La Voz del Pastor sobre ciertas consecuencias de la inmoralidad sexual

La Voz del Pastor sobre ciertas consecuencias de la inmoralidad sexual

sexual-regret

COGwriter

Norman Edwards tiene lo siguiente en una edición de la revista La Voz del Pastor:

Este es el primer mandamiento que Dios dio a Adán y Eva:

Por lo tanto un hombre dejará a su padre y a su madre y se unirá a su esposa, y ellos serán una carne. Y ellos estaban ambos desnudos, el hombre y su esposa, y no estaban avergonzados (Génesis 2: 24-25).

La humanidad ha obedecido, en un vasto grado, este mandamiento a través de los siglos, si bien demasiado a menudo fuera de orden. Hoy, es común para las personas jóvenes al revés: Desnudarse y tener sexo (“una carne”), luego pensar acerca de casarse y/o ser capaces de permitirse dejar a mamá y papá. Tal práctica es absolutamente devastadora para la familia y el futuro. Pero esencialmente enseñada en la mayoría de las escuelas públicas. La mayoría de los consejeros seculares hoy enseñan que el sexo entre adultos que consienten (y posiblemente adolescentes) está bien en tanto que el amor esté involucrado. ¿Pero qué dice Dios?

Imiten a Dios, por lo tanto, en todo lo que ustedes hagan, porque ustedes son sus queridos hijos. Vivan una vida llena de amor, siguiendo el ejemplo de Cristo. Él nos amó a nosotros y se ofreció a sí mismo como un sacrificio por nosotros, un aroma grata a Dios. No haya ninguna inmoralidad sexual, impureza, o codicia entre ustedes. Tales pecados no tienen lugar entre el pueblo de Dios. Relatos obscenos, conversaciones tontas, y bromas groseras — estas no son para ustedes. En su lugar, haya agradecimiento a Dios. Ustedes pueden estar seguros que ninguna persona inmoral, impura, o codiciosa heredará el Reino de Cristo y de Dios. Pues una persona codiciosa es un idólatra, adorando las cosas de este mundo. No sean engañados por aquellos que tratan de excusar estos pecados, pues la ira de Dios caerá sobre todos los que lo desobedecen a él. No participen en las cosas que estas personas hacen (Efesios 5: 1-7, NLT).

La meta de la educación sexual de las escuelas públicas es ayudar a los adolescentes a hacer “elecciones informadas” y practicar “sexo seguro” –evitar enfermedades y embarazos no deseados. Pero tras décadas de esa clase de educación, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades nos dice a nosotros que todavía hay 110 millones de americanos con Infecciones Sexualmente Transmisibles. También, en números redondos, hay cerca de 2 millones de bebes no deseados nacidos en los EE.UU. cada año. La mitad de ellos son abortados, la otra mitad es criada por alguien que puede o puede no amarlos a ellos: Pueden ser ambos padres, pero más probablemente un padre, un abuelo, un amigo, una familia adoptiva o una combinación de lo anterior.

Las duras lecciones de la realidad

Estos hijos no planeados son el punto focal de peleas familiares, batallas de custodia, casos de apoyo a los niños, abuso, casos de asistencia del gobierno, y tantas otras cosas que hacen sus vidas y nuestras vidas infelices. Este escritor ha trabajado en un ministerio para personas sin hogar durante los pasados cuatro años y tiene experiencia de primera mano de los niños –algunos ahora adultos– que crecieron sabiendo que ellos no eran deseados por uno o ambos padres.

En nuestra breve experiencia ayudando a mujeres solas sin hogar con embarazos no planeados, nosotros hemos experimentado casi todo el espectro de dificultades: La madre desea tener a su bebé y su familia desean que él (los bebés son “él” por claridad) sea abortado. Su familia desea el bebé pero su madre desea que él sea abortado. La madre desea el bebé y el padre no –y viceversa. Unas mujeres desean un bebé tan mal que ellas están dispuestas a ser embarazadas por casi cualquiera –porque ellas desean a alguien para amar y esperan que el bebé las amará a ellas. La mujer desea un bebé para conseguir ayuda del gobierno y apoyo para el niño. Una mujer desea un bebé, pero frecuentemente lo deja a él con la familia y amigos por extensos períodos de tiempo –a veces sin advertencia. A algunos hombres no les importa el apoyo de los niños porque ellos nunca planearon trabajar. Nuestras cortes a menudo se hacen sabias en estas situaciones y terminan los actuales y futuros derechos de paternidad a estos padres irresponsables.

Nosotros hemos conocido personas que dijeron a sus parejas que ellas eran infértiles para que ellos pudieran tener sexo sin protección –pero estaban realmente mintiendo. Nuestro ministerio de los sin hogar una vez albergó a tres mujeres a todas las cuales se les dijo un relato similar por el mismo hombre –y quienes terminaron todas embarazadas de él. En el lado opuesto, nosotros hemos visto mujeres que dijeron estar embarazadas cuando ellas no lo estaban –o esperando que un hombre se casara con ellas pensando que ella tenía su bebé, o simplemente para que otros le dieran cosas a una pobre mamá soltera. Todas estas mentiras hacen simplemente más difícil para la gente practicar la verdad de Dios y cuidar por los bebés reales y madres que honestamente desean ayuda, y quienes a menudo se meten en semejantes líos sin saber lo que ellas están haciendo. Ciertamente, algunas de ellas crecieron con sus padres frecuentemente mintiéndoles a ellas y teniendo sexo con quien fuera conveniente en el momento.

Los hombres tienen consecuencias a largo plazo como también las mujeres. Una Corte ordena a un hombre pagar alimentos al hijo, si él se atrasa en sus pagos, es probable que tenga su salario o cuenta bancaria embargada o su licencia de conductor suspendida –en cualquier parte del país. Eso es en algunas formas como el requerimiento bíblico para que un hombre soltero tenga sexo con una mujer soltera –nosotros debemos pagar “el precio de la novia” no importa cuál, pero el padre de la mujer puede rechazarlo a él como esposo (Éx. 22: 16-17). No es necesario decirlo, a los hombres inmorales que son capaces de ganar unos buenos ingresos no les gusta el prospecto de pagar alimentos por 18 años a alguien que realmente no les importa.

Un hombre inmoral pensando en el futuro que nosotros conocimos, cuando una novia le dijo a él que ella estaba embarazada de él, cometió un robo y usó los provechos para pagar por el aborto de su bebé. Él fue sentenciado a un par de años en prisión por el robo, pero el aborto fue legal. Otra mujer que previamente permaneció con nosotros tuvo un novio inmoral que no pensaba tanto en el futuro. Ella obtuvo alimentos ordenados por la Corte, así que él se movió a otro Estado esperando evitar pagarlos. Cuando los pagos de alimentos adeudados lo cogieron, su solución fue regresar y matar a su bebé. Él está ahora pagando una sentencia de prisión de por vida. Esto es sólo parte del problema que surge del sexo sin matrimonio. Nuestra nación, legislatura y Cortes serán algún día juzgadas por decir a nuestras madres y padres que es enteramente correcto matar a sus bebés –en tanto que ellos lo hagan antes de que nazcan. Pero tantas personas jóvenes simplemente no piensan acerca de ninguna de estas complicaciones cuando ellos desean sexo sin compromiso.

Casi tan triste, son algunos de los padres que deciden conservar y amar a sus hijos no planeados, pero simplemente no son capaces de hacerlo. Algunos de ellos tienen tan poco conocimiento de las cosas que ellos necesitan: Cómo construir una buena relación, por qué un matrimonio de por vida es importante, cómo conseguir un empleo, cómo trabajar duro en ese empleo, cómo mantener su hogar organizado, cómo enseñar y entrenar a los hijos, etc. La mayoría de ellos están apoyándose en la enseñanza de los medios de que el sexo y las relaciones son divertidas, y la “educación sexual” que ellos tuvieron en la escuela secundaria.

La educación sexual enseña “elecciones informadas”, pero a veces todas las elecciones son malas.Un padre con un hijo no deseado es a menudo dejado entre:

1) Abortar (matar) el bebé.

2) Criar el bebé sabiendo que una o más personas estará probablemente para siempre furiosa con el bebe (a causa de los pagos de los alimentos del hijo o porque el bebé les recordará a ellos el sexo ilegítimo de alguno).

3) Poner al bebé en adopción (que puede ser un desastre para el padre que ame al bebé — y una futura pesadilla cuando el hijo posteriormente decida encontrar quienes son sus padres reales y quién lo abandonó a él).

El método de la “educación sexual” para prevenir este problema es educar mejor a aquellos que practican el “sexo seguro”. Pero eso va contra la naturaleza del sexo. Es tan poderoso, tan emocional. Cuando el sexo es sobrecogedor, el proceso lógico de uno es entregarse a la pasión. Y eso es bueno. Las personas deberían experimentar el sexo al máximo. Dios dijo que eso era muy bueno (Génesis 1: 31). Pero por eso es que Él dijo que el sexo pertenece al matrimonio –en donde están los padres amorosos, comprometidos a levantar cualquier bebé que llegue– planeado o no. Pero cuando el sexo es por fuera del matrimonio, cuando poderosas pasiones hacen que la gente no recuerde la prevención del embarazo que ellos aprendieron en la escuela secundaria, el resultado son millones de embarazos no deseados y de enfermedades transmitidas sexualmente. Seguro, hay muchos métodos de control natal que alardean de una efectividad mayor al 95%. Este escritor ha encontrado individuos que dijeron haber conseguido embarazos mientras usaban casi todos los diferentes métodos disponibles “a prueba de tontos”.

Incluso si los programas de educación sexual tuvieran 10 veces el presupuesto yo pudieran hacerse 10 veces más efectivos, ellos todavía serían fracasos. 11 millones de americanos con enfermedades transmitidas sexualmente y más de 200,000 bebés no deseados nacidos cada año todavía serían demasiados.

Muchos de esos relatos que cuenta Norman Edwards rompen el corazón.

Todos necesitan atender lo siguiente del apóstol Pablo:

18 Huid de la inmoralidad sexual. Cualquier otro pecado que el hombre cometa está fuera del cuerpo, pero el fornicario peca contra su propio cuerpo. (1 Corintos 6: 18)

12 Todas las cosas me son lícitas, pero no todo me conviene. Todas las cosas me son lícitas, pero yo no me dejaré dominar por ninguna. … 18 Huid de la inmoralidad sexual. Cualquier otro pecado que el hombre cometa está fuera del cuerpo, pero el fornicario peca contra su propio cuerpo. (1 Corintios 6: 12, 18)

8 Ni practiquemos la inmoralidad sexual, como algunos de ellos la practicaron y en un sólo día cayeron 23.000 personas. 9 Ni tentemos a Cristo, como algunos de ellos le tentaron y perecieron por las serpientes. 10 Ni murmuréis, como algunos de ellos murmuraron y perecieron por el destructor. 11 Estas cosas les acontecieron como ejemplos y están escritas para nuestra instrucción, para nosotros sobre quienes ha llegado el fin de las edades. 12 Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga. 13 No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, quien no os dejará ser tentados más de lo que podéis soportar, sino que juntamente con la tentación dará la salida, para que la podáis resistir. (1 Corintios 10: 8-13)

Jesús enseñó:

27 “Habéis oído que fue dicho: No cometerás adulterio. 28 Pero yo os digo que todo el que mira a una mujer para codiciarla ya adulteró con ella en su corazón. (Mateo 5: 27-28)

10 El ladrón no viene sino para robar, matar y destruir. Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. (Juan 10: 10)

El cuerpo y la mente no son para la fornicación. Ese es un camino que lleva a la miseria y a la destrucción.

 

Posted in Enseñanzas