Jesús, el Hijo de Dios y Salvador

Jesús, el Hijo de Dios y Salvador

bible

COGwriter

La Biblia se refiere a Jesús por varios nombres y títulos. Y si bien las primeras referencias cronológicas escritas acerca de Él están en las escrituras hebreas, las que parecen ocuparse de Él más están en el Nuevo Testamento.

En respuesta a una declaración acerca de Su edad hecha por algunos de los judíos:

58 Jesús les dijo a ellos: “Más seguramente, yo les digo a ustedes, antes de que Abraham fuera, YO SOY.” (Juan 8: 58, NKJV siempre, a menos que se indique otra cosa).

El término “YO SOY” era parte del Nombre Divino en el Antiguo Testamento. Cuando Jesús dijo que Él era “YO SOY”, Él estaba diciéndole a la gente que él precedió a la creación.

Note también lo siguiente:

1 En el comienzo era el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios. 2 Él estaba en el comienzo con Dios. 3 Todas las cosas fueron hechas a través de Él, y sin Él nada de lo está hecho fue hecho.

Aunque a algunos unitarios no les gusta el anterior pasaje (y algunas de sus objeciones son tratads en el artículo), la simple verdad es que Jesús era llamado el Verbo y Él se hizo carne.

El Nuevo Testamento es claro en que Jesús precedía a las creaciones físicas:

15 El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda la creación; 16 porque en él fueron creadas todas las cosas que están en los cielos y en la tierra, visibles e invisibles, sean tronos, dominios, principados o autoridades. Todo fue creado por medio de él y para él. 17 El antecede a todas las cosas, y en él todas las cosas subsisten. 18 Y además, él es la cabeza del cuerpo, que es la iglesia. El es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo él sea preeminente; (Colosenses 1: 15-18)

Aunque algunos trinitarios impropiamente dicen que Jesús era plenamente humano y plenamente divino mientras estuvo sobre la tierra en la carne (ver ¿Enseñó acaso la Verdadera Iglesia una Trinidad?), esto no es lo que la Biblia enseña. Note dos pasajes que deberían hacer eso claro para aquellos que estén dispuestos a creer a la Biblia por encima de las tradiciones de los hombres:

14 Y el Verbo se hizo carne y moró entre nosotros, y nosotros hemos contemplado su gloria, la gloria del único unigénito del Padre, lleno de gracia y vedad. (Juan 1: 14)

5 Haya en vosotros esta manera de pensar que hubo también en Cristo Jesús: 6 Existiendo en forma de Dios, él no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse; 7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, haciéndose semejante a los hombres; y hallándose en condición de hombre, 8 se humilló a sí mismo haciéndose obediente hasta la muerte (Filipenses 2: 5-8a)

Jesús se vació a Sí mismo de Su divinidad cuando Él físicamente vino al vientre de María. Un artículo de interés relacionado puede ser Jesús es Dios, pero se hizo carne.

El apóstol Pablo hace claro que Jesús era Dios en el Antiguo Testamento como también en el Nuevo:

1 No quiero que ignoréis, hermanos, que todos nuestros padres estuvieron bajo la nube, y que todos atravesaron el mar. 2 Todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar. 3 Todos comieron la misma comida espiritual. 4 Todos bebieron la misma bebida espiritual, porque bebían de la roca espiritual que los seguía; y la roca era Cristo. 5 Sin embargo, Dios no se agradó de la mayoría de ellos; pues quedaron postrados en el desierto. (1 Corintios 10: 1-5)

7 A todos los que estáis en Roma, amados de Dios, llamados a ser santos: Gracia a vosotros y paz, de parte de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo. (Romanos 1: 7)

9 Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad; (Colosenses 2: 9)

Es sólo a través del nombre de Jesús que nosotros podemos ser salvados:

10 El que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, así como Dios de las suyas. 11 Hagamos, pues, todo esfuerzo para entrar en aquel reposo, no sea que alguien caiga en el mismo ejemplo de desobediencia. 12 Porque la Palabra de Dios es viva y eficaz, y más penetrante que toda espada de dos filos. Penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. (Hechos 4: 10-12)

4 “Desde la tierra de Egipto yo soy Jehovah tu Dios; no reconocerás otro dios aparte de mí, ni otro salvador, sino a mí. (Oseas 13: 4)

Jesús es el Salvador.

¿Quién fue Jesús? ¿Por qué vino Él a la tierra? ¿Qué mensaje trajo Él? ¿Enseñó y guardó Jesús los Diez Mandamientos? ¿Por qué es el reino de Dios un misterio? ¿Por qué hablaba Jesús en parábolas? ¿Hay evidencia por fuera de la Biblia de que Él existió? ¿Qué escribieron Josefo, Tácito, y Suetonio? ¿Cómo retornará Jesús? ¿Podría la Bestia ser un ‘falso cristo’?

Hay un sermón de la Continuación de la Iglesia de Dios titulado Jesús: Hijo de Dios y Salvador y él se ocupa de esas preguntas y de más.

Posted in Deidad