¿Cuál es el significado de SU vida?

¿Cuál es el significado de SU vida?

COGwriter

¿Cuál es el propósito de su vida? ¿Tiene Dios un plan para usted personalmente?

Sí, pero es diferente de lo que muchos han creído.

¿Por qué Dios lo hizo a USTED? ¿Cuál es SU propósito?

La Biblia enseña:

Dios es amor (1 Juan 4: 16).

El SEÑOR es bueno (Nahum 1: 7).

Dios lo hizo a usted para compartir Su amor con USTED.

Como cosa de hecho,

Pues Dios amó tanto al mundo que Él dio a Su único Hijo, para que quienquiera que crea en Él no perezca sino que tenga vida eterna. Pues Dios no envió a Su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo a través de Él pudiera ser salvado (Juan 3: 16-17).

El amor es la principal parte del significado de la vida.

Y USTED también ha de amar,

Amados, amémonos unos a otros, pues el amor es de Dios; y todo aquel que ama es nacido de Dios y conoce a Dios. Aquel que no ama no conoce a Dios, pues Dios es amor (1 Juan 4: 7-8).

La Biblia también muestra,

Si alguno dice, “Yo amo a Dios” y odia a su hermano, él es un mentiroso; pues aquel que no ama a su hermano a quien ha visto, cómo puede él amar a Dios a quien él no ha visto? Y este mandamiento nosotros tenemos de Él: Que aquel que ama a Dios debe amar también a su hermano (Juan 4: 20-21).

29 Jesús le respondió: —El primero es: Escucha, Israel: El Señor nuestro Dios, el Señor uno es. 30 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas. 31 El segundo es éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que estos dos. 32 Entonces el escriba le dijo: —Bien, Maestro. Has dicho la verdad: Dios es uno, y no hay otro aparte de él; 33 y amarle con todo el corazón, con todo el entendimiento, y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a sí mismo, vale más que todos los holocaustos y sacrificios. 34 Y viendo Jesús que había respondido sabiamente, le dijo: —No estás lejos del reino de Dios. Ya nadie se atrevía a hacerle más preguntas. (Marcos 12: 29-34)

21 El que tiene mis mandamientos y los guarda, él es quien me ama. Y el que me ama será amado por mi Padre, y yo lo amaré y me manifestaré a él. (Juan 14: 21)

El Sabbath, por ejemplo, refleja amor hacia otros como también el amor de Dios hacia la humanidad –puesto que está claro que Dios concibió el Divino descanso desde el comienzo. La Biblia enseña que el real amor y ética se encuentran en la ley de Dios. Para más sobre la Biblia y el amor, por favor lea el artículo Los Diez Mandamientos reflejan amor.

Jesús enseñó:

Y justo como ustedes quieren que los hombres les hagan a ustedes, ustedes también hagan a ellos de igual modo (Lucas 6: 31).

Jesús también enseñó:

Es más bendecido dar que recibir. (Hechos 20: 35)

Puesto que nosotros hemos de ser bendecidos (Mateo 25: 34), esto significa que nosotros hemos de ser dadores.

Usted puede estar pensando, “Bien, yo he escuchado algo de esto antes de alguna religión”, ¿Cuál es MI propósito? ¿Quién soy yo? ¿Por qué yo?

USTED es único. Usted es uno que puede dar amor en una forma única. Finalmente Dios tiene planes especiales para USTED personalmente. USTED no es lo mismo que cualquier otro.

La Biblia hace claro que nosotros no somos todos lo mismo y que no hemos de contribuir en la misma manera, y ella usa la analogía del cuerpo en 1 Corintios 12: 12-23 para hacer eso:

12 Porque de la manera que el cuerpo es uno solo y tiene muchos miembros, y que todos los miembros del cuerpo, aunque son muchos, son un solo cuerpo, así también es Cristo. 13 Porque por un solo Espíritu fuimos bautizados todos en un solo cuerpo, tanto judíos como griegos, tanto esclavos como libres; y a todos se nos dio a beber de un solo Espíritu. 14 Pues el cuerpo no consiste de un solo miembro, sino de muchos. 15 Si el pie dijera: “Porque no soy mano, no soy parte del cuerpo,” ¿por eso no sería parte del cuerpo? 16 Y si la oreja dijera: “Porque no soy ojo, no soy parte del cuerpo,” ¿por eso no sería parte del cuerpo? 17 Si todo el cuerpo fuese ojo, ¿dónde estaría el oído? Si todo fuese oreja, ¿dónde estaría el olfato? 18 Pero ahora Dios ha colocado a los miembros en el cuerpo, a cada uno de ellos, como él quiso. 19 Porque si todos fueran un solo miembro, ¿dónde estaría el cuerpo? 20 Pero ahora son muchos los miembros y a la vez un solo cuerpo. 21 El ojo no puede decir a la mano: “No tengo necesidad de ti”; ni tampoco la cabeza a los pies: “No tengo necesidad de vosotros.” 22 Muy al contrario, los miembros del cuerpo que parecen ser los más débiles son indispensables. 23 Además, a los miembros del cuerpo que estimamos ser de menos honor, a éstos los vestimos aun con más honor; y nuestros miembros menos decorosos son tratados con aun más decoro.

Sí USTED, sea fuerte o débil, es necesario. El plan de Dios incluye un plan para USTED! Sí, usted.

Si usted está teniendo problemas ahora y se pregunta si su vida no está transcurriendo como ella debería hacerlo, usted puede desear leer un folleto, basado en principios bíblicos, titulado Las Siete Leyes del Éxito.

Usted ha de recibir y usted ha de dar amor.

Este es el verdadero significado cristiano de la vida.

En el Antiguo Testamento, Job entendía que Dios tenía un plan para él cuando él dijo a Dios, “Desearás la obra de Tus manos” (Job 14: 15). Lo que Job quería decir es que después de que él fuera resucitado (esto es discutido en los versículos anteriores) Job sabía que Dios tenía un significado de vida para él personalmente.

En el Nuevo Testamento, Jesús enseñó la misma cosa. Cuando Él enseñó,

En la casa de Mi Padre hay muchas moradas; si no fuera así, yo no os lo diría. Voy a preparar un lugar para vosotros. Y si yo voy y preparo un lugar para vosotros, yo volveré de nuevo y los recibiré a Mí mismo (Juan 14: 2-3).

Jesús estaba diciendo que Él prepararía un lugar para USTED si usted era uno de los hijos del Padre. Dios trabajará con usted y usted no será nunca abandonado:

6 estando confiados en esta propia cosa, que Aquel que ha comenzado una buena obra en ustedes la completará hasta el día de Jesucristo (Filipenses 1: 6).

5 …pues Él mismo ha dicho, “Yo nunca te dejaré ni te abandonaré.” (Hebreos 13: 5)

Además, note lo siguiente:

Pero, quien quiera que guarde Su palabra, verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado en él. Por esto nosotros sabemos que nosotros estamos en Él. Aquel que dice que él se somete a Él debe él mismo también caminar como Él caminó (1 Juan 2: 5-6).

En esto el amor de Dios se ha manifestado hacia nosotros, en que Dios ha enviado a Su único Hijo al mundo, para que nosotros podamos vivir a través de Él. En esto está el amor, no en que nosotros amáramos a Dios, sino en que Él nos amó a nosotros y envió a Su Hijo para que fuera propiciación por nuestros pecados. Amados, si Dios nos amó tanto a nosotros, nosotros también debemos amarnos unos a otros (1 Juan 4: 9-11).

Nosotros hemos de amar y recibir amor.

Aquellos que están deprimidos acerca del sufrimiento en el mundo de hoy necesitan entender que la Biblia enseña,

Dios Mismo estará con ellos y será su Dios. Y Dios barrerá toda lágrima de sus ojos; no habrá más fuerte, ni más pena, ni más lamento. No habrá más dolor, pues las primeras cosas han pasado (Apocalipsis 21: 3-4).

Y la felicidad que nosotros experimentaremos estará más allá de lo que los humanos pueden imaginar (1 Corintios 2: 9).

El plan de Dios para usted es mostrar a usted amor a través del perdón de pecados, para finalmente revelar Su amoroso plan de salvación a todos, para darle a usted más de lo que usted puede siquiera imaginar, para que usted pueda mostrar amor a otros a través de toda la eternidad.

Dios tiene un plan para usted. Dios lo ama a usted y desea que usted ame a otros.

Posted in Enseñanzas, Vida cristiana
Acerca de la CCOG
La Continuación de la Iglesia de Dios, que intenta representar al remanente más fiel de la porción de Filadelfia (Apocalipsis 3: 7) de la Iglesia de Dios, basa sus creencias en la Sagrada Biblia. Lea la Declaración de Creencias de la CCOG para más información Declaración de las Doctrinas de la Continuación de la Iglesia de Dios.