La Iglelsia de Dios Universal, la historia, y el diezmo

La Iglesia de Dios Universal, la historia, y el diezmo

Tithing

COGwriter

El sitio anti-COG, que se autodenomina Prohibido por HWA http://www.cogwriter.com/banned-by-hwa.htm, publicó una antigua carta supuestamente escrita por el antiguo miembro de la IDU, Harry Eisenberg, que se oponía al diezmo. Aquí hay algunos extractos:

Fui investigador pagado en el personal de Ambassador College por más de cuatro años. En términos generales, mi trabajo consistió en proporcionar “pruebas” para los conceptos y teorías de mascotas que tenían el Sr. Herbert Armstrong y/o su hijo, Garner Ted. …

En enero de 1973, mi supervisor, Brian Knowles, me preguntó sobre el tema del diezmo. En particular, el Sr. Knowles estaba interesado en saber quién pagó qué a quién y cómo en el antiguo Israel.

Y así comencé un estudio sistemático de la doctrina del diezmo enumerando cada versículo bíblico que de alguna manera se refiere al diezmo. Lo que siguió fue un estudio de comentarios, enciclopedias y varias fuentes históricas. ¡El resultado fue inevitable! Llegué a ver que el concepto de diezmo promulgado por Ambassador College y la Iglesia de Dios Universal era contrario tanto al Antiguo como al Nuevo Testamento.

Las Escrituras dejan en claro que el derecho a recolectar los diezmos se otorgó al sacerdocio levítico a cambio de su servicio en el Templo. No hay evidencia de que este derecho haya sido transmitido a la Iglesia del Nuevo Testamento. …

Harry Eisenberg

¿Pero son todas las afirmaciones en esa carta exactas?

No.

Para los que no están familiarizados, permítanme decirles que la vieja IDU (Iglesia de Dios Universal) enseñó tres diezmos.

Eso fue lo que la Biblia también enseñó.

¿Qué hay de la evidencia histórica?

Bueno, eso está claro: La evidencia histórica respalda la idea de tres diezmos como la antigua IDU enseñaba.

No importa que Harry Eisenberg supuestamente dijera lo contrario.

Note algo que el historiador judío Josephus escribió 1800 años antes del nacimiento de Herbert Armstrong:

“Además de esos dos diezmos, que ya he dicho que deben pagar cada año, el de los levitas, el otro de los festivales, deben traer cada tres años, un tercer diezmo para distribuir a los que lo necesitan” ( Antigüedades de los Judios. Libro IV, Capítulo VIII, Párrafo 22).

Otro escritor secular confirmó esto incluso antes en Tobit 1: 6-8:

“Tomando los primeros frutos y los diezmos de mi producción y las primeras cosechas, se los daría a los sacerdotes, los hijos de Aarón, en el altar. De todos mis productos, les daría una décima parte a los hijos de Leví que ministraban en Jerusalén; una segunda décima que vendería, y yo iría y gastaría los ingresos cada año en Jerusalén; la tercera décima la daría a aquellos a quienes era mi deber “.

Por lo tanto, los diezmos múltiples no eran una invención de Herbert Armstrong y se entendía que existían alrededor de la época de Jesús.

El concepto de segundo y tercer diezmo fue algo que Herbert Armstrong afirmó en su sermón del 17/12/83 y fue una de las verdades que restauró en la era de Filadelfia de la Iglesia de Dios http://www.cogwriter.com/j18.htm. Él afirmó que esta era una de las verdades que la era de Sardis no tenía, pero que al menos una de las eras anteriores de la Iglesia de Dios tenía.

Aquí hay una cita que explica por qué WCG solía creer que al menos parte de la era de Tiatira de la Iglesia pagó múltiples diezmos:

“La división de tres partes de los diezmos pagados a la Iglesia Valdense es significativa. Incluso en el 1500, la misma división continuaba. “El dinero que nos da el pueblo se lleva al consejo general antedicho, y se entrega en presencia de todos, y allí es recibido por la mayoría de los ancianos (los ancianos), y parte del mismo se da a los que son hombres caminantes según sus necesidades, y parte para los pobres “(George Morel, anciano valdense, citado por Lennard,” History of the Waldenses “). 1. Compare esta práctica con Num. 18:21 y Deut. 14: 22-25, 28-29. ¿No es exactamente lo que ordena la Biblia? … La mayoría de los autores han ASUMIDO que los “caminantes” eran los “barbones” que viajaban. Pero SUS gastos habrían sido pagados con el dinero dado a los ancianos, en CADA época del año, por la directa conducta del trabajo – “primer” diezmo y ofrendas. Tenga en cuenta Números 18:21. Lo que Morel luego menciona es un “segundo” diezmo, para aquellos que viajan hacia y desde los festivales – hombres que caminan; y después de eso, el “tercero” para los pobres. Ver la explicación en Deut. 14. Los asistentes a las fiestas que tenían más “segundo diezmo” de lo que necesitaban compartían sus excesos con aquellos que tenían necesidad, ¡Tal como lo hacen hoy! (LECCIÓN 51 (1968) CURSO DE CORRESPONDENCIA BÍBLICA DEL Colegio Ambassador “Y la mujer huyó al desierto, donde tiene un lugar …” Apocalipsis 12: 6).

Por lo tanto, incluso si uno arguye que el diezmo múltiple no es necesariamente un mandato específico en el Nuevo Testamento (los anti-Sabáticos hacen argumentos similares), uno debe reconocer que los diezmos múltiples han sido una práctica y tradición de la verdadera Iglesia de Dios por algún tiempo. Nosotros en la Continuación de la Iglesia de Dios http://www.ccog.org/ enseñamos el primero, segundo y tercer diezmo. Se incluyen más detalles sobre este tema en el artículo ¿El segundo diezmo y el tercer diezmo siguen siendo válidos hoy? http://www.cogwriter.com/3t.htm

La idea del diezmo no era ajena a quienes originalmente profesaban a Cristo.

Judas, que tenía su base en Jerusalén (su hermano Jacobo era el obispo allí), escribió para “contender fervientemente por la fe una vez dada a todos los santos” (Judas 3). Y esta fe entregada habría incluido el diezmo.

El historiador greco-romano Eusebio informó que los primeros quince obispos/pastores de Jerusalén (hasta el año 135 DC) eran judíos circunscriptos que guardaban la ley, etc. (Eusebio. La Historia de la Iglesia, Libro III, Capítulo V, Versos 2, 3. & Libro IV, Capítulo 5, Versículos 2-4, pp. 45, 71). Esto significa que ellos también habrían diezmado y dado ofrendas similares a como lo hicieron los judíos (por un corto tiempo, hacia el 67-71, algunos de los cristianos fieles en Jerusalén huyeron a Pella y luego regresaron).

En el siglo II, las autoridades judías en Tosefta condenaron a los judeo-cristianos y sus diezmos (Tofseta Hullin 2:20, citado en Kessler E. Introducción a las relaciones judeocristianas, Cambridge University Press, 2010, página 79) , lo que indica que se estaba haciendo el diezmo.

Parte del dinero del diezmo aparentemente se usó para financiar misioneros que proclamaban el evangelio. En relación con los primeros uno o dos siglos A.D., tenga en cuenta lo siguiente:

El tipo de cristianismo que primero fue favorecido, luego elevado a liderazgo por Constantino fue el del papado romano. Pero este no era el tipo de cristianismo que primero penetró en Siria, el norte de Italia, el sur de Francia y Gran Bretaña. Los registros antiguos de los primeros creyentes en Cristo en esas partes revelan un cristianismo que no es romano sino apostólico. Estas tierras fueron penetradas por primera vez por los misioneros, no desde Roma, sino desde Palestina y Asia Menor. (Moore, D.V. The Culdee Church, capítulos 3 y 4, y Wilkinson, Our Authorized Bible Vindicated, págs. 25, 26 (Como se cita en Dugger, A History of True Religion, págs. 90-91)

En Palestina, Siria y Asia Menor, las iglesias organizadas en la era apostólica continuaron durante mucho tiempo para ser grandes centros de propagación del Nuevo Camino. (Vender HT. Estudios en la historia de la iglesia primitiva. Compañía F. H. Revell, 1906. Original de la Universidad de Harvard, digitalizada el 24 de marzo de 2008, p. 52)

Los misioneros, muy probablemente, fueron pagados a través de los diezmos de donde se originaron. No es probable que muchos los escucharan si siempre llegaban a lugares quebrados y teniendo que suplicar para comer, etc. Había algún sistema de diezmos y ofrendas en su lugar. Observe que el relato anterior muestra que los misioneros fueron enviados, financiados, por aquellos en Palestina y Asia Menor. Hasta 135 d. C., la Iglesia de Dios en Jerusalén de Judea/Palestina fue dirigida por aquellos que habrían continuado con los diezmos y las ofrendas, y este habría sido el caso en Asia Menor hasta mediados del siglo III.

Además, el apóstol Juan se mudó a Asia Menor; la Biblia dice específicamente que pasó un tiempo en Patmos (Apocalipsis 1: 9). Los registros de la historia indican que Juan fue enviado a Patmos por el emperador Domiciano, y Eusebio registró que: “Después de la muerte del tirano, regresó de la isla de Patmos a Éfeso también estaba en Éfeso de Asia Menor” (Eusebio. Iglesia, Libro III, Capítulo XXIII, Verso 6, página 56). Según varias fuentes, el apóstol Juan mantuvo las mismas prácticas que los obispos en Jerusalén, por lo tanto, diezmó. El apóstol Juan también advirtió que aquellos que eran verdaderamente cristianos guardarían las mismas prácticas que él mantuvo (1 Juan 2:19).

La historia registra que Policarpo de Esmirna transmitió a sus sucesores “los cánones que aprendió de Juan el apóstol desde su juventud” (Weidman, Frederick W. Polycarp y John: The Harris Fragments and Their Challenge to Literary Traditions. Universidad de Notre Dame Press, Notre Dame (IL), 1999, página 444). La historia también registra que Policarpo y sus sucesores mantuvieron las prácticas “judeo-cristianas” también (Eusebio, La Historia de la Iglesia, Libro V, Capítulo XXIV, Versículos 2-7, página 114). Esta verdadera forma de cristianismo dominó Asia Menor hasta mediados del siglo III (véase Eusebio, La Historia de la Iglesia, Libro VII, Capítulo V, Verso I, página 147).

Dado que hemos visto que los misioneros fueron enviados desde Palestina y Asia Menor, y que aquellos en Jerusalén hasta el año 135 DC, Siria hasta principios del siglo III, y Asia Menor hasta al menos el siglo III dC tenían lo que se llaman prácticas “judeo-cristianas” , el diezmo existía en las eras de Éfeso (Apocalipsis 2: 1-7) y Esmirna (Apocalipsis 2: 8-11) de la Iglesia de Dios.

Observe también que lo siguiente fue escrito a principios de los años 200 por Orígenes de Alejandría (que no era Iglesia de Dios):

Esa gente que fue llamada desde antaño el pueblo de Dios se dividió en doce tribus, y sobre las otras tribus tuvo el orden levítico, que a su vez llevó al servicio de Dios en varios subórdenes sacerdotales y levíticos. De la misma manera, parece que todo el pueblo de Cristo, cuando lo consideramos en el aspecto del hombre oculto del corazón, Romanos 2:29 ese pueblo que es llamado “judío interiormente”, y está circuncidado en el espíritu, tiene de una manera más mística las características de las tribus. Esto puede ser más claramente recabado de Juan en su Apocalipsis, aunque los otros profetas también …

Los de las tribus ofrecen a Dios, a través de los levitas y sacerdotes, diezmos y primicias; no todo lo que poseen lo consideran como diezmo o primer fruto. Los levitas y sacerdotes, por otro lado, no tienen posesiones sino diezmos y primicias; sin embargo, ellos también ofrecen diezmos a Dios a través de los sumos sacerdotes y, creo, también son los primeros frutos. Lo mismo es el caso con aquellos que se acercan a los estudios cristianos. (Origen. Comentario sobre el Evangelio de Juan, Libro I, Capítulos 1,3)

A mediados y finales de los años 200, la apócrifa Constitución Apostólica afirma que el apóstol Matías (Hechos 1:26) respaldó el pago de ofrendas y diezmos de primicias (Constituciones Apostólicas (Libro VIII, Sección IV, Capítulo XXX) Traducido por James Donaldson. De Ante-Nicene Fathers, Vol. 7. Editado por Alexander Roberts, James Donaldson y A. Cleveland Coxe. Buffalo, NY: Christian Literature Publishing Co., 1886. El capítulo 13 de la Didache (un documento del primer o segundo siglo) también parece apoyar esto.

La Enciclopedia de Collier declaró:

“DIEZMO [taith] {O.E. teotha, una décima parte, generalmente definida como la décima parte de frutos y ganancias justamente adquiridas, debida a Dios en reconocimiento de su dominio supremo, y pagada a los ministros de la región. Es una institución de antigüedad indeterminada, siendo común a las religiones israelitas y muchas paganas. Adoptado en principio por la Iglesia cristiana desde tiempos apostólicos … (Enciclopedia de Collier: con bibliografía e índice, Bernard Johnston (M.A.) 1993, ISBN 0029425484, p.336)

La Enciclopedia Católica afirma:

El pago de los diezmos fue adoptado de la Antigua Ley, y los primeros escritores hablan de él como una ordenanza divina y una obligación de conciencia (Fanning, William, Diezmos. The Catholic Encyclopedia., Vol. 14. Nihil Obstat, 1 de julio de 1912. Remy Lafort, STD, Censor. Imprimatur. + John Cardinal Farley, Arzobispo de Nueva York. Robert Appleton Company, 1912. 1 de noviembre de 2012 <http://www.newadvent.org/cathen/14741b.htm>).

El obispo católico y el santo Cipriano del siglo III escribieron sobre el diezmo como una obligación (Plowden, Francis. The Principles and Law of Tithing. C. y R. Baldwin, Londres, 1806, página 60.):

Como esto se dice de todos los hombres, ¿Por qué no deberían estar sujetos a las preocupaciones y compromisos mundanos que, ocupados con cosas divinas y espirituales, no pueden retirarse de la Iglesia y tener ocio para los terrenales y seculares hechos? La forma de la ordenación y el compromiso que los levitas anteriormente observaban bajo la ley, de modo que cuando las once tribus dividieron la tierra y compartieron las posesiones, la tribu levítica, que quedó libre para el templo y el altar, y para los ministerios divinos, no recibió nada de esa parte de la división; pero mientras otros cultivaban el suelo, esa parte solo cultivaba el favor de Dios, y recibía los diezmos de las once tribus, para su alimento y mantenimiento, de los frutos que crecían. Todo lo que fue hecho por la autoridad y el arreglo divino, para que los que esperaban en los servicios divinos no fueran llamados a ningún lado ni se vieran obligados a considerar o realizar negocios seculares. El cual plan y regla se mantiene ahora con respecto al clero, que aquellos que son promovidos por la ordenación clerical en la Iglesia del Señor no pueden ser suspendidos en ningún aspecto de la administración divina, ni estar atados por preocupaciones y asuntos mundanos; pero en honor a los hermanos que contribuyen, recibiendo como décimas partes de los frutos, no pueden retirarse de los altares y sacrificios, sino que pueden servir día y fuerza en las cosas celestiales y espirituales. (Cipriano, Epístola 65, Capítulo 1. Traducido por Robert Ernest Wallis. De Ante-Nicene Fathers, Vol. 5. Editado por Alexander Roberts, James Donaldson y A. Cleveland Coxe. (Buffalo, NY: Christian Literature Publishing Co., 1886.) Revisado y editado para New Advent por Kevin Knight. <Http://www.newadvent.org/fathers/050665.htm>.

Escritores católicos posteriores como Agustín en el cuarto / quinto siglo escribieron que el diezmo era obligatorio:

Agustín [Append. Serm. cclxxcii], cuyas palabras son citadas 16, qu. puedo. Decimae], dice: “Es un deber pagar los diezmos, y quien se niegue a pagarlos toma lo que le pertenece a otro” (Aquinas T. La Summa Theologica de Santo Tomás de Aquino Segunda y Edición Revisada, 1920. Pregunta 87-Diezmos Literalmente traducido por Padres de la Provincia Dominicana Dominicana Edición en línea Copyright © 2008 por Kevin Knight Nihil Obstat. F. Innocentius Apap, OP, STM, Censor. Theol. Imprimatur. Edus. Canonicus Surmont, Vicario Generalis. Westmonasterii. APPROBATIO ORDINIS Nihil Obstat. F. Raphael Moss, OP, STL y F. Leo Moore, OP, STL Imprimatur. F. Beda Jarrett, OP, STL, AM, Prior Provincialis Angliae)

No es que se deba confiar en estas fuentes católicas para una doctrina que contradice las Escrituras, pero su apoyo sugiere que el diezmo fue entendido y no era un concepto extraño entre quienes profesaban a Cristo en los primeros siglos después de la resurrección de Jesús.

Volviendo a la Iglesia de Dios, Jerónimo registró que había personas que decían descender de la Iglesia de Dios que había huido de Pella a Jerusalén, mantenían la “vieja ley” y tenían las prácticas “judeo-cristianas” del sábado y días santos, milenarismo, etc. (Pritz t Nazarene Jewish Christianity. Magnas, Jerusalem, 1988, pp. 58,62,63. Bagatti, Bellarmino. Traducido por Eugene Hoade. La Iglesia de la Circuncisión. Nihil obstat: Marcus Adinolfi. Imprimi potest: Herminius Roncari. Imprimatur: + Albertus Gori, 26 de junio de 1970. Franciscan Printing Press, Jerusalén, p. 202). Por lo tanto, ellos también habrían diezmado. Esto indica que el diezmo todavía estaba vigente hacia el final de la era Smyra de la Iglesia de Dios.

Sugerir que esta era principalmente una doctrina favorita de los Armstrong sin precedentes históricos es errónea.

Aquí hay información sobre un sermón relacionado sobre el diezmo que también incluye numerosas escrituras:

hqdefault

1:17:20

Diezmos y diezmar

¿Deberían los cristianos diezmar? Históricamente, ¿Diezmaron los cristianos? ¿El diezmo bíblico se limitaba a los productos agrícolas? ¿Qué es exactamente un diezmo? ¿Cómo se calcula un diezmo? En los tiempos modernos, ¿Se debe diezmar en sus ingresos brutos o netos? ¿Cómo deberían los asalariados calcular los diezmos? ¿Cómo deberían las personas auto-empleadas calcular los diezmos? ¿Qué hay de las personas jubiladas? ¿Hay diferentes diezmos para diferentes propósitos? ¿Los judíos practicaron el primer, segundo y tercer diezmo? ¿El Nuevo Testamento habla sobre el diezmo? ¿Para qué se usan los diferentes diezmos? ¿A quién deberían los fieles cristianos diezmar?

Aquí hay un enlace al sermón: diezmos y diezmar https://www.youtube.com/watch?v=15G95K21kBA.

Publicado en: Uncategorized