El profeja Joel: ¿Están cumpliéndose hoy partes de sus profecías?

El profeta Joel: ¿Están cumpliéndose hoy partes de sus profecías?

Joel_Michelangelo

Representación de Joel por Miguel Ángel

COGwriter

Algunos observan un memorial por la muerte del profeta Joel en julio 13 de cada año.

Aquí está cómo comienza el libro de Joel:

1 Palabra de Jehová que vino a Joel, hijo de Petuel. 2 Oíd esto, ancianos, y escuchad, todos los moradores de la tierra. ¿Ha acontecido esto en vuestros días, o en los días de vuestros padres? 3 De esto contaréis a vuestros hijos, y vuestros hijos a sus hijos, y sus hijos a la otra generación. 4 Lo que quedó de la oruga comió el saltón, y lo que quedó del saltón comió el revoltón; y la langosta comió lo que del revoltón había quedado. 5 Despertad, borrachos, y llorad; gemid, todos los que bebéis vino, a causa del mosto, porque os es quitado de vuestra boca. 6 Porque pueblo fuerte e innumerable subió a mi tierra; sus dientes son dientes de león, y sus muelas, muelas de león. 7 Asoló mi vid, y descortezó mi higuera; del todo la desnudó y derribó; sus ramas quedaron blancas. 8 Llora tú como joven vestida de cilicio por el marido de su juventud. 9 Desapareció de la casa de Jehová la ofrenda y la libación; los sacerdotes ministros de Jehová están de duelo. 10 El campo está asolado, se enlutó la tierra; porque el trigo fue destruido, se secó el mosto, se perdió el aceite. 11 Confundíos, labradores; gemid, viñeros, por el trigo y la cebada, porque se perdió la mies del campo. 12 La vid está seca, y pereció la higuera; el granado también, la palmera y el manzano; todos los árboles del campo se secaron, por lo cual se extinguió el gozo de los hijos de los hombres. 13 Ceñíos y lamentad, sacerdotes; gemid, ministros del altar; venid, dormid en cilicio, ministros de mi Dios; porque quitada es de la casa de vuestro Dios la ofrenda y la libación. 14 Proclamad ayuno, convocad a asamblea; congregad a los ancianos y a todos los moradores de la tierra en la casa de Jehová vuestro Dios, y clamad a Jehová. 15 ¡Ay del día! porque cercano está el día de Jehová, y vendrá como destrucción por el Todopoderoso. 16 ¿No fue arrebatado el alimento de delante de nuestros ojos, la alegría y el placer de la casa de nuestro Dios? 17 El grano se pudrió debajo de los terrones, los graneros fueron asolados, los alfolíes destruidos; porque se secó el trigo. 18 ¡Cómo gimieron las bestias! ¡cuán turbados anduvieron los hatos de los bueyes, porque no tuvieron pastos! También fueron asolados los rebaños de las ovejas. 19 A ti, oh Jehová, clamaré; porque fuego consumió los pastos del desierto, y llama abrasó todos los árboles del campo. 20 Las bestias del campo bramarán también a ti, porque se secaron los arroyos de las aguas, y fuego consumió las praderas del desierto. (Joel 1: 1-20)

Aquí está algo que el finado Herbert W. Armstrong dijo acerca del primer capítulo del Libro de Joel:

Nosotros hemos tenido sequía. Hubo sequía en el Medio Oeste en 1934, y luego la invasión de escarabajos y langostas y grillos y todo en 1935. Y mucha gente de Kansas y Dakota del Sur y secciones en el Medio Oeste como esas, y desde Oklahoma hasta lugares de esa clase vinieron aquí a la costa del Pacífico en ese tiempo. Mis amigos, ese es sólo un precursor, eso es todo. Pero cuando ello venga con toda su fuerza y furia como está descrito por el profeta Joel, y también Ezequiel dice algo acerca de eso. Ello está descrito en otros lugares en la Biblia. Joel dice, que habrá un tiempo cuando las semillas se sequen bajo el suejo, los almacenes estén desolados; los graneros estén arruinados porque el grano ha faltado. Cómo se lamentan las bestias, dice él, los rebaños de ganado están perplejos porque no hay pastura para ellos. Incluso los rebaños de ovejas se desmayan. (Joel 1: 17-18) ¿Qué va a suceder cuando eso venga, mis amigos? ¿Qué va a ocurrir? Esa es la próxima cosa ahora por ocurrir. Esa y la huida del propio pueblo de Dios…

Muy bien, ahora entonces, como yo estaba mencionando lo que Joel dice aquí acerca de este tiempo de hambre que va a venir. Ustedes han tenido una prueba de ello, ustedes han estado teniéndolo –esas son sólo gotas de agua comparadas con una gran caída de un diluvio, una sequía que va a venir y ustedes habrán tenido unas pocas caídas de lluvia. Sólo como unas pocas gotas de rocío: Eso es todo. Bien, ustedes personas que han estado teniendo estas tormentas de polvo y toda esta sequía que ustedes han tenido, todo lo que ustedes han tenido es sólo como una pequeña rociada. Yo quiero decirles a ustedes que hay una sequía de hambruna viniendo sólo que ella no será una sequía: Es justo lo opuesto. Ello será una sequía de sol y ninguna lluvia. Ahora, aquí está lo que nosotros leemos en Joel de nuevo, no hay pastura para esos ganados. Incluso los rebaños de ovejas se desmayan. Ellos no tienen mentes para pensar o razonar acerca de ello o nada ellos sólo van a estar –ustedes saben sus mentes están construidas así: Dios hizo el pensamiento y creó el cerebro que ellas tienen y lo puso allí y él hace que ellas automáticamente coman y ellas saben que ellas deberían comer pasto. Ellas deberían comer pasto, y aquí y allá no habrá nada. Y ellos no entenderán eso.

Joel 1: 19-20 “…A tí, Oh Señor, yo clamo: Pues el fuego ha devorado las pasturas del desierto” [Ese es el fuego del sol y los días calientes en el clima que será tal que parecerá justo como un fuego] “…y llama…” [la propia llama del sol] “…ha quemado todos los árboles del campo…” ¿Qué van a hacer ustedes cuando no haya pastura para sus ganados, o sus ovejas, o sus cerdos? Y, algunos de ustedes sabrán lo que yo quiero decir de todas maneras. Y cuando los árboles son quemados. Y no hay ningún fruto. Y sus viñedos están secos y no habrá fruto en las vides.

Joel 1: 20 “Incluso las bestias del campo gimen a tí a causa de que los arroyos de agua se han secado…” [Sus ríos estarán secos, los lechos de sus ríos] “… y fuego…” [ése es el fuego del calor del sol”] “…ha devorado las pasturas del desierto…” (RSV) (Armstrong HW. Esbozo de Profecía 02 –Hambre, Pestilencia y Sequía. Emisión de radio).

Vendrá el hambre. Puede ser que la sequía que muchas partes de los EE.UU. están experimentando pudiera ser un preludio a eso.

Aquí está algo de Joel capítulo 2:

12 Por eso pues, ahora, dice Jehová, convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento. 13 Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y que se duele del castigo. 14 ¿Quién sabe si volverá y se arrepentirá y dejará bendición tras de él, esto es, ofrenda y libación para Jehová vuestro Dios? 15 Tocad trompeta en Sion, proclamad ayuno, convocad asamblea. 16 Reunid al pueblo, santificad la reunión, juntad a los ancianos, congregad a los niños y a los que maman, salga de su cámara el novio, y de su tálamo la novia. 17 Entre la entrada y el altar lloren los sacerdotes ministros de Jehová, y digan: Perdona, oh Jehová, a tu pueblo, y no entregues al oprobio tu heredad, para que las naciones se enseñoreen de ella. ¿Por qué han de decir entre los pueblos: Dónde está su Dios? 18 Y Jehová, solícito por su tierra, perdonará a su pueblo. (Joel 2: 12-18)

El arrepentimiento es algo que Joel proclamó que se necesitaba y ese todavía es el caso hoy. Note que él estaba diciendo que todos, incluyendo a los religiosos que sentían que ellos eran el pueblo de Dios necesitaban arrepentirse y congregarse. Esa congregación es algo que los Filadelfinos necesitan hacer en este tiempo del fin –aquellos que no se arriesguen no serán protegidos del Día del Señor, etc. (cf. Sofonías 2: 1-3).

Aquí están algunos comentarios de Herbert W. Armstrong sobre Joel 2: 12-17:

Joel 2: 12-14 “Todavía, incluso ahora, dice el Señor…” [a través de Joel] “retornen a mí con todo su corazón, con ayunos, con lloro, y con duelo: (13) Y rindan sus corazones, y no sus atuendos. Vuelvan al [Eterno] su Dios, pues él es gracioso y misericordioso, lento para la ira y abundante en permanente amor… (14) Quien sabe si él no se volverá y arrepentirá, y dejará una bendición tras él, una ofrenda de cereal y una ofrenda de bebida…” [y así?] Joel 2: 17 “Con un grito, ‘Perdona a tu pueblo, Oh [Eterno] no hagas tu heredad…” [nuestra nación, nuestra gente] “…un reproche, un refrán entre las naciones.” (RSV) (Armstrong HW. Esbozo de Profecía 02 –Hambre, Pestilencia y Sequía. Emisión de radio).

Aquí está algo más de lo que Joel escribió en el capítulo 2:

28 Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones. 29 Y también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días. 30 Y daré prodigios en el cielo y en la tierra, sangre, y fuego, y columnas de humo. 31 El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso de Jehová. (Joel 2: 28-31)

De acuerdo al apóstol Pedro, hubo un cumplimiento parcial de esto (Hechos 2: 16) en el día de Pentecostés c. 31 D.C. (Hechos 2: 1).

Pero puesto que versículos tales como el 31 no serán cumplidos hasta después del comienzo de la Gran Tribulación, es lógico concluir que Dios todavía usará sueños a veces, enviará partes de Su mensaje antes del comienzo de la Gran Tribulación.

En cuando eso pasa, sueños han sido dados a al menos tres personas que posteriormente se convirtieron en parte de la Continuación de la Iglesia de Dios que fueron esencialmente cumplidos (ver Sueños, la Biblia, y la Continuación de la Iglesia de Dios).

Otras partes de Joel tienen qué ver con la guerra y con lo que sucederá después del Día del Señor (cf. Joel 3).

Partes del mensaje de Joel han sido al menos parcialmente cumplidas y el cumplimiento de otras partes llegará a pasar.

Posted in Mensajes de Profetas
Acerca de la CCOG
La Continuación de la Iglesia de Dios, que intenta representar al remanente más fiel de la porción de Filadelfia (Apocalipsis 3: 7) de la Iglesia de Dios, basa sus creencias en la Sagrada Biblia. Lea la Declaración de Creencias de la CCOG para más información Declaración de las Doctrinas de la Continuación de la Iglesia de Dios.