Satanismo: Los cumpleaños son festivos importantes

 

Satanismo: Los cumpleaños son festivos importantes

_

COGwriter

¿Se da usted cuenta de dónde vino la práctica de las celebraciones de cumpleaños o cómo son vistos por ciertos satanistas?

En 1969, Anton Lavey escribió La Biblia satánica. En la página 96 (en la versión de 1976) menciona los cumpleaños:

El más alto de todos los días festivos en la religión satánica es la fecha del propio nacimiento. Esto está en directa contradicción con los días santos de otras religiones, que deifican a un dios en particular que ha sido creado en una forma antropomórfica de su propia imagen, lo que demuestra que el ego no está realmente enterrado.

El satanista siente: “¿Por qué no ser realmente honesto y si vas a crear un dios a tu imagen, por qué no creas a ese dios como a ti mismo?” Todo hombre es un dios si decide reconocerse a sí mismo como uno. Entonces, el satanista celebra su propio cumpleaños como la fiesta más importante del año. Después de todo, ¿no está más contento con el hecho de haber nacido que con el nacimiento de alguien que nunca ha conocido? O para el caso, aparte de los días festivos religiosos, ¿por qué rendir un homenaje más alto al cumpleaños de un presidente o a una fecha en la historia que el día en que nos trajeron a este mundo como el más grande de todos?

Después del cumpleaños de uno, los dos principales días festivos satánicos son Walpurgisnacht y Halloween (o All Hallows ’Eve). (Lavey A, Gilmore P. La Biblia satánica. Avon, 1 de septiembre de 1976, pág. 96; nota que está en la página 53 de una versión en línea que también encontré).

Es interesante que los cumpleaños sean considerados como uno de los tres días festivos más importantes para estos adoradores de Satanás (los otros dos llamados Walpurgisnacht http://www.cogwriter.com/news/religious-news/walpurgis-night-witches-sabbath/ y Halloween http://www.cogwriter.com/halloween.htm también tienen vínculos paganos y son observados por millones de personas que dicen ser cristianos). Si bien no todos los satanistas comparten esa opinión, la mayoría celebra los cumpleaños y aquellos que practican la astrología también consideran que los cumpleaños son de vital importancia.

La Biblia nunca anima a la celebración de los cumpleaños. En cambio, tiende a hablar de manera negativa con respecto a ellos (ver Mateo 14: 6-11; Jeremías 20: 14-18).

Por supuesto, a pesar de las prácticas de muchos que profesan el cristianismo o el judaísmo, los primeros cristianos no celebraban los cumpleaños ni los primeros judíos. Tampoco los verdaderos cristianos han celebrado Halloween. En cuanto a los judíos, note que el historiador judío del primer siglo, Josefo, anotó que las familias judías no celebraban los cumpleaños:

No, de hecho, la ley no nos permite hacer festivales en el nacimiento de nuestros hijos y, por lo tanto, permitirnos beber en exceso (Josefo. Traducido por W. Whiston. Contra Apion, Libro II, Capítulo 26, Extraído de Josefo Completo Works, Kregel Publications, Grand Rapids (MI), 14a impresión, 1977, p. 632).

Ahora, aunque no hay un comando específico contra la celebración de cumpleaños en la Biblia, la costumbre judía en esos días aparentemente se basaba en los acontecimientos negativos en la Biblia que rodeaban los cumpleaños, así como las implicaciones astrológicas de la celebración de los cumpleaños (las prácticas paganas, como la astrología, estaban específicamente prohibidas en la ley).

Ninguna de las primeras escrituras religiosas/eclesiásticas del siglo segundo que he visto (y he leído la mayoría de las que están disponibles) parece respaldar (o incluso sugerir) la celebración de cumpleaños por cualquiera que profesó a Cristo.

La astrología también parece desempeñar un papel:

Dado que se creía que las posiciones de las estrellas en el momento del nacimiento influían en el futuro de un niño, surgieron los horóscopos astrológicos, que pretendían predecir el futuro, en función del momento del nacimiento. “Los cumpleaños están íntimamente relacionados con las estrellas, ya que sin el calendario, nadie podría decir cuándo celebrar su cumpleaños. También están endeudados con las estrellas de otra manera, porque en los primeros días la importancia principal de los registros de cumpleaños era permitir que los astrólogos hicieran mapas de los horóscopos ”(The Lore of Birthdays, p. 53). La traducción de Herodoto de Rawlinson incluye la siguiente nota a pie de página: “Los horóscopos se usaron muy temprano en Egipto … y Cicerón habla de los egipcios y caldeos que predicen … el destino de un hombre en su nacimiento” …

Cuando examinamos de cerca los principios de la ley de Dios, en relación con las celebraciones de cumpleaños, podemos entender por qué ni Cristo, ni sus apóstoles, ni sus verdaderos seguidores, observaron sus cumpleaños. Como se señaló anteriormente, la práctica tiene su origen en la idolatría y la adoración del sol, la luna y las estrellas … Algunos pueden ver las costumbres de cumpleaños como puramente seculares, sin ningún significado religioso. Sin embargo, debemos ser conscientes de la perspectiva más amplia de sus orígenes y del significado religioso que han tenido, y aún tienen, para vastas multitudes de personas. (Reynolds, Rod. ¿Deberían los cristianos celebrar cumpleaños? Noticias de la Iglesia viva, mayo-junio de 2002. pp.16-18).

La Biblia condena las prácticas asociadas con la astrología:

Estás cansado de la multitud de tus consejos; Deja que los astrólogos, los astrónomos y los pronosticadores mensuales se pongan de pie y te salven de lo que vendrá sobre ti. He aquí, serán como rastrojos, el fuego los quemará; No se liberarán del poder de la llama (Isaías 47: 13-14).

Aunque no formaba parte de la Iglesia de Dios, los escritos del Teólogo católico de comienzos del siglo III, Orígenes de Alejandría, muestran que, incluso a esa edad, los católicos ortodoxos estaban en contra de la celebración de los cumpleaños. La Enciclopedia Católica declara:

Orígenes, mirando quizás a la desacreditada Natalitia imperial, afirma (en Lev. Hom. Viii en Migne, P.G., XII, 495) que en las Escrituras, sólo los pecadores, y no los santos, celebran su cumpleaños (Martindale C. Christmas, 1908).

Aquí hay algo de lo que escribió Orígenes:

… de todas las personas santas en las Escrituras, no se registra a nadie que haya celebrado una fiesta o que haya celebrado un gran banquete en su cumpleaños. Solo los pecadores (como Faraón y Herodes) son los que hacen grandes alegrías durante el día en que nacieron en este mundo inferior (Origen, en Levit., Hom. VIII, en Migne PG, XII, 495) (Thurston H. Natal Día. Transcrito por Thomas M. Barrett. Dedicado a Margaret Johanna Albertina Behling Barrett. La Enciclopedia Católica, Volumen X. Copyright © 1911 de Robert Appleton Company. Edición en línea Copyright © 2003 por K. Knight. Nihil Obstat, 1 de octubre de 1911. Remy Lafort, STD, Censor. Imprimatur. + John Cardinal Farley, Arzobispo de Nueva York).

Los escritos del teólogo católico de finales del siglo III, Arnobius, muestran que, incluso en esa época, los católicos se opusieron a la celebración de los cumpleaños mientras escribía:

… adoras con sofás, altares, templos y otros servicios, y celebrando sus juegos y cumpleaños, a aquellos a quienes conviene atacar con más odio. (Arnobius. Against the Heathen (Libro I), Capítulo 64. Extraído de Ante-Nicene Fathers, Volumen 6. Editado por Alexander Roberts & James Donaldson. Edición Americana, 1886. Edición en línea Copyright © 2005 por K. Knight).

Así, las celebraciones de cumpleaños, incluso de dioses y líderes, fueron condenadas hasta fines del siglo III incluso por líderes católicos romanos http://www.cogwriter.com/catholic.htm. Pero al igual que muchas prácticas asociadas con el “cristianismo” no bíblico, esto cambió en el siglo IV.

Esencialmente, los cumpleaños se celebraron más tarde debido a compromisos con el culto pagano del mitraísmo (ver ¿Celebraron los primeros cristianos los cumpleaños y ¿Practica usted el mitraísmo? http://www.cogwriter.com/birthdays.htm)

Y durante más de cuatro décadas, los satanistas afirman que los cumpleaños son su día festivo más importante. ¿Los observa usted también?

Publicado en: Uncategorized