La Fiesta de Trompetas: ¿Por qué debería usted guardarla?

La Fiesta de Trompetas: ¿Por qué debería usted guardarla?

Este artículo contiene una combinación de dos artículos (Sedliacik R. MINIESTUDIO: La Fiesta de Trompetas muestra por qué los cristianos deben retornar, Las Buenas Noticias, junio-julio 1983; Kackos GM. La Fiesta de Trompetas y SU futuro. Las Buenas Noticias, agosto 1982), más otras citas de literatura y muchas escrituras, algunas ediciones, y escritos originales e investigaciones hechas por el Dr. Bob Thiel, también conocido como COGwriter. Un sermón relacionado está disponible: Las advertencias de la trompeta https://www.youtube.com/watch?v=tIHfjCWA4AE.

La Fiesta de Trompetas es en septiembre 13 en 2015, octubre 3 en 2016, septiembre 21 en 2017, septiembre 10 en 2018, septiembre 30 en 2019, septiembre 19 en 2020, septiembre 7 en 2021, septiembre 26 en 2022, septiembre 16 en 2023, y octubre 3 en 2024. (Su observancia comienza en la noche anterior en la fecha del calendario romano y va hasta la puesta del sol de la fecha del calendario romano que se muestra).

¿Debería usted prestar atención a ello? ¿Apunta ello a alguna cosa en el Nuevo Testamento? ¿Hay advertencias de trompetas en el Antiguo y en el Nuevo Testamento?

La mayoría de quienes se dicen cristianos creen que los Días Santos de Dios, incluyendo la Fiesta de Trompetas, se “acabaron”. Algunos dicen que ellos eran algún tipo de sombra de cosas (Colosenses 2: 16-17), pero que ellos no necesitan ser observados hoy:

16 Por lo tanto ningún hombre los juzgue a ustedes en comida, o en bebida, o con respecto a un día santo, o de la luna nueva, o de los días de Sabbath: 17 Los cuales son una sombra de cosas por venir; pero el cuerpo es de Cristo (Colosenses 2: 16-17, KJV).

(Nota: La palabra ‘es‘ arriba está en itálicas en la KJV para mostrar que ella fue añadida y NO es parte de la escritura original griga. Más sobre esta mala traducción está incluído en el artículo ¿Qué leyes se acabaron? ¿Cuáles quedan? http://www.cogwriter.com/lawsdoneaway.htm)

Aunque la mayoría acepta y entiende que la Pascua http://www.cogwriter.com/passover.htm representó el sacrificio de Jesús nuestra Pascua (1 Corintios 5: 7) y que la iglesia del Nuevo Testamento comenzó en Pentecostés http://www.cogwriter.com/pentecost.htm c. 31 D.C. (Hechos 2: 1-40), ellos no consideran que puesto que lo que los Días Santos de Otoño representan no ha sido cumplido todavía, que ellos también deberían ser guardados. Esto es algo extraño puesto que ellos hipotéticamente guardan la Pascua, no sabiendo que lo que es llamado ahora Easter http://www.cogwriter.com/easter.htm [Pascua de resurrección] se suponía ser la Pascua y ellos de alguna manera guardan Pentecostés, si bien ellos no entienden su pleno significado.

La opinión que la mayoría tiene está basada más en tradiciones de hombres http://www.cogwriter.com/tradition.htm que en la Biblia. Pero note que la Biblia enseña que los Días Santos son una sombra de cosas por venir, y aquellos eventos relacionados con los últimos cuatro NO han sucedido todavía!

El Cuarto Festival Anual

La Fiesta de Trompetas es el cuarto de siete festivales anuales de Dios que representan Su plan maestro para reproducirse a Sí mismo. Usted recordará de los anteriores mini-estudios en esta serie que Dios usa las cosechas de primavera y otoño de Palestina como tipos simbólicos de Su “cosecha” espiritual de la humanidad.

Dios concibe Sus festivales de primavera para ilustrar a Su Iglesia cada año que todos aquellos que Él ha llamado a convertirse en Sus hijos engendrados del Espíritu desde la primera venida de Cristo son ahora los “primeros frutos” (Santiago 1: 18 “Por Su propia voluntad Él nos trajo por la palabra de verdad, para que nosotros pudiéramos ser una especie de primeros frutos de Sus criaturas”), el relativamente pequeño comienzo de Su eventual cosecha espiritual de toda la humanidad dentro de su Familia que gobierna el universo.

Luego en el otoño, los festivales de la cosecha mucho más grande de la estación representan a Dios llamando al resto de los billones de la humanidad para salvación y nacimiento en Su gloriosa Familia después del retorno de Cristo.

Dios comienza Sus festivales anuales con la Pascua. Cuando nosotros observamos esta solemne ocasión cada año, a nosotros se nos recuerda que el sacrificio de la Pascua de Cristo (1 Corintios 5: 7 “Por tanto púrguense de la vieja levadura, para que ustedes puedan ser una nueva masa, puesto que ustedes verdaderamente están sin levadura. Pues ciertamente Cristo, nuestra Pascua, fue sacrificado por nosotros”) pagó la pena de nuestros pecados (Romanos 6: 23 “Pues la paga del pecado es muerte, pero el don de Dios es vida eterna en Cristo Jesús nuestro Señor”).

Siguiente, la Fiesta de los Panes sin Levadura nos recuerda a nosotros nuestra continua necesidad de poner a la “levadura” del pecado (1 Corintios 5: 8 “Por tanto guardemos la fiesta, no con vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con el pan sin levadura de sinceridad y verdad) de nuestras vidas y obedecer a Dios.

Luego el día de Pentecostés, el final festival de primavera, es observado como un memorial del envío de Dios del Espíritu Santo (Hechos 2) para espiritualmente engendrar y fortalecer a los primeros frutos del plan de Dios.

Pero los primeros frutos no pueden ser cosechados en la Familia de Dios a menos que ellos hayan “nacido de nuevo”:

3 Jesús respondió y le dijo a él: “Más seguramente, yo le digo a usted, a menos que uno sea nacido de nuevo, él no puede ver el reino de Dios”.

4 Nicodemus le dijo a Él, “¿Cómo puede un hombre nacer cuando él es viejo? ¿Puede él entrar una segunda vez dentro del vientre de su madre y nacer?”

5 Jesús contestó, “Ciertamente, yo le digo a usted, a menos que uno sea nacido del agua y del Espíritu, él no puede entrar en el reino de Dios. 6 Lo que es nacido de la carne es carne, y lo que nace del Espíritu es espíritu. 7 No se maraville de que yo le diga a usted, ‘Usted debe nacer de nuevo’. 8 El viento sopla adonde él quiere, y usted oye el sonido del mismo, pero usted no puede decir de dónde viene ni adónde va él. Así es todo el que es nacido del Espíritu.” (Juan 3: 5-8)

Los ‘nacidos de nuevo’ son resucitados y cambiados en espíritu (ver también Nacido de nuevo: ¿Una cuestión de semántica? http://www.cogwriter.com/born.htm). Y esa resurrección no ocurrirá hasta que Jesucristo aparezca de nuevo a la última trompeta de Dios, que nos lleva a nosotros al cuarto festival (Pascua, Panes sin Levadura, Pentecostés, son los tres primeros).

La Fiesta de Trompetas es parte del Plan de Dios

La Fiesta de Trompetas retrata un evento crucial en el plan de Dios. Ella no sólo retrata la venida de Cristo para resucitar a los primeros frutos de la muerte, ella también representa el terrible tiempo de guerra justo por delante y la intervención de Jesucristo para salvar a los vivos de la total aniquilación y establecer el Reino de Dios sobre la tierra. Entendamos exactamente cómo se ajusta este festival dentro del gran plan maestro de Dios.

¿Cuándo ha de ser observado el cuarto festival anual?

23 Entonces el Señor habló a Moisés, diciendo, 24 “Habla a los hijos de Israel, diciendo: ‘En el séptimo mes, en el primer día del mes, ustedes tendrán un descanso de Sabbath, un memorial de sonido de trompetas, una santa convocación. 25 Ustedes no harán ningún trabajo usual en él; y ustedes ofrecerán una ofrenda hecha en fuego al Señor.’” (Levítico 23: 23-25 http://biblia.com/bible/kjv1900/Lev.%2023.23-25)

¿Este otro Sabbath anual de descanso del trabajo regular de uno? Versículos 24-25

El número siete en el plan de Dios significa completitud y perfección. El séptimo mes del calendario de Dios contiene los finales cuatro festivales, describiendo la completación del gran plan maestro de Dios para la humanidad. El festival que cae en el primer día de este mes marca el comienzo de los eventos finales en el plan de Dios.

Note también que él iba a ser un memorial de sonido de trompetas. Versículo 24

Es de esta ceremonia que la Fiesta de Trompetas toma su nombre. Hay una gran parte de significado simbólico vinculado con el sonido de estas trompetas, especialmente con respecto al tiempo del fin en el cual nosotros estamos viviendo ahora. Debería anotarse que el nombre judío moderno para esta fecha, Rosh Hashanah, no es bíblico ni incluso original para los judíos. Eso fue algo que ellos adoptaron centurias después de que Dios lo diera a ellos:

“Rosh Hashana, que literalmente significa cabeza del año” no {fue} llamado Rosh Hashanah hasta los tiempos Talmúdicos” (Kramer, Amy J. Rosh Hashana Origins. Copyright © 1998-1999 Everything Jewish, Inc. http://www.everythingjewish.com/RoshH/RH_origins.htm 9/16/04).

(El tiempo del desarrollo primario del Talmud fue 70-500 D.C.)

Es un tiempo para aprender los caminos de Dios y regocijarse:

1 Entonces todo el pueblo se reunió como un solo hombre en la plaza que está frente a la puerta de las Aguas. Y dijeron al escriba Esdras que trajese el libro de la Ley de Moisés, que Jehovah había dado a Israel. 2 El primer día del mes séptimo, el sacerdote Esdras trajo la Ley ante la congregación de hombres y mujeres, y de todo el que era apto para entender lo que oía. 3 Y leyó el libro desde el alba hasta el medio día, frente a la plaza que está ante la puerta de las Aguas, en presencia de hombres, de mujeres y de cuantos podían entender. Y los oídos de todo el pueblo estaban atentos al libro de la Ley. (Nehemías 8: 1-3)

9 Nehemías, que era el gobernador, el sacerdote y escriba Esdras y los levitas que enseñaban al pueblo decían a todo el pueblo: —¡Este es un día santo para Jehovah vuestro Dios! No os entristezcáis ni lloréis. Porque todo el pueblo lloraba al oír las palabras de la Ley. 10 Luego les dijo: —Id, comed ricos manjares, bebed bebidas dulces y enviad porciones a los que no tienen nada preparado, porque éste es un día santo para nuestro Señor. No os entristezcáis, porque el gozo de Jehovah es vuestra fortaleza. 11 Los levitas hacían que todo el pueblo guardara silencio, y decían: —Callad, porque el día es santo; no os entristezcáis. 12 Así todo el pueblo se fue a comer y a beber, a enviar porciones y a regocijarse con gran alegría, porque habían entendido las palabras que les habían enseñado. (Nehemías 8: 9-12)

Regocíjese, a pesar de sus imperfecciones y guarde este día.

Aquí está más información acerca de él:

1 “El primer día del mes séptimo tendréis una asamblea sagrada; no haréis ningún trabajo laboral. Este será para vosotros día de tocar las trompetas con estrépito. 2 “Como holocausto de grato olor a Jehovah ofreceréis un novillo, un carnero y siete corderos de un año, sin defecto. 3 Su ofrenda vegetal será de tres décimas de un efa de harina fina amasada con aceite por el novillo, dos décimas por el carnero, 4 y una décima por cada uno de los siete corderos; 5 y un macho cabrío como sacrificio por el pecado, para hacer expiación por vosotros, 6 además del holocausto del mes y de su ofrenda vegetal, y del holocausto continuo y de su ofrenda vegetal y sus libaciones, que conforme a lo establecido se ofrecen como grato olor, ofrenda quemada a Jehovah. (Números 29: 1-6)

El término sonido de trompetas es teruw’ah (Strong’s #8643). La Biblia judía traduce esa palabra como shofar allí y el Tanakh dice que es un cuerno. En el Salmo 81, la palabra actual shofar (Strong’s #7782) es usada:

3 Tocad la corneta en luna nueva; en luna llena, por nuestra solemnidad. 4 Porque estatuto es de Israel, ordenanza del Dios de Jacob. (Salmos 81: 3-4)

Históricamente, nosotros hemos hecho que nuestro hijo más joven sople una trompeta de plástico en este día. Nosotros a veces escucharemos los sonidos de un Shofar que hoy en día puede ser escuchado en el Internet para recordarnos a nosotros que Dios tiene muchas advertencias de trompetas.

Las trompetas eran sonadas para anunciar las fiestas solemnes de Dios, como también para convocar al pueblo de Dios a una asamblea:

1 Jehovah habló a Moisés diciendo: 2 “Hazte dos trompetas de plata; las harás modeladas a martillo. Y te servirán para convocar a la congregación y para poner en marcha los campamentos. 3 Cuando se toque con ambas, se reunirá ante ti toda la congregación a la entrada del tabernáculo de reunión. … 10 En el día de vuestro regocijo, es decir, en vuestras solemnidades y en vuestros días primeros de mes, tocaréis las trompetas en relación con vuestros holocaustos y con vuestros sacrificios de paz. Y os servirán de memorial en la presencia de vuestro Dios. Yo, Jehovah, vuestro Dios.”(Números 10: 1-3, 10)

Las trompetas también eran sonadas como una alarma de ejércitos invasores e inminente guerra:

9 “Cuando en vuestra tierra vayáis a la guerra contra el adversario que os hostilice, tocaréis con estrépito las trompetas. Y seréis recordados por Jehovah vuestro Dios, y seréis librados de vuestros enemigos. (Números 10: 9)

19 ¡Ay, mis entrañas, mis entrañas! Me duelen las paredes de mi corazón. Se conmociona mi corazón dentro de mí. No callaré, oh alma mía, porque lo que has oído es el sonido de la corneta, el pregón de guerra. 20 Quebranto sigue a quebranto, porque toda la tierra es devastada. ¡De repente son devastadas mis moradas; en un momento, mis tiendas! (Jeremías 4: 19-20)

2 “Oh hijo de hombre, habla a los hijos de tu pueblo y diles: ‘Cuando yo traiga espada sobre la tierra, y el pueblo de la tierra tome a un hombre de su territorio y lo ponga como centinela, 3 si él ve venir la espada sobre la tierra y toca la corneta para advertir al pueblo, 4 cualquiera que oye el sonido de la corneta y no se deja advertir, y al llegar la espada se lo lleva, su sangre caerá sobre su propia cabeza. 5 El oyó el sonido de la corneta, pero no se dejó advertir, su sangre caerá sobre él. Pero si se hubiera dejado advertir, habría librado su vida. 6 Sin embargo, si el centinela ve venir la espada y no toca la corneta, de modo que el pueblo no es advertido, si viene la espada y se lleva a alguno de ellos, éste es llevado por causa de su pecado, pero yo demandaré su sangre de mano del centinela.’ (Ezequiel 33: 2-6)

Las trompetas eran usadas como una alarma de guerra. Este aterrador sonido llenaba a la gente de la antigua Israel de temor, porque ellos sabían que el horror de la guerra era inminente. Es esta advertencia de guerra lo que pone aparte a la Fiesta de Trompetas de los demás Días Santos de Dios.

¿Quién estaba comisionado por Dios para sonar estas trompetas?

8 Los hijos de Aarón, los sacerdotes, sonarán las trompetas; y estas serán para ustedes una ordenanza por siempre a través de todas sus generaciones. (Números 10: 8)

Los sacerdotes de Dios en el Antiguo Testamento eran los hijos de Aarón. Hoy, Jesucristo es nuestro Sumo Sacerdote espiritual (Hebreos 6: 20 “donde el precursor ha entrado por nosotros, acaso Jesús, habiendo venido a ser Sumo Sacerdote por siempre de acuerdo al orden de Melquisedec”).

Note que Dios ha ordenado a Sus “atalayas” –Sus ministros– advertir a la gente de sus pecados:

7 “A ti, oh hijo de hombre, te he puesto como centinela para la casa de Israel. Oirás, pues, la palabra de mi boca y les advertirás de mi parte. 8 Si yo digo al impío: ‘Impío, morirás irremisiblemente’, y tú no hablas para advertir al impío de su camino, el impío morirá por su pecado; pero yo demandaré su sangre de tu mano. 9 Pero si tú adviertes al impío de su camino para que se aparte de él, y él no se aparta de su camino, él morirá por su pecado; pero tú habrás librado tu vida. (Ezequiel 33: 7-9)

¿Van ellos a levantar sus voces como trompetas?

1 “¡Proclama a voz en cuello! No te contengas; alza tu voz como corneta. Denuncia ante mi pueblo su transgresión, y a la casa de Jacob su pecado. (Isaías 58: 1)

¿Hay una obra haciendo esto ahora? Sí! (Mire también, por ejemplo, Policía de pens ento, Donald Trump, juez de Kentucky, y el próximo Hambre de la Palabra ht* ://www.cogwriter.com/news/prophecy/thought-police-donald-trump-kentucky-judge-and-the-coming-famine-of-the-word/, mire también Vé, pone un Atalalaya https://www.youtube.com/watch?v=zkWIPOLZPtY.)

¿Iba a haber una Obra en estos últimos días que estaría predicando un mensaje especial al mundo? ¿Cuál es ese mensaje?

14 Y este evangelio del reino será predicado en todo el mundo para testimonio a todas las razas, y luego vendrá el fin. (Mateo 24: 14)

¿Está ocurriendo eso hoy? Sí. (Ver también La fase final de la Obra http://www.cogwriter.com/final-phase-of-the-work.htm y Preparándose para la ‘Corta Obra’ y el Hambre de la Palabra http://www.cogwriter.com/short-work.htm.)

Note cuándo dijo Jesús que el próximo Reino de Dios sería establecido:

3 Estando él sentado en el monte de los Olivos, sus discípulos se acercaron a él aparte, y le dijeron: —Dinos, ¿cuándo sucederán estas cosas? ¿Y qué señal habrá de tu venida y del fin del mundo? … 6 Oiréis de guerras y de rumores de guerras. Mirad que no os turbéis, porque es necesario que esto acontezca; pero todavía no es el fin. 7 Porque se levantará nación contra nación y reino contra reino. Habrá hambre y terremotos por todas partes. 8 Pues todas estas cosas son principio de dolores. (Mateo 24: 3, 6-8)

31 Así también vosotros, cuando veáis que suceden estas cosas, sabed que el reino de Dios está cerca. (Lucas 21: 31)

Muchos menosprecian enseñar profecía en el siglo 21, y esto también fue profetizado:

1 Amados, ésta es la segunda carta que os escribo. En estas dos cartas estimulo con exhortación vuestro limpio entendimiento, 2 para que recordéis las palabras que antes han sido dichas por los santos profetas, y el mandamiento del Señor y Salvador declarado por vuestros apóstoles. 3 Primeramente, sabed que en los últimos días vendrán burladores con sus burlas, quienes procederán según sus bajas pasiones, 4 y dirán: “¿Dónde está la promesa de su venida? Porque desde el día en que nuestros padres durmieron todas las cosas siguen igual, así como desde el principio de la creación.” 5 Pues bien, por su propia voluntad pasan por alto esto: que por la palabra de Dios existían desde tiempos antiguos los cielos, y la tierra que surgió del agua y fue asentada en medio del agua. 6 Por esto el mundo de entonces fue destruido, inundado en agua. 7 Pero por la misma palabra, los cielos y la tierra que ahora existen están reservados para el fuego, guardados hasta el día del juicio y de la destrucción de los hombres impíos. 8 Pero, amados, una cosa no paséis por alto: que delante del Señor un día es como mil años y mil años como un día. 9 El Señor no tarda su promesa, como algunos la tienen por tardanza; más bien, es paciente para con vosotros, porque no quiere que nadie se pierda, sino que todos procedan al arrepentimiento. 10 Pero el día del Señor vendrá como ladrón. Entonces los cielos pasarán con grande estruendo; los elementos, ardiendo, serán deshechos, y la tierra y las obras que están en ella serán consumidas. 11 Ya que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡qué clase de personas debéis ser vosotros en conducta santa y piadosa, 12 aguardando y apresurándoos para la venida del día de Dios! Por causa de ese día los cielos, siendo encendidos, serán deshechos; y los elementos, al ser abrasados, serán fundidos. 13 Según las promesas de Dios esperamos cielos nuevos y tierra nueva en los cuales mora la justicia. 14 Por tanto, oh amados, estando a la espera de estas cosas, procurad con empeño ser hallados en paz por él, sin mancha e irreprensibles. 15 Considerad que la paciencia de nuestro Señor es para salvación; como también nuestro amado hermano Pablo os ha escrito, según la sabiduría que le ha sido dada. (2 Pedro 3: 1-15)

Pero considere también que el último libro de la Bibia es profecía y que Jesús dio una serie de profecías para el tiempo del fin en Mateo 24 y Lucas 21. Él no habría hecho que ellas fueran registradas si Él no deseara que ellas fueran enseñadas.

Jesús dijo que vendría el tiempo cuando toda la vida humana podría ser destruída de la faz de la tierra:

21 porque entonces habrá gran tribulación como no ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni habrá jamás. nuevo con vosotros en el reino de mi Padre. 22 Si aquellos días no fuesen acortados, no se salvaría nadie; pero por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados. (Mateo 24: 21-22)

La trompeta de advertencia de la III Guerra Mundial (y la IV) está siendo sonada hoy! Ver también III Guerra Mundial: Pasos en progreso http://www.cogwriter.com/wwiii.htm.

Y los ministros fieles de Dis están predicando las buenas nuevas del próximo gobierno de Dios, a ser establecido sobre la tierra a la Segunda Venida de Jesucristo –ver también El Evangelio del Reino de Dios era el énfasis de Jesús y la Primera Iglesia http://www.cogwriter.com/kingdom.htm, La Biblia, Pedro, Pablo, Juan, Policarpo, Herbert W. Armstrong, Roderick C. Meredith, y Bob Thiel sobre el Gobierno de la Iglesia http://www.cogwriter.com/church_governance.htm.

Al mismo tiempo, ellos están advirtiendo al mundo que antes de que el gobierno de Dios sea restaurado, primero deben venir guerras y rumores de guerras como Jesús profetizó, terminando en la más aterradora guerra que este mundo jamás haya experimentado.

Las Primeras Seis Trompetas de Apocalipsis

Nosotros en la Continuación de la Iglesia de Dios http://www.ccog.org/ estamos trabajando para desempeñarnos como ese atalaya de los días modernos hoy (mire también Vé, pon un atalaya https://www.youtube.com/watch?v=zkWIPOLZPtY). Nosotros abiertamente decimos los pecados de la sociedad y cómo los eventos mundiales se están alineando con la profecía apropiadamente entendida –lo que nosotros también explicamos (ver el folleto gratuito en línea ¿En dónde está la verdadera iglesia cristiana hoy? http://www.cogwriter.com/WhereistheTrueChristianChurchToday.pdf y/o el artículo La Era de Laodicea de la Iglesia http://www.cogwriter.com/laodiceachurch.htm).

El séptimo sello, que cubría el rollo o libro de Apocalipsis (Apocalipsis 5: 1-2 “Y yo vi en la mano derecha de Aquel que se sentaba sobre el trono un rollo escrito adentro y en la parte de atrás, sellado con siete sellos. 2 Entonces yo vi a un ángel fuerte proclamar con voz recia, ‘Quién es digno de abrir el rollo y de soltar sus sellos?’?”) reveló a siete ángeles con siete trompetas representando siete colosales eventos sucesivos mundiales. Iba a haber castigos físicos de parte de Dios como advertencias a las naciones a no seguir dentro de los pecados nacionales y personales.

Esto abre las puertas al tiempo del Día del Señor. Aquí está la primera mención de este en las escrituras hebreas:

12 Porque el día de Jehovah de los Ejércitos vendrá contra todo arrogante y altivo, y contra todo el que se ha enaltecido, el cual será humillado. 13 Vendrá contra todos los cedros del Líbano, altos y erguidos, y contra todas las encinas de Basán. 14 Vendrá contra todas las altas montañas y contra todas las colinas elevadas. 15 Vendrá contra toda torre alta y contra todo muro fortificado, 16 contra todas las naves de Tarsis y contra todos los barcos lujosos. 17 La altivez del hombre será postrada; la soberbia del ser humano será humillada. Sólo Jehovah será enaltecido en aquel día, 18 y los ídolos desaparecerán por completo. 19 Los hombres se meterán en las cavernas de las peñas y en las aberturas de la tierra, a causa de la temible presencia de Jehovah y del esplendor de su majestad, cuando se levante para hacer temblar la tierra. 20 En aquel día los hombres arrojarán a los topos y a los murciélagos sus ídolos de plata y sus ídolos de oro que habían hecho para adorarlos, 21 a fin de meterse en las grietas de las rocas y en las hendiduras de las peñas, a causa de la temible presencia de Jehovah y del esplendor de su majestad, cuando Jehovah se levante para hacer temblar la tierra. (Isaías 2: 12-21)

Esto no es algo limitado al Antiguo Testamento.

El libro de Apocalipsis esboza el uso futuro de Dios de las trompetas. Este mensaje es para el mundo entero, y concierne a eventos por delante incluyendo el retorno de Jesucristo, quien pronto retornará para gobernar esta tierra con el gobierno de Dios.

Este mensaje acerca del uso de trompetas por Dios en el tiempo del fin comienza con la apertura, en el cielo, del séptimo sello de Apocalipsis. A siete ángeles les son entregadas siete trompetas para sonar. El sonido de estas trompetas representa la intervención de Dios en los asuntos mundiales justo después de que el mundo haya soportado la ira de Satanás y las señales celestiales.

En cuanto a las trompetas de Apocalipsis, aquí está información sobre las primeras seis trompetas (las itálicas abajo no están en la Biblia, pero fueron añadidas por comentaristas/editores):

8.1 Cuando él abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora. 8.2 Y vi a los siete ángeles que estaban delante de Dios, y les fueron dadas siete trompetas. 8.3 Y otro ángel vino y se puso de pie delante del altar. Tenía un incensario de oro, y le fue dado mucho incienso para que lo añadiese a las oraciones de todos los santos sobre el altar de oro, que estaba delante del trono. 8.4 Y el humo del incienso con las oraciones de los santos subió de la mano del ángel en presencia de Dios. 8.5 Y el ángel tomó el incensario, lo llenó con fuego del altar y lo arrojó sobre la tierra. Y se produjeron truenos y estruendos y relámpagos y un terremoto.

Primera Trompeta: Golpe a la vegetación

8.7 El primero tocó la trompeta. Y se produjo granizo y fuego mezclados con sangre, y fueron arrojados sobre la tierra. Y la tercera parte de la tierra fue quemada, y la tercera parte de los árboles fue quemada, y toda la hierba verde fue quemada.

Segunda Trompeta: Golpe al mar

8.8 El segundo ángel tocó la trompeta. Y algo como un gran monte ardiendo con fuego fue lanzado al mar. Y la tercera parte del mar se convirtió en sangre; 9 y murió la tercera parte de las criaturas vivientes que estaban en el mar, y la tercera parte de los barcos fue destruida.

Tercera Trompeta: Golpe a las aguas

8.10 El tercer ángel tocó la trompeta. Y cayó del cielo una gran estrella, ardiendo como una antorcha; y cayó sobre la tercera parte de los ríos y sobre las fuentes de agua. 8.11 El nombre de la estrella es Ajenjo. Y la tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo, y muchos hombres murieron por las aguas, porque fueron hechas amargas.

Cuarta Trompeta: Golpe a los cielos

8.12 El cuarto ángel tocó la trompeta. Y fue herida la tercera parte del sol, la tercera parte de la luna y la tercera parte de las estrellas, de manera que se oscureció la tercera parte de ellos, y no alumbraba el día durante una tercera parte, y también la noche de la misma manera. 8.13 Miré y oí volar un águila por en medio del cielo, diciendo a gran voz: “¡Ay, ay, ay de los que habitan en la tierra, por razón de los demás toques de trompeta que los tres ángeles aún han de tocar!”

Quinta Trompeta: Las langostas del fondo del abismo

9.1 El quinto ángel tocó la trompeta. Y vi que una estrella había caído del cielo a la tierra, y le fue dada la llave del pozo del abismo. 9.2 Y abrió el pozo del abismo, y subió humo del pozo como el humo de un gran horno; y fue oscurecido el sol y también el aire por el humo del pozo. 9.3 Y del humo salieron langostas sobre la tierra, y les fue dado poder como tienen poder los escorpiones de la tierra. 9.4 Y se les dijo que no hiciesen daño a la hierba de la tierra ni a ninguna cosa verde, ni a ningún árbol, sino solamente a los hombres que no tienen el sello de Dios en sus frentes. 9.5 Se les mandó que no los matasen, sino que fuesen atormentados por cinco meses. Su tormento era como el tormento del escorpión cuando pica al hombre. 9.6 En aquellos días los hombres buscarán la muerte, pero de ninguna manera la hallarán. Anhelarán morir, y la muerte huirá de ellos. 9.7 El aspecto de las langostas era semejante a caballos equipados para la guerra. Sobre sus cabezas tenían como coronas, semejantes al oro, y sus caras eran como caras de hombres. 9.8 Tenían cabello como cabello de mujeres, y sus dientes eran como dientes de leones. 9.9 Tenían corazas como corazas de hierro. El estruendo de sus alas era como el ruido de carros que con muchos caballos corren a la batalla. 9.10 Tienen colas semejantes a las de los escorpiones, y aguijones. Y en sus colas está su poder para hacer daño a los hombres durante cinco meses. 11 Tienen sobre sí un rey, el ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego tiene por nombre Apolión. 9.12 El primer ay ha pasado. He aquí vienen aún dos ayes después de esto.

Sexta Trompeta: Los ángeles del Éufrates

9.13 El sexto ángel tocó la trompeta. Y oí una voz que salía de los cuatro cuernos del altar de oro que estaba delante de Dios, 9.14 diciendo al sexto ángel que tenía la trompeta: “Desata a los cuatro ángeles que han estado atados junto al gran río Eufrates.” 9.15 Fueron desatados los cuatro ángeles que habían estado preparados para la hora y día y mes y año, para que matasen a la tercera parte de los hombres. 9.16 El número de los soldados de a caballo era de dos miríadas de miríadas; yo escuché el número de ellos. 9.17 Y de esta manera, vi en la visión los caballos y a los que cabalgaban en ellos, que tenían corazas color de fuego, de jacinto y de azufre. Las cabezas de los caballos eran como cabezas de leones; y de sus bocas salía fuego, humo y azufre. 9.18 La tercera parte de los hombres fueron muertos por estas tres plagas: por el fuego, el humo y el azufre que salían de la boca de ellos. 9.19 Pues el poder de los caballos está en sus bocas y en sus colas. Porque sus colas son semejantes a serpientes, y tienen cabezas con las cuales hieren. (Apocalipsis 8: 1-3, 9: 1-19)

Así, un montón de trompetas son sonadas en el Libro de Apocalipsis, y un montón eran sonadas en la Fiesta de Trompetas (Levítico 23: 24) –con esperanza muchos pueden ver la conexión.

Note lo que sucede cuando las primeras cuatro trompetas son sonadas: Al sonido de la primera trompeta fuego sobrenatural quemará el pasto y una tercera parte de los árboles de la tierra. Al sonido de la segunda trompeta Dios matará un tercio de la vida marina. La gente no navegará ya más libremente los océanos. Cadáveres hinchados, apestosos, de criaturas muertas del mar abundarán.

Después de esto, una tercera parte es sonada y un tercio del agua dulce de la tierra se volverá amarga. ¿El resultado? La muerte de muchos humanos. Finalmente una cuarta trompeta es sonada, y un tercio de la luz del sol, la luna, y las estrellas será eliminada (versículos 7-12).

Estas terribles plagas son liberadas sobre la tierra por un Dios justo, enfurecido, quien será forzado a sacudir a la humanidad carnal y rebelte para traerla a sus sentidos!

Nosotros vamos ahora a las plagas de las tres trompetas finales o “ayes” (Apocalipsis 8: 13 http://biblia.com/bible/kjv1900/Rev.%208.13).

Cuando la quinta trompeta es sonada, el fondo del abismo es abierto (Apocalipsis 9: 1-11). Lo que emerge es el poder de la bestia descrito en Apocalipsis 17: 8-14, la final resurrección del ‘Sacro Imperio Romano’. Esta bestia tendrá al mundo atrapado en su sistema político y religión babilónica satánicamente inspirados. Y con la sexta trompeta, los ángeles que van a matar a un tercio de la humanidad son soltados.

Y no obstante, por increíble que ello pueda parecer, a pesar de las plagas de las trompetas, la humanidad todavía no se arrepentirá:

20 Los demás hombres que no fueron muertos con estas plagas ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos, para dejar de adorar a los demonios y a las imágenes de oro, y de plata, y de bronce, y de piedra, y de madera, las cuales no pueden ver, ni oír, ni caminar. 21 Tampoco se arrepintieron de sus homicidios, ni de sus hechicerías, ni de su inmoralidad sexual, ni de sus robos. (Apocalipsis 9: 20-21)

La séptima trompeta es también una advertencia

Ahora, la trompeta más importante, en un sentido, podría ser considerada ser la última, la séptima. Aquí está lo que Apocalipsis 11 enseña (de nuevo, las itálicas no están en la Biblia, sino que son añadidas por comentaristas/editores):

Los testigos asesinados

11.7 Cuando hayan concluido su testimonio, la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos, los vencerá y los matará. 11.8 Y sus cadáveres estarán en la plaza de la gran ciudad que simbólicamente es llamada Sodoma y Egipto, donde también fue crucificado el Señor de ellos. 11.9 Y por tres días y medio, la gente de los pueblos y de las razas y de las lenguas y de las naciones miran sus cadáveres; y no permiten que sus cadáveres sean puestos en sepulcros. 11.10 Y los habitantes de la tierra se gozan sobre ellos y se alegran. Y se enviarán regalos unos a otros, porque estos dos profetas habían sido un tormento para los habitantes de la tierra.

Los testigos resucitados

11.11 Después de los tres días y medio el aliento de vida enviado por Dios entró en ellos, y se levantaron sobre sus pies. Y un gran temor cayó sobre los que los veían. 11.12 Oyeron una gran voz del cielo que les decía: “¡Subid acá!” Y subieron al cielo en la nube, y sus enemigos los vieron. 11.13 Y en aquella hora se produjo un gran terremoto, y cayó la décima parte de la ciudad. Murieron por el terremoto 7.000 hombres, y los demás estaban aterrorizados y dieron gloria al Dios del cielo. 11.14 Ha pasado el segundo ay. He aquí el tercer ay viene pronto. (Apocalipsis 11: 7-14)

Note que un tercer ay va a venir. Apocalipsis 11 continúa con:

Séptima Trompeta. El Reino proclamado

11.15 El séptimo ángel tocó la trompeta. Y en el cielo se oyeron grandes voces que decían: “El reino del mundo ha venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo. El reinará por los siglos de los siglos.” 11.16 Y los veinticuatro ancianos, que estaban sentados en sus tronos delante de Dios, se postraron sobre sus rostros y adoraron a Dios 11.17 diciendo: “Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, que eres y que eras, porque has asumido tu gran poder, y reinas. 11.18 Las naciones se enfurecieron, pero ha venido tu ira y el tiempo de juzgar a los muertos y de dar su galardón a tus siervos los profetas y a los santos y a los que temen tu nombre, tanto a los pequeños como a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra.” 11.19 Y fue abierto el templo de Dios que está en el cielo, y se hizo visible el arca de su pacto en su templo. Entonces estallaron relámpagos, voces, truenos, un terremoto y una fuerte granizada.

El venidero Reino de Dos es algo de lo que Jesús desea que Sus siervos proclamen ahora y luego vendrá el fin (Mateo 24: 14).

Aunque esto son buenas noticias para los cristianos, muchos en el mundo no pensarán así. Lo que está asociado con la séptima trompeta es el tercer ay!

Jesucristo retornará en poder y resplandeciente gloria para tomar control de su mundo (Apoc. 19: 11-21) y los santos serán resucitados a vida eterna para gobernar con Cristo (1 Cor. 15: 51-52, Apoc. 5: 10).

Estos son aquellos cuyo nombre está escrito en el Libro de la Vida. El apóstol Pablo escribió:

3 Sí, y a ti también, fiel compañero, te pido que ayudes a estas hermanas que lucharon junto conmigo en el evangelio, también con Clemente y los demás colaboradores míos, cuyos nombres están en el libro de la vida. (Filipenses 4: 3).

Note también:

22 Más bien, os habéis acercado al monte Sion, a la ciudad del Dios vivo, a la Jerusalén celestial, a la reunión de millares de ángeles, 23 a la asamblea de los primogénitos que están inscritos en los cielos, a Dios el juez de todos, a los espíritus de los justos ya hechos perfectos, (Hebreos 12: 22-23).

Juan registró:

5 De esta manera, el que venza será vestido con vestidura blanca; y nunca borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre y delante de sus ángeles. (Apocalipsis 3: 5)

Así, son los santos los que están escritos en el Libro de la Vida. Y estos santos son aquellos que son resucitados en la última trompeta.

Pero la última trompeta también es una importante advertencia.

Las siete últimas plagas

A pesar de la resurrección del pueblo de Dios, se requerirán las siete últimas plagas, que son parte del resultado de la séptima trompeta, para completar el trabajo de llevar a la humanidad bajo el control de Dios.

Estas plagas finales están descritas en Apocalipsis 16:

1 Entonces oí una gran voz que desde el templo decía a los siete ángeles: “Id y derramad las siete copas de la ira de Dios sobre la tierra.” 2 Fue el primer ángel y derramó su copa sobre la tierra. Y se produjo una llaga dolorosa y maligna sobre los hombres que tenían la marca de la bestia y los que adoraban su imagen. 3 El segundo ángel derramó su copa sobre el mar. Y se convirtió en sangre como de muerto. Y murió todo ser viviente que estaba en el mar. 4 El tercer ángel derramó su copa sobre los ríos y sobre las fuentes de las aguas, y se convirtieron en sangre. 5 Oí al ángel de las aguas decir: “Justo eres tú que eres y que eras, el Santo, porque has juzgado estas cosas. 6 Porque ellos derramaron la sangre de los santos y de los profetas, tú también les has dado a beber sangre, pues se lo merecen.” 7 Y oí al altar decir: “¡Ciertamente, oh Señor Dios Todopoderoso, tus juicios son verdaderos y justos!” 8 El cuarto ángel derramó su copa sobre el sol, y le fue dado quemar a los hombres con fuego. 9 Los hombres fueron quemados con el intenso calor y blasfemaron el nombre del Dios que tiene autoridad sobre estas plagas, pero no se arrepintieron para darle gloria. 10 El quinto ángel derramó su copa sobre el trono de la bestia, y su reino fue convertido en tinieblas. Se mordían las lenguas de dolor 11 y blasfemaron al Dios del cielo por sus dolores y sus llagas, pero no se arrepintieron de sus obras. 12 El sexto ángel derramó su copa sobre el gran río Eufrates, y sus aguas se secaron para que fuese preparado el camino de los reyes del Oriente. 13 Vi salir de la boca del dragón y de la boca de la bestia y de la boca del falso profeta, tres espíritus impuros semejantes a ranas. 14 Pues son espíritus de demonios que hacen señales, los cuales salen a los reyes de todo el mundo habitado para congregarlos para la batalla del gran día del Dios Todopoderoso. 15 “He aquí, yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela y guarda sus vestidos para que no ande desnudo y vean su vergüenza.” 16 Y los congregó en el lugar que se llama en hebreo Armagedón. (Apocalipsis 16: 1-16)

Menciónese que la mayoría de las plagas de las trompetas tuvieron un ante-tipo (fueron precedidas por algo similar históricamente) con las plagas de Egipto (ver Razones, pruebas, y ramificaciones de las Diez Plagas del Éxodo http://www.cogwriter.com/ten-plagues-of-egypt.htm). A pesar de las plagas de Egipto, relativamente pocos egipcios realmente se arrepintieron.

Primero, dolorosas llagas aparecerán sobre aquellos que todavía se sometan a la bestia (Apocalipsis 16: 2). La segunda y la tercera plagas tornan los mares, los ríos y los manantiales de agua en sangre (versículos 3-7).

La cuarta plaga torna al sol normalmente dador de vida en un poder destructor de la vida puesto que el sol calienta a la tierra con temperaturas increíbles. Esta cuarta parte todavía no traerá a la humanidad al arrepentimiento (versículos 8-9). La quinta plaga sumerge al reino de la bestia en oscuridad (versículos 10-11).

Con estas plagas de pesadilla completadas, la humanidad se unirá para combatir a Cristo a Su retorno. Satanás el diablo, trabajando a través de la bestia (el líder militar del tiempo del fin) y el falso profeta (líder religioso) juntarán a “los reyes del oriente” para unirse a los ejércitos que queden del devastado poder de la bestia. El lugar de congregación será Armagedón (versículos 12-16), el sitio de la antigua Megiddo, en el valle de Jezreel cerca de 20 millas al sur del moderno puerto de Haifa. Muchas guerras han sido combatidas en este sitio. Yo lo visité una ez (ver el video Armagedón https://www.youtube.com/watch?v=UXRBlWtC9j8).

El sexto ángel suena y un ejército desde el oriente del Río Éufrates –un ejército de 200 millones de hombres!– emerge, llevando más armas aterradoras.

Pero los esfuerzos combinados de estos poderes inspirados por Satanás no van a prevalecer. La séptima y última plaga sellará su destino. El más poderoso terremoto en la historia ocurrirá. Volcanes dormidos harán erupción. Piedras de granizo que pesan 100 libras (el equivalente moderno de un “talento”) caerán desde los cielos:

17 El séptimo ángel derramó su copa por el aire. Y salió una gran voz del santuario desde el trono, que decía: “¡Está hecho!” 18 Entonces se produjeron relámpagos y estruendos y truenos, y hubo un gran terremoto. Tan fuerte fue ese gran terremoto como jamás había acontecido desde que el hombre existe sobre la tierra. 19 La gran ciudad se dividió en tres partes, y las ciudades de las naciones cayeron. Y la gran Babilonia fue recordada delante de Dios, para darle a ella de la copa del vino del furor de su ira. 20 Toda isla huyó, y las montañas no fueron halladas más. 21 Y del cielo cayó sobre los hombres enorme granizo, como de un talento de peso. Y los hombres blasfemaron a Dios por la plaga del granizo, porque la plaga era grande en extremo. (Apócalipsis 16: 17-21)

El clímax de la batalla de Cristo con estos ejércitos ocurrirá en Jerusalén:

1 “He aquí que viene el día de Jehovah, y tus despojos serán repartidos en medio de ti. 2 Porque yo reuniré a todas las naciones en batalla contra Jerusalén. La ciudad será tomada, las casas saqueadas y las mujeres violadas. La mitad de la ciudad irá en cautividad, pero el resto del pueblo no será eliminado de la ciudad.” 3 Entonces saldrá Jehovah y combatirá contra aquellos pueblos, como combatió en el día de la batalla. 4 En aquel día sus pies se asentarán sobre el monte de los Olivos, que está frente a Jerusalén, al lado oriental. El monte de los Olivos se partirá por la mitad, de este a oeste, formando un valle muy grande, pues la mitad del monte se apartará hacia el norte y la otra mitad hacia el sur. (Zacarías 14: 1-4).

Note algo en Isaías que parece estar relacionado:

4 Un murmullo de multitud se oye sobre los montes, como de mucho pueblo, un rumor de reinos y de naciones congregadas. Jehovah de los Ejércitos pasa revista al ejército para la batalla. 5 Jehovah y los instrumentos de su ira vienen de una tierra lejana, del extremo de los cielos, para destruir toda la tierra. 6 Lamentad, porque cercano está el día de Jehovah; vendrá como destrucción de parte del Todopoderoso. 7 Por tanto, todas las manos se debilitarán, y todo corazón humano desfallecerá. 8 Se llenarán de terror; convulsiones y dolores se apoderarán de ellos. Tendrán dolores como de mujer que da a luz. Cada cual mirará con asombro a su compañero; sus caras son como llamaradas. 9 He aquí que viene el día de Jehovah, implacable, lleno de indignación y de ardiente ira, para convertir la tierra en desolación y para destruir en ella a sus pecadores. 10 Porque las estrellas de los cielos y sus constelaciones no irradiarán su luz. El sol se oscurecerá al salir, y la luna no dará su luz. (Isaías 13: 4-10)

Los ejércitos del mundo que osen combatir contra Jesús que retorna serán derrotados. El gobierno de Dios será restablecido. Aquellos de nosotros que califiquen para ser nacidos dentro de la Familia de Dios comenzarán el proceso de reconstruir el mundo –el camino correcto, esta vez– a través de los seres humanos remanentes.

Los elegidos

¿Serán protegidos aquellos que se vuelvan a Dios de estas plagas de las trompetas?

10 Porque guardaste la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré a la hora de la prueba que ha de venir sobre todo el mundo habitado, para probar a los moradores de la tierra. (Apocalipsis 3: 10)

2 Y vi que otro ángel, subiendo del oriente, tenía el sello del Dios vivo. Y llamó a gran voz a los cuatro ángeles a quienes les fue dado hacer daño a la tierra y al mar, 3 diciendo: “¡No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que marquemos con un sello la frente de los siervos de nuestro Dios!” (Apocalipsis 7: 2-3)

6 Y la mujer huyó al desierto, donde tenía un lugar que Dios había preparado, para ser alimentada allí durante 1.260 días. … 14 Pero le fueron dadas a la mujer dos alas de gran águila, para volar de la presencia de la serpiente, al desierto, a su lugar donde recibe alimento por un tiempo, y tiempos y la mitad de un tiempo. (Apocalipsis 12: 6, 14)

¿Es por causa de estos “elegidos” que Cristo intervendrá en los asuntos mundiales para acortar el tiempo de los grandes problemas de la era del fin y rescatar a la humanidad de la aniquilación nuclear?

22 Si aquellos días no fuesen acortados, no se salvaría nadie; pero por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados. (Mateo 24: 22)

Los “elegidos” de Dios incluyen los primeros frutos de Su gran plan maestro. Ellos son los que Dios ha llamado de este mundo para estar entre la cosecha de los primeros frutos de la divina Familia que Él está creando.

Jesús prometió enviar a Sus ángeles para juntar a Sus elegidos al sonido de una gran trompeta:

30 Entonces se manifestará la señal del Hijo del Hombre en el cielo, y en ese tiempo harán duelo todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria. 31 El enviará a sus ángeles con un gran sonar de trompeta, y ellos reunirán a los escogidos de él de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro. (Mateo 24: 30-31)

Note que el sonido de esta trompeta es el tiempo de la resurrección de los muertos en Cristo:

16 Porque el Señor mismo descenderá del cielo con aclamación, con voz de arcángel y con trompeta de Dios; y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17 Luego nosotros, los que vivimos y habremos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes, para el encuentro con el Señor en el aire; y así estaremos siempre con el Señor. (1 Tesalonicenses 4: 16-17)

El apóstol Pablo también escribió:

50 Y esto digo, hermanos, que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción heredar la incorrupción. 51 He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos, pero todos seremos transformados 52 en un instante, en un abrir y cerrar de ojos, a la trompeta final. Porque sonará la trompeta, y los muertos serán resucitados sin corrupción; y nosotros seremos transformados. 53 Porque es necesario que esto corruptible sea vestido de incorrupción, y que esto mortal sea vestido de inmortalidad. 54 Y cuando esto corruptible se vista de incorrupción y esto mortal se vista de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: ¡Sorbida es la muerte en victoria! (1 Corintios 15: 50-54)

La ÚLTIMA TROMPETA, la séptima, es CUANDO Jesús retorna.

La idea de que Jesús retornará a la final trompeta, durante el tiempo conocido como el Día del Señor, y que los muertos serán levantados entonces, parece haber sido entendida por líderes de comienzos del siglo segundo tales como Policarpo file:///C:/Users/Thiel/Downloads/polycarp.htm y Polícrates file:///C:/Users/Thiel/Downloads/polycrates.htm quienes, respectivamente, escribieron:

Por tanto, ciñendo sus lomos, “sirvan al Señor en temor” y verdad, como aquellos que han dejado las conversaciones vacías, vanas y el error de la multitud, y “creyeron” en Aquel que levantó a nuestro Señor Jesucristo de los muertos, y le dio a Él gloria, “y un trono en Su mano derecha. A Aquel a quien todas las cosas en los cielos y sobre la tierra están sujetas. Aquél a quien todo espíritu sirve. El que viene como el Juez de los vivos y los muertos. Su sangre requerirá Dios de aquellos que no crean en Él. Pero Aquél que lo levantó a Él de los muertos nos levantará también a nosotros, si nosotros hacemos Su voluntad, y caminamos en Sus mandamientos, y amamos lo que Él amaba (Policarpo. Carta a los Filipenses http://www.cogwriter.com/polycarpletter.htm, capítulo II, Padres Ante-Nicenos, Volumen 1, editado por Alexander Roberts & James Donaldson. American Edition, 1885.)

Pues en Asia también grandes luces han caído dormidas, que se levantarán de nuevo en el día de la venida del Señor, cuando él vendrá con gloria desde los cielos, y buscará a todos los santos. (Polícrates. Carta a Víctor como está reportada por Eusebio. Historia de la Iglesia. Libro V, Capítulo 24).

¿Es esta trompeta la séptima y final de las siete presentadas en Apocalipsis 8? Sí. Note algo más acerca de lo que harán entonces aquellos en la primera resurrección:

6 Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección. Sobre éstos la segunda muerte no tiene ningún poder; sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él por los mil años. (Apocalipsis 20: 6)

Muchos Protestantes estarían sorprendidos de que Martín Lutero no aprobaba el milenio y enseñaba contra él. También se enseña oficialmente contra él entre los Ortodoxos Orientales, y aparentemente más vivamente en contra por la Iglesia de Roma. Pero ello sucederá (ver también ¿Enseñaba la Primera Iglesia el Milenarismo? http://www.cogwriter.com/millenarianism.htm).

Adicionalmente, note:

13 Sucederá en aquel día que se tocará una gran corneta, y vendrán los que habían estado perdidos en la tierra de Asiria y los que habían sido desterrados en la tierra de Egipto. Entonces adorarán a Jehovah en el monte santo, en Jerusalén. (Isaías 27: 13)

Jesús viene con el gran sonido de una trompeta (Mateo 24: 31).

La Biblia muestra que el pueblo de Dios estará complacido, pero otros no cuando Jesús retorne:

1 Después de estas cosas, oí como la gran voz de una enorme multitud en el cielo, que decía: “¡Aleluya! La salvación y la gloria y el poder pertenecen a nuestro Dios. 2 Porque sus juicios son verdaderos y justos; pues él ha juzgado a la gran ramera que corrompió la tierra con su inmoralidad, y ha vengado la sangre de sus siervos de la mano de ella.” 3 Y por segunda vez dijeron: “¡Aleluya!” Y el humo de ella subió por los siglos de los siglos. 4 Y se postraron los veinticuatro ancianos y los cuatro seres vivientes y adoraron a Dios que estaba sentado sobre el trono, diciendo: “¡Amén! ¡Aleluya!” 5 Entonces salió del trono una voz que decía: “¡Load a nuestro Dios, todos sus siervos y los que le teméis, tanto pequeños como grandes!” 6 Oí como la voz de una gran multitud, como el ruido de muchas aguas y como el sonido de fuertes truenos, diciendo: “¡Aleluya! Porque reina el Señor nuestro Dios Todopoderoso. 7 Gocémonos, alegrémonos y démosle gloria, porque han llegado las bodas del Cordero, y su novia se ha preparado. 8 Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, resplandeciente y limpio.” Porque el lino fino es los actos justos de los santos. 9 El ángel me dijo: “Escribe: Bienaventurados los que han sido llamados a la cena de las bodas del Cordero.” Me dijo además: “Estas son palabras verdaderas de Dios.” 10 Yo me postré ante sus pies para adorarle, pero él me dijo: “¡Mira, no lo hagas! Yo soy consiervo tuyo y de tus hermanos que tienen el testimonio de Jesús. ¡Adora a Dios! Pues el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía.” 11 Vi el cielo abierto, y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llama Fiel y Verdadero. Y con justicia él juzga y hace guerra. 12 Sus ojos son como llama de fuego. En su cabeza tiene muchas diademas, y tiene un nombre escrito que nadie conoce sino él mismo. 13 Está vestido de una vestidura teñida en sangre, y su nombre es llamado EL VERBO DE DIOS. 14 Los ejércitos en el cielo le seguían en caballos blancos, vestidos de lino fino, blanco y limpio. 15 De su boca sale una espada aguda para herir con ella a las naciones, y él las guiará con cetro de hierro. El pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. 16 En su vestidura y sobre su muslo, tiene escrito el nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES. 17 Vi a un ángel que estaba de pie en el sol, y él gritó con gran voz a todas las aves que volaban en medio del cielo, diciendo: “¡Venid! ¡Congregaos para el gran banquete de Dios! 18 Para que comáis la carne de reyes, de comandantes, y de los poderosos; y la carne de caballos y de sus jinetes; y la carne de todos, tanto de libres como de esclavos, tanto de pequeños como de grandes.” 19 Y vi a la bestia y a los reyes de la tierra y a sus ejércitos, congregados para hacer la guerra contra el que estaba montado sobre el caballo y contra su ejército. 20 Y la bestia fue tomada prisionera, junto con el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con que había engañado a los que recibieron la marca de la bestia y adoraban a su imagen. Ambos fueron lanzados vivos al lago de fuego ardiendo con azufre. 21 Los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que estaba sentado sobre el caballo, y todas las aves se hartaron de la carne de ellos. (Apocalipsis 19: 1-21)

La séptima trompeta es una advertencia, pero muchos no la atenderán.

¿Por qué combatirá la gente contra Jesús que retorna?

Porque Satanás tiene un plan (ver Plan de Satanás http://www.cogwriter.com/satans-plan.htm), y parte de ese plan parece estar registrado en profecías greco-romanas que resultarán en que muchos en el mundo crean que la Bestia y el Falso Profeta son buenos (ver Profecías Católicas: ¿Reflejan, destacan o contradicen ellas las profecías bíblicas? http://www.cogwriter.com/catholicprophecy.htm) y que Jesús es realmente el Anticristo (ver ¿Advierten contra Jesús algunas profecías católicas acerca del Anticristo? http://www.cogwriter.com/catholicprophecyantichrist.htm), pero muchos que dicen estar en la Iglesia de Dios no parecen ya más entender cómo ha usado Satanás profecías no bíblicas como parte de su plan (ver también Plan de Satanás http://www.cogwriter.com/satans-plan.htm).

Si usted guarda los Días Santos bíblicos usted es mucho menos probable que sea engañado como lo será el mundo (cf. 2 Tesalonicenses 2: 9-12).

Los cristianos han guardado la Fiesta de Trompetas

¿Guardaba el apóstol Pablo http://www.cogwriter.com/paul.htm la Fiesta de Trompetas?

Note algunas afirmaciones que él hizo:

17 Aconteció que, tres días después, Pablo convocó a los que eran los principales de los judíos, y una vez reunidos les dijo: —Hermanos, sin que yo haya hecho ninguna cosa contra el pueblo ni contra las costumbres de los padres, desde Jerusalén he sido entregado preso en manos de los romanos. (Hechos 28: 17)

4 Aunque yo tengo de qué confiar también en la carne. Si alguno cree tener de qué confiar en la carne, yo más: 5 circuncidado al octavo día, del linaje de Israel, de la tribu de Benjamín, hebreo de hebreos; en cuanto a la ley, fariseo; 6 en cuanto al celo, perseguidor de la iglesia; en cuanto a la justicia de la ley, irreprensible. (Filipenses 3: 4-6)

Puesto que Pablo guardaba las costumbres de su pueblo, él, también, guardaba todos los Días Santos de otoño incluyendo la Fiesta de Trompetas. Si no, él no podía haber hecho esa declaración que está en Hechos 28: 17 ni el de ser uno sin reproce en cuanto a la ley en Filipenses 3: 4-6.

Algunos pueden preguntarse si después del tiempo de Pablo, los primeros cristianos observaban la Fiesta de Trompetas. Y la respuesta es sí, los cristianos fieles lo hicieron. Y ellos lo hicieron en áreas dominadas por los gentiles.

Por ejemplo, el santo de los católicos http://www.cogwriter.com/catholic.htm, ortodoxos http://www.cogwriter.com/orthodox.htm, y de la Iglesia de Dios, Policarpo de Esmirna http://www.cogwriter.com/polycarp.htm, guardaba los Días Santos de otoño:

Yo daré la narración en orden, llegando de esta manera a la historia del bienaventurado Policarpo… Así él prosiguió la lectura de las Escrituras desde la niñez hasta la vejez, leyendo él mismo en la iglesia; y él se lo recomendó a otros, diciendo que la lectura de la ley y los profetas era el precursor de la gracia, preparando y haciendo derechos los caminos del Señor, que está en los corazones, que son como tabletas en donde ciertoas rudas creencias y concepciones que fueron escritas antes de que viniera el perfecto conocimiento, son a través de la inculcación del Antiguo Testamento, y la correcta interpretación siguiendo a ello, primero suavizadas y niveladas, para que, cuando el Espíritu Santo venga como una pluma, la gracia y gozo de la voz del Evangelio y de la doctrina del inmortal y celestial Cristo pueda ser inscrita en ellos. Y él dijo que ellos no podían de otra manera recibir la impresión del sello que es dado por el bautismo y grabar y exhibir la forma transmitida en ello, a menos que los altibajos fueran primero suavizados y llenadas las partes profundas. ASí también él pensaba que los corazones de los oyentes debían ser suavizados y rendidos a la impresión de la Palabra. Pues él dijo que ello desenvolvía y abría, como puertas cerradas, las mentes de los recién llegados; y de acuerdo al profeta que fue prometido por Dios, Grita fuerte y no te calles, eleva tu voz como una trompeta. ¿Qué debe uno decir, cuando incluso Aquél que era más humilde que todos los hombres también apela y grita en la fiesta de Tabernaculos? Pues está escrito: Y en el último día, el gran día de la fiesta, Jesús se paró y gritó diciendo, si algún hombre tiene sed, venga a Mi y beba. (Pionius, Vida de Policarpo (1889) de J.B. Lightfoot, Los Padres Apostólicos, vol. 3.2, pp. 488-506.)

Policarpo, de acuerdo a lo anterior, parece haber aprobado la estación de los Días Santos de otoño que comienza con la Fiesta de Trompetas, incluye la Fiesta de Tabernáculos, y termina en el Último y Gran Día.

Un documento de final del primero/comienzos del segundo siglo llamado el Didache enseña:

16: 6 Y “entonces aparecerán las señales” de la verdad. Perimro la señal esparcida en el Cielo, luego la señal del sonido de la trompeta, y en tercer lugar la resurrección de los muertos; 7 pero no todos los muertos, sino como fue dicho, “El Señor vendrá y todos sus santos con él.” 8 Entonces el mundo verá al Señor viniendo en las nubes del Cielo.” (Didache. Traducción por K. Lake. En Padres Apostólicos, Kirsopp Lake, 1912, (Loeb Classical Library)).

Aunque eso no prueba que la Fiesta de Trompetas debe haber sido observada, al menos parte del mensaje era entendido por algunos profesantes de Cristo.

En Asia Menor, está registrado que tarde en el siglo cuarto, Juan Crisóstomo condenaba a los profesantes de Cristo que observaban la Fiesta de Trompetas:

Los festivales de los lamentables y miserables judíos están prontos a marchar sobre nosotros uno tras otro en rápida sucesión: La fiesta de Trompetas, la fiesta de Tabernáculos, los ayunos. Hay muchos en nuestras filas que dicen que ellos piensan como nosotros lo hacemos. No obstante algunos de estos están yendo a mirar los festivales y otros se unirán a los judíos guardando sus fiestas y observando sus ayunos. Yo deseo sacar esta perversa costumbre de la Iglesia justo ahora… Si las ceremonias judías son venerables y grandes, las nuestras son mentiras… ¿Odia Dios sus festivales y ustedes comparten en ellos? Él no dijo este o aquel festival, sino todos ellos juntos. (John Chrysostom. Homily I Against the Jews I:5;VI:5;VII:2. Preached at Antioch, Syria in the Fall of 387 AD. Medieval Sourcebook: Saint John Chrysostom (c.347-407) : Eight Homilies Against the Jews. Fordham University. http://www.fordham.edu/halsall/source/chrysostom-jews6.html 12/10/05).

Los perversos e inmundos ayunos de los judíos están ahora a nuestras puertas. Si bien es un ayuno, yo no me sorprendo de que yo lo haya llamado inmundo… Pero ahora que el diablo convoca a sus esposas a la fiesta de Trompetas y ellas voltean un oído a este llamado, ustedes no las restringen a ellas. Ustedes dejan que ellas se enreden a sí mismas en acusación de impiedad, ustedes permiten que ellas sean arrastradas dentro de caminos licenciosos. (John Chrysostom. Homily II Against the Jews I:1; III:4. Preached at Antioch, Syria on Sunday, September 5, 387 A.D.).

Adicionalmente, comentarios de Jerónimo y Epifanio cerca de ese tiempo concernientes a los Cristianos Nazarenos también parecerían apoyar que aquellos que guardaban los Días Santos, tales como la Fiesta de Trompetas, estaban localizados en algunas áreas en ese tiempo (ver Cristianismo Nazareno: ¿Eran los cristianos originales Nazarenos? http://www.cogwriter.com/Nazarene.htm).

Adicionalmente, note que los guardadores del Sabbath en Transilvania en los años 1500s (y probablemene más tarde) guardaban los Días Santos de otoño tales como el Día de Expiación y las Fiestas de Trompetas (llamado Día de Remembranza abajo):

Los Sabatarios se veían a sí mismos como gentiles convertidos …Ellos mantenían los días santos bíblicos … El Día de Expiación era un día de ayuno, si bien ellos enfatizaban que la penitencia es más fácilmente adquirida por una pacífica y tranquila meditación sobre la ley y la vida de uno que por ayunar. El Día de Remembranza (Año Nuevo, que ellos celebraban en el otoño del año) era el día en que ellos daban gracias a Dios especialmente por la creación del universo. (Liechty D. Sabbatarianism in the Sixteenth Century. Andrews University Press, Berrien Springs (MI), 1993, pp. 61-62)

Personas intentando ser fieles a la Biblia han observado la Fiesta de Trompetas y nosotros en la Continuación de la Iglesia de Dios http://www.ccog.org/ continuamos haciendo eso en el siglo 21.

Significado de esta Fiesta

El significado, entonces, de la Fiesta de Trompetas, que ayuda a representar el retorno de Cristo a establecer el Reino de Dios sobre la tierra, es revelado por los varios usos de las trompetas de advertencia a través de toda la Biblia.

El Israel del Antiguo Pacto tenía un limitado, físico entendimiento de la Fiesta de Trompetas. Pero la Era de Filadelfia de la Iglesia de Dios http://www.cogwriter.com/philadelphiachurch.htm entiende, a través de la Palabra de Dios, y con la ayuda del Espíritu Santo de Dios, su comisión para ofrecer a este moribundo mundo esta tremenda buena noticia acerca del futuro. Nosotros vamos a suministrar el sonido de trompeta que da el Evangelio de Jesucristo a este mundo.

El Festival de Trompetas de Dios es tanto un día solemne y un tiempo de regocijo. De una parte, él representa los aterradores eventos mundiales que culminan en guerra que amenazará con la extinción de toda la vida sobre este planeta. Pero, de otro lado, para esos primeros frutos que se han colocado a sí mismos voluntariamente bajo el gobierno de Dios en la Iglesia de Dios ahora, este es también un día de gran regocijo.

La Declaración de Creencias de la Continuación de la Iglesia de Dios http://www.ccog.org/statement-of-beliefs-of-the-continuing-church-of-god/ enseña:

La Fiesta de Trompetas ayuda a representar el sonido de las siete trompetas en el Libro de Apocalipsis anunciando los eventos que tienen lugar durante el ‘Día del Señor’ (Apocalipsis 8, 9, 11: 15-18; 15: 1-8; 16: 1-21; 19: 1-20). Las última trompeta señala la resurrección de los santos, “Pues la trompeta sonará, y los muertos serán levantados incorruptibles, y nosotros seremos cambiados” (1 Corintios 15: 22) “Pues el Señor Mismo descenderá del cielo con un grilto, con la voz de un arcángel, y con la trompeta de Dios. Y los muertos en Cristo se levantarán primero” (1 Tesalonicenses 4: 16). Cada siete años, un año de descanso de la tierra y liberación de deudas comienza con este Día Santo (Levítico 25: 1-7; Deuteronommio 15: 7-11).

Al sonido de la séptima trompeta, cuando Jesucristo retorna, los santos –los primeros frutos del plan de Dios– nacerán dentro de la Familia de Dios! Dios entonces habrá cosechado la más pequeña cosecha espiritual de seres humanos dentro de Su Familia. Ellos comenzarán entonces a ayudar a Cristo a gobernar la tierra y a cosechar la mucho más grande cosecha espiritual durante y después del Milenio. Los últimos tres festivales, a ser cubiertos en los finales tres estudios de esta serie, representan los detalles de cómo será cumplido esto.

Una trompeta será tocada para juntar a Israel de los lugares en los que ellos han estado cautivos. Los israelitas serán traídos a la tierra de Israel para vivir y adorar a Dios (Isa. 27: 12-13).

El finado Herbert W. Armstrong http://www.cogwriter.com/herbertwarmstrong.htm escribió:

A menos que Cristo retorne para resucitar a los muertos, nosotros nunca ganaríamos la vida eterna –si no hay resurrección “Entonces también aquellos que han caído dormidos en Cristo han perecido” (1 Cor. 15: 18). Cristo interviene directamente en los asuntos mundiales a la séptima trompeta (Apoc. 11: 15-19).

Una trompeta es un símbolo de guerra. Él viene en un tiempo de guerra mundial –cuando las naciones están furiosas! Tan pronto como la obra de congregar a los primeros frutos (representada por Pentecostés) sea completada al final de esta presente era, entonces Cristo comenzará a establecer de nuevo el tabernáculo de David (Hechos 15: 16) –para extender Su mano de nuevo la segunda vez para recobrar al remanente de Su pueblo (Isa. 11: 11) –para buscar y encontrar a Sus ovejas perdidas que los ministros de las iglesias han fracasado en buscar y salvar durante este período (Ezeq. 34: 1-14). Note exactamente cuándo tiene lugar esto! “Y llegará a pasar en ese día, que la gran trompeta será sonada, y ellos [Israel] vendrán los que estaban listos para perecer … y adorarán al Señor en el monte santo en Jerusalén” (Isa. 27: 13).

¿Cuándo será juntado Israel? Al sonido de la trompeta –a la Segunda Venida de Cristo. Porque las iglesias han olvidado el Festival de Trompetas, muchos piensan que el retorno de una parte de los judíos a la Tierra Santa y el establecimiento de una nación llamada Israel ahora es el cumplimiento de esta profecía! La directa intervención de Cristo en los asuntos mundiales será el siguiente evento en el plan de redención. Y quizás la gloriosa Segunda Venida ocurrirá, en cualquier año que ella sea, en este mismo día de la Fiesta de Trompetas –¿Quién sabe?

Aunque nosotros no podemos decirlo con certeza, ¿Todavía no podemos nosotros ver esta posibilidad? La crucifixión fue en el día de la Pascua –el mismo día! El Espíritu Santo vino, comenzando la selección de los primeros frutos de la salvación, en el mismo día de Pentecostés. Si no hubieran estado esos 120 discípulos observando este Sabbath anual –si ellos no hubieran estado congregados allí en santa convocación– ¿Podrían ellos haber recibido esa bendición de la presencia interior del Espíritu Santo?

Repetidamente Jesús nos advirtió a nosotros velar, con respecto a Su Segunda Venida! ¿Podría ser posible eso, a menos que nosotros estemos observando la Fiesta de Trompetas, como la Iglesia de Dios del primer siglo estaba observando Pentecostés, que nosotros no estuviéramos listos, o cogidos para reunirnos con Él? Nosotros no sabemos — nosotros no podemos, por supuesto decirlo; pero nosotros hacemos la pregunta. ¿No es posible? Humillémonos y voluntariamente rindámonos a caminar obedientemente en toda la luz. (Armstrong HW. ¿Días Santos Paganos o Días Santos de Dios?)

Una nueva era amanecerá sobre la humanidad — una era llena de felicidad, abundancia y verdadera paz, que el mundo no ha conocido desde la creación.

¿Por qué guardar la Fiesta de Trompetas?

Nosotros deberíamos guardar este día porque eso está ordenado en la Biblia.

Nosotros deberíamos guardar este día porque Jesús, el apóstol Pablo, y los discípulos lo guardaron. Así hicieron otros primeros profesantes de Cristo.

Nosotros deberíamos guardar este día porque él representa la trompeta que suena y las plagas que golpearán al mundo, así que nosotros y el mundo tendremos una advertencia. Nosotros necesitamos creer, atender, y apoyar la proclamación de estas advertencias, tanto ahora como cuando ellas ocurran.

Nosotros deberíamos guardar la Fiesta de Trompetas porque nosotros sabemos que una de las trompetas representa el retorno de Jesucristo y el establecimiento de Su Reino.

La Fiesta de Trompetas no es obsoleta ni se acabó. Dios ha colocado gran significado en ello.

Nosotros quienes esperamos estar en el Libro de la Vida (ver también El Libro de la Vida y la Fiesta de Trompetas) necesitamos repetir que ese significado cada año guardando este Festival. Al hacer eso, nosotros mostramos nuestra obediencia a la Palabra de Dios. Nosotros proclamamos nuestra creencia en los mensajes de advertencia de Dios, el retorno de Jesucristo y la resurrección de los santos. En adición, nosotros nos preparamos a nosotros mismos para la Familia de Dios.

Verdaderamente, Dios ha sido magnánimo al darnos a nosotros este Festival.

Así, por favor guárdelo!

Un sermón relacionado está disponible: Las Trompetas de advertencia.

Thiel B. Feast of Trumpets: Why Should You Keep It? COGwriter (c) 2015 0910 http://www.cogwriter.com/trumpet-plan.htm.

Publicado en: Enseñanzas