¿Entiende usted su destino?

¿Entiende usted su destino?

COGwriter

¿Cuál es su destino? ¿Va usted a gobernar el universo como un ser deidificado con Dios? ¿Podría el plan de Dios incluirlo a USTED?

Si bien esta creencia es a menudo considerada ser “heterodoxa” y por fuera de “la corriente principal del Cristianismo”, probablemente debería ser señalado que la Iglesia Ortodoxa Oriental enseña esta doctrina (y hay alrededor de 200-300 millones de ellos), así el término “heterodoxo” parece no ser apropiado (los Católicos de Roma y algunos otros también enseñan versiones de ello).

La realidad es que tanto la Biblia y escritos de los primeros profesantes de Cristo demuestran que la idea de que Jesús se convirtió en humano para que los humanos pudieran llegar a ser parte de la familia de Dios no es nueva ni “heterodoxa”. Sin embargo, puesto que la mayoría de los que dicen ser Cristianos no están familiarizados con la mayoría de los primeros escritos, ellos simplemente no se dan cuenta de que la deidificación no es una opinión “heterodoxa” y era mantenida por muchos.

Este breve artículo intentará suministrar prueba documentada de que esta deidificación es tanto bíblica como histórica y es el pretendido destino para los Cristianos convertidos (usted también puede mirar el video titulado ¿Cuál es su Destino? http://www.youtube.com/watch?v=EYpYN_yGAkY).

¿Enseña la Biblia que los humanos se convertirán en parte de la Familia de Dios?

Jesús http://www.cogwriter.com/jesusgod.htm enseñó la deidificación:

34 Jesús les contestó, “¿No está escrito en vuestra ley, ‘Yo dije, “Vosotros sois dioses”‘? Si Él los llamó a ellos dioses, a quienes vino la palabra de Dios (y la Escritura no puede ser quebrantada), 36 ¿Dicen ustedes de Aquel a quien el Padre santificó y envió al mundo, ‘Tu estás blasfemando’, porque yo dije, ‘So soy el Hijo de Dios’? (Juan 10: 34-36, NKJV siempre, a menos que se indique otra cosa).

Y esto se estaba refiriendo no sólo a Su deidificación puesto que Él citó del Salmo 82: 6 que también está en plural:

6 Yo dije, “Vosotros sois dioses, y todos vosotros sois hijos del Altísimo…” (Salmo 82: 6).

Dios desea descendencia divina, y por eso es por lo que Dios hizo a los humanos hombre y mujer y creó el matrimonio, como el Profeta Malaquías fue inspirado a escribir:

14 …ella es vuestra compañía. Y vuestra esposa por pacto. 15 ¿Pero no los hizo Él uno, teniendo un remanente del Espíritu? ¿Y por qué uno? Él busca descendencia divina. (Malaquías 2: 14-15)

Pablo también enseñó que nosotros somos descendencia de Dios:

28 Pues en Él vivimos nosotros y nos movemos y tenemos nuestro ser, como también algunos de vuestros poetas han dicho, ‘Pues nosotros también somos Su descendencia’. 29 Por lo tanto, puesto que nosotros somos la descendencia de Dios, nosotros no debemos pensar que la Naturaleza Divina es como el oro o la plata o la piedra, que algunos modelaron por el arte y el ingenio del hombre. (Hechos 17: 28-30)

Adicionalmente acerca de los verdaderos cristianos, el Apóstol Pablo http://www.cogwriter.com/paul.htmespecíficamente enseñó “nosotros tenemos la mente de Cristo” (1 Corintios 2: 16 –nosotros hacemos y nos esforzamos por tener más de eso.

Pablo escribió que Jesús era el primogénito de muchos hermanos:

29 Pues a quienes Él conoció primero, Él también predestinó a estar conformados a la imagen de Su Hijo, para que Él pudiera ser el primogénito entre muchos hermanos (Romanos 8: 29).

Note que iba a haber MUCHOS hermanos (ver también Oferta Universal de Salvación: Hay cientos de versículos en la Biblia que apoyan la Doctrina de la Apocatastasis http://www.cogwriter.com/apocatastasis.htm). La oferta de salvación y deidificación no iba a estar limitada sólo a unos pocos (Lucas 3: 6; si bien la mayoría no recibirá su oportunidad en esta era, cf. Mateo 7: 13-14).

Como Dios es nuestro Padre, nosotros vamos a estar “conformados a la imagen de Su Hijo”, Jesús es Dios, Jesús es nuestro hermano, ¿No vamos a estar nosotros en la familia de Dios y a ser verdaderamente deidificados?

Adicionalmente, la Biblia enseña que “Dios es amor” (1 Juan 4: 8, 16). El amor es todo acerca de lo que es la vida (ver también ¿Cuál es el significado de la vida? http://www.cogwriter.com/meaningoflife.htm).

Los cristianos van a mostrar el amor de Dios hacia su prójimo y a esforzarse por ser perfectos como Dios es perfecto:

43 “Habéis oído que fue dicho: Amarás a tu prójimo y aborrecerás a tu enemigo. 44 Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, y orad por los que os persiguen; 45 de modo que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, porque él hace salir su sol sobre malos y buenos, y hace llover sobre justos e injustos. 46 Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tenéis? ¿No hacen lo mismo también los publicanos? 47 Y si saludáis solamente a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen eso mismo los gentiles? 48 Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto (Mateo 5: 43-48)

Los cristianos van a vivir como Dios desea y a tener el amor de Dios (ver también Vivir como un cristiano: ¿Cómo y Por qué? http://www.cogwriter.com/christian-living.htm y aquí está también un video de YouTube relacionado con eso también llamado Vivir como un cristiano: ¿Cómo y Por qué? http://www.youtube.com/watch?v=7G0V5d_1Myo).

Dios es también santo y Su pueblo va a serlo también:

15 pero como Aquel que los llamó a ustedes es santo, sean ustedes también santos en toda su conducta, 16 porque está escrito, “Sed santos, pues yo soy santo”. (1 Pedro 1: 15-16).

Note que lo que sucedió con Jesús se supone que va a ocurrirnos a nosotros:

20 ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde el escriba? ¿Dónde el disputador de esta edad presente? ¿No es cierto que Dios ha transformado en locura la sabiduría de este mundo? 21 Puesto que en la sabiduría de Dios, el mundo no ha conocido a Dios mediante la sabiduría, a Dios le pareció bien salvar a los creyentes por la locura de la predicación. 22 Porque los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría; 23 pero nosotros predicamos a Cristo crucificado: para los judíos tropezadero, y para los gentiles locura. (1 Corintios 15: 20-23)

18 Por su propia voluntad, él nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que fuéramos como primicias de sus criaturas. (Santiago 1: 18)

4 Estos son los que nunca se mancharon con mujeres, pues son vírgenes. Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que vaya. Estos fueron redimidos de entre los hombres, primicias para Dios y para el Cordero. (Apocalipsis 14: 4)

16 Si la primicia es santa, también lo es toda la masa; y si la raíz es santa, también lo son las ramas. (Romanos 11: 16)

Los cristianos van a ser los primeros frutos como Cristo. Como un primer fruto, Cristo es divino.

Note algo que Jesús predicó:

10 Todo lo mío es tuyo, y todo lo tuyo es mío; y he sido glorificado en ellos. 11 Ya no estoy más en el mundo; pero ellos están en el mundo, y yo voy a ti. Padre santo, guárdalos en tu nombre que me has dado, para que sean una cosa, así como nosotros lo somos. (Juan 17: 10-11)

Tanto el Padre como el Hijo son seres divinos, Jesús oró para que Sus seguidores sean uno como Él y el Padre lo son –lo que significa parte de la familia de Dios. Para que no sea que alguien desee interpretar la anterior escritura como significando algo más, Jesús continuó Su oración y también oró por lo siguiente:

20 “Pero no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por medio de la palabra de ellos; 21 para que todos sean una cosa, así como tú, oh Padre, en mí y yo en ti, que también ellos lo sean en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. 22 Yo les he dado la gloria que tú me has dado, para que sean una cosa, así como también nosotros somos una cosa. 23 Yo en ellos y tú en mí, para que sean perfectamente unidos; para que el mundo conozca que tú me has enviado y que los has amado, como también a mí me has amado. 24 “Padre, quiero que donde yo esté, también estén conmigo aquellos que me has dado, para que vean mi gloria que me has dado, porque me has amado desde antes de la fundación del mundo. 25 Padre justo, el mundo no te ha conocido, pero yo te he conocido, y éstos han conocido que tú me enviaste. 26 Yo les he dado a conocer tu nombre y se lo daré a conocer todavía, para que el amor con que me has amado esté en ellos, y yo en ellos.” (Juan 17: 20-26)

Jesús oró para que Sus seguidores llegaran a ser uno en la misma forma. Él y Su Padre son uno. Y ellos son una familia divina.

Adicionalmente, note que la Biblia enseña que hay toda una familia que es llamada de acuerdo a Dios el Padre, y que nosotros vamos a conocer el amor de Cristo para que nosotros podamos verdaderamente tener la plenitud de Dios:

14 Por esta razón doblo mis rodillas ante el Padre, 15 de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra, 16 a fin de que, conforme a las riquezas de su gloria, os conceda ser fortalecidos con poder por su Espíritu en el hombre interior; 17 para que Cristo habite en vuestros corazones por medio de la fe; de modo que, siendo arraigados y fundamentados en amor, 18 seáis plenamente capaces de comprender, junto con todos los santos, cuál es la anchura, la longitud, la altura y la profundidad, 19 y de conocer el amor de Cristo que sobrepasa todo conocimiento; para que así seáis llenos de toda la plenitud de Dios. (Efesios 3: 14-19).

Si uno está lleno con “toda la plenitud de Dios”, ¿No sugiere eso que ellos serán también Dios como parte de la Familia de Dios?

El apóstol Pablo http://www.cogwriter.com/paul.htmtambién enseñó:

16 El Espíritu mismo da testimonio juntamente con nuestro espíritu de que somos hijos de Dios. 17 Y si somos hijos, también somos herederos: herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados. (Romanos 8: 16-17, KJV)

17 Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad. 18 Por tanto, todos nosotros, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor. (2 Corintios 3: 17-18)

18 y seré para vosotros Padre, y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso. (2 Corintios 6: 18)

14 Hacedlo todo sin murmuraciones y contiendas, 15 para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación torcida y perversa, en la cual vosotros resplandecéis como luminares en el mundo, (Filipenses 2: 14-15).

Note que “los hijos de Dios” van a ser “glorificados juntos” con Cristo como “co-herederos” y van a ser transformados en la misma imagen como Dios. Y Dios será un Padre para Sus hijos e hijas.

El apóstol Juan http://www.cogwriter.com/john.htmenseñó:

12 Pero a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio derecho de ser hechos hijos de Dios, (Juan 1: 12)

1 Mirad cuán grande amor nos ha dado el Padre para que seamos llamados hijos de Dios. ¡Y lo somos! Por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él. 2 Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que seremos. (1 Juan 3: 1-2a)

Los hijos de las personas son personas, los hijos de las vacas son vacas. ¿Qué son los hijos de Dios?

El apóstol Pedro http://www.cogwriter.com/peter.htmenseñó la deidificación:

3 Su divino poder nos ha concedido todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad por medio del conocimiento de aquel que nos llamó por su propia gloria y excelencia. 4 Mediante ellas nos han sido dadas preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas seáis hechos participantes de la naturaleza divina, después de haber huido de la corrupción que hay en el mundo debido a las bajas pasiones. (2 Pedro 1: 3-4)

¿No están aquellos que son “participantes de la naturaleza divina” de alguna manera deidificados? (cf. 1 Corintios 15: 50-53).

Gobernar el Universo es parte de su destino

Si usted responde apropiadamente a Dios (sea en esta era, o si es aplicable, en la era por venir), entonces gobernar la creación, el universo, es parte de su destino. Note:

21 de que aun la creación misma será librada de la esclavitud de la corrupción, para entrar a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. 22 Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una sufre dolores de parto hasta ahora. (Romanos 8: 21-22)

Como herederos conjuntamente con Cristo, los humanos convertidos resucitados van a gobernar el universo:

2: 5 Porque no fue a los ángeles a quienes Dios sometió el mundo venidero del cual hablamos. 6 Pues alguien dio testimonio en un lugar, diciendo: ¿Qué es el hombre, para que te acuerdes de él, o el hijo del hombre, para que tengas cuidado de él? 7 Le has hecho por poco tiempo menor que los ángeles; le coronaste de gloria y de honra; 8 todas las cosas sometiste debajo de sus pies. Al someter a él todas las cosas, no dejó nada que no esté sometido a él. Pero ahora no vemos todavía todas las cosas sometidas a él. 9 Sin embargo, vemos a Jesús, quien por poco tiempo fue hecho menor que los ángeles, coronado de gloria y honra por el padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos. 10 Porque le convenía a Dios—por causa de quien y por medio de quien todas las cosas existen— perfeccionar al Autor de la salvación de ellos, por medio de los padecimientos, para conducir a muchos hijos a la gloria. 11 Pues tanto el que santifica como los que son santificados, todos provienen de uno. Por esta razón, él no se avergüenza de llamarlos hermanos, 12 diciendo: Anunciaré a mis hermanos tu nombre; en medio de la congregación te alabaré. 13 Y otra vez: Yo pondré mi confianza en él. Y otra vez: He aquí, yo y los hijos que Dios me dio. 14 Por tanto, puesto que los hijos han participado de carne y sangre, de igual manera él participó también de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el dominio sobre la muerte (éste es el diablo), 15 y para librar a los que por el temor de la muerte estaban toda la vida condenados a esclavitud. 16 Porque ciertamente él no tomó para sí a los ángeles, sino a la descendencia de Abraham. 17 Por tanto, era preciso que en todo fuese hecho semejante a sus hermanos, a fin de ser un sumo sacerdote misericordioso y fiel en el servicio delante de Dios, para expiar los pecados del pueblo. 18 Porque en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados.

3: 1 Por tanto, hermanos santos, participantes del llamamiento celestial, considerad a Jesús, el apóstol y sumo sacerdote de nuestra confesión. 2 El era fiel al que le constituyó, como también lo fue Moisés en toda la casa de Dios. 3 Pero él ha sido estimado digno de una gloria superior a la de Moisés, por cuanto aquel que ha construido una casa tiene mayor dignidad que la casa. 4 Porque toda casa es construida por alguien, pero el constructor de todas las cosas es Dios. 5 Moisés fue fiel como siervo en toda la casa de Dios, para dar testimonio de lo que se había de decir después. 6 En cambio, Cristo es fiel como Hijo sobre su casa. Esta casa suya somos nosotros, si de veras retenemos la confianza y el gloriarnos de la esperanza. (Hebreos 2: 5 – 3: 6)

Gobernar el universo es parte del destino que Dios tiene guardado para el vasto grueso de la humanidad.

La deidificación y el destino humano

La Biblia hace claro que el plan de Dios incluía hacer a los humanos a la imagen de Dios y que finalmente el universo sería puesto bajo el control de humanos deidificados. Y casi todos los humanos que vivieron finalmente serán convertidos después de que a ellos les haya sido ofrecida verdaderamente salvación (ver Oferta Universal de Salvación: Hay cientos de versículos en la Biblia que apoyan la doctrina de la Verdadera Apocatastasis http://www.cogwriter.com/apocatastasis.htm). La deidificación y gobernar el universo serán el destino del grueso de la humanidad.

Pero se necesita señalar que justo como el Hijo está sujeto al Padre, los cristianos no van a estar por encima ni del Padre ni del Hijo. El Padre es mayor que el Hijo (Juan 14: 28) y ambos serán siempre mayores que los cristianos nacidos del espíritu. Jesús también es Rey de Reyes (Apocalipsis 19: 16) y Sumo Sacerdote (Hebreos 6: 20), así Él siempre estará por encima de los humanos deidificados.

También, aunque Dios es eterno (Deuteronomio 33: 27), todos los humanos han tenido un comienzo y así habrán estado alrededor por un tiempo finito. De esta manera, la deidificación no significa que los cristianos serán verdaderamente iguales a Dios, sin que serán Sus verdaderos hijos e hijas (sin temas de género).

La Biblia enseña la deidificación desde el Génesis hasta el Apocalipsis si uno simplemente cree lo que la Biblia está enseñando realmente. Y aquellos que profezaron a Cristo en los primeros siglos después de Su resurrección también enseñaron eso. Como lo han hecho algunos desde entonces.

Y la Continuación de la Iglesia de Dios http://www.cogwriter.com/apocatastasis.htm enseña eso hoy. La opinión de que Jesús se hizo humano para que los humanos pudieran estar en la familia de Dios y gobernar en el Reino de Dios http://www.cogwriter.com/kingdom.htm no es una opinión de culto, sino que es una opinión bíblica e histórica.

Usted puede estar pensando, “bien, yo he escuchado algo de esto antes de alguna religión”, ¿Cuál es MI propósito? ¿Quien soy yo? ¿Por qué yo?

USTED es único. Usted es uno que puede dar amor en una forma única. Finalmente Dios tiene planes especiales para USTED personalmente. USTED no es el mismo que todos los demás — USTED puede ser un ser deidificado que tiene perspectivas y capacidades únicas.

La Biblia hace claro que nosotros no somos todos los mismos y no vamos a contribuir de la misma manera, y ella usa la analogía del cuerpo en 1 Corintios 12: 12-23 para hacer eso:

12 Porque de la manera que el cuerpo es uno solo y tiene muchos miembros, y que todos los miembros del cuerpo, aunque son muchos, son un solo cuerpo, así también es Cristo. 13 Porque por un solo Espíritu fuimos bautizados todos en un solo cuerpo, tanto judíos como griegos, tanto esclavos como libres; y a todos se nos dio a beber de un solo Espíritu. 14 Pues el cuerpo no consiste de un solo miembro, sino de muchos. 15 Si el pie dijera: “Porque no soy mano, no soy parte del cuerpo,” ¿por eso no sería parte del cuerpo? 16 Y si la oreja dijera: “Porque no soy ojo, no soy parte del cuerpo,” ¿por eso no sería parte del cuerpo? 17 Si todo el cuerpo fuese ojo, ¿dónde estaría el oído? Si todo fuese oreja, ¿dónde estaría el olfato? 18 Pero ahora Dios ha colocado a los miembros en el cuerpo, a cada uno de ellos, como él quiso. 19 Porque si todos fueran un solo miembro, ¿dónde estaría el cuerpo? 20 Pero ahora son muchos los miembros y a la vez un solo cuerpo. 21 El ojo no puede decir a la mano: “No tengo necesidad de ti”; ni tampoco la cabeza a los pies: “No tengo necesidad de vosotros.” 22 Muy al contrario, los miembros del cuerpo que parecen ser los más débiles son indispensables. 23 Además, a los miembros del cuerpo que estimamos ser de menos honor, a éstos los vestimos aun con más honor; y nuestros miembros menos decorosos son tratados con aun más decoro.

Sí, USTED, sea fuerte o débil, es necesario. El plan de Dios incluye un plan para USTED! Sí, usted. Este punto también está referido en Efesios por el apóstol Pablo e involucra amor:

15 sino que, siguiendo la verdad con amor, crezcamos en todo hacia aquel que es la cabeza: Cristo. 16 De parte de él todo el cuerpo, bien concertado y entrelazado por la cohesión que aportan todas las coyunturas, recibe su crecimiento de acuerdo con la actividad proporcionada a cada uno de los miembros, para ir edificándose en amor. (Efesios 4: 15-16)

Sí, USTED tiene una parte qué hacer! Usted es importante incluso si usted no está seguro de cuál es su parte –la palabra de Dios dice eso!

Publicado en: Enseñanzas
Acerca de la CCOG
La Continuación de la Iglesia de Dios, que intenta representar al remanente más fiel de la porción de Filadelfia (Apocalipsis 3: 7) de la Iglesia de Dios, basa sus creencias en la Sagrada Biblia. Lea la Declaración de Creencias de la CCOG para más información Declaración de las Doctrinas de la Continuación de la Iglesia de Dios.