Miembro de la COG relata persecución armenia y secuestro de familia en Siria; además algunas historias y doctrinas armenias

Miembro de la COG relata persecución armenia y secuestro de familia en Siria; además algunas historias y doctrinas armenias

damasco

Daño por el conflicto sirio

COGwriter

Un miembro de la COG me envió lo siguiente:

Mis parientes por el lado de mi madre han vivido en Aleppo, Siria, toda su vida, lo que ha tenido una gran próspera comunidad Cristiana Ortodoxa Oriental Armenia por casi un siglo. Un número de ellos habría partido durante la reciente agitación si ellos pudieran hacerlo. Un artículo en una reciente actualización diaria de noticias en COGwriter se refirió a la persecución de los cristianos aquí. Bien, los grupos rebeldes son los que están bombardeando iglesias y persiguiendo a aquellos que se refieren a sí mismos como cristianos (incluyendo a los armenios). Dos de mis parientes fueron secuestrados por fuerzas rebeldes (ahora liberados por algún dinero). Mis parientes están indispuestos con la llamada Primavera Árabe. Ella ha destruido la paz, la economía y su forma de vida, de la que ellos estaban contentos. Los líderes árabes más seculares como Assad han tratado a los cristianos profesos muy bien por décadas (si bien ellos pueden ser rudos en otras formas). Los armenios no tenían problema con su religión, iglesias, escuelas, actividades culturales, y hablar la lengua. Ellos eran mirados altamente en la comunidad. Ahora los rebeldes desean derrocar el régimen y tener un fanático gobierno musulmán, y, como usted dice, eventualmente tratar de establecer un califato a través de todo el Medio Oriente. Ellos persiguen a cualquier grupo que se llame a sí mismo cristiano y están causando la desintegración de las comunidades Cristianas Ortodoxas.

La situación en Siria es horrible. Yo he estado orando por aquellos afectados en Siria por algún tiempo y pido a otros que hagan eso. El correo en COGwriter al cual él se refirió específicamente era Administración Obama considerada ser facilitadora de persecución “cristiana”.

Aunque la Continuación de la Iglesia de Dios no considera que los modernos Armenios Ortodoxos sean parte de la Iglesia de Dios, hay ciertas similaridades doctrinales (como también importantes diferencias doctrinales, vera Algunas Similaridades y Diferencias entre la Iglesia Ortodoxa Oriental y la Continuación de la Iglesia de Dios).

Los registros de la historia demuestran que al comienzo del primer siglo D.C. había Iglesias de Dios cristianas en Armenia. Los Ortodoxos Armenios han dicho:

El cristianismo fue predicado en Armenia tan temprano como en la segunda mitad del siglo primero por los dos discípulos de Jesucristo, es decir, San Tadeo (Juan 14: 22-24) y San Bartolomeo (Juan 1: 43-51). Durante los primeros tres siglos el cristianismo en Armenia era una religión oculta bajo fuerte persecución.

La verdadera Iglesia de Dios ha soportado mucho tiempo persecución y yo creo que hubo verdaderos cristianos en Armenia por todo un tiempo.

Alrededor del tiempo de Constantino se supo que había Paulicianos binitararios en Armenia quienes también guardaban el Sabbath del séptimo día. Tamar Davis reportó:

Eustasio fue sucedido por Erius, un sacerdote, y semi-ariano… Erius… condenaba los múltiples matrimonios de los sacerdotes… Erius también condenaba los fastos, llamadas fiestas, oraciones por los muertos, y la celebración de la Pascua Florida; él urgía una moralidad más pura y una observancia más estricta del Sabbath. Él tenía muchos seguidores, cuyo número aumentó por un Pablo de Samosata, de quien ellos fueron llamados Publicianos. No obstante la oposición de los prelados, que invocaban al ejército secular para prevenir la defección de sus súbditos espirituales, los postulados de esta secta se arraigaron profundamente en Armenia y muchas de sus provincias orientales, y finalmente el gran cuerpo de cristianos en el primer país, se retiró de la comunión episcopal, y públicamente abrazó los sentimientos de los Paulicianos… Los obispos de Siria, Pontus y Capadocia, se quejaron de la defección de sus rebaños espirituales… indujeron a los emperadores griegos a comenzar, y a continuar por casi dos siglos, la más terrible de las persecuciones contra “

La erudita armenia Nina Garsoian en La Herejía Pauliciana, escribió: “Parecería, entonces, que los Paulicianos han de ser tomados como los sobrevivientes de la más temprana forma de cristianismo en Armenia” (p. 227). Ella también escribió que los Paulicianos fueron “acusados de ser peores que otras sectas a causa de añadir el Judaísmo” (p. 213).

La Enciclopedia Católica llama a los Paulicianos heréticos a causa de que ellos estaban básicamente contra la idolatría y el ritualismo católico:

Los Paulicianos, como parte de su herejía sostenían… que todas las formas religiosas externas, sacramentos, ritos, especialmente pinturas materiales y reliquias, deberían ser abolidas. Honrar la cruz era especialmente reprensible.

Además, note este escrito histórico acerca de los Paulicianos en Armenia:

Desde las primeras edades ellos han odiado devotamente el error y la idolatría de los griegos. Como los cristianos primitivos, ellos han siempre exhibido inconquistable repugnancia al uso o abuso de imágenes, que, en los siglos octavo y noveno, se esparció como una lepra… y suplantó todas las trazas de la genuina piedad en la iglesia visible…

El santo y doctor Católico Jerónimo decía que varios de los cristianos nazarenos estaban en Armenia en los siglos cuarto y quinto (ver Cristianismo nazareno: ¿Fueron los cristianos originales nazarenos?). Algunos de los Paulicianos y muchos de los cristianos nazarenos eran parte de la Iglesia de Dios.

En los siglos octavo y noveno, muchos de los Paulicianos armenios fueron reasentados por la fuerza en los Balkanes por los emperadores bizantinos. Después de ser relocalizados a los Balcanes, los Paulicianos vinieron a ser llamados Bogomilos.

Los Ortodoxos Orientales también oprimieron a los Bogomilos. Note esta rara admisión de un erudito escolar (en negritas mío):

Los Ortodoxos, como lo han hecho todas las religiones, reconvenían a otras confesiones y denominaciones. Pero la Ortodoxia fue siempre benigna –ningún “jihad”, ni derramamiento de sangre, ni conversiones forzadas ni expulsiones en masa –quizás con la excepción del contundente tratamiento de los Bogomilos. Todo era acerca del poder y el dinero, por supuesto. Obispos y arzobispos no vacilaban en co-optar la administración Otomana contra sus adversarios…

Note que los Ortodoxos dicen no haber causado derramamiento de sangre, conversiones forzadas, o expulsiones en masa de ningún grupo, excepto de lo que ellos hicieron a los Bogomilos. No está completamente claro cómo trataron ellos a los demás, pero obviamente, ellos sentían que maltratar a la gente que estaba asociada con la original Iglesia de Dios era aceptable. Por supuesto, algunos de los Ortodoxos comenzaron sus persecuciones mucho antes de la de los Bogomilos con los primeros Paulicianos (no sólo los Samosatanos), varios (como los del siglo cuarto) guardadores del Sabbath, los Cuartodecimanos.

Este tipo de persecución es consistente con lo que sucedía a los verdaderos cristianos en las éras de Pérgamo y Tiátira de la verdadera Iglesia de Dios.

El historiador Fred C.Conybeare observó esto acerca de los Armenios afiliados con los Paulicianos:

Ellos son acusados por sus opositores Armenios de reducir a la nada todas las fiestas y fastos de la Iglesia, especialmente el Domingo…El Sabbath quizás era guardado…De la moderna Navidad y de la Anunciación, y de las otras fiestas conectadas con la vida de Jesús antes de sus treinta años, esta fase de la iglesia no sabía nada. La impresión general que el estudio de ello nos deja a nosotros es que en ello nosotros tenemos una forma de Iglesia no muy remota del primitivo Judaísmo cristiano de Palestina (Conybeare F.C. The Key of Truth: A Manual of the Paulician Church of Armenia. Clarendon Press, Oxford, 1898, pp. clii, cxciii).

Lo siguiente es de la obra del sacerdote católico Basil Sarkisean Herejía Maniquea Pauliciana y es de una carta de 987 escrita por Gregorio de Narek contra los Paulicianos (note que yo he dejado por fuera adiciones por el editor/traductor F. Conybeare):

Entonces entre las observancias que nosotros sabemos que han sido repudiadas por ellos como ni apostólicas ni divinas las oraciones de los misterios de genuflexión…

La Fuente es negada por ellos…

la comunión de la inmortalidad…es negada…

Nosotros sabemos que ellos niegan el adorado signo, que Dios, hecho hombre, levantó y cargó sobre sus hombros. (Conybeare F.C. Addendix I in: The Key of Truth: A Manual of the Paulician Church of Armenia. Clarendon Press, Oxford, 1898, p. 127).

El erudito de Harvard H. Brown escribió:

Los Bogomilos…Su doctrina de Dios es altamente dualista…No hay Verdadera Trinidad (Brown HOJ. Heresies: Heresy and Orthodoxy in the History of the Church. Hendrickson Publishers, Peabody (MA), 1988, p. 251).

Uno de sus allí llamadas enseñanzas “dualistas” era que este es el mundo de Satanás. Un erudito anotó que una:

…importante idea de los Bogomilos y Cátaros, p. ej, [era] que este mundo es el reino del mal (Vassilev, Georgi. DUALISTIC IDEAS IN THE WORKS OF WILLIAM TYNDALE. ACADEMIE BULGARE DES SCIENCES. INSTITUT D’ETUDES BALKANIQUES. ETUDES BALKANIQUES, n° 1, 2003: 124-142).

Otra razón para que sus enseñanzas fueran llamadas dualísticas es probablemente porque, como los no trinitarios (ver también ¿Enseñó la verdadera iglesia alguna vez una Trinidad?), ellos habrían sido más probablemente binitarios (ver también Visión binitaria: Un Dios, Dos Seres antes del Comienzo).

Note esto de La Enciclopedia Católica:

La herejía de los Bogomilos había comenzado en el siglo décimo…los seguidores se llamaban a sí mismos cristianos y consideraban que su fe era la única verdadera. En Bosnia ellos fueron llamados Paterines. Los Paterines, o Bogomilos… prohibían la mezcla con aquellos de otras confesiones, no creían en la guerra (Klaar K. Transcribed by Joseph E. O’Connor. Bosnia and Herzegovina. The Catholic Encyclopedia, Volume II. Published 1907. New York: Robert Appleton Company. Nihil Obstat, 1907. Remy Lafort, S.T.D., Censor. Imprimatur. +John M. Farley, Archbishop of New York).

La verdadera Iglesia de Dios sigue opuesta a que los cristianos participen en la guerra (ver Servicio Militar y las Iglesias de Dios: ¿Participan los cristianos verdaderos en el servicio militar o incentivan la violencia?)

Es de interés histórico anotar las siguientes admisiones doctrinales en el artículo sobre los Paulicianos en La Enciclopedia Católica (énfasis mío):

Ellos no honraban la cruz, sino sólo el libro del Evangelio. Ellos eran iconoclastas, rechazaban todas las pinturas…

Toda jerarquía eclesiástica es mala, como también todos los sacramentos y rituales. Ellos tenían una especial aversión a los monjes…

Desde Gibbon los Paulicianos han sido a menudo descritos como sobrevivientes de un cristianismo más temprano y puro, gente piadosa que se aferraba al evangelio, rechazando posteriores supersticiones, quienes fueron grandemente calumniados por sus oponentes…

En Armenia la secta continuó en los “Thonraketzi” fundados por un cierto Smbat en el siglo noveno. Conybeare atribuye a este Smbat una obra, “La Llave de Verdad”, que él ha editado. Ella acepta el Antiguo Testamento y los sacramentos del Bautismo, la Penitencia, y la Eucaristía. Esta obra especialmente ha persuadido a muchos escritores de que los Paliciones fueron gente mucho más maligna. Pero en ningún caso ella representa un gran estadio de su historia, y se disputa si es realmente Pauliciana del todo.

Lo siguiente es aparentemente de la obra Historia de Armenia por Chamich y es de una carta de 1054-1058 D.C. escrita por Gregory Magistros contra los Maniqueos (note que yo he dejado por fuera adiciones del editor/traductor F. Conybeare):

…ellos representan nuestra adoración de Dios como la adoración de un ídolo. Como si nosotros, que honramos la señal de la cruz y las sagradas pinturas, todavía estuviéramos comprometidos en la adoración de demonios.

Aquellos que se oponían a los ídolos e íconos (ver ¿Qué enseñó la primera iglesia acerca de ídolos e íconos?) eran a menudo perseguidos (ver Persecuciones por la Iglesia y el Estado).

De manera interesante, un artículo de La Enciclopedia Católica también admite:

El emperador Alexius Comnenus tiene el crédito de haberle puesto fin a la herejía. Durante una residencia en Philippopolis, él arguyó con ellos y los convirtió a todos, o a casi todos, otra vez a la Iglesia (así su hija: “Alexias”, XV, 9). Desde este tiempo los Paulicianos prácticamente desaparecieron de la historia. Pero ellos dejaron trazas de su herejía. En Bulgaria la secta Bogomila, que duró a través de toda la Edad Media, y se esparció al Occidente en la forma de los Cátaros, Albigenses, y otras herejías Maniqueas, es una continuación del Paulicianismo. En Armenia, también, sectas similares, derivadas de ellos, continuaron hasta nuestro tiempo.

Note que incluso algunos eruditos Católicos Romanos saben que es posible que los Paulicianos fueran los sobrevivientes de un cristianismo temprano y puro y que ellos tuvieron descendientes espirituales que continuaron en el futuro (Alexius Comnenus murió en 1118 D.C. y esencialmente trató con los Paulicianos en Filípolis al final del siglo once), tales como aquellos dentro de la era de Tiátira, como también en los tiempos modernos! Esto, combinado con el relato de Gibbon, apoya la opinión de que una imposición de manos continuó desde el comienzo, a través de todo el final del siglo once y más allá. Los Cátaros fueron también conocidos como ser pacifistas, como también los fieles entre los Paulicianos. Por supuesto hubo muchos llamados por esos nombres que no eran fieles.

Ha habido una larga historia de persecución contra aquellos que mantienen enseñanzas de la Iglesia de Dios. Y los Armenios, incluyendo aquellos que no mantienen más las enseñanzas de la Iglesia de Dios, han sido también perseguidos. La persecución y atroces masacres por los turcos hace un siglo son todavía un tema importante para los Armenios. La persecución de los Armenios en Siria y en otras partes en el siglo 21 es atroz también.

Entre la guerra civil, las armas químicas, asesinatos, muertes, y crímines de guerra, es terrible lo que el pueblo en Siria, Armenia o en otras partes tiene que soportar Ellos, junto con todos nosotros, necesita orar “Venga tu reino” (Mateo 6: 10, KJV).

 

Publicado en: Enseñanzas