¿Deberían los cristianos de Filadelfia ver el Superbowl?

¿Deberían los cristianos de Filadelfia ver el Superbowl?

football

COGwriter

Este próximo domingo se conoce como “Super Bowl Sunday” en los Estados Unidos. La mayoría de los años, el concurso de fútbol americano (que no es lo mismo que el deporte llamado fútbol en Estados Unidos) conocido como el Superbowl es el programa de televisión más visto en los Estados Unidos. Entre 100’000.000-150’000.000 se espera que intencionalmente (en lugar de tal vez ver una noticia sobre el tema) vean al menos algunos de ellos este año, según diversos informes.

¿Deberían los cristianos de Filadelfia ver el Super Bowl?

Tratar el fútbol es peligroso y muchas personas siguen siendo gravemente heridas:

3 de febrero de 2017

Un protocolo de conmoción cerebral fue introducido por primera vez en 2009 por el Comité de cabeza, cuello y columna vertebral de la NFL en un esfuerzo por mejorar la detección de la conmoción. …

Antes de la temporada 2016-2017, la NFL agregó elementos adicionales a su política de conmoción cerebral para asegurar la aplicación del protocolo, es decir disciplinar a los equipos que violan los procedimientos requeridos. …

Mejorar el protocolo para fortalecer la aplicación parecería un movimiento sabio de la NFL. Sin embargo, si los equipos no van a enfrentar penalidades por la mala gestión de la conmoción, plantea serias dudas sobre las intenciones de la Liga en hacer estos cambios.

La historia de la Liga con la gestión de la conmoción ya está tan llena de problemas, y mientras la NFL ha aparecido para hacer esfuerzos positivos en su manejo de las conmociones cerebrales, estas situaciones sólo sugieren que la Liga ha retrocedido. El protocolo debería haber sido aplicado desde su institución, pero no lo fue. Debería haber sido seguido desde que se establecieron medidas disciplinarias para evitar estas situaciones, pero no lo fue. Y la Liga debería haber disciplinado equipos por violar el protocolo para establecer un precedente y fortalecer su política, pero no lo hicieron.

La NFL ha publicado datos de lesiones de la temporada pre-temporada 2016-2017 y la temporada regular. Combinando estos datos, el número de conmociones cerebrales registradas disminuyó un 11,3 por ciento respecto a la temporada pasada. Si bien esto puede parecer una mejora notable, se trata de una disminución con respecto a la temporada anterior, que registró el mayor número de conmociones cerebrales diagnosticadas (275) en los últimos cinco años.

Tener un protocolo de conmoción seguido vagamente, claramente no es suficiente. Http://www.sporttechie.com/2017/02/03/sports/nfl/nfl-concussion-protocol-still-inadequate-after-enhancements-this-season/

¿Deben los cristianos, que forman parte de la iglesia de amor fraternal de Jesús, animar a las personas que causan grandes daños corporales? Note algo del año pasado:

29 de enero de 2016

La NFL dice que las conmociones cerebrales registradas aumentaron un 58 por ciento en los juegos de temporada regular al mayor número en cualquiera de los últimos cuatro años. …

De acuerdo con la NFL, hubo 182 contusiones abiertas desde 2015 juegos de temporada regular, invirtiendo una reciente tendencia a la baja. Hubo 115 en 2014, 148 en 2013 y 173 en 2012.

Hace un año, la liga promocionaba esos descensos como un reflejo de los jugadores cambiar la forma en que juegan.

Los investigadores han estado estudiando una enfermedad parecida a la de Alzheimer llamada encefalopatía traumática crónica, o CTE, que parece estar relacionada con repetidas lesiones en la cabeza y conmociones cerebrales. En septiembre, los médicos dijeron que encontraron evidencia de CTE en 87 de los 91 ex jugadores de la NFL que habían donado sus cerebros a la ciencia después de su muerte.

Se cree que la enfermedad degenerativa proviene de repetidos traumatismos craneales. Puede conducir a pérdida de la memoria, confusión, deterioro del juicio, problemas de control de impulsos, agresión, depresión y, finalmente, demencia progresiva.

Además, encontraron que CTE ha sido identificado en el tejido cerebral de un total de 131 de 165 personas que jugaron fútbol profesionalmente, semi-profesionalmente, en la universidad o en la escuela secundaria antes de morir. Http://www.cbsnews.com/news/nfl-says-concussions-were-way-up-in-2015/

No hay NINGUNA DUDA entre los interesados ​​en la verdad de que el fútbol estadounidense es violento y causa daño a los jugadores, muchos de los cuales son permanentes.

Considere también algo sobre Joe Namath:

Una de las figuras más legendarias en la historia de la NFL entregará un mensaje a los aficionados al fútbol la mañana del Super Bowl XLVIII. El ex mariscal de campo de los New York Jets, Joe Namath, quien garantizó una victoria para su escuadra en el Super Bowl III, reveló el peaje que el fútbol le ha tomado en una entrevista con CBS programada para el aire el domingo.

“He pasado por algunas cosas médicamente. He visto algunas cosas en mi cerebro “, dijo Namath a Rita Braver de CBS Sunday Morning en un breve resumen de la entrevista publicada por adelantado. “Pero he tenido tratamiento, y he mejorado. Nada del cuerpo fue diseñado para jugar al fútbol. Disculpen, ya saben, el fútbol, noestamos diseñados para ello. “Http://www.huffingtonpost.com/2014/02/01/joe-namath-brain-damage-nfl_n_4709018.html

El fútbol causa un gran daño. Nadie tiene excusas para fingir más lo contrario.

Dado que la mayoría de la gente en los EE.UU., en un momento u otro, hizo alguna indirecta de profesar seguir a Jesús, una pregunta relevante puede ser:

¿Desea Jesús que usted vea el Super Bowl?

Jesús, por supuesto, enseñó “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Mateo 22:39), mientras que el apóstol Pablo escribió que “nadie odió nunca su propia carne, sino que la nutre y la cuida” (Efesios 5:29).

La Biblia enseña:

15 No améis al mundo ni a las cosas del mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. 16 Porque todo lo que hay en el mundo, la concupiscencia de la carne, la concupiscencia de los ojos y la soberbia de la vida, no es del Padre, sino del mundo. 17 Y el mundo pasará, y su lujuria; Pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre. (1 Juan 2: 15-17)

¿Cuántos de los que están en los COGs aman los partidos del deporte mundano del fútbol americano y realmente no les importa que causen daño irreparable a sus participantes? ¿No es otra razón por la que algunos lo ven por su deseo de violencia y/o por su aceptación social? Esto no es de Dios.

Los defensores de los deportes más violentos no parecen darse cuenta de que están siendo influenciados por el diablo, que es el príncipe del poder del aire:

1 Y vosotros habéis hecho vivos, los que habéis muerto en vuestros delitos y pecados, 2 en los cuales habéis caminado una vez por el camino de este mundo, según el príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora obra en los hijos de desobediencia , 3 entre los cuales también todos nosotros nos hemos conducido una vez en las concupiscencias de nuestra carne, cumpliendo los deseos de la carne y de la mente, y siendo por naturaleza hijos de la ira, al igual que los otros.

4 Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, 5 cuando estábamos muertos en nuestros delitos, nos hizo vivos con Cristo (por gracia habéis sido salvos), 6 y nos resucitó juntos, y nos hizo sentarnos juntos en los lugares celestiales en Cristo Jesús, 7 para que en los siglos venideros pudiera mostrar las riquezas de su gracia en su bondad hacia nosotros en Cristo Jesús. 8 Porque por gracia sois salvos por la fe, y no por vosotros; Es don de Dios, 9 no de obras, para que nadie se gloríe. 10 Porque somos Su obra, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviéramos en ellas. (Efesios 2: 1-10)

¿Por qué alguien sentiría que Dios mismo toleraría fomentar los deportes violentos como el tipo de “buenas obras” en las que los cristianos deberían participar?

Después de ver las heridas que sufrieron algunos de mis colegas de fútbol americano, no pude conciliar las escrituras con el fútbol americano. Hay mejores maneras para que los cristianos aprendan principios como el trabajo en equipo de otros deportes o actividades que ver la violencia real, como ocurre en el fútbol estadounidense.

También, observe lo que Juan Bautista enseñó a los soldados:

14 Y los soldados le preguntaron, diciendo: ¿Y qué haremos? Y él les dijo: No atenten contra nadie, ni acusen falsamente; Y contentaos con vuestro salario. (Lucas 3:14, KJV)

No podría reconciliarme con mi prójimo como a mí mismo y acariciar mi carne y no hacer violencia a ningún hombre viendo cómo otros lo hacen en un partido de fútbol. Tampoco podría reconciliarlo con lo siguiente:

9 … Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 10 El amor no daña al prójimo; Por lo tanto el amor es el cumplimiento de la ley. (Romanos 13: 9-10)

El Super Bowl hará daño a los participantes en él.

El Nuevo Testamento también advierte a los cristianos de no ser violentos o de aprobar a los que lo son (Romanos 1: 28-32), mientras que la historia registra que los primeros cristianos no miraban deportes violentos. Fíjese en uno de esos informes de Teófilo de Antioquía tal vez escrito alrededor de 180 A.D.:

Consideremos, pues, si los que enseñan tales cosas pueden vivir indiferentemente y mezclarse en relaciones ilegales, o, lo más impío de todos, comen carne humana, sobre todo cuando se nos prohíbe ver espectáculos de gladiadores, participantes y asesinos de asesinos. Pero tampoco podremos ver los otros espectáculos, para que nuestros ojos y oídos no sean contaminados, participando en los enunciados allí cantados. (Theophilus of Antioch, A Autolycus, Libro III, Capítulo XV, Traducido por Marcus Dods, A.M. Extraído de Ante-Nicene Fathers, Volume 2 Editado por Alexander Roberts y James Donaldson, Edición Americana, 1885. Edición en línea)

Por lo tanto, los cristianos no creían que ellos debían ir a ver los deportes violentos tan populares en el segundo siglo.

En el siglo XX, el difunto Herbert W. Armstrong escribió:

La competencia y no la cooperación, es la actitud que Satanás inculca a las mentes humanas. Pero eso no significa que todos los deportes sean erróneos o estén prohibidos. La ley de Dios se basa en el camino de la justicia … La ley básica es el amor, fluyendo hacia Dios por encima de todo, y secundariamente, “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.

Dañar al otro y ganar al hacerlo por sí mismo es una especie de competencia que está equivocada. La hostilidad hacia el otro es pecado …

Dondequiera que un juego de deportes involucre a antagonistas -en actitud hostil para dañar al otro y/o “conseguir” del otro- para obtener lo mejor del otro, entonces entra en juego una actitud dañina, satánica y maligna, y el deporte es malo, no está bien…

El fútbol (fútbol americano) es un deporte violento de contacto corporal. A menudo se juega con una actitud de hostilidad y es peligroso y está plagado de lesiones físicas … El fútbol [soccer] no encarna los mismos males. (Plain Truth, julio-agosto de 1984)

CNN (01/29/2012) tuvo un informe según el cual el jugador americano promedio de la escuela secundaria recibía 650 golpes de subconmoción por temporada, lo que aumentaría el riesgo de daño cerebral de varios tipos.

Como no veo el fútbol americano, no sé cuántos actos violentos son probables en el Super Bowl de este año, pero es probable que el número sea muy alto, y tal vez incluso mucho más si se incluyen pensamientos de violencia (cf. Mateo 5: 21-22).

En mi opinión, la versión de entrada del deporte del fútbol americano es mala (el fútbol de toque yo no lo consideraría inherentemente malo, aunque la actitud sigue siendo un factor posible). Además, ningún cristiano puede realmente defender la forma en que las porristas de fútbol profesional están públicamente vestidas y exhibidas -y presumiblemente algo de cómo serán exhibidas en el juego de Super Bowl de hoy.

En cuanto a la violencia, la Biblia muestra que Dios está en contra de la violencia:

23 ‘Haz una cadena, porque la tierra está llena de crímenes de sangre, y la ciudad está llena de violencia. 24 Por tanto, traeré lo peor de los gentiles, y poseerán sus casas; haré cesar la pompa de los fuertes, y sus lugares santos serán contaminados. (Ezequiel 7: 23-24)

28 Y como a ellos no les gustaba retener a Dios en su conocimiento, Dios los entregó a una mente degradada, para hacer cosas que no son apropiadas; 29 siendo llenos de toda iniquidad, inmoralidad sexual … 30 … violentos, orgullosos, jactanciosos, … 31 … despiadados; 32 los cuales, conociendo el juicio justo de Dios, que los que practican tales cosas son merecedores de la muerte, no sólo hacen lo mismo sino que también aprueban a los que los practican. (Romanos 1: 28-32)

¿Aprueba usted a los que practican la violencia?

Dado que los partidos de fútbol americano, como el Super Bowl, infligen intencionalmente varias heridas, la siguiente escritura apoya la idea de que el fútbol americano no se permitirá en el Milenio:

9 No herirán ni destruirán en todo mi santo monte, Porque la tierra estará llena del conocimiento del Señor como las aguas cubren el mar. (Isaías 11: 9, NKJV)

Mientras que “el amor no daña al prójimo” (Romanos 13: 9), ¿qué hacen los deportes como el fútbol americano?

Hace un tiempo, en la noche anterior al Super Bowl, vi porciones de Christian World News de TBN. Hacia el final, ellos entrevistaron a jugadores en los equipos en el juego programado de Super Bowl de hoy que profesaban a Cristo. Los jugadores, individualmente, básicamente declararon que su fe era más importante que ganar el Super Bowl. Pero ninguno dijo que renunciaría a la violencia, no dañaría a otros, o no participaría en el juego debido a sus frutos negativos.

Además, de la multitud de grupos que profesan a Cristo, parece que sólo un puñado real o relativo o así le dirá a sus miembros que no deben ser fans del fútbol americano. A veces no lo denuncian porque sus líderes son fans, a veces porque tienen miedo de perder miembros y/o dinero, y a veces por todas esas razones.

¿Desea Jesús que usted vea el Super Bowl? ¿Qué hay del apóstol Pablo que advirtió contra la aprobación de la violencia? El mismo apóstol Pablo que dijo imitarlo como él imitó a Cristo (1 Corintios 11: 1) ¿Verían Jesús o el Apóstol Pablo el Superbowl como aficionados al fútbol que animan a un equipo a aplastar al otro equipo?

Tal vez, dirán algunos. Y algunos pueden ridiculizar y/o rechazar lo que he escrito.

Si Jesús mismo observara el Super Bowl, ¿lo vería y esperaría que un equipo se enfrentara a los miembros del otro equipo? ¿O podría verlo, si lo hiciera, para poder hacer comentarios sociales contra la violencia y/o las prioridades distorsionadas de la tierra?

¿Tendría Jesús placer en los seres humanos dañando a otros seres humanos para el entretenimiento?

Esto es algo en lo cual los cristianos, y otros, deben pensar.

Publicado en: Uncategorized