Juegos de knock-out: Otra forma de violento “entretenimiento”

Juegos de knock-out: Otra forma de violento “entretenimiento”

COGwriter

Aparentemente no satisfechos con los modernos juegos de tipo de gladiador como el boxeo, “combate final”, y fútbol americano, varios están consiguiendo “entretenimiento” de mirar a la gente llegar y golpear a extraños en un intento por dejarlos a ellos inconscientes de un puñetazo.

Aquí está alguna información acerca de esto:

Un juego de knock-out es una lucha mortal hoy entre los adolescentes de las naciones que resulta en muertes y numerosos daños serios. De acuerdo a “Fox and Friends” en vivo en la mañana del miércoles 20 de nov., 15 Estados están reportando incidentes de knock-out con muertes como resultado de estos puñetazos de knock-out reportados en Siracusa, N.Y., St. Luis, Mo. y Hoboken, N.J., informe el IB Times.

Este juego mortal no deja a nadie de ninguna edad por fuera de los límites. El objeto de este juego es dejar inconsciente a un caminante, quien es un extraño, con un puñetazo. Gente caminando por la calle está recibiendo un puñetazo con los puñetazos proviniendo aparentemente de ninguna parte.

No hay ninguna advertencia, la gente que ha sido víctima de este mortal juego fue escogida simplemente al azar. El objeto es mandar al suelo a una víctima desprevenida a quien se deja inconsciente de un solo golpe.

Algunos de los incidentes han sido grabados en cintas de video y han sido mostrados en línea. http://www.examiner.com/article/knockout-game-teens-punch-random-strangers-to-knock-them-out-some-cases-deadly

Algunos han sido muertos por juegos de knock-out. Ellos también parecen ser una nuev forma de terror desde adentro (cf. Deuteronomio 32: 25; si bien este pasaje probablemente también tendría cumplimiento en conjunción con el Salmo 83: 4-8).

En la antigua Roma, en los juegos de los gladiadores que se llevaban a cabo en el Coliseo, había torneos de gladiadores profesionales, pero también a veces cristianos y otros que no eran luchadores profesionales enfrentaban bestias y otros enemigos para “entretener” las masas.

Que alguien pudiera entretenerse viendo a otros seres humanos ser intencionalmente lesionados es algo indignante. Y es incluso más escandaloso ver cómo es golpeada gente desprevenida.

Hoy, escuché a un comentarista de radio mencionar que él sentía que los “juegos de knock-out” demuestran que los E.U.A. casi han perdido toda su moral. Y aunque la mayoría de los americanos no mira los “juegos de knock-out”, la mayoría parece disfrutar mirar uno o más deportes violentos.

Hace miles de años, Job condenaba a las personas como aquellas involucradas en los juegos de knock-out:

13 Ellos son los que, rebeldes a la luz, Nunca conocieron sus caminos, Ni estuvieron en sus veredas. 14 A la luz se levanta el matador; mata al pobre y al necesitado, Y de noche es como ladrón.15 El ojo del adúltero está aguardando la noche, Diciendo: No me verá nadie; Y esconde su rostro.16 En las tinieblas minan las casas Que de día para sí señalaron; No conocen la luz.17 Porque la mañana es para todos ellos como sombra de muerte; Si son conocidos, terrores de sombra de muerte los toman. 18 Huyen ligeros como corriente de aguas; Su porción es maldita en la tierra; No andarán por el camino de las viñas.(Job 24: 13-18)

La Biblia también enseña:

9 Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.10 El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.(Romanos 13: 9-10)

¿Desean las personas que miran este tipo de salvajismo ser heridas ellos mismo como ocurre a quienes participan en ello?

Considere que “la esperanza de los hipócritas perecerá” (Job 8: 13). Y:

Oh Asiria, el báculo de mi ira, y la vara en su mano es mi indignación. Yo la enviaré contra una nación hipócrita. (Isaías 10: 5-6, KJV).

El Nuevo Testamento también advierte a los critianos contra ser violentos o aprobar a aquellos que lo son (Romanos 1: 28-32).

La historia de la iglesia registra que los primeros cristianos no miraban deportes violentos.Note uno de tales informes de Teófilo de Antioquía escrito quizás en 180 D.C.:

Consideren, por tanto, si aquellos que enseñan tales cosas pueden posiblemente vivir con indiferencia, y estar mezclados en relaciones sexuales ilícitas, o más impíamente todavía, comer carne humana, sobre todo cuando tenemos prohibido ser espectadores de gladiadores, para no ser partícipes y encubridores de asesinatos. Pero tampoco podemos ver los otros espectáculos, para evitar que nuestros ojos y oídos se corrompan, participando en las manifestaciones que allí se cantan. (Teófilo de Antioquía. A Autólico, Libro III, capítulo XV. Traducido por Marcus Dods, A.M. Extraído de Padres Ante-Nicenos, volumen 2, editado por Alexander Roberts & James Donaldson. Edición americana, 1885. Edición Online).

Así, los cristianos no creían que podían ir a mirar deportes violentos tan populares en el siglo segundo

En cuanto hace a la violencia, la Biblia muestra que Dios está contra la violencia y que la destrucción vendrá a causa de ella:

23 Haz una cadena, porque la tierra está llena de delitos de sangre, y la ciudad está llena de violencia. 24 Traeré, por tanto, los más perversos de las naciones, los cuales poseerán las casas de ellos; y haré cesar la soberbia de los poderosos, y sus santuarios serán profanados. (Ezequiel 7: 23-24).  

28 Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; 29 estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; 30 murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, 31 necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; 32 quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican.(Romanos 1: 28-32).

Aunque usted probablemente no aprueba los “juegos de knock-out”, aprueba usted a quienes practican la violencia?

 

Publicado en: Enseñanzas, Letters to the Brethren