‘A solo un paso de una guerra de comercio global’

‘A solo a un paso de una guerra de comercio global’

GlobalTrade2015

 

COGwriter

Valentin Katasonov de Strategic-Culture.org puso al correo lo siguiente:

Sólo a un paso de una guerra de comercio global

La crisis financiera de 2007-2009 efectivamente terminó el proceso de globalización. En 2015 el comercio mundial súbitamente cayó en más del 10% por primera vez desde 2009. Nada como esto ha sido visto desde la Gran Depresión de los años 1930s. Pero algunos políticos, figuras públicas, eruditos, y periodistas continúan hablando acerca de la globalización como un “objetivo” y un proceso “progresivo”, incluso si bien él ya ha terminado.

El mundo se ha embarcado en una nueva era. …

Donald Trump se subió con agilidad a este carro con eslogans de campaña prometiendo revitalizar la debilitada posición de América en el comercio mundial – dependiendo mayormente de medidas proteccionistas:

Primero – Él pararía las negociaciones para redactar un borrador del Acuerdo de Asociación Transpacífica entre los EE.UU. y la UE y se rehusaría a ratificar el ya firmado Acuerdo de Asociación Trans-Pacífica.

Segundo, él o encontraría una forma de salirse de NAFTA, o revisaría completamente los términos de ese tratado con las otras partes (Canadá y particularmente Méjico)O.

Tercero, él usaría acuerdos bilaterales para enmarcar el comercio americano y las relaciones económicas con el resto del mundo, mientras simultáneamente se movería lejos de una política de regulación multilateral o incluso global del comercio mundial (en la medida en que los EE.UU. ya rehúsan tomar parte en la obra de la WTO).

Cuarto, él revisaría completamente los términos de las relaciones de comercio y económicas con China: Incrementando el típico nivel de derechos de importación sobre bienes chinos a un promedio de 45% y adoptando medidas proteccionistas en conexión con lo que se conoce como la guerra de divisas de Beijing (el artificialmente débil yuan comparado con el dólar de los EE.UU.).

Obviamente la tenaz y precipitada persecución de un programa proteccionista semejante consistentemente podría no sólo empañar las relaciones con muchos de los socios comerciales de Washington, sino que podría incluso desencadenar una guerra de comercio. …

Las mantras proteccionistas de Trump ya están siendo repetidas alrededor del mundo. Los socios comerciales de América están considerando medidas retaliatorias. … Las llamas de una guerra comercial global podrían encendenrse incluso antes de que Donald Trump se mude a la Oficina Oval. … Puntos calientes de guerra comercial aislados que están comenzando a encenderse en diferentes partes del mundo podrían rápidamente converger en una conflagración de guerra comercial singular mayor, global. 12/12/16 http://www.strategic-culture.org/news/2016/12/12/only-one-step-away-from-global-trade-war.html

La idea de que nosotros podríamos estar viendo una guerra comercial no es nueva. Parte de la razón para la II Guerra Mundial fue esencialmente una guerra comercial, que se volvlió una guerra verdadera entre los EE.UU. y Japón.

Hace más de treinta años, Gene Hogberg de la antigua Iglesia de Dios Universal escribió lo siguiente:

Prepárese para la Guerra Comercial

EL período de prosperidad sin precedentes del mundo libre en cuarenta años puede pronto llegar a una brusca parada. El apoyo en los Estados Unidos – la más importante nación comercial en Occidente – para mantener el libre comercio está desmoronándose rápidamente.

En su lugar, hay reverberación de advertencias en los pasillos del Congreso a los socios comerciales para abrir los mercados o enfrentar la retaliación de elevadas tarifas y cuotas. …

El Sr. Reagan está dolorosamente consciente de a dónde podría llevar el proteccionismo sin rienda. Al rechazar recientemente una petición proteccionista de una industria, el Presidente evocó las memorias de la Depresión – la era del Acta Smoot-Hawley. “Algunos de nosotros recordamos los años 1930s, cuando la más destructiva ley de comercio en la historia, el Acta de Tarifas Smoot-Hawley, ayudó a sumergir a esta nacón y al mundo en una década de depresión y desespero”, dijo él a una audiencia de radio. “Desde entonces hasta ahora, si el espíritu de Smoot-Hawley vuelve a asomar su cabeza en el Congreso, si el Congreso crea una depresión – haciendo una ley, yo la combatiré.”

Pero el espíritu se está levantando, y el apoyo para la política de comercio del presidente se está desvaneciendo, incluso desde aquellos adentro de su propio partido.

Lo que hizo Smoot-Hawley

¿Justamente cuán desastrosa fue la ley Smoot Hawley? El devastador papel que ella jugó en la Gran Depresión fue explicado en el número de septiembre 5 del Wall Street Journal, en un artículo escrito por su editor, Robert L. Bartley. “La quiebra del mercado de acciones de 1929 vino en medio del debate en el Congreso sobre las tarifas”, escribió el Sr. Bartley. “Él había pasado el año añadiendo item tras item a la lista de protección. En medio de – 1930 el proyecto Smoot-Hawley se convirtió en ley, con las más altas tarifas en la historia de la nación.” Lo que podría haber sido una corrección ordinaria, continuó el Sr. Bartley, “se convirtió en la Gran Depresión… En cuanto las cuentas internacionales cerraron, la economía mundial se vino abajo.” …

Peligrosos cambios de seguridad

Otros expertos advierten que los líderes políticos americanos – respondiendo a llamados por inmediato alivio competitivo de sus constituyentes – puede estar ignorando otra lección de la Gran Depresión: Que la severa contracción del comercio mundial dio añadido ímpeto a oleadas imperialistas en Asia y Europa, específicamente Japón y Alemania.

Desde 1945 Japón ha escogido el camino mercantil como su sendero al poder, el prestigio y la restauración nacional. Alemania, específicamente la República Federal Alemana, es fuertemente dependiente del comercio mundial, exportando todo un tercio de sus bienes manufacturados.

El acceso al mercado de los EE.UU. es central para las economías del Japón y las otras naciones de la Cuenca del Pacífico, escribe el editor ejecutivo de National Review John McLaughlin, “y por lo tanto quizás para su estabilidad.” Si el proteccionismo toma posición, ¿Qué sucedería al Japón y a Europa Occidental, cuyo corazón económico es Alemania? El proteccionismo, llevando a una guerra comercial encendida, probablemente quebraría las extensas relaciones de defensa conjuntas entre los EE.UU. y sus primarios enemigos en la II Guerra Mundial, ahora aliados por los pasados 40 años.

Los americanos deberían entonces prepararse para atestiguar la emergencia de un Japón armado nuclearmente como también de una Europa unida armada nuclearmente con Alemania como su núcleo. Es dudoso si el público americano y sus representantes elegidos han pensado sobre el probable resultado final de las acciones ahora en camino.

El antiguo líder de la mayoría del Senado Howard H. Baker Jr. hizo sonar esta advertencia: “La desastrosa Acta de Tarifas Smoot-Hawley de 1930 fue apurada a través del Congreso… y se requirieron 14 años y una guerra mundial para enderezar el desorden.” (Hogberg G. Prepárase para una Guerra Comercial! La Pura Verdad, enero 1986)

Aunque el fechado de Gene Hogberg fue prematuro, puede muy bien ser que nosotros veamos algún tipo de guerra comercial.

Adicionalmente, debería anotarse que desde la elección de Donald Trump, Alemania ha discutido la ‘impensable’ idea de que ella necesita sus propias armas nucleares (ver Stellarator de Alemania funcional, Donald Trump, y ‘lo impensable’ http://www.cogwriter.com/news/prophecy/germanys-functional-stellarator-donald-trump-and-the-unthinkable/).

Permanece en mi opinión que problemas de comercio estarán entre los factores que convencerán al final poder de la Bestia europea a atacar a los EE.UU. y a algunos de sus aliados descendientes anglo-sajones.

El hecho de la votación Brexit y la elección de Donald Trump pueden muy bien llevar a los EE.UU. y al Reino Unido a estar más juntos. Y ellos pueden decidir que esto significa que ellos pueden tomar una posición más dura contra las reglas de comercio de Europa, etc.

Pero, no se equivoque sobre este punto, Europa tomará pasos.

Ella tomará pasos diplomáticamente, contractualmente, y militarmente.

La Biblia es clara en que Europa se levantará para la sorpresa básica del mundo como un gran poder militar (Apocalipsis 13: 1-10) y de comercio masivo (cf. Apocalipsis 18).

A la UE no le importan varias posiciones de Donald Trump o la votación Brexit. Una guerra real entre Europa y los EE.UU. (con el Reino Unido básicamente del lado de los EE.UU.) vendrá un día para que Europa tome pasos para ‘eliminar la competencia’ por decirlo así (cf. Daniel 8: 25; 11: 39; Los EE.UU. en Profecía: Las fortalezas más fuertes http://www.cogwriter.com/usa-strongest-fortresses.htm).

Publicado en: Uncategorized