Bautismo de infantes o bendición de los niños pequeños

¿Bautismo de infantes o la bendición de los niños pequeños?

por

COGwriter

Tradicionalmente, la Iglesia de Dios tiene una ceremonia llamada la «bendición de los niños pequeños» en algún punto en el tiempo durante la anual Fiesta de Tabernáculos. Las confesiones greco-romanas tales como los Católicos Romanos, los Ortodoxos Orientales, y el Luteranismo en lugar de ello enseñan el bautismo de infantes.

¿Qué está de acuerdo a la Escritura?

Bautismo de Infantes/niños

De las 100 o más veces que el término Bautista, bautizar, bautizado, etc., son usados en el Nuevo Testamento, nunca hay una sola vez en que infantes o niños jóvenes se mencione específicamente que son bautizados.

No hay ninguna instancia registrada en que el bautismo hubiese sido permitido a menos que hubiese habido algún tipo de arrepentimiento o profesión de fe. La Iglesia Católica Romana (como también otras iglesias, como los Ortodoxos Orientales) entienden eso, pero ellos cambian la práctica para los infantes.

Note lo que el católico llamado Jodocus Tiletanus admitió:

Nosotros no estamos satisfechos con lo que los apóstoles o el Evangelio declaran, sino que decimos que, tanto antes como después, hay diversos asuntos de importancia y peso aceptados y recibidos de una doctrina que NO ESTÁ ESTABLECIDA POR ESCRITO EN NINGUNA PARTE. Pues nosotros bendecimos el agua con la cual bautizamos, y el óleo con el cual ungimos; sí y además de eso, a aquel que es cristianizado. Y (oro por ustedes) DE QUÉ ESCRITURAS hemos aprendido nosotros lo mismo? ¿NO LO TENEMOS NOSOTROS DE UNA ORDENANZA SECRETA Y NO ESCRITA? Y además qué escritura nos ha enseñado a nosotros a engrasar con óleo? Sí, oro por ustedes, de dónde viene, que nosotros rociemos al niño tres veces en esa agua? ¿No procede de esta oculta y no revelada doctrina, que nuestros primeros padres han recibido cerradamente sin ninguna curiosidad, y que observamos todavía? (Harvet, Gentianus. Revisión de las Epístolas, pp. 19B, 20A, Londres 1598, como está citado por Hislop, A. en Las Dos Babilonias, énfasis mío).

Por lo tanto se sabe que el bautismo de infantes no procede de las escrituras y que es algo que entró al Catolicismo de una secreta ordenanza. Adicionalmente, la propia Iglesia Católica enseña lo siguiente acerca del bautismo:

Votos bautismales El nombre popularmente dado a las renunciaciones requeridas de un adulto candidato para el bautismo justo antes de que sea conferido el sacramento. En el caso del bautismo de infantes, ellas son hechas en el nombre del niño por los padrinos (Delany J.F. Transcrito por Janet Grayson. Votos bautismales. La Enciclopedia Católica, volumen II. Publicada en 1907. New York, Robert Appleton Company. Nihil Obstat, 1907. Remy Lafort, S.T.D., Censor. Imprimatur. +John M. Farley, Arzobispo de New York).

1427 Jesús llama a la conversión. Este llamado es una parte esencial de la proclamación del reino: «El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios está cerca; arrepentíos, y creed en el evangelio.» En la predicación de la Iglesia este llamado está dirigido primero a aquellos que todavía no conocen a Cristo y su Evangelio. También, el Bautismo es el principal lugar para la primera y fundamental conversión. Es por la fe en el Evangelio y por el Bautismo que uno renuncia al mal y se gana la salvación, esto es, el perdón de todos los pecados y el regalo de nueva vida. (Catecismo de la Iglesia Católica. Imprimatur Potest +Joseph Cardinal Ratzinger. Doubleday, NY 1995, p. 398).

Sin embargo, puesto que un bebé no puede arrepentirse ni confesar que cree en Cristo, cualquier afirmación hecha por un padrino no puede serle imputada al bebé. Esta es una de las razones más importantes por las cuales el bautismo de infantes no es apropiado. El Catecismo de la Iglesia Católica en cierta forma admite esto cuando afirma:

1231…Por su propia naturaleza el bautismo de infantes requiere un post-bautismal catechumenate. No solo hay una necesidad de instrucción después del Bautismo, sino que también es necesaria para el florecimiento de la gracia bautismal en el crecimiento personal…

1254 Para todos los bautizados, niños o adultos, la fe debe crecer después del Bautismo…

1255 Para que la gracia del Bautismo se revele, la ayuda de los padres es importante. Así también, es el papel del padrino y de la madrina, quienes deben ser firmes creyentes, aptos y listos para ayudar al recién bautizado –niño o adulto– en el camino de la vida cristiana. Esa tarea es una función verdaderamente eclesiástica (officium) (Catecismo de la Iglesia Católica. Imprimatur Potest +Joseph Cardinal Ratzinger. Doubleday, NY 1995, pp. 342, 351).

¿Que es un requerido post-bautismal catechumenate? La afirmación no tiene sentido lógico (puesto que la definición del diccionario de catechumenate no parece significar «padrinos», ella parece significar uno nuevo a la fe en su lugar, lo que es acerca de la misma definición de un catechumen). Más importante, un infante no tiene ninguna fe para comenzar, por lo tanto no tiene la fe para crecer después del bautismo. Un infante es incapaz de arrepentirse y nadie puede arrepentirse por otro (la Biblia, en Filipenses 2: 12 enseña, «trabajad por vuestra propia salvación con temor y temblor»).

En adición, no hay nada en toda la Biblia que sugiera que ningunos «padrinos» son asignados sea a los niños o a los adultos después del Bautismo (tampoco hay ningún ejemplo de bautismo de infantes en toda la Biblia). ¿Cómo puede «el papel del padrino y la madrina» ser una función importante y eclesial si ni siquiera son mencionados en la Biblia? Tampoco son mencionados en ninguno de los primeros escritos cristianos.

De manera interesante, Ireneo dice que los Valentinianos tenían visiones heréticas con respecto al bautismo:

Pero hay algunos de ellos que afirman que es superfluo traer a las personas al agua, sino que mezclando aceite y agua juntos, ellos ponen esta mezcla sobre las cabezas de aquellos que van a ser iniciados, con el uso de algunas de las expresiones semejanates que ya hemos mencionado. Y esto mantienen ellos que es la redención (Ireneo. Adversus Haeres. Libro 1, Capítulo 21, Versículo 4).

No obstante ¿No está esto cerca de lo que se hace hoy en día dentro del Catolicismo Romano, como también de otros grupos, que practican el bautismo de infantes?

La bendición de los niños pequeños es escritural

De otro lado, la Biblia avala el hecho de que puede orarse por y bendecir a los infantes/niños pequeños. Note lo que hizo y dijo Jesús:

Viéndolo Jesús, se indignó, y les dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios. De cierto os digo, que el que no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él. Y tomándolos en los brazos, poniendo las manos sobre ellos, los bendecía. (Marcos 10: 14-16).

Traían a él los niños para que los tocase; lo cual viendo los discípulos, les reprendieron. Mas Jesús, llamándolos, dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios. De cierto os digo, que el que no recibe el reino de Dios como un niño, no entrará en él. (Lucas 18: 15-17).

Entonces le fueron presentados unos niños, para que pusiese las manos sobre ellos, y orase; y los discípulos los reprendieron. Pero Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos. Y habiendo puesto sobre ellos las manos, se fue de allí. (Mateo 19: 13-15).

Es probable que las iglesias del mundo, que han leído los relatos en los evangelios y quizás escuchado de él cuando era llevado a cabo en las primeras COG, puedan haber usado eso como parte de su justificación.

De hecho, cuando yo investigué esto hasta hoy, encontré que la Iglesia Católica se refiere a este pasaje en Lucas 18 & Mateo 19 como parte de su justificación para el bautismo de infantes (ver el artículo Bautismo en La Enciclopedia Católica). Pero tristemente, ellos están confundiendo una ceremonia de bendición con el bautismo.

Ninguno de los niños sobre los cuales Jesús puso sus manos está registrado que hubiese sido sumergido en agua o rociado con agua antes de que Jesús lo hubiese bendecido (lo que es parte de por qué yo pensaba que debería hacer la lista de todos los relatos de los evangelios sobre esto).

Por eso lo que Jesús hizo NO ERA una forma de bautismo de infantes, sino más bien una ceremonia que es retenida por relativamente pocos hoy en día, como aquellos de nosotros en la Continuación de la Iglesia de Dios. Pero extrañamente, aquellos grupos que abrazan el bautismo de infantes no parecen haber conservado esto.

Publicado en: Enseñanzas, Español, Letters to the Brethren