¿Han acaso aprobado el aporto los obispos Romanos?

¿Han acaso aprobado el aborto los obispos Romanos?

125

El Coliseo de Roma (Foto por Joyce Thiel)

COGwriter

El aborto es malo y es bueno que muchos católicos se den cuenta de esto ahora.

No obstante la mayoría de los Católicos estaría sorprendido de escuchar que en el siglo tercero Calisto Obispo de Roma, abiertamente permitía el aborto.

En circa 217 D.C., Calistus se convirtió en Obispo de Roma. El santo Católico Romano Hipólito reportó:

Calistus … un hombre astuto para la maldad, y sutil en cuanto concernía al engaño, (y) quien estaba impelido por ambición incesante para subir al trono episcopal… Por lo tanto mujeres, reputadas creyentes, comenzaron a usar drogas para producir esterilidad, y aprestarse por ahí, para expeler lo que había sido concebido por cuenta de su falta de deseo de tener un hijo fuera de un esclavo o de cualquier hombre miserable, a causa de su familia y excesiva riqueza. He aquí, en cuán gran impedad ha procedido uno sin ley, al inculcar el adulterio y el asesinato al mismo tiempo! Y además, después de tales actos audaces, ellos, perdida toda vergüenza, intentan llamarse a sí mismos una Iglesia Católica! Y algunos, bajo la suposición de que ellos alcanzarán prosperidad, concurren con ellos. (Hipólito. Refutación de todas ls herejías. Libro IX, capítulo VII).

Note que Calistus permitía (o al menos dejaba llevar a cabo) el aborto y el adulterio.

Note lo que La Enciclopedia Católica admitió acerca de Calistus:

Calistus… permitía a las mujeres nobles casarse con personas bajas y esclavos, lo cual estaba prohibido por la ley romana; él habría dado así ocasión al infanticidio. (Chapman, Papa Calistus I).

No obstante la siguiente es la posición oficial de la Iglesia Católica Romana sobre el aborto que fue aprobada por el finado Papa Juan Pablo II y el actual [ahora, Papa emérito] Papa Benedicto XVI (cuando Benedicto XVI era todavía conocido como el Cardenal Ratzinger):

Desde el siglo primero la Iglesia ha afirmado el mal moral de todo aborto procurado. Esta enseñanza no ha cambiado y permanece incambiable. El aborto directo, es decir, el aborto consentido sea como un fin o un medio, es gravemente contrario a la ley moral. (Catecismo de la Iglesia Católica, #2271. Imprimatur Potest +Joseph Cardinal Ratzinger. Doubleday, NY 1995, p. 606).

Sin embargo, note lo que un erudito Protestante escribió acerca de otros Papas Católicos Romanos:

La mayoría de los católicos no está consciente de que la infalible Iglesia y los papas han cambiado sus opiniones algunas veces sobre este tópico –impensable desde la perspectiva de hoy.

Desde el siglo quinto en adelante, la opinión de Aristóteles de que el embrión va a través de etapas desde la vegetal a la animal a la espiritual fue aceptada. Sólo en el estadio final era él humano. Así Gregorio VI (1045-6) dijo, “Él no es un asesino quien hace el aborto sin que antes el alma esté en el cuerpo”. Gregorio XIII (1572-85), dijo que no era homicidio matar un embrión de menos de 40 días puesto que todavía no era humano. Su sucesor, Sixto V, quien reescribió la Biblia, estuvo en desacuerdo. Su Bula de 1588 hizo que todos los abortos por cualquier razón fueran homicidio y causa de excomunión. Su sucesor, Gregorio XIV, reversó ese decreto. En 1621, el Vaticano emitió otra directiva pastoral permitiendo el aborto hasta los 40 días (Hunt D. A Women Rides the BeastHarvest House Publishers, Eugene (OR), 1994, pp. 519-520).

Completamente similar note lo que un antiguo sacerdote Católico Romano escribió:

La mayoría de los Católicos asume que el alma está infusa desde la concepción… Desde el siglo catorce hasta el final del siglo diecinueve, todos los Católicos, incluyendo a los papas, tomaban por sentado que el alma no está infusa en la concepción…

Desde el siglo quinto, la iglesia aceptó sin preguntar, la primitiva embriología de Aristóteles. El embrión comenzaba como una cosa pequeña no humana que era progresivamente animada.

En el siglo quince, los moralistas comenzaron a preguntar si no era posible en algunas circunstancias librarse del feto sin falta… Algunos fueron más allá. Ellos decían que era permisible salvar la vida de la madre incluso después de que el feto estuviera humanizado…

Gregorio XIII (1572-85) dijo que no era homicidio matar un embrión de menos de cuarenta días puesto que él no era humano… Su sucesor, el tempestuoso Sixto V, quien reescribió la Biblia, estuvo en desacuerdo completamente. En su Bulla Effraenatum de 1588, él dijo que todos los abortos por cualquier razón eran homicidio y serían penalizados con la excomunión reservada a la Santa Sede. Inmediatamente después de que Sixto murió, Gregorio XIV se dio cuenta de que, en el actual estado de la opinión teológica la opinión de Sixto era demasiado severa. En una decisión casi única, él dijo que las censuras de Sixto iban a ser tratadas como si él nunca las hubiera emitido. (De Rosa, Peter. Vicars of Christ. Poolbeg Press, Dublin, 2000, p.p 374-375).

Incluso algunos monjes Católicos sacaron instrucciones sobre cómo podían las mujeres practicar abortos en la Edad Media:

Buscando milagros médicos en manuscritos medievales

Spiegel — Marzo 25, 2010 excertas…

Pasajes oscuros también pueden ser encontrados en “Macer floridus”, otra obra estándar de medicina monástica. “Cuando una mujer embarazada lleva la esencia de la flor marchita a su nariz, esto abortará el fruto del vientre”, escribió un monje en impactante hexámetro latino. Él se estaba refiriendo a la flor de la planta arum silvestres [arum salvaje]. El mismo efecto podía ser alcanzado, añadió él, “si la raíz macerada es insertada en el útero desde abajo con un pequeño supositorio de lana”.

El método de aborto mencionado involucraba que el supositorio podría incluso haber funcionado. “El arum es completamente tóxico”, dice Mayer. Sin embargo, la intervención no era probablemente completamente segura para la mujer embarazada. “En la Edad Media, eran a menudo usadas sustancias tóxicas”, explica Mayer. “La gente en los monasterios sabía acerca de los riesgos y efectos colaterales, pero ellos a menudo no tenían mejores alternativas.”

¿Monjes dando consejos sobre el aborto? La historia médica no encuentra esto del todo extravagante. “La Iglesia Católica sólo formuló su rígida posición sobre el aborto en el siglo 19″, explica Mayer. Ella no era tan clara en el pasado, agrega él. http://www.spiegel.de/international/zeitgeist/0,1518,685432,00.html

Si bien no hay evidencia de que ninguna legítima Iglesia de Dios aprobara el aborto, tristemente algunos afiliados con la Iglesia Romana lo hicieron.

Así, aunque es bueno que algunos Católicos se opongan ahora al aborto, los Católicos pueden desear considerar que su iglesia ha veces a tenido posiciones diferentes.

La mayoría de la gente, Católica o de otra clase, simplemente no saben lo suficiente acerca de la verdad real acerca de la primera historia de la iglesia.

Posted in Iglesia Catolica
Acerca de la CCOG
La Continuación de la Iglesia de Dios, que intenta representar al remanente más fiel de la porción de Filadelfia (Apocalipsis 3: 7) de la Iglesia de Dios, basa sus creencias en la Sagrada Biblia. Lea la Declaración de Creencias de la CCOG para más información Declaración de las Doctrinas de la Continuación de la Iglesia de Dios.