuvo tales pensamientos. Es meramente el argumento de una fábula. Es probable que Salomón escribiera e hiciera este libro … El Eclesiastés debería haber sido más completo. Hay demasiada materia incoherente en él … Salomón, por lo tanto, no escribió este libro … Yo soy un enemigo tal de Esther que yo deseo que él no existiera, pues él judaíza demasiado … La historia de Jonás es tan monstruosa que ella es absolutamente increíble. (como está citado en O’Hare, p. 202).

Para información adicional, por favor lea el artículo, Sola Scriptura o Prima Luther: ¿Qué enseñó realmente Martín Lutero acerca de la Biblia? http://www.cogwriter.com/luther.htm

No obstante, la WCG bajo Herbert Armstrong enseñó,

La Biblia es verdadera no sólo científicamente, sino históricamente. De nuevo, si bien la Biblia no es un libro de historia, cualquier cosa que esté mencionada como historia en la Biblia siempre es cierta. ¿Es la Palabra de Dios infalible? Ciertamente lo es. (Is the Bible Infallible? Good News Article – Dec. 1980).

¿Son apropiados todos los libros del Nuevo Testamento?

Martín Lutero tenía una opinión claramente baja de los libros de Hebreos, Santiago, Judas, y Apocalipsis, puesto que él escribió:

Hasta este punto nosotros hemos tenido los verdaderos y ciertamente más importantes libros del Nuevo Testamento. Los cuatro que siguen tienen desde tiempos antiguos una reputación diferente. En primer lugar, el hecho de que Hebreos no sea una epístola de S. Pablo, o de cualquier otro apóstol, está probado por lo que dice en el capítulo 2 (Luther, M. Prefaces to the Epistle of the Hebrews, 1546; originally1522).

Martín Lutero escribió,

Concerniente a la epístola de San Judas, nadie puede negar que es un extracto o copia de la segunda epístola de S. Pedro, tan semejantes son todas las palabras. Él también habla de los apóstoles como un discípulo que viene mucho tiempo después de ellos y cita dichos e incidentes que no se encuentran en ninguna otra parte de las Escrituras. Esto movió a los padres antiguos a excluir a esta epístola del cuerpo principal de las Escrituras. Además el apóstol Judas no fue a las tierrras que hablaban griego, sino a Persia, como está dicho, de manera que él no escribía en griego. Por lo tanto, si bien yo valoro este libro, es una epístola que necesita no ser contada entre los principales libros que establecen supuestamente los fundamentos de la fe (Luther, M. Preface to the Epistles of St. James and St. Jude, 1546; originally 1522).

Martín Lutero enseñó,

¿Cuáles son los verdaderos y más nobles libros del Nuevo Testamento? De todo esto ustedes pueden ahora juzgar todos los libros y decidir entre ellos cuáles son los mejores. El evangelio de Juan y las epístolas de S. Pablo, especialmente la de los Romanos, y la primera epístola de S. Pedro son el verdadero núcleo y médula de todos los libros … Por lo tanto el evangelio de Juan es el único, fino, verdadero, y principal evangelio, y ha de ser preferido, de lejos, mucho más que los otros tres y colocado en un lugar más alto que ellos. Así, también, las epístolas de S. Pablo y S. Pedro sobrepasan a los otros tres evantelios, Mateo, Marcos, y Lucas. En una palabra el evangelio de S. Juan y su primera epístola, las epístolas de S. Pablo, especialmente la de los Romanos, Gálatas, y Efesios, y la primera epístola de S. Pedro son los libros que les muestran a ustedes a Cristo y que les enseñan a ustedes todo lo que es necesario y de salvación para que ustedes lo conozcan, incluso si ustedes nunca fueran a ver o a escuchar algún otro libro o doctrina. Por lo tanto la epístola de S. Santiago es una epístola de paja, comparada con las otras, pues ella no tiene nada acerca de la naturaleza del evangelio (Luther, M. Prefaces to the New Testament. LW 35:357-362, 394-399 Preface to the New Testament, 1546; originally 1522).

Bajo Herbert Armstrong, la WCG enseñó,

La Biblia es verdadera no sólo científicamente, sino históricamente. De nuevo, si bien la Biblia no es un libro de historia, cualquier cosa que esté mencionada como historia en la Biblia siempre es cierta. ¿Es la Palabra de Dios infalible? Ciertamente lo es. (Is the Bible Infallible? Good News Article – Dec. 1980).

“‘Atar’ viene de la palabra hebrea que significa ‘completar’. Los apóstoles fueron usados para ‘completar’ el testimonio de Jesucristo. La Iglesia del Nuevo Testamento tiene “el testimonio de Jesucristo” (Apoc. 12: 17). Fue también a través de los discípulos de Jesús que el sello de aprobación de Dios fue colocado sobre esas leyes que son eternamente vinculantes sobre los cristianos. Sí, nosotros podemos saber! La Biblia está COMPLETA! Ningún libro de la Biblia se ha perdido. No falta ninguno. Los libros de la Biblia como usted los encuentra en la Versión del Rey Jaime constituyen la Biblia completa! (Do We Have The COMPLETE BIBLE? Copyright 1959, 1974 Ambassador College).

Dos artículos de posible interés relacionado pueden ser El Canon del Antiguo Testamento y El Canon del Nuevo Testamento – Desde la propia Biblia. Un libro gratuito en línea de posible interés está también disponible:

Puede ser de interés también darse cuenta de que aunque Martín Lutero escribió, “el evangelio de Juan es el único, fino, verdadero, y principal evangelio, y ha de ser preferido, de lejos, mucho más que los otros tres y colocado en un lugar más alto que ellos”, él (a diferencia de HWA) ignoró mucho de lo que él enseñó. La pura verdad es que mucho del Evangelio según Juan tuvieron que ver con dos estaciones de los días santos: La estación de la Pascua http://www.cogwriter.com/passover.htm final (Capítulos 13-21) y una particular estación de Fiesta de Tabernáculos http://www.cogwriter.com/feast.htm (Capítulos 7-9) – tiempos que Martín Lutero no observaba como lo hicieron los cristianos originales, pero que sí observaba Herbert Armstrong.

Bautismo de infantes/niños

“¿Por qué han de ser bautizados los bebés? R. Los bebés han de ser bautizados porque ellos están incluídos en las palabras ‘todas las naciones’ (Luther’s Small Catechism with Explanation. Concordia Publishing House, St. Louis, 1986, p.202).

Adicionalmente, Martín Lutero tuvo estas declaraciones confirmadas:

Artículo IX: Del Bautismo. Del Bautismo ellos enseñan que es necesario para la salvación, y que a través del Bautismo es ofrecida la gracia de Dios, y que los niños han de ser bautizados quienes, siendo ofrecidos a Dios a través del Bautismo son recibidos en la gracia de Dios. Ellos condenan a los Anabaptistas, quienes rechazan el bautismo de niños … Artículo XII: … Ellos condenan a los Anabaptistas, quienes niegan que aquellos que una vez fueron justificados puedan perder el Espíritu Santo (The Confession of Faith: Which Was Submitted to His Imperial Majesty Charles V. At the Diet of Augsburg in the Year 1530. by Philip Melanchthon, 1497-1560. Translated by F. Bente and W. H. T. Dau. Published in: Triglot Concordia: The Symbolical Books of the Ev. Lutheran Church. St. Louis: Concordia Publishing House, 1921, pp. 37-95.)

De esta forma Martín Lutero no sólo alentaba el bautismo de infantes, él condenaba a aquellos que se oponían al bautismo de niños.

El apóstol Pedro enseñó, “Arrepiéntanse, y que cada uno de ustedes sea bautizado en el nombre de Jesucristo para la remisión de los pecados” (Hechos 2: 38) “Entonces aquellos que alegremente recibieron su palabra fueron bautizados” (Hechos 2: 42).

Herbert Armstrong enseñó,

¿Deberían los niños ser bautizados? Uno no puede ser bautizado hasta despues de que se haya ARREPENTIDO plenamente. Sólo aquellos que CREEN, tanto en el verdadero EVANGELIO (el Mensaje que Jesús predicó, que es el Reino, o Gobierno de Dios) y en JESUCRISTO como Salvador personal, pueden ser bautizados (ver Hechos 2: 38; 8: 37; 16; 31). Los niños no han alcanzdo la madurez en la cual ellos tienen la auto-disciplina para arrepentirse verdaderamente, y creer (Armstrong H. All About Water Baptism. 1948, 1954, 1972 edition).

No hay ninguna instancia registrada de ningún bebé siendo bautizado en el Antiguo o en el Nuevo Testamento. Un artículo de interés relacionado puede ser El Bautismo y la Primera Iglesia http://www.cogwriter.com/baptism.htm.

En octubre 31, 2017, muchos celebraron la Reforma Protestante de Martín Lutero, a pesar de no darse cuenta de que él no reformó para enseñar la verdadera y original fe cristiana. La fe por la que nosotros estamos en la Continuación de la Iglesila de Dios http://www.ccog.org/.

Posted in Uncategorized
Acerca de la CCOG
La Continuación de la Iglesia de Dios, que intenta representar al remanente más fiel de la porción de Filadelfia (Apocalipsis 3: 7) de la Iglesia de Dios, basa sus creencias en la Sagrada Biblia. Lea la Declaración de Creencias de la CCOG para más información Declaración de las Doctrinas de la Continuación de la Iglesia de Dios.
Recent Posts